El Espíritu Del Señor Está Sobre Mí: Lucas 4:18. Significado

En Lucas 4:18 Jesús dijo: "El Espíritu del Señor está sobre mí. En otra oportunidad expresó en Juan 14:16: “Le pediré al Padre, y Él te dará otro Consolador, Consejero, Ayudante, Intercesor, Abogado, Fortalecedor. Espera, para que Él pueda permanecer contigo para siempre”.

"El Espíritu del Señor está sobre mí"
"El Espíritu del Señor está sobre mí"
Índice De Contenidos

    “El Espíritu del Señor está sobre mi” ¿Qué quiere decir?

    El Espíritu del Señor está sobre mí, fue una afirmación que hizo Jesús. ¿Qué significa esto para nosotros? Esto quiere decir mucho en la vida de un cristiano. Jesús está vivo en cada uno de nosotros, entonces, nosotros también podemos operar en la misma unción; en otras palabras; El Espíritu del Señor está sobre nosotros.

    Pero nota que el Espíritu Santo es llamado ayudante por Jesús. Él no es el hacedor, nosotros somos los hacedores, él es el ayudante, nos ayudará a hacer. El diablo tratará de hacernos perder nuestra victoria engañándonos para que no logremos el propósito de Dios. Pero la verdad es que el ayudante ha venido y ha venido para quedarse.

    ¿Voy a dejar que el diablo me derrote? ¡¡NO!! Porque el Espíritu del Señor está sobre mí, y no hay límite para lo que podemos llegar a ser si solo vivimos y nos movemos en el Espíritu Santo y el Fuego. En el Espíritu, por la oración somos llevados a la presencia de Dios, para hacer nuestras súplicas ante el Trono de la Gracia.

    La Palabra de Dios se despliega de una manera maravillosa, revelando nuestro entendimiento. En el Espíritu, el amor de Dios se derrama en nuestros corazones al exterior, permitiéndonos amar a los demás como Jesús ama a la iglesia. Es también con Él, con quien podemos soportar todas las cosas que se consideran dignas de compartir en Cristo.

    Estar llenos del espíritu ¿Qué implica?

    Significa ayuda, para vivir una vida de poder que no podríamos obtener incluso si tuviéramos todo el razonamiento humano, y todo el conocimiento de la humanidad. Quiere decir que seremos ayudados a tener los pensamientos de Dios, en lugar de nuestros pensamientos; caminar en sus caminos en lugar de los nuestros.

    El espíritu santo. ¿Quién es y qué hace?

    "El Espíritu de Dios está sobre mí"
    "El Espíritu de Dios está sobre mí"

    El Espíritu Santo, es infinidades de cosas maravillosas para nosotros, pero a continuación te destacamos algunas de las más importantes:

    1. Él es el Espíritu de verdad

    (Juan 14:17; 15:26; 16:13). Trae a tu mente cualquier verdad que necesites. Todas las fuerzas de la oscuridad buscarán confundir y oscurecer la luz de la verdad. La totalidad de las proporciones de poder en este mundo parecerán hacer que Dios se vea distante, pequeño, ineficaz, como nada.

    Ese es el objetivo de Satanás y el pecado: hacer que Dios parezca inútil e inexistente. La obra del Espíritu Santo en esa hora, la obra del Espíritu de verdad, es descansar sobre ti con cualquier medida de verdad que necesites para ser fiel.

    2. Él glorificará a Dios

    (Juan 16: 13–14). El fundamento, el centro y la meta de toda la verdad que el Espíritu trae es la gloria de Jesucristo: la grandeza, la excelencia, la belleza de Jesús. La esencia del ministerio del Espíritu Santo es magnificar la belleza de Cristo en la mente y el corazón humano.

    Por lo tanto, en la hora de la prueba, no nos dejará olvidar a Jesús. Jesús dijo: "Yo estoy contigo siempre, hasta el fin del mundo" (Mateo 28:20). Siempre. Incluyendo la hora final de prueba. Y la obra del Espíritu Santo es hacernos recordarlo y verlo con los ojos de nuestros corazones (2 Corintios 3: 17-18; Efesios 1: 17-18).

    3. Mientras descansa sobre ti, el Espíritu sostendrá tu amor por Cristo.

    No solo revela la verdad de Cristo, sino la belleza, el poder, la sabiduría y el amor de Cristo. El Espíritu comunica a nuestros corazones la preciosidad de Cristo. Nos hace sentir que Cristo es suficiente en esta hora, que es mejor que todos los amores.

    Pablo dijo en Filipenses 3: 3 que los cristianos "adoran por el Espíritu de Dios". En otras palabras, es el Espíritu del Señor el que da a nuestros corazones un sentido del valor de Cristo. Es él quien nos hace sentir que esta leve aflicción momentánea no es nada comparado con Cristo.

    4. Él descansa sobre ti como el Espíritu de gloria

    “El espíritu del Señor está sobre mí”, según la escritura inspirada por Dios en (1 Pedro 4:14). Lo que significa al menos dos cosas: nos hace sentir que no vale la pena mantener la gloria que estamos perdiendo aquí en el mundo, y que la gloria que estamos a punto de obtener es infinitamente mejor.

    El Espíritu Santo es la semilla imperecedera (1 Pedro 1: 23) por la cual nacimos de nuevo. Y el punto de Pedro fue que, cuando el Espíritu imperecedero entra en nosotros, trae esta convicción: “'Toda carne es como la hierba, y toda su gloria como la flor de la hierba. La hierba se desvigoriza y la flor se cae, pero la palabra de Dios permanece para siempre.

    5. En la hora de prueba, el Espíritu Santo vencerá tus dudas y te dará la seguridad que necesitas.

    Porque no recibiste el espíritu de esclavitud para caer de nuevo en el miedo, pero has recibido el Espíritu de adopción como hijo, por lo cual clamamos: “¡Abba! ¡Padre! Y por lo que puedes estar seguro al decir: “El espíritu del Señor está sobre mi”

    El Espíritu de gloria descansa sobre ti, en medio de la pérdida de toda la gloria terrenal, y testifica a tu corazón: “Eres un heredero de la gloria infinita. Tú perteneces a Cristo. Vas a ser glorificado con él. Puedes estar seguro de esto.

    6. En el espíritu tenemos autoridad.

    ¿Cuándo puedo atar y desatar, solo en el Espíritu Santo? No podemos atar las cosas en lo físico o con la mente natural y no podemos atar la carne. Aunque en Cristo no faltó el poder del Espíritu Santo, eso no es así en su iglesia.

    Nunca debemos renunciar al hecho de que somos miembros del cuerpo de Cristo y del maravilloso poder del Espíritu Santo. Por ende, en Él tenemos autoridad para derrotar al enemigo.

    Le debemos todo al poder del espíritu

    Desde un nuevo nacimiento en un punto en el tiempo, hasta una nueva creación en la eternidad futura, le debemos todo lo bueno que viene a nuestras vidas a la sabia planificación de Dios el Padre, la compra misericordiosa de Dios el Hijo, y el poder transformador de Dios el Espíritu.

    ¿Cómo puedo buscar el espíritu?

    Señalaremos cuatro formas entrelazadas que la Biblia describe para buscar el espíritu:

    1. Medita en lo que Dios ha dicho en las Escrituras inspiradas por el Espíritu.

    Dios ha establecido una conexión vital entre su Espíritu y su palabra. En Juan 6: 63 Jesús expresó: “El Espíritu es quien da la vida; la carne no es de ninguna ayuda. En Efesios 5: 18-19 se nos llama a ser llenos del espíritu y a no hacer cosas que son desagradables para Dios.

    Deja que la palabra de Cristo habite en ti, enséñense y corríjanse unos a otros con toda sabiduría, cantando salmos e himnos y canciones espirituales, con agradecimiento en sus corazones a Dios. (Colosenses 3:16).

    El mandato de "Deja que la palabra de Cristo more en ti" es necesario que sea cumplido para ser llenos del Espíritu, porque la morada de la palabra es la forma en que experimentamos al Espíritu que mora en nosotros. Si quieres estar lleno del Espíritu, busca la plenitud de la palabra.

    2. Cree lo que oyes y ves en la palabra.

    El Espíritu Santo nos es provisto y obra poderosamente en nosotros mientras escuchamos la palabra con fe, tal como la creemos. Esteban fue descrito como un hombre "lleno de fe y del Espíritu Santo" (Hechos 6: 5).

    Bernabé era también lleno del Espíritu del Señor y de fe. (Hechos 11:24). Esos emparejamientos de fe y espíritu no son coincidencia. Y Gálatas 3:14 dice que "recibimos el Espíritu prometido a través de la fe". Entonces, al meditar en la palabra de Dios, la fe viene por esa palabra. (Romanos 10:17).

    3. Mantente firme en obediencia a lo que has escuchado y creído.

    Uno de los discípulos le hizo una pregunta a Jesús, en Juan 14:22, la cual decía que de qué manera se manifestaría Él. Jesús le respondió: "Si alguien me ama, cumplirá mi palabra y mi padre lo amará, e iremos a él y haremos nuestro hogar con él” (Juan 14:23).

    Para aquellos que aman a Cristo y cumplen su palabra, existe una especial intimidad de amor dada por el Padre. Y el Padre y el Hijo se acercan con inusual plenitud y dulzura, y esto  lo hacen por medio del Espíritu. Si alguien guarda la palabra de Dios, se aferra a ella como un tesoro, en obediencia, no apagará el Espíritu ni lo entristecerá.

    Puedo decir que el Espíritu del Señor está sobre mí, porque he aceptado a Jesús como mi único Salvador, eso me da el derecho de ser una hija de Dios, y sobre todos sus hijos es derramado el espíritu Santo. Tú también puedes hacerlo, y disfrutar de la dicha de tener al Consolador en tu vida. Te invito a hacerlo en este instante.

    Meudys Ochoa

    Nacida en la Colonia Tovar. Iniciada en el cristianismo desde que era una niña y actualmente parte del ministerio de adoración de la iglesia bautista "Pueblo de Dios".

    1. Adelis Inciarte dice:

      Dios los bendiga grandemente me gusta mucho la manera que Dios usa atreves de ustedes para predicar su palabra. Me gustaría que me enviaran a mi correo está enseñanza tan hermosa que tanto me edifica en CristoJesus amén

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información