Cómo Se Salvarán Los Creyentes Y No Creyentes

“¿Cómo se salvarán los cristianos y no cristianos?”; esta es una pregunta que muchos de nosotros nos hacemos con bastante frecuencia, en especial cuando existe el desconocimiento de la verdad. El tema de la salvación ha generado bastante polémica desde el principio de los tiempos, sin embargo, aún existen dudas, y ¿Dónde las aclaramos? En la palabra de Dios. Ese es el único punto donde no habrá lugar a equivocaciones ni falsas doctrinas.

Índice De Contenidos()

    ¿Cómo se salvarán?

    Cómo se salvarán
    Cómo se salvarán

    La gente está preocupada por ser perfecta, porque piensa que es la única manera de obtener la salvación, cuando esto es “humanamente imposible”. Pasan la vida escondiéndose en sus habitaciones sin realizar ninguna acción esperando no adquirir alguna mancha y salvarse por su propia cuenta. Pero ¿qué dice la biblia acerca de cómo se salvarán los humanos?

    Efesios 2: 8 es muy claro cuando dice que somos salvos por medio de la fe, es decir, por la gracia de Dios y no a través de las obras propias. Esto ha sido establecido por Dios de esta manera para que nadie se gloríe. Nuestro Señor conoce los corazones de los humanos y su vanidad, por lo cual, sabe que uno de los problemas que más ha hecho que la humanidad se pierda en sí misma, es la sed de gloria y quiso librarnos de nosotros mismos.

    Quizás te puede interesar: ¿La Salvación Se Pierde? Mitos Y Verdades

    En la época antigua existían leyes muy estrictas para poder obtener la salvación. Tradicionalmente la gente pecaba y luego, en cierta época del año llevaban un sacrificio que servía para que los pecados fueran perdonados. Sin embargo, la gente seguía pecando y ¿qué pasaba si morían antes del perdón de pecados? pues perdían la salvación. En esos tiempos era el cumplimiento o la violación de las leyes lo que hacía la diferencia entre ser salvo o no.

    ¿Cuántas personas crees que pudieron salvarse en esos momentos? Ciertamente muy pocas, porque ningún hombre en su humanidad era capaz de ser tan perfecto como Dios; fuimos hechos a imagen y semejanza en casi todo. Hay algo que nos diferencia de Dios y nos hace vulnerables al mundo y es nuestra naturaleza pecaminosa.

    Aunque tratemos de ser santos por medio de nuestras propias obras, nunca lo vamos a lograr, porque simplemente, somos pecadores. La persona que diga que no peca, de hecho ya está pecando, porque al decir esto está diciéndole mentiroso a Dios. Lo que sucede es que estamos acostumbrados a basarnos en los pecados visibles, pero también existen los que no se ven; el egoísmo, la envidia que no se expresa, el rencor contra un hermano, el hecho de no ayudar al prójimo, entre muchos otros.

    ¿De quién depende la salvación?

    La salvación depende directamente de un ser divino que vino a la tierra a pagar transgresiones que nos correspondían para que pudiéramos ser salvos. Ese ser es Jesús, el hijo único de Dios que ha sido enviado como cordero para quitar el pecado de la humanidad y darnos este regalo tan hermoso e invaluable; la salvación.

    Los seres humanos tienen una naturaleza impura, imposible de limpiar por medios terrenales. Sin embargo, la sangre de Cristo, con su pureza, fue capaz de quitar la suciedad del pecado que por tantos años había logrado que cada una de las criaturas de Dios se perdiera. No obstante, Dios nos ha dado libre albedrío, lo que queremos decir con esto es que la salvación no es obligatoria, puedes ser salvo si quieres serlo por medio de la fe.

    Cuando Pablo y Silas dijeron al carcelero que creyera en Jesús y sería salvo (Hechos 16:31 NVI) estaban enfatizando que la salvación se encuentra solamente en Cristo. Ellos tenían muy claro que la única manera de disfrutar de ese ofrecimiento de Dios era creyendo en el salvador “Jesucristo” que es el camino, la verdad, la vida y la única manera de llegar al padre que está en los cielos.

    Tal vez quieras saber: ¿Qué es el Hades? Significado bíblico

    Si nos vamos a la parte teológica, el concepto de salvación encierra varias palabras; rescatar, liberar, sanar, salvar, entre otras. Esto nos indica que antes de ser salvos estamos en una situación de peligro (tal cual como si lo viéramos desde un plano diferente al espiritual). Por este motivo, es necesario cuidarnos de no caer en las tentaciones del mundo, porque ciertamente somos salvos por gracia, pero si estamos verdaderamente arrepentidos.

    Aclaramos esto porque hay mucha gente que confunde la libertad con el libertinaje en la vida cristiana. No nos equivoquemos hermanos, no podemos burlarnos de Dios. Aunque aceptemos a Cristo como nuestro salvador, si no nos arrepentimos verdaderamente estaremos perdidos, porque no hay nada dentro de nosotros de lo que el Creador no esté al tanto. Tiene que haber un equilibrio entre lo que dice la boca y lo que habla el corazón.

    El mismo Dios dice en su palabra “Porque estaban con nosotros pero no eran de nosotros”. Por esto hay muchas personas que creen que la salvación se pierde y no es así, una vez que tenemos este regalo tan grande (de manera verdadera y sincera) no estamos dispuestos a perderlo. Cuando alguien estuvo en Cristo y luego se apartó para hacer cosas contrarias a lo que Dios quiere es porque nunca se arrepintió, y por lo tanto, nunca obtuvo la salvación.

    La salvación no es grupal

    Cada uno debe obtener su propia salvación, esta no se presta ni se regala. Tampoco se puede ganar de manera grupal. Algunos se basan en el versículo que dice “Sálvate tú y se salvará también tu familia” para afirmar que si hay tan solo uno crea en Cristo, aunque los demás mueran sin creer y haciendo el mal, de igual manera serán salvos.

    Esta creencia es totalmente falsa. A lo que se refiere la biblia con esto es a que si hay alguien que llega a la fe, todos creerán a través de su testimonio y sus palabras. Pero “Ojo” esto debe trabajarse. Es necesario que hagamos llegar el mensaje a nuestros familiares, puesto que esto es lo que realmente quiere nuestro Dios. Debemos amar a nuestro prójimo, y la mejor manera de demostrar este amor es llevando el mensaje de salvación.

    Necesitas aprender: Dónde Están Los Muertos - Estudio Bíblico

    Entonces ¿Cómo se salvarán tus familiares y amigos? Ya tienes la respuesta; la única manera de llegar a Dios es a través de la fe en Jesús y en el sacrificio que hizo por nosotros aquí en la tierra. Recuerda que no te salvarás por medio de obras porque, al igual que yo y que todos, eres un ser impuro e imperfecto y solamente puedes ser Santo (apartado para Dios) por medio de la fe.

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir