Dedicación De Un Niño A Dios En Lugar De Bautismo. Por Qué Y Para Qué

Ser padres no es una tarea fácil. Es una de las mayores alegrías de la vida, pero muy a menudo, sientes esa punzada molesta en el estómago que te hace preguntarte: "¿Estoy haciendo bien todo esto de ser padre?" Hay buenas noticias para ti: no tienes que ser padre solo. De hecho, ahí es donde entra en juego la dedicación de un niño a Dios.

Puedes comprometerte a criar a tu hijo de acuerdo con las enseñanzas bíblicas. ¿Pero la mejor parte? Te comprometes a hacerlo con la ayuda de Dios y de la iglesia. Como padre, tienes una gran influencia en la vida de tu hijo. Pero no eres la única. Dios hace el papel más importante en la formación, en especial, en la espiritual.

Quizás te puede interesar: El Manto De La Unción. Qué Es, Cómo Recibirlo Y Más

Índice De Contenidos()

    Qué es la dedicación de un niño a Dios

    La dedicación de un niño a Dios brinda la oportunidad de conocer a otros padres y líderes de confianza que se unirán a ti en las trincheras de la crianza. Pero en realidad, esta acción es mucho más que eso; se trata de un acto simbólico donde reconoces que Dios es el mejor cuidador y que tiene la gloria por haber dado esta nueva vida. Esta ceremonia significa:

    Dedicación de un niño a Dios
    Dedicación de un niño a Dios

    1. El reconocimiento de la necesidad de Dios

    Como padre cristiano, al dedicar a tu hijo al Señor, estás reconociendo la necesidad de Dios en tu familia.

    Por otro lado, estás invitando a Dios a participar activamente en tu vida familiar, sometiendo tus propios deseos para tu hijo a los deseos de Dios y comprometiéndote a criar a tu hijo según las santas ordenanzas. (Salmo 127: 1).

    2. La aceptación de que la gloria le pertenece a Dios

    Cuando dedican su hijo a Dios, los padres están reconociendo que el mismo es un regalo que viene de Él y que son administradores terrenales de la vida que Dios ha puesto en su hogar. (Salmo 127: 3-5).

    3. Adquirir un compromiso

    Los progenitores están declarando públicamente su intención de criar a su hijo de tal manera que conozca a Dios y establezca una relación personal con Cristo.

    Las acciones de los padres al criar a sus hijos son importantes para el Creador. Tenemos la responsabilidad como seguidores de Cristo de criar a nuestros hijos de una manera que agrade al Señor.

    Las responsabilidades otorgadas por Dios a los padres incluyen orar por sus hijos, instruirlos en el camino, darles un buen ejemplo y disciplinarlos como el Señor los ha disciplinado. Como padres, solo pueden hacer estas cosas mediante la fuerza de Cristo. (Deuteronomio 6: 4-9, Efesios 6: 4).

    4. El reconocimiento de que dependemos de Dios

    Con la dedicación de un niño a Dios, los padres afirman su total dependencia del Señor. (Juan 15: 5). Con este acto, los progenitores también piden a la familia, los amigos y la comunidad de la iglesia que los apoyen con oración y los hagan responsables de estos compromisos. (Hebreos 10: 24-25)

    5. Seguir un ejemplo bíblico

    Los padres están siguiendo el ejemplo bíblico de dedicar hijos al Señor que se da en 1 Samuel 1:11, 26-28. En este pasaje, Ana prometió dedicar su hijo a Dios si Él le concedía uno. El Señor honró su pedido y ella mantuvo su voto (1 Samuel 1:11).

    Qué no es la dedicación de un niño a Dios

    El acto destinado a la dedicación de un niño a Dios se presta para malos entendidos, puesto que se parece mucho al bautismo católico. Por este motivo, es necesario aclarar ciertas cosas importantes:

    1. Este no es el día de salvación para tu hijo; dedicar un niño no implica ese beneficio. La salvación es el regalo gratuito de Dios, recibido cuando alguien comprende su necesidad de Cristo y toma la decisión consciente de entrar en una relación con el Creador. Esta llega en el momento en que la persona, por fe confía en Jesucristo como su Salvador y Señor y se aparta de su pecado.
    2. No es el bautismo. Solamente se bautiza a los creyentes; aquellos que ya por fe han confiado en Jesucristo para el perdón de sus pecados y se identifican públicamente con la muerte y resurrección de Cristo a través de la inmersión. Una vez que un niño tiene la edad suficiente para tomar la decisión de aceptar a Cristo como su Salvador personal, entonces él o ella puede tomar la decisión de bautizarse.

    Tal vez quieras conocer: Los dones y frutos del Espíritu Santo según la biblia

    Responsabilidades involucradas en la dedicación del bebé

    Los padres cristianos que dedican un hijo están haciendo una promesa al Señor ante la congregación de la iglesia de hacer todo lo que esté a su alcance para criar al hijo según los preceptos ordenados por Dios, con oración, hasta que él o ella pueda tomar una decisión por sí mismo de seguir la vida cristiana.

    A los padres que hacen este voto o compromiso, se les motiva a criar al niño en los caminos de Dios y no de acuerdo con sus propios pensamientos. Algunas de las responsabilidades incluyen enseñar y entrenar a su hijo en la Palabra de Dios, darles buenos ejemplos, disciplinarlo y orar fervientemente por su vida espiritual.

    La importancia de la dedicación de un bebé a Dios radica en la promesa de la familia de criar a su hijo de una manera íntegra y de acuerdo con lo que Su creador ha ordenado. La Biblia proporciona abundante sabiduría, guía e instrucción para que los padres cristianos la aprovechen.

    La ceremonia de dedicación de un niño a Dios

    Una ceremonia formal de dedicación de un niño a Dios puede tomar muchas formas, dependiendo de las prácticas y preferencias de la denominación y la congregación. Puede ser algo privado y corto o parte de un servicio de adoración que involucra a toda la congregación. Por lo general, la ceremonia implica la lectura de pasajes clave de la Biblia y una oración de agradecimiento a Dios.

    A veces, se invita a toda la congregación a responder, indicando su responsabilidad mutua por el bienestar del niño. Puede haber una entrega simbólica del bebé a Dios por parte del pastor o ministro. Esto puede ir seguido de una oración. Luego, la congregación usualmente canta un himno de clausura.

    ¿Cuándo puedes dedicar a tu hijo a Dios?

    Esa es tu decisión. Puedes dedicar a tu hijo ya sea que tenga tres días o 13 años. No importa tanto la edad como el principio. La dedicación de un niño a Dios es un paso importante en la vida de fe de tu familia, porque estás sentando las bases de la crianza.

    Por lo tanto, considera elegir un versículo familiar, escoger valores o encontrar una comunidad que te ayude a crecer en estos valores y a convertirte en la persona que Dios te ha llamado a ser.

    ¿Puede un padre soltero participar en un servicio de dedicación infantil?

    ¡Por supuesto que sí!, la dedicación de un niño a Dios significa el compromiso de hacer todo lo posible para guiar al infante de manera que sea seguidor de Cristo. Se recomienda encarecidamente a los padres solteros que dediquen a sus hijos, ya que van a criarlos sin la presencia o asociación de un cónyuge.

    La decisión de dedicar un hijo no depende de las creencias del excónyuge, sin embargo, es recomendable que los involucrados hablen sobre este tema. Idealmente, ambos padres, incluso si no están casados, pueden comprometerse con este acto simbólico.

    ¿Por qué no se bautiza a los bebés?

    Las Escrituras proporcionan evidencia de que el bautismo sigue la decisión de un individuo de confiar únicamente en Cristo para su salvación. Esto lo podemos ver en Hechos 2:41, 8:12 y 10: 47–48. Y el Nuevo Testamento registra los bautismos de creyentes adultos únicamente.

    En lugar de bautizar a bebés o niños, se anima a dedicarlos a Dios. Esta es una ceremonia en la que los padres piden formalmente la bendición de Dios para su hijo y se comprometen públicamente a criarlo de acuerdo con las Escrituras.

    En la Biblia, podemos hallar relatos de padres que llevan a sus hijos a Jesús. Los abrazó, oró por ellos y dijo que no se les impidiera ir hacia Él. Pero no los bautizó, ni tampoco le dijo a nadie más que lo hiciera.

    El bautismo es para aquellos que han tomado la decisión personal de confiar solo en Cristo para ser salvos. Una vez que las personas tienen la madurez y la capacidad para comprender lo que eso significa, pueden recibir el bautismo.

    Necesitas saber: Qué Es La oración. Cómo orar, Ejemplos De Oraciones En La Biblia

    Sabemos que hoy en día ser padres implica una responsabilidad bastante grande, pero ¡Sorpresa! Puedes pedir la ayuda de tu Creador. Al dedicar a tu hijo al Señor, estás reconociendo que Él es su cuidador; estás colocándolo en Sus manos para que guíe sus pasos conjuntamente contigo.

    La dedicación de un niño a Dios no tiene nada que ver con el bautismo; es un acto donde, simbólicamente, lo pones a merced de Él y reconocer Su autoridad.

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir