Construyendo el Reino de Dios o tu propio Reino – Reflexiones a la luz de la palabra

Construyendo el reino de Dios o tu propio reino. Muchas veces vivimos afanados por el día a día y perdemos el horizonte de nuestro objetivo que es la construcción de un reino para Dios, nos dejamos envolver por los avatares de la vida y es cuando vemos que el reino no está construido para Dios, sino para nosotros mismos, entonces debemos parar y volver a empezar.

Te invito a leer: Venga Tu Reino. 6 Peticiones Implícitas en Esta Súplica

Índice De Contenidos

    Construyendo el Reino de Dios o tu propio Reino – Reflexiones a la luz de la palabra

    Después que nuestro Señor Jesucristo fue crucificado y resucitó entre los muertos, ascendió al cielo, Hechos 2:33, en este lugar celestial es donde está el reino de Dios (2 Timoteo 4:18), donde su rey es Nuestro Señor Jesucristo, y aunque esté en el cielo ejercerá su poder en la tierra, Apocalipsis 11:15, sobre este rey reposará el Espíritu de Jehová, con conocimiento y sabiduría.

    Características del Reino de Dios

    En 2Timoteo 2:12 el apóstol Pablo anuncia a Timoteo que Jesucristo no reinará solo, que ellos forman parte de ese gobierno y otras personas escogidas por Dios, podríamos preguntarnos entonces, cuántas personas gobernarán con Nuestro Señor Jesucristo, el apóstol Juan en visión frente al Monte de Sion dijo que serían ciento cuarenta y cuatro mil.

    La principal característica de estos ciento cuarenta y cuatro mil es que son personas completamente fieles a Nuestro Señor Jesucristo, capaces de condolerse por su prójimo, sin pecado, debido a que ha sido probado en todos los sentidos, que hayan aguantado sufrimiento específicos del ser humano Hebreos 4:15, además que son seres que luchan contra la imperfección.

    Otra característica del Reino de Dios es hacer la voluntad del Padre, como es en el cielo así mismo en la tierra, debido a que esta es buena, agradable y perfecta, además todo cristiano debe orar siempre, para que venga a nosotros el Reino de Dios, Por su parte, Satanás y todos sus seguidores fueron expulsados del cielo por rebeldes y no querer hacer la voluntad de Dios.

    Construcción del Reino de Dios

    En Mateo 6:33 Jesucristo dijo: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” todo ser que busque a Cristo como su único Señor y Salvador está en la tarea de construir ese Reino, pues Jesucristo así lo ha pedido, la manera de ejecutar este mandato es ir y predicar el evangelio a toda criatura, en cualquier entorno que se presente.

    Construyendo el Reino de Dios o tu propio Reino
    Construyendo el Reino de Dios o tu propio Reino

    La única manera de predicar el evangelio de Jesucristo, su amor, justicia es conociéndolo y para ello están las Sagradas Escrituras, la comunión que usted tenga con el creador hará que el Espíritu Santo redarguya en usted y todo será entendible, de acuerdo a Romanos 15:19-21, debemos construir el reino de Dios predicando la palabra de Jesucristo.

    Esto nos permite, primero enseñar los ejemplos de nuestro Señor Jesucristo cuando estuvo en el mundo en sangre y carne, y cómo enfrento cada contrariedad, esta evidencia nos enseña que hacer, segundo seguir su ejemplo porque nos van a permitir imitarlo, es decir, que sí, podemos seguir sus pasos esto es hacer la voluntad de Dios.

    Construcción del Reino del hombre

    Todo ser humano que ha conocido a Jesucristo, que lo lleva en su corazón y acciones está mandado a predicar el evangelio de Jesús, es decir a construir el Reino de Dios en cada prójimo, esto nos los pidió nuestro Señor Jesucristo, sin embargo se observa con mucha frecuencia que se ha despertado un afán por ser conocido en vez de dar a conocer al creador.

    Nuestros testimonios son importantes, para que sea glorificado nuestro Dios, sin embargo existen enfoques dando, al yo, como tal, en donde no se glorifica a nuestro Dios, sino más bien se magnifica al predicador, entonces pregúntese qué construye usted, el Reino de Dios o el suyo, en la biblia toda está explícito debemos dar a conocer el Reino de Dios a toda criatura.

    Por otro lado muchos piensan que evangelizar es tan solo dirigir una iglesia o ir todos los días a la misma, ir a conferencias en donde se pueden dar a conocer, esto está ocurriendo, se está tergiversado la enseñanza de Cristo, y hay otros predicadores que solo son movilizados por las ofrendas, así, no se nos ha indicado que construyamos el Reino de Dios, esto es un reino particular y errado

    Existe el siguiente pasaje en la biblia en 1Corintios 9:16 “Pues si anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme; porque me es impuesta necesidad; y!!ay de mí si no anunciare el evangelio!” en lo personal siempre he pensado que las palabras escritas en la biblia no tiene tiempos es decir si están allí es porque alguien lo hizo, o porque alguien lo va a hacer.

    Al analizar qué reino se construye en la actualidad con el versículo antes mencionado, podemos notar que eso ocurren hoy día, gente que se siente poderoso y hacer ver, como si son el mismo Jesucristo, de hecho tienden a exigir pleitesías, ante ello la pregunta es ¿estás construyendo el reino de Dios? Si es así ya tiene su galardón.

    En conclusión y sin deseo de juzgar a ningún predicador, es necesario que cada día de nuestras vidas tengamos presente lo siguiente, estamos de verdad construyendo el Reino de Dios, o vanagloriándonos de ser los predicadores estrellas, debemos hacer la voluntad de Dios y pedirle que nos oriente para que no salirnos del camino y ser tentados a construir reinos propios.

    Con la construcción del Reino de Dios, no se busca reconocimientos externos, o fama y mucho menos la prosperidad que da el mundo, lo que debemos hacer es proclamar a nuestro Señor Jesucristo, y al hacerlo no perder de vista a nuestro prójimo porque la palabra impartida es como una semilla que necesita riego, abono y amor, eso es construir el reino para nuestro Dios.

    Recuerde siempre que la voluntad de Dios, es buena agradable y perfecta, usted solo hágala y verá como Dios, estará con usted, no obremos como interesados, que solo hacemos algo para que Dios nos recompense, haga la obra porque quiere a Dios a su lado y todas las demás cosas vienen por añadidura.

    Puedes leer: El Reino De Dios: 10 Cosas Que Debes Saber

    Dra. Mercedes Sarrameda

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información

    logo

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    Ya casi estás suscrito, te hemos enviado un Email. Debes ir a tu correo y dar click en CONFIRMAR, para que todo funcione bien y podamos comunicarnos contigo.

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano