Características De Débora En La Biblia. Historia, Lecciones

Débora en la bibliaHay mucho que aprender de Débora en la biblia. Deborah es una de las líderes que realmente admiro. Su liderazgo ejemplifica muchas cualidades de las que creo que podemos aprender hoy. El hecho de que Débora fuera una mujer y una líder conocida en la Biblia me hace admirarla aún más.

Creo que si hubiera vivido durante la época de los jueces, hubiera querido pasar tiempo con Débora. Quizás la habría buscado y le habría pedido que me asesorara.

Creo que debido a que me atrae la intersección de la fe, el liderazgo y la psicología, Débora representa en muchos sentidos a un líder ideal.

Deborah es una de las pocas mujeres en la Biblia mencionadas por su nombre, pero también es una de las únicas mujeres en la Biblia que asumió un papel de liderazgo sobre Israel.

Pero, ¿quién era Débora en la Biblia? ¿Qué la hace relevante para nuestras vidas hoy? ¿Y qué impactos puede tener ella en nosotros? más adelante obtendrás las respuestas.

Quizás te puede interesar: Las 15 Mujeres En La Biblia Que Marcaron La Diferencia

Índice De Contenidos()

    ¿Quién era Débora en la biblia?

    Deborah ha sido durante mucho tiempo una de mis mujeres favoritas en la Biblia, su historia está llena de valor y su fe podría inspirarnos a todos. Pero, ¿quién era Débora en la Biblia y cuál fue su papel en el libro de Jueces?

    • Débora en la Biblia fue una profeta de Dios.
    • Ella es la cuarta jueza mencionada en el libro de Jueces, y la única jueza mencionada en la Biblia.
    • Ella era una líder de Israel.
    • Deborah era la esposa de Lapidoth.
    • Se convirtió en líder militar.
    • Ella era una compositora y juglar que dirigía a su pueblo en la adoración después de que se había obtenido la victoria.

    Lamentablemente, las escrituras no entran en gran parte de la historia de Débora en la biblia, no se nos dice cómo llegó a las posiciones, triunfos y luchas en el camino. Simplemente nos adentramos en la historia de Deborah en Jueces 4 y la encontramos en el "tribunal" debajo de una palmera. Este escenario era un símbolo de su imparcialidad y su negativa a mostrar parcialidad en sus decisiones. La Escritura dice que la gente buscó el juicio de Débora.

    El papel de Débora en la Biblia

    ¿Alguna vez te has encontrado en una situación abrumadora? ¿Un papel para el que no te sentiste preparado para asumir? Sabes que escuchaste la voz de Dios atrayéndote aquí, pero esa vocecita aún susurra dudas a tu corazón.

    Lo derramas todo, día tras día, y aún así se siente como si nada. Nunca es suficiente, nunca suficientemente bueno, lo que te da la autoridad para dar un paso al frente, para liderar, para ser un ejemplo.

    El miedo y la duda luchan contra la voz de Dios que trata de reprimirte y hacer que sigas entrando en tu llamado y sofocar tu fe. Es asombroso lo rápido que el diablo saca nuestras cicatrices cuando estamos tratando de dar un paso hacia nuestro llamado. Él saca todas las paradas, arrastrando nuestras inseguridades, y sale de donde pensamos que las habíamos dejado enterradas.

    No sé ustedes, pero esos sentimientos me son demasiado familiares. La duda y el miedo son viejos compañeros de mi fe, dispuestos a saltar en cualquier momento para intentar enviarme en retirada a mi zona de confort.

    Quizás es por eso que Débora en la Biblia se destaca tanto para mí. Como mujer nacida en una época en la que ser mujer no le daba ninguna ventaja, viviendo en cautiverio, recorre las páginas de la historia sin fanfarrias como los otros jueces de la Biblia y se coloca al frente del escenario.

    ¿Cómo se convirtió Débora en líder?

    Quizás el versículo más sorprendente de Jueces 4 es el versículo 6, la Biblia dice que Débora envía a buscar a un hombre llamado Barac. Ella no le pide que venga, no suplica. Ella simplemente envía a buscarlo con autoridad. Su autoridad no provenía de ella misma, su habilidad, su reputación, sus títulos de trabajo, sino del Dios al que servía.

    Cuando Dios te llama a algo, cuando pone algo en tu corazón, no importa lo que la gente piense, no importa si tienes las habilidades perfectas o las palabras para decir. Tu autoridad viene de Dios. Por ti mismo, es posible que no puedas hacer lo que Dios te ha llamado a hacer, pero con Él puedes hacer todas las cosas, no tienes que ser suficiente porque Él lo es.

    Tal vez quieras conocer: 15 Características de una mujer virtuosa según la biblia

    ¿Cuál es la historia de Débora y Barac?

    La reacción de Barak a la orden de Débora es tan inusual que no cuestiona su autoridad, su habilidad, su sabiduría o su conocimiento. No pregunta quién es ella para darle órdenes. No pregunta por todo el plan de batalla o por qué ahora. De hecho, ni siquiera pregunta por qué.

    Débora acaba de ordenarle que tome 10,000 hombres y vaya a pelear contra el rey que los ha estado oprimiendo durante 20 años -un rey que tiene 900 carros e infantería. Sin embargo, no hay un “sí, claro”, no hay risas, no hay preguntas burlonas, no hay un “pensaste todo esto hasta el final, sin sopesar el costo de estas decisiones”. Solo dice una cosa: "Si vas conmigo, yo iré".

    Quería que esta mujer de fe viniera con él, creo que muchas veces somos un poco duros con esta figura bíblica por esta solicitud, pero no puedo evitar preguntarme si pronunció esta declaración porque estaba tratando de rodearse de personas de fe.

    Quizás él quería a alguien cerca que creyera en el mismo sueño para que cuando su fe flaqueara, ella estuviera allí para avivar el fuego de la fe una vez más. Tal vez quería que ella le recordara de dónde venía su autoridad cuando llegaban los días difíciles y la gente dudaba de su misión, y en las horas oscuras cuando se encontraba librando batallas silenciosas.

    Cualidades y características de Débora  en la biblia

    Según dice la narración bíblica, Débora ayudó a liderar a los israelitas contra los cananeos, que habían estado oprimiendo a los israelitas durante veinte años. Inspirada por Dios, Débora ayudó a Barak, un líder militar masculino, a liderar los ejércitos de Israel hasta el monte Tabor en un asalto total contra los cananeos.

    Pudieron derrotar a Sísara, el comandante de los cananeos. Los israelitas luego vivieron en paz durante los siguientes cuarenta años. La Biblia es clara en que Deborah era juez. No estamos seguros de por qué fue nombrada jueza. Ella es la única mujer registrada en la Biblia como este tipo de líder.

    Existe cierta especulación sobre por qué un hombre no estaba en esta posición; sin embargo, simplemente no sabemos con certeza por qué una mujer fue nombrada jueza en este momento particular de la historia.

    La Biblia también es clara en que Deborah fue una profetisa. Se trataba de una mujer que tenía una hermosa intimidad con Dios. Fue instruida en el conocimiento divino por la inspiración inmediata del Espíritu de Dios, y tenía dones de sabiduría, a los que no llegó de manera ordinaria; ella escuchó las palabras de Dios.

    Creo que hoy tenemos mucho que aprender del liderazgo de Débora según la biblia. Las siguientes son 8 cualidades que se encuentran en el liderazgo de esta mujer de Dios:

    1. Sabiduría: la gente acudía a ella en busca de consejo y guía. Ahora Débora, una profetisa, esposa de Lapidot, estaba juzgando a Israel en ese momento (Jueces 4: 4). Ella ejerció sabiduría.
    2. Accesibilidad: el pueblo de Israel se acercó a ella; ella fue buscada. Ella se sentaba bajo la palmera de Débora entre Ramá y Betel en las montañas de Efraín. Y los hijos de Israel se acercaron a ella para juicio (Jueces 4: 5). Lo más probable es que vieran en su rostro una cualidad de accesibilidad.
    3. Sensibilidad a Dios: ella conocía a Dios. Pasó tiempo con Él y comprendió lo que Él quería para Su pueblo. Cuando Barac se le acercó, ella le dijo “Ve y deplora las tropas en el monte Tabor; toma contigo diez mil hombres de los hijos de Neftalí y de los hijos de Zabulón” (Jueces 4: 6). Su conocimiento de lo que Dios quería que hiciera Barac demuestra su sensibilidad hacia Dios.
    4. Líder de líderes: Barak es el líder militar de los israelitas. Es un hombre en una posición de alto poder, supervisando a miles de hombres. Deborah dirige a Barak en su proceso de toma de decisiones. Luego lo acompaña a la batalla, y continúa instruyéndolo sobre lo que debe hacer, ¡Arriba! Porque este es el día en que el Señor entregó a Sísara en tus manos. ¿No ha salido el Señor delante de ti? (Jueces 4:14).
    5. Valiente: estaba dispuesta a entrar en batalla con Barak. Le dice a Deborah: Si vas conmigo, yo iré; pero si no me acompañas, ¡no iré! (Jueces 4: 8). Por alguna razón, Barak se resiste a llevar a sus tropas a la batalla, pero su desgana desaparece cuando Deborah accede a acompañarlo. Ella responde: seguramente iré contigo (Jueces 4: 9). Su audacia es asombrosa.
    6. Entiende el papel de su liderazgo: cuando los líderes dirigen en Israel, cuando la gente se ofrece voluntariamente, bendice al Señor (Jueces 5: 2). Ella entiende que su liderazgo viene de Dios y es obediente. Nada la inhibe de hacer lo que cree que Dios la llama a hacer.
    7. Su corazón está con el pueblo: mi corazón está con los gobernantes de Israel que se ofrecieron voluntariamente con su pueblo (Jueces 5: 9). Los líderes inspiradores se preocupan profundamente por las personas. Su corazón está con su gente.
    8. Reconoce quién obtiene el honor: ¡Escuchen, oh reyes! ¡Escuchad, príncipes! Yo, incluso yo, cantaré al Señor; Cantaré alabanzas al Señor Dios de Israel (Jueces 5: 3). Cuando la batalla termina y la gente se regocija, Débora reconoce a Dios dándole alabanza.

    ¿Qué podemos aprender de Deborah?

    Muy a menudo dudamos de la llamada en nuestras vidas porque tememos que la gente no escuche, que cuando llegue el momento fracasemos, que no sepamos lo suficiente, que no estemos preparados para el papel.

    La duda y el miedo susurran en nuestros oídos, desmoronando lo que Dios está tratando de hacer y enviándonos a retroceder a las sombras de nuestra zona de confort. Permitimos que nuestros sentimientos de calificación nos impidan asumir el papel que Dios tiene para nosotros.

    Deborah en la Biblia no cuestiona la voz de Dios ni se pregunta qué dirán los demás o pensarán, simplemente tiene la fe para hacer lo que Dios le dice. Si la gente la sigue o no, no es de su incumbencia.  Su única preocupación es hacer lo que el Señor la ha llamado a hacer y no dejar que nada se interponga en eso.

    Necesitas aprender: Cómo Ser Una Mujer De Fortaleza: 6 Pasos De Acción

    Pensamientos finales

    Tal vez no estemos físicamente en guerra, pero espiritual y emocionalmente estamos quizás estemos librando una batalla que sentimos que simplemente no podemos ganar. Sin embargo, debemos tener en cuenta que nuestra autoridad viene de Dios. Los ataques del enemigo vienen de un ejército en retirada que ya perdió la guerra. Tu victoria ya está ganada. Confía en su Dios, ajusta tu forma de pensar y asume la autoridad que Dios te ha dado.

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir