30 Citas bíblicas de unidad y esperanza

Las citas bíblicas de unidad nos muestran que para que una iglesia crezca espiritualmente se debe mantener la unión entre los hermanos y trabajar como un solo cuerpo de Cristo. De esta manera se llevará a cabo la obra y el propósito que Dios tiene para la iglesia.

Te invito a leer: La Unidad De La Iglesia: Cuál Es Su Vínculo, Cómo Lograrla

Índice De Contenidos

    30 Citas bíblicas de unidad

    Las citas bíblicas de unidad nos muestran el propósito que Dios tiene con su iglesia, ya que él desea que su pueblo sea unido y que trabajen como un solo cuerpo. De esta manera podrán tener las fuerzas para enfrentarse al enemigo que anda como león rugiente buscando a quien devorar.

    Citas bíblicas de unidad
    Citas bíblicas de unidad

    Así que la unidad nos hará más fuertes como iglesia, como ministerio, como fieles creyentes de un Dios vivo que nos exhorta a que no tengamos divisiones y nos unamos como hermanos que somos, sin envidias, celos, diferencias, altivez.

    Por el contrario debemos hacer cumplir el mandato que nos dejó Jesucristo cuando vino por primera vez  a este mundo, de amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, ya que seremos reconocidos como hijos de Dios cuando reflejemos ese amor por la humanidad. Estos 30 versículos nos muestran la visión que Dios de levantar un pueblo unido en amor y bondad, proclamando las buenas nuevas:

    1.- Salmos 133:1

    “Cántico de ascenso gradual; de David. Mirad cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos habiten juntos en armonía”

    2.- Romanos 12:4-5

    “Pues así como en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, así nosotros, que somos muchos, somos un cuerpo en Cristo e individualmente miembros los unos de los otros”

    3.- 1 Corintios 12:12

    “Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, aunque son muchos, constituyen un solo cuerpo, así también es Cristo”

    4.- Gálatas 3:26-28

    “pues todos sois hijos de Dios mediante la fe en Cristo Jesús. Porque todos los que fuisteis bautizados en Cristo, de Cristo os habéis revestido. No hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer; porque todos sois uno en Cristo Jesús”

    5.- Efesios 2:17-19

    “Y vino y anunció paz a vosotros que estabais lejos, y paz a los que estaban cerca; 34wporque por medio de El los unos y los otros tenemos nuestra entrada al Padre en un mismo Espíritu. Así pues, ya no sois extraños ni extranjeros, sino que sois conciudadanos de los santos y sois de la familia de Dios”

    6.- Efesios 4:16

    “de quien todo el cuerpo (estando bien ajustado y unido por la cohesión que las coyunturas proveen), conforme al funcionamiento adecuado de cada miembro, produce el crecimiento del cuerpo para su propia edificación en amor”

    7.- Colosenses 3:11

    “una renovación en la cual no hay {distinción entre} griego y judío, circunciso e incircunciso, bárbaro, escita, esclavo libre, sino que Cristo es todo, y en todos”

    8.- 1 Corintios 12:13

    “Pues por un mismo Espíritu todos fuimos bautizados en un solo cuerpo, ya judíos o griegos, ya esclavos o libres, y a todos se nos dio a beber del mismo Espíritu”

    9.- Isaías 34:16

    “Buscad en el libro del SEÑOR, y leed: Ninguno de ellos faltará, ninguno carecerá de su compañera. Porque su boca lo ha mandado, y su Espíritu los ha reunido”

    10.- Hechos 10:45-47

    “Y todos los creyentes que eran de la circuncisión, que habían venido con Pedro, se quedaron asombrados, porque el don del Espíritu Santo había sido derramado también sobre los gentiles, pues les oían hablar en lenguas y exaltar a Dios. Entonces Pedro dijo: ¿Puede acaso alguien negar el agua para que sean bautizados éstos que han recibido el Espíritu Santo lo mismo que nosotros?”

    11.- 1 Corintios 12:4-11

    “Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero es el mismo Dios el que hace todas las cosas en todo”

    12.- Efesios 4:13

    “hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento pleno del Hijo de Dios, a la condición de un hombre maduro, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo”

    13.- Hebreos 10:24-25

    “y consideremos cómo estimularnos unos a otros al amor y a las buenas obras, no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos {unos a otros}, y mucho más al ver que el día se acerca”

    14.- 2 Corintios 1:7

    “Y nuestra esperanza respecto de vosotros está firmemente establecida, sabiendo que como sois copartícipes de los sufrimientos, así también {lo sois} de la consolación”

    15.-Efesios 4:3

    “esforzándoos por preservar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz”

    16.- Efesios 4:25

    “Por tanto, dejando a un lado la falsedad, HABLAD VERDAD CADA CUAL CON SU PRÓJIMO, porque somos miembros los unos de los otros”

    17.- Filipenses 1:27

    “Solamente comportaos de una manera digna del evangelio de Cristo, de modo que ya sea que vaya a veros, o que permanezca ausente, pueda oír que vosotros estáis firmes en un mismo espíritu, luchando unánimes por la fe del evangelio”

    18.- Jueces 20:11

    “Así se juntaron contra la ciudad todos los hombres de Israel, como un solo hombre”

    19.- Mateo 18:19-20

    “Además os digo, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo sobre cualquier cosa que pidan {aquí} en la tierra, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”

    20.- 1 Corintios 1:10

    “Os ruego, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos os pongáis de acuerdo, y que no haya divisiones entre vosotros, sino que estéis enteramente unidos en un mismo sentir y en un mismo parecer”

    21.- Efesios 2:13-16

    “Pero ahora, en Cristo Jesús, ustedes, que en otro tiempo estaban lejos, han sido acercados por la sangre de Cristo. Porque él es nuestra paz. De dos pueblos hizo uno solo, al derribar la pared intermedia de separación y al abolir en su propio cuerpo las enemistades. Él puso fin a la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo, de los dos pueblos, una nueva humanidad, haciendo la paz, y para reconciliar con Dios a los dos en un solo cuerpo mediante la cruz, sobre la cual puso fin a las enemistades”

    22.- Efesios 4:3-4

    “Procuren mantener la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz. Así como ustedes fueron llamados a una sola esperanza, hay también un cuerpo y un Espíritu”

    23.- Filipenses 1:27

    “Sólo compórtense ustedes como es digno del evangelio de Cristo, para que ya sea que vaya a verlos, o que me encuentre ausente, sepa yo que ustedes siguen firmes, en un mismo espíritu y luchando unánimes por la fe del evangelio”

    24.- Filipenses 2:1-2

    “Por tanto, si hay alguna consolación en Cristo, si algún consuelo de amor, si alguna comunión del Espíritu, si algún afecto entrañable, si alguna misericordia, completen mi gozo sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa”

    25.- 1 Pedro 3:8

    “En fin, únanse todos en un mismo sentir; sean compasivos, misericordiosos y amigables; ámense fraternalmente”

     26.- 1 Juan 1:7

    “Pero si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesús, su Hijo, nos limpia de todo pecado”

    27.- 1 Juan 4:11

    “Amados, si Dios nos ha amado así, nosotros también debemos amarnos unos a otros”

    28.- Hechos 1:14

    “Todos ellos oraban y rogaban a Dios continuamente, en unión de las mujeres, de María la madre de Jesús, y de sus hermanos”

    29.- Hechos 2:46

    “Todos los días se reunían en el templo, y partían el pan en las casas, y comían juntos con alegría y sencillez de corazón”

    30.- Romanos 12:16

    “Vivamos como si fuéramos uno solo. No seamos altivos, sino juntémonos con los humildes. No debemos creernos más sabios que los demás”

    4 Cualidades fundamentales para mantener la unidad de la iglesia

    El creyente tiene claro cuál es su deber según el llamado que le hizo Dios, lo cual es algo muy importante que se debe tomar con seriedad y que demuestra la lealtad del verdadero cristiano, quien coloca a Dios como prioridad en su vida.

    Puedes leer: Qué debemos hacer para cumplir la voluntad de Dios

    Una vez que la persona ha recibido el llamado del Señor a través de su santa palabra y el Espíritu Santo, debe saber comportarse y cuidarse mucho de la manera en la que se desenvuelve en su entorno, ya que somos imagen viva de Dios, somos morada del Espíritu Santo, por lo cual nuestro testimonio dirá si estamos haciendo o no la voluntad de Dios.

    Por su parte, el pueblo del Señor está llamado a ser unido como un solo cuerpo de Cristo, el cual debe manifestar pureza y ser sagrado, representando al Señor de Señores, al príncipe de paz que es nuestro Señor Jesucristo.

     Dios es llamado a ser un pueblo el cual debe manifestar una unidad y como es llamado a ser un pueblo sagrado, debe expresar pureza. Al respecto el Aposto Pablo aborda esta temática en sus cartas revelando el tipo de unidad que desea Dios dentro de las iglesias:

    “un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos” (Efesios 4: 4-6)

    Así que el Apóstol Pablo quería resaltar la importancia de la unidad dentro de la iglesia, y por eso los exhortaba para que preservaran los principios del cristianos, basados en la humildad, amor, unidad que deben practicar los creyentes en los templos, poniendo en práctica los preceptos que dejó nuestro Señor Jesucristo. Dentro de las cualidades que debe manifestarse resaltan las siguientes:

    1.- La Paciencia

    La paciencia es una de las cualidades que todo creyente debe poner en práctica para poder mantener la unidad en la iglesia, ya que debemos tolerarnos unos a otros y recordar que somos uno en el cuerpo de Cristo y que cada creyente cumple un rol valioso para llevar a cabo la obra perfecta de Dios. Tal como lo revela la palabra:

    “Y no sólo esto, sino que también nos regocijamos en los sufrimientos, porque sabemos que los sufrimientos producen paciencia, la paciencia produce un carácter aprobado, y el carácter aprobado produce esperanza” (Romanos 3:4)

    2.- El Amor

    Dios es amor, así que si no tenemos amor, pues no hemos conocido realmente al Señor. Es una de las cualidades que refleja la majestad de Cristo lleno de amor por la humanidad. De esta manera que si no amamos a nuestro hermano no podremos mantener la unidad en la iglesia y la altivez se puede apoderar de nosotros. Lo cual rompe con la voluntad de Dios. Unos de los ejemplos vivos del amor Dios fue haber entregado a su único hijo para salvar a la humanidad. Tal como lo revela su palabra:

    “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en El, no se pierda, mas tenga vida eterna”  (Juan 3:16)

    3.- Somos uno

    Debemos entender que no somos nosotros solos los que llevamos a cabo el plan perfecto de Cristo, sino que tenemos la misión de ser unidos para conformar un pueblo leal a Cristo. No debemos menospreciar a ningún hermano, ya que cada uno es valioso y cumple una función dentro de la iglesia. Tal como se manifiesta en la palabra:

    “Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo. Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu. Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos” (1Corintios 12:12-14)

    En este sentido, la unidad es quien nos permitirá avanzar en la obra de Cristo y proclamar el evangelio a toda criatura con el fin de que ningún alma se pierda. Sin embargo no podemos hacer nada por nuestros propios medios, ya que necesitamos de la presencia del Espíritu Santo para que nos dirija y nos mantenga unidos en espíritu y en verdad.

    4.- La esperanza

    Otra de las cualidades que debe existir dentro de los hermanos es la esperanza, porque a pesar de las adversidades Dios está obrando y que a su tiempo él hará su voluntad que es perfecta. La esperanza va de la mano con la fe y Dios prueba los corazones. Tal como se puede apreciar en la palabra:

    “Porque por esto trabajamos y nos esforzamos, porque hemos puesto nuestra esperanza en el Dios vivo, que es el Salvador de todos los hombres, especialmente de los creyentes” (1 Timoteo 4:10)

    En este sentido la esperanza es la que nos da fuerzas para seguir adelante, ya que podemos tener la certeza de que Dios estará en cada uno de nuestros pasos. Él nos guiará por sus sendas de justicia, pero debemos creer en él y estar unidos en el Señor, firmes como el árbol en medio de la tormenta. De esta manera estaremos glorificando a Dios en todo momento y haciendo buenas obras dentro de las iglesias.

    Te puede interesar leer: Fe, Esperanza, Y Amor: Cualidades Fundamentales Para La Vida Cristiana

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir