7 Diferencias entre iniquidad y pecado según la biblia

Las diferencias entre iniquidad y pecado según la biblia corresponden a la desobediencia de los principios y mandamientos de Dios. Lo cual enturbia la relación con el Señor, ya que a pesar de que él nos ama, aborrece todo acto de maldad que incumpla con sus preceptos bíblicos establecidos, donde la base fundamental es el amor. Tal como lo revela su palabra:

“Abominación son a Jehová los perversos de corazón; Mas los perfectos de camino le son agradables” (Proverbios 11:20)

El pecado se refiere a la acción en la cual una persona es desobediente pero cuando realiza una mal acción siente remordimiento y se arrepiente. Pero la iniquidad no solamente es actuar en desobediencia, sino que la persona se acostumbra a hacerlo y comienza a verlo como algo normal que ya forma parte de su vida.

Te invito a leer: Qué significa redimir según la Biblia. Reflexiones

Al respecto en la biblia podemos apreciar lo que es la iniquidad y el pecado: “Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad. A causa de la multitud de tus contrataciones fuiste lleno de iniquidad, y pecaste; por lo que yo te eché del monte de Dios, y te arrojé de entre las piedras del fuego, oh querubín protector” (Ezequiel 28:15-18)

Índice De Contenidos

    7 diferencias entre iniquidad y pecado según la biblia

    Para estudiar las diferencias entre estos dos términos es importante conocerlos y poder percatarnos y evitar tales conductas en nuestra vida cotidiana, ya que si queremos alcanzar el reino de los cielos debemos arrepentirnos de corazón para no tener ninguna mancha en nuestras vestiduras. Dentro de las diferencias encontramos las siguientes:

    1.- Iniquidad significa "Lo torcido" y el pecado "errar"

    Etimológicamente el término “iniquidad” significa “Lo torcido” y su objetivo es desviar el rumbo puro, recto y total de Dios en la vida de la persona.

    Por su parte el vocablo “pecado” significa “errar” y es la transgresión voluntaria y consciente de la ley divina. En cuanto a la teología moral se considera pecado a acto malo, o la falta de un acto bueno. Así que el pecado se refiere a todo aquello que se aleja de lo justo y correcto.

    2.- La iniquidad es transferida desde la concepción del embrión y el pecado es lo visible ante Dios y el mundo

    La iniquidad es trasladada desde la concepción del embrión en la manera en la que el bebé está enlazado con su madre mediante el cordón umbilical. Así que la iniquidad se transfiere a través de un cordón espiritual, y éste capta o absorbe todos los pecados adquiridos.

    De esta manera que la iniquidad es la herencia para las próximas generaciones, incrusta todo el legado retorcido y pecaminoso, que le entregará un hombre a sus hijos y estos además, lo corromperán aún más con su propio pecado, y lo entregarán como un legado de maldición a la subsiguiente generación.

     Esto lo podemos apreciar en el libro de Jeremías 17.1 donde dice que “El pecado de Judá está escrito con cincel de hierro y con punta de diamante, esculpido está en la tabla de su corazón…”

    En este sentido, se debe resaltar el hecho de que no solamente Satanás puede interceptar en la vida del hombre debido a su iniquidad, sino que es donde además los juicios de Dios se llevarán a cabo. La iniquidad es lo contrario a la rectitud divina, y por estar desviada de ella, causará con frecuencia una oposición a la rectitud del Señor.

    3.- La iniquidad es el impulso y el pecado es la infracción tras el arrepentimiento

    La iniquidad se refiere a  toda tentación que posee una persona de ir en contra de los mandamientos de Dios. Por lo cual la persona siente una inclinación a hacer lo malo y lo hace de forma muy frecuente, llegando a ser ya parte de su vida, de su rutina. Por lo cual llega un momento en que termina viéndolo como algo normal.

    Puedes leer: El Espíritu de Jezabel. Como Se Manifiesta Y Características

     4.- La iniquidad es mentir constantemente, el pecado puede ser mortal

    Dentro de la iniquidad encontramos que las acciones más frecuentes son las de mentir, tener envidia, codiciar o robar a otras personas. Esto nos aleja de la presencia del Espíritu Santo.

    En cuanto al pecado, existen diferentes tipos dependiendo de la severidad de éste. Encontramos el pecado original que cometió Adán y Eva que puede ser perdonado mediante un genuino arrepentimiento. El pecado mortal, en el cual la persona está consciente de que está cometiendo un acto grave, como asesinar por ejemplo.

    Diferencias entre iniquidad y pecado
    Diferencias entre iniquidad y pecado

    Por otro lado, está el pecado venial, en el cual la persona realiza un acto menos grave que el pecado mortal, interfiriendo con la relación que tiene con Dios, pero no lo aleja por completo porque siente remordimiento y Dios conoce el corazón.

    En cuanto a los pecados capitales encontramos la lujuria, la gula, la avaricia, la pereza, la envidia, la ira y la soberbia. Esto lo podemos ver en la palabra:

     “Sino que cada uno es tentado cuando en su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia después que ha concebido, da a luz el pecad, y el pecado siendo consumado da a luz la muerte”. (Santiago 1:14-15)

    5.- La iniquidad corresponde a consecuencias del pecado, mientras que el pecado es una infracción

    El pecado tiene que ver con la infracción como tal y en sus consecuencias, mientras que la iniquidad es una consecuencia del pecado de los antepasados, ya que tiene una procedencia generacional en el entorno familiar. Esto es visto como algo común y en muchos casos no se ve como algo malo.

    Así que la iniquidad es la suma de todos los malos pensamientos del hombre y que se transfieren desde el nacimiento. Por su parte, el pecado puede conllevar a iniquidades que traspasen generaciones familiares.

    6.- La iniquidad conduce a cometer un pecado, sin embargo no todo pecado es iniquidad

    La iniquidad nos dirige a cometer pecados donde se cometen infracciones. Pero en la iniquidad no hay arrepentimiento y los malos actos se cometen de forma voluntaria, frecuente, como algo natural y normal. Por el contrario el pecado se puede cometer por primera vez y de manera involuntaria.

    7.- La iniquidad corrompe el corazón y el pecado es el fruto de esa iniquidad

    La iniquidad afecta directamente el corazón de la persona hasta tal punto de hacerlo tener malos pensamientos malignos que los impulsan a cometer actos violentos que rompen absolutamente con el propósito de Dios. De esta manera el Señor se aparta.

    Por su parte, el pecado es la consecuencia de la iniquidad, es aquello que se hace visible. Pero la iniquidad es realmente la raíz del problema, y el pecado vendría siendo como las hojas y ramas.

    La iniquidad y el pecado pueden llegar a ser infracciones graves hacia Dios según la gravedad del acto cometido, por lo cual es fundamental chequera el comportamiento personal y compararlo con las enseñanzas de nuestro Padre a través de la biblia, que es el libro sagrado que refleja el camino, la verdad y la vida.

    Y si rompemos con estos mandatos y enseñanzas, nuestra comunión con Dios desaparece por completo, ya que cuando hay iniquidad, no hay arrepentimiento, ni se siente compasión ni remordimiento. Así que el alma ha sido totalmente corrompida por el diablo, que es nuestro principal enemigo, que pretende destruir al ´pueblo de Cristo y condenar las almas al infierno.

    Si dejamos puertas abiertas a Satanás, él podrá entrar y corrompernos, haciéndonos dudar del propósito de Dios en nuestra vida. Por eso nuestra no lucha no es contra el hombre sino contra un mundo espiritual que es fuerte y que no debemos subestimar. Esto lo podemos apreciar en la palabra:

     “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:12)

    10 Versículos sobre la iniquidad y el pecado

    Las diferencias entre iniquidad y pecado nos permiten conocer mejor ambos términos, para evitar perder la salvación, ya que cuando cometemos actos malignos y perversos, nos estamos alejando de Dios y estamos dejando que Satanás entre en nuestra vida y corrompa nuestro corazón.

    Sin arrepentimiento, no hay salvación, así que es un tema muy interesante para que analicemos lo que estamos haciendo mal para así mediante nuestra comunión con Dios, pedirle dirección para que nuestros pasos nos se desvíen del camino correcto. En la biblia podemos encontrar diferentes versículos que hablan acerca de la iniquidad y el pecado y de las consecuencias para nuestra vida espiritual:

    1.- Salmos 38:16-20

    “Dije: No se alegren de mí; Cuando mi pie resbale, no se engrandezcan sobre mí. Pero yo estoy a punto de caer, Y mi dolor está delante de mí continuamente. Por tanto, confesaré mi maldad, Y me contristaré por mi pecado. Porque mis enemigos están vivos y fuertes, Y se han aumentado los que me aborrecen sin causa. Los que pagan mal por bien Me son contrarios, por seguir yo lo bueno”

    2.- Nehemías 9:2

    “Y los descendientes de Israel se separaron de todos los extranjeros, y se pusieron en pie, confesando sus pecados y las iniquidades de sus padres”

    3.- Salmos 25:11

    “Todas las sendas de Jehová son misericordia y verdad, Para los que guardan su pacto y sus testimonios. Por amor de tu nombre, oh Jehová, Perdonarás también mi pecado, que es grande. ¿Quién es el hombre que teme a Jehová? Él le enseñará el camino que ha de escoger. Gozará él de bienestar, Y su descendencia heredará la tierra. La comunión íntima de Jehová es con los que le temen, Y a ellos hará conocer su pacto. Mis ojos están siempre hacia Jehová, Porque él sacará mis pies de la red”

    4.- Salmos 32:5

    “Te manifesté mi pecado, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones al SEÑOR; y tú perdonaste la culpa de mi pecado. (Selah)”

    5.- 2 Timoteo 2:19

    “No obstante, el sólido fundamento de Dios permanece firme, teniendo este sello: El Señor conoce a los que son suyos, y: Que se aparte de la iniquidad todo aquel que menciona el nombre del Señor”

    6.- Salmos 125:3

    “Pues el cetro de la impiedad no descansará sobre la tierra de los justos, para que los justos no extiendan sus manos para hacer el mal”

    7.- Isaías 59:2

    “Pero vuestras iniquidades han hecho separación entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados le han hecho esconder su rostro de vosotros para no escucharos”

    8.- Salmos 119:133-135

    “Ordena mis pasos con tu palabra, Y ninguna iniquidad se enseñoree de mí. Líbrame de la violencia de los hombres, Y guardaré tus mandamientos. Haz que tu rostro resplandezca sobre tu siervo, Y enséñame tus estatutos”

    9.- Salmos 66:16-20

    “Venid, oíd todos los que teméis a Dios, Y contaré lo que ha hecho a mi alma. A él clamé con mi boca, Y fue exaltado con mi lengua. Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, El Señor no me habría escuchado. Mas ciertamente me escuchó Dios; Atendió a la voz de mi súplica. Bendito sea Dios, Que no echó de sí mi oración, ni de mí su misericordia”

    10.- Levítico 16:21

    “Y pondrá Aarón sus dos manos sobre la cabeza del macho cabrío vivo, y confesará sobre él todas las iniquidades de los hijos de Israel, todas sus rebeliones y todos sus pecado, poniéndolos así en la cabeza de macho cabrío, y lo enviara al desierto, por mano de un hombre destinado para esto” 

    En este sentido, la iniquidad conduce al pecado y el pecado nos puede llevar a la muerte espiritual, donde reina el mal, atentando de esta forma contra los principios de Dios y la relación con el Padre, el Hijo y afectando a tus descendientes.

    Según la biblia la iniquidad es el organismo del pecado, constituye parte del cuerpo espiritual dentro de la persona, y tiene influencia  en su comportamiento, pensamientos e incluso en la condición de salud de su cuerpo natural.

    Te puede interesar leer: Qué significa “La Paga Del Pecado Es Muerte” Según La Biblia

    Sandra Faría

    Hija y sierva de Dios, Profesora en el área de Lengua y Literatura, Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la UPEL-Maracay. Con experiencia en la docencia, en la redacción y edición de artículos en diferentes blogs en la web.

    1. Bema Vague dice:

      INTERESANTE SU PAGINA, Quisiera saber si ud es católico o cristiano??? Porque ud habla de pecados mortales y veniales, me llama la atención porque la Biblia nos habla de pecados en general, el único pecado de muerte es la blasfemia contra el Espíritu Santo. el resto ya fueron clavados en la cruz del Calvario.
      DIOS lo bendiga

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información

    Únete a nuestro Boletín informativo

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano