Cómo Debemos Orar. Ejemplo De Oración Por La Paz

Como cristianos, la oración es una parte indispensable de nuestra vida cotidiana y la forma más directa de acercarnos a Dios. Todos esperamos que el Señor escuche nuestras oraciones, pero a menudo no recibimos la respuesta de Dios ni sentimos Su presencia. ¿Por qué? Aquí te enseñamos cómo orar, y un ejemplo de oración por la paz para que puedas guiarte.

Oración por la paz
Oración por la paz
Índice De Contenidos

    ¿Cómo debemos orar?

    La biblia nos dice que muchas veces no recibimos porque pedimos mal, la oración no es un juego, ni tampoco es una forma de tener todas las cosas banales que se nos antoje. A continuación hay tres aspectos importantes que debe llevar la oración para ser agradable ante Dios:

    1. Debemos hablar con nuestros verdaderos pensamientos

    Gran parte del tiempo, prestamos atención a detalles como la duración de nuestras oraciones o nuestra redacción, o incluso intentamos mostrar nuestra determinación a Dios a través de palabras que suenan agradables, pero rara vez realmente abrimos nuestros corazones a Dios. Por ejemplo, comúnmente decimos: “Dios, te amaré, me gastaré en ti y, no importa cuán grandes sean los peligros o las adversidades que sufra, no me rendiré.

    ¡Te seguiré durante toda mi vida! ”O, “Dios, tus palabras son la lámpara delante de mí, la luz en mi camino, ¡me adheriré a tu palabra en todo lo que haga, y cumpliré tu voluntad! “Sin embargo, cuando Enfrentados con adversidades y contratiempos, o dificultades que surgen en el hogar, a menudo no podemos poner en práctica la palabra de Dios y nos falta el deseo de cumplir sus deseos.

    La parábola de Jesús nos dice que Dios detesta el uso de alardear, palabras vacías o palabras agradables al oído para congraciarse con Dios o para engañarlo. Dios desea que dejemos al descubierto nuestros corazones y hablemos nuestros pensamientos reales, que hablemos con la verdad y nos comuniquemos sinceramente con Él.

    2. Debemos buscar la comprensión de la verdad

    Una vez que hemos sido corrompidos por Satanás, estamos llenos de disposiciones satánicas corruptas; Somos egoístas, codiciosos, corruptos, engañosos, y solo tenemos en cuenta nuestros propios intereses. En todas las cosas, ponemos la ganancia personal por encima de todo lo demás e incluso en nuestra fe queremos más y más gracia y bendiciones de Dios.

    Como cristianos, no solo debemos buscar las bendiciones de la carne o buscar que Dios nos otorgue más gracia y bendiciones. Esto se debe a que estas cosas solo nos permiten disfrutar de la buena fortuna mundana y fugaz, pero no nos ayudan remotamente a crecer en nuestras vidas.

    Tampoco pueden ayudarnos a lograr la verdadera obediencia y el temor de Dios. Nuestras oraciones y súplicas deberían centrarse más en nuestra comprensión de la verdad, poner en práctica las palabras de Dios y crecer en nuestras vidas. Solo este tipo de oración está en línea con la voluntad de Dios.

    3. Debemos buscar la voluntad de Dios

    Cuando nos sobrevienen las dificultades, debemos buscar la voluntad de Dios. También debemos tener la determinación de amar y satisfacer a Dios, y estar dispuestos a soportar el sufrimiento físico si eso significa dar testimonio de Dios en lugar de orar por nuestros propios intereses. Solo este tipo de oración está en línea con la voluntad de Dios, y también es tener el tipo de conciencia y razón que nosotros como seres creados deberíamos poseer.

    Por ejemplo, Job perdió todas sus posesiones y sus hijos a través de sus pruebas y él mismo sufrió forúnculos de pies a cabeza; sufrió un enorme dolor emocional y físico. Pero no se quejó a Dios por qué le había permitido sufrir todo esto, ni le pidió que le quitara su sufrimiento. En cambio, primero se sometió y oró para buscar la voluntad de Dios.

    Reconoció que todo lo que poseía no se había ganado a través de su propio trabajo, sino que había sido otorgado por Dios; si Dios da o quita, como seres creados, naturalmente debemos someternos al gobierno y los arreglos de Dios. No debemos tener ningún requisito, ni ninguna queja.

    Deberíamos aprender del ejemplo de Job y al encontrar algo que no está en línea con nuestras nociones, primero debemos callarnos ante Dios, apresurarnos a orar para buscar la voluntad de Él, y orar para que podamos ser testigos y satisfacer a Dios.

    Una oración por la paz interior

    Señor, por favor pon tu paz en mi corazón.

    Estoy preocupado y ansioso.

    Mi mente se acelera y se obsesiona.

    No puedo evitar pensar en mis problemas.

    Y cuanto más pienso en ellos,

    Más deprimido me vuelvo.

    Siento que me estoy hundiendo en arenas movedizas

    Y no puedo salir.

    Cálmame Señor.

    Disminuye la velocidad, pon tu paz en mi corazón.

    No importa el problema que tenga, Señor,

    Eres más grande,

    Eres más poderoso de lo que es.

    Entonces te traigo mi problema.

    Sé lo que anhelo.

    Pero tú sabes lo que necesito.

    Confío en tu bondad y tu sabiduría.

    Así que me pongo en tus manos.

    Por favor llena mi corazón de paz.

    En el nombre de nuestro amado Jesús

    Amen.

    La oración por la paz es una manera de experimentar lo que es sentir la presencia de Dios, puesto que a través de ella, estamos aceptando que nuestra paz y nuestra tranquilidad dependen de Él. Esta oración que te acabamos de dejar, es solamente un ejemplo que puedes utilizar de guía, sin embargo, recuerda que nuestro creador valora mucho los pensamientos sinceros, los que salen de tu corazón.

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir