Afrontar y superar la pérdida de un ser querido con Jesús de nuestro lado

Afrontar y superar la pérdida de un ser querido, es unos de los pasos más fuertes por las cuales debe pasar una persona, no solo debe enfrentarlo, sino también superarlo. Estas situaciones nos hacen perder la esperanza, y las ganas de vivir, la depresión nos agobia, y en situaciones como estas, ni aun el cristiano, está excluido, pero la diferencia radica en que éste busca consuelo en Jesús.

Te invito a leer: Pasa el desierto en Victoria - Cuál es el propósito del desierto para Dios

Índice De Contenidos

    Afrontar y superar la pérdida de un ser querido

    Cuando un ser querido se nos va, las lágrimas, el dolor, la impotencia son los primeros sentimientos que afloran en nuestro ser, y todos le preguntamos a Dios, qué paso, porque sabemos que él es Todopoderoso, y que no se mueve la hoja de un árbol sin que se a su buena, agradable y perfecta voluntad, entonces nos preguntamos cómo puedo ver esta situación buena y agradable.

    Todo el que deposita su confianza en Jesucristo, a su tiempo verá la buena, agradable y perfecta voluntad de Dios, no se va a librar del dolor, porque usted no es de palo, ni es una pared, pero Cristo le da una fortaleza que sobrepasa todo entendimiento, y empieza a reinar en su corazón la paz que solo él sabe dar.

    No debemos olvidar, que a quien, tenemos en nuestro corazón, es, el hijo de Dios, sentirnos defraudado, posiblemente siempre sucederá en las primeras horas en que sabemos que un ser querido se ha ido, recordemos la historia de Marta y María hermanas de Lázaro, pero, cuando llegó Jesús, todo cambio, usted me podría decir que eso fue cuando Jesús estuvo en el mundo.

    Pero analicemos esta historia de Marta y María, la biblia nos narra que Jesús también lloro la muerte de Lázaro, entonces, vamos a poner en orden varias situaciones que nos ocurre en momentos como estos, para poder estar alineados con Jesús y afrontar la situación de la mejor manera posible, Jesús sabe de su dolor y Dios Padre también.

    Tengamos algo presente, Dios no es de palo, él sabe lo que usted está sintiendo en este momento, porque él, lo vivió también, recordemos que nuestro Señor Jesucristo atravesó el valle de sobra de muerte, entonces usted dirá, Dios, se está vengando, pero, no es así, en la vida es necesario ponerse en los zapatos del otro para entenderlos, y saber cómo ayudarle.

    La única forma de afrontar este dolor tan grande es de la mano de Jesucristo, si bien es cierto, que en aquel tiempo él resucitó a Lázaro, porque era necesario demostrar que si creemos veremos la gloria de Dios, en la actualidad es lo mismo, si creemos veremos la gloria de Dios, porque nos va a fortalecer y no atravesaremos solo este dolor del cual ninguno nos salvamos, ni aun Jesús.

    Superando la pérdida con Jesucristo

    Cuando atravesamos la pérdida de un ser querido, pensamos que nunca superaremos esto, y créanme, existen personas que nunca lo superan, pero qué pasa cuando Cristo llega, o está en su corazón, todo esto tan fuerte es superable. Al respecto el libro de Juan 11:25 nos señala lo siguiente: “Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá”

    Jesucristo, como hijo de Dios es el dueño de la vida y de la muerte, y lo más importante es que está con nosotros, si su ser querido tuvo que partir es porque ha sido la voluntad de Dios, recuerde que la ley de la vida es nacer, crecer, multiplicaos y morir, todos atravesaremos este proceso, hasta la segunda venida del hijo de Dios en donde los muertos en Cristo resucitaran.

    Al perder a su ser querido, llore, no se limite o inhiba libere su dolor, pero no lo haga solo, Jesucristo el consolador esta a su lado, y ni aun, por este momento tan doloroso va a irrespetarlo, pídale que le ayude y créame inmediatamente sentirá su fortaleza y calor de padre consolador, observe a las personas que tiene a Cristo en su corazón vea como superan estas pérdidas.

    Muchas personas que no entiende esto, dicen que los cristianos no aman a sus seres queridos, y es una observación fuera de lugar, se sufre como cualquier otro individuo, se llora y hasta se hace la famosa pregunta, Dios, qué paso, sin embargo, el hecho de tener a Cristo en su corazón los lleva a entender que todo es hecho por la voluntad de Dios, no es, que lo hizo Dios, es su voluntad.

    La voluntad de Dios siempre y por siempre, es, y será buena, agradable y perfecta y todo cristiano asimila y siente esto, tal vez no entienda al momento, pero luego Dios le hace entender, de hecho como explica usted, que hay mujeres que han perdido un hijo y han llegado a enloquecer, mientras en otras se les ve, que aún siente la ausencia, pero también la fortaleza de Dios.

    Jesucristo es el hijo de Dios, no fue, ni es un charlatán él dijo que era la resurrección, lo demostró, y también dijo que era y es la vida, que aunque alguien esté muerto vivirá, analicemos esto, muchas veces estamos muertos en vida, debemos buscar que Cristo more en nuestro corazón, no por una religión, no, búsquelo porque él es vida, y deseamos vivir.

    Cuando Cristo mora en su corazón, su ser querido no muere, su ser querido descansa en Cristo, y como Cristo es vida él vivirá, y resucitará primero en esa segunda venida de Jesús, que todos anhelamos, debemos preparar nuestra alma tenerla alineada con Dios, para que podamos, reencontrarnos primeramente con Jesús el salvador, y luego con nuestros seres queridos.

    Todo aquel que ha partido de este plano terrenal con Jesucristo en su corazón descansa, que debemos hacer los que nos quedamos en la tierra porque aún no es nuestra hora, y un ser querido ha partido, primeramente, expresar nuestro dolor, con lágrimas, con oración de ruego ante Dios, porque él dice en el Salmo 34, que Jehová está a nuestro lado.

    Si aún se encuentra lejos de Dios, porque permitió que un ser querido partiera, es hora de dejar atrás esa rebeldía, recuerde, él, es el dueño de la vida y de la muerte, que su dolor no es ajeno para él, recordemos que nos dio, a su único hijo, y lo crucificamos, baje la guardia es necesario curar nuestras almas acuda a Cristo y él le hará saber cuál es la voluntad de Dios en lo que ha vivido.

    Dra. Mercedes Pérez Sarrameda

    Puedes leer: Jesús revela su poder: Amor, Evangelio, Oración y Espíritu Santo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información

    logo

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    Ya casi estás suscrito, te hemos enviado un Email. Debes ir a tu correo y dar click en CONFIRMAR, para que todo funcione bien y podamos comunicarnos contigo.

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano