Diferencia entre alabar y adorar a Dios según la biblia. 10 Versículos reveladores

Para saber la diferencia entre alabar y adorar a Dios, debemos conocer ambos términos. En cuanto a la adoración, ésta tiene que ver con la obediencia a nuestro Señor, y la alabanza es una manera de adorar. Alabar es cuando se elogia a Dios, y la adoración es una actitud del corazón que va más allá de la alabanza.

Te invito a leer: Cómo Acercarnos A Dios: 10 Hábitos Diarios Para Acercarte A Él

La adoración no se refiere solamente al canto, la danza o tocar  algún instrumento ante la presencia de Dios. Es ofrecerle nuestra vida a Dios, es un estilo de vida, es la vida misma. Cuando vivimos en adoración es porque estamos haciendo la voluntad de Dios.

De esta manera que si no practicamos la obediencia, no estamos siendo verdaderos adoradores del Señor. No se trata de religiosidad, acudir cada domingo a la iglesia, asistir al discipulado. Es más que eso, es entregarse por completo a Dios en espíritu y en verdad.

En la biblia podemos ver un claro ejemplo de esto, donde Abraham usa el término “adoración” por primera vez cuando el Señor le pide que sacrifique a su hijo único: “El muchacho y yo seguiremos adelante para adorar a Dios, y luego regresaremos junto a ustedes.” (Génesis 22:5)

Aquí se puede apreciar que Abraham mostró su fe absoluta a Dios y se dispuso a obedecer a su Padre en espíritu y en verdad. Quizás tuvo miedo, pero igual iba dispuesto a hacer la voluntad de Dios.

Índice De Contenidos

    Diferencia entre alabar y adorar a Dios según la biblia

    Resulta muy difícil diferenciar entre la alabanza y la adoración y en muchos casos nos preguntamos si cuando se levantan las manos se está adorando o alabando. Ante este interrogante se podría decir que se pueden hacer las dos cosas porque la manifestación externa en ambos casos es la misma.

    Los términos “alabar” y “adorar” resultan ser muy difíciles de analizar y no se pueden separar aún cuando representan entidades diferentes. Así que la oración, acción de gracias, adoración y alabanza guardan una estrecha relación.

    La Alabanza proviene del hebreo “halal” que significa celebrar, glorificar, cantar. Es un acto de gratitud por todo lo que nuestro Señor ha hecho en nuestras vidas. Cuando le alabamos le estamos dando el lugar que se merece, glorificándolo y exaltándolo. Estas alabanzas se pueden dar mediante escritos, oraciones o cantos.

    Por su parte, el término adoración proviene del vocablo proskuneo, que significa postrarse o arrodillarse delante. Es una actitud que procede del espíritu, es un encuentro íntimo con el Señor. Por lo cual mediante ésta, podemos hallar a Dios, sentir su presencia y descansar en su regazo.

    De esta manera, adorar significa postrarse ante Dios y en ese instante le estás diciendo que no somos nada sin su presencia en nuestra vida. Le estamos diciendo a viva voz y con el corazón que él es Todopoderoso, que es el Gran Yo Soy y que es dueño de nuestra vida por completo. Así que la adoración y la alabanza aunque guardan estrecha relación se diferencian de la siguiente manera:

    1.- El Señor no necesita alabanzas, sino adoradores verdaderos

    Uno de los aspectos que debemos considerar es el hecho de que Dios no necesita alabanzas, pero el creyente si necesita las alabanzas, ya que son un mandato de Dios. Pero éstas no lo afectan a él, sino que tiene el poder de transformar, edificar y reconfortar.

    Dios obtiene muchas alabanzas por parte de sus hijos. Pero él busca adoradores, que van más allá de las alabanzas. Tal como lo demanda en su palabra: “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren” (Juan 4:23)

    Dios busca adoradores porque los necesita, busca a los verdaderos, aquellos que han adoptado la vida y la mente del adorador, que obedece la voluntad del Señor, que se entrega en espíritu y en verdad y que ha dispuesto su vida para ello.

    2.- La alabanza es distante, la adoración es íntima

    En la palabra Jesús nos deja un ejemplo de lo que significa la alabanza: “Cuando llegaban ya cerca de la bajada del monte de los Olivos, toda la multitud de los discípulos, gozándose, comenzó a alabar a Dios a grandes voces por todas las maravillas que habían visto, diciendo: !!Bendito el rey que viene en el nombre del Señor; paz en el cielo, y gloria en las alturas! Entonces algunos de los fariseos de entre la multitud le dijeron: Maestro, reprende a tus discípulos. Él, respondiendo, les dijo: Os digo que si éstos callaran, las piedras clamarían” ( lucas 19:37-40)

    Ciertamente las rocas no pueden tener ninguna relación con Dios porque no tienen alma y más aún la alabanza resulta imposible. Pero el mensaje que nos revela es que cualquier cosa puede alabarlo a él, pero no cualquiera puede adorarlo en espíritu y en verdad. De esta manera que cualquier persona, las montañas, el sol, los ríos, rocas, estrellas, luna, pueden alabarlo sin tener ninguna relación con él. Tal como se aprecia en su palabra:  “Alabadle, sol y luna; Alabadle, vosotras todas, lucientes estrellas. Alabadle, cielos de los cielos, Y las aguas que están sobre los cielos. Alaben el nombre de Jehová; Porque él mandó, y fueron creados” (salmos 148:3-5)

    En la adoración debe existir una relación entre el adorador y Dios, y tiene que ver con el hecho de dar y recibir. Donde se manifiesta la comunión con nuestro Padre.

    3.-La alabanza se puede ver y escuchar, la adoración no siempre se muestra ante el observador

    La adoración por lo general es invisible y silenciosa, es personal, privada, donde existe una comunicación espiritual entre el creyente y Dios. Así que no siempre podemos apreciar si la persona adora o no, solo lo sabe Dios. Por el contrario cuando se alaba podemos apreciar como la persona canta y alza sus manos. Pero no podemos ver la relación íntima con el Señor.

    Diferencia entre alabar y adorar a Dios según la biblia
    Diferencia entre alabar y adorar a Dios según la biblia

    Puedes leer: La alabanza a Dios y su significado

    4.- La alabanza es horizontal, la adoración es vertical

    La adoración es más íntima y privada y se centra más en la Divinidad. La alabanza en cambio sí posee funciones verticales, y la adoración puede tener algunos horizontales, pero no es su objetivo principal.

    La alabanza tiene que ver con una preparación que se hace para llegar a la adoración. Así que Dios busca primeramente enseñar a la iglesia a alabar antes de adentrarse en la adoración, ya que cuando el creyente ha comprendido lo que implica alabar con todo su ser, puede pasar sin problemas a la adoración, Si existen algunas inhibiciones en la alabanza, puede ser un gran obstáculo para alcanzar la adoración.

    En este sentido, cuando se canta se busca alcanzar la adoración; pero este canto no avala la alabanza, así como la alabanza no garantiza que se pasará el umbral a la adoración.

    Se debe aclarar que la afinidad al canto, no tiene nada que ver con la adoración, y esto lo podemos apreciar en la palabra, donde una mujer le ungió los pies a Jesús, lo cual fue un acto real de adoración, donde no se cantó ni se tocaron instrumentos, pero lo adoró de la forma más genuina y amorosa posible:

    “Entonces una mujer de la ciudad, que era pecadora, al saber que Jesús estaba a la mesa en casa del fariseo, trajo un frasco de alabastro con perfume; y estando detrás de él a sus pies, llorando, comenzó a regar con lágrimas sus pies, y los enjugaba con sus cabellos; y besaba sus pies, y los ungía con el perfume” (Lucas 7:37-38)

    En este versículo podemos notar el significado real de la adoración, ya que ésta no se refiere a una actividad musical sino a una relación entre nuestro Padre y nosotros. Es la entrega de nuestra vida al Señor, sin esperar nada a cambio. Ni fama, ni éxitos ni nada, solo su misericordia para perdonarnos y darnos la salvación.

    En cuanto a la alabanza en muchos casos se requiere mover el cuerpo, agitar las manos, expresarnos externamente, ya que es necesario que se estimule el cuerpo porque el espíritu tiene la disposición a adorar. Sin embargo, el cuerpo es débil y renuente.

    Por su parte, la adoración se manifiesta de forma distinta, ya que se enfoca más en el deleite calmado y silencioso, donde se manifiesta la presencia del Señor. Tiene que ver más con la forma espiritual de expresión.

    Dentro de la adoración se pueden utilizar todas las formas externas de la alabanza tal como los clamores, aplausos, gritos, cantos, palmoteos. Sin embargo, la adoración se puede dar sin ninguna manifestación externa a diferencia de la alabanza.

    10 Versículos reveladores sobre la alabanza y adoración

    Alabar y adorar a Dios son parte de la vida de los creyentes, ya que en las iglesias se puede observar a un grupo de cantantes y músicos que se disponen a cantar y alabar a Dios. Esto se hace con la intención de prepararse para ser verdaderos adoradores, ya que es lo que realmente busca el Señor.

    Cualquier persona puede alabar pero solo aquella persona que se entregue de corazón al Señor y de ponga su vida en sus manos podrá adorar realmente con el alma. Estos versículos nos muestran lo que nos demanda el Señor:

    1.- Juan 4:23-24

    “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.”

    2.- Éxodo 15:2

    “Jehová es mi fortaleza y mi cántico, Y ha sido mi salvación. Este es mi Dios, y lo alabaré; Dios de mi padre, y lo enalteceré”

    3.- Apocalipsis 19:5

    “Y salió del trono una voz que decía: Alabad a nuestro Dios todos sus siervos, y los que le teméis, así pequeños como grandes”

    4.- Apocalipsis 5:13

    “Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos”

    5.- Salmos 68: 4-5

    “Cantad a Dios, cantad salmos a su nombre; Exaltad al que cabalga sobre los cielos. JAH es su nombre; alegraos delante de él. Padre de huérfanos y defensor de viudas Es Dios en su santa morada”

    6.- 1 Crónicas 16:34-36

    “Dad gracias al SEÑOR, porque {El es} bueno; porque para siempre es su misericordia. Entonces decid: Sálvanos, oh Dios de nuestra salvación, y júntanos y líbranos de las naciones, para que demos gracias a tu santo nombre, y nos gloriemos en tu alabanza. Bendito sea el SEÑOR, Dios de Israel, desde la eternidad hasta la eternidad. Entonces todo el pueblo dijo: Amén; y alabó al SEÑOR”

    7.- 2 Crónicas 5:13-14

    “Cuando los trompeteros y los cantores, al unísono, se hacían oír a una voz alabando y glorificando al SEÑOR, cuando levantaban sus voces acompañados por trompetas y címbalos e instrumentos de música, cuando alababan al SEÑOR diciendo: Ciertamente Él es bueno porque su misericordia es para siempre, entonces la casa, la casa del SEÑOR, se llenó de una nube, y los sacerdotes no pudieron quedarse a ministrar a causa de la nube, porque la gloria del SEÑOR llenaba la casa de Dios”

    8.- 2 Crónicas 7:3

    “Y todos los hijos de Israel, viendo descender el fuego y la gloria del SEÑOR sobre la casa, se postraron rostro en tierra sobre el pavimento y adoraron y alabaron al SEÑOR, diciendo: Ciertamente Él es bueno; ciertamente su misericordia es para siempre”

    9.- Esdras 3:11

    “Y cantaban, alabando y dando gracias al SEÑOR: Porque El es bueno, porque para siempre es su misericordia sobre Israel. Y todo el pueblo aclamaba a gran voz alabando al SEÑOR porque se habían echado los cimientos de la casa del SEÑOR”

    10.- Nehemías 9:5

    “Entonces los levitas, Jesúa, Cadmiel, Bani, Hasabnías, Serebías, Hodías, Sebanías y Petaías, dijeron: Levantaos, bendecid al SEÑOR vuestro Dios por siempre y para siempre. Sea bendito tu glorioso nombre y exaltado sobre toda bendición y alabanza”

    Te puede interesar leer: Alabanza y Adoración: Semejanzas y Diferencias

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir