El Espíritu Santo en forma de paloma. Significado

El Espíritu Santo en forma de paloma representa la paz que Cristo nos dejó aquí en la tierra, ya que a través de él y su salvación eterna, encontramos su luz admirable y por eso podemos estar tranquilos y confiados en su presencia, la cual nunca nos desamparará.

Te invito a leer: Cuáles son las manifestaciones del Espíritu Santo según la biblia

La paloma representa en este sentido la paz de Cristo, su bondad, su paciencia, benignidad, amor, lealtad, mansedumbre, ternura y nobleza en todo su resplandor, manifestada por el poder de su Espíritu Santo aquí en la tierra.

Índice De Contenidos

    El Espíritu Santo en forma de paloma. Qué significa

    Las Sagradas Escrituras se compone de dos secciones, El Antiguo y el Nuevo Testamento. En el primero podemos encontrar símbolos que nos conducen al Nuevo Testamento.

    En el Antiguo Testamento, específicamente en el libro de Génesis 1, 2 se menciona al Espíritu Santo, que aletea sobre las aguas cuando el universo estaba siendo creado por Dios:

    “En el principio creó Dios los cielos y la tierra. La tierra era caos y confusión y oscuridad por encima del abismo, y el Espíritu de Dios aleteaba por encima de las aguas”

    Cabe destacar que en ciertas traducciones de las sagradas Escrituras, se sustituye “El Espíritu de Dios” por “el Viento de Dios”, dando a entender que el término “viento” significa “espíritu”.

    La paloma constituye un símbolo del Espíritu Santo, pero además simboliza el viento, el fuego, el agua y el aceite. De igual forma es un símbolo de paz. La primera vez que se menciona la paloma, tal como lo dijimos anteriormente, es en el libro de Génesis:

    “Envió también de sí una paloma, para ver si las aguas se habían retirado de sobre la faz de la tierra. Y no halló la paloma donde sentar la planta de su pie, y volvió a él al arca, porque las aguas estaban aún sobre la faz de la tierra” (Génesis 8: 8-9)

    Luego, Noé volvió a soltar la paloma y ésta regresó en señal de victoria, tal como se puede apreciar en el siguiente pasaje bíblico: “Aún esperó otros siete días y volvió a soltar la paloma fuera del arca. La paloma vino al atardecer, y he aquí que traía en el pico un ramo verde de olivo, por donde conoció Noé que habían disminuido las aguas de encima de la tierra” (Génesis 8,11)

    Los expertos en la materia indican que este pasaje está directamente relacionado con el bautismo de Jesucristo, ya que el diluvio es visto en el cristianismo como un presagio del bautismo. Así pasa con  el episodio del paso del pueblo Judío por las aguas del mar muerto, donde el Señor dividió el mar para que el pueblo de Israel pudiera pasar y escapar de los Egipcios que los perseguían.

    De igual forma, existe un contexto no bíblico que nos sirve de referencia y que hace alusión con lo pagano, donde muchos pueblos antiguos utilizaban a las palomas como símbolos de lo divino. Por lo cual es muy frecuente ver a las deidades paganas junto con las palomas, como señal de divinidad. Por esta razón es muy normal que en los días del Nuevo Testamento, la figura de la paloma, estuviera muy relacionada con Dios, y más detalladamente a su santo espíritu.

    Las Características de la paloma según la biblia

    La paloma es un símbolo de paz a nivel mundial. Pero para los creyentes es la representación del Espíritu Santo aquí en la tierra, ya que Jesucristo descendió y nos dejó su espíritu para consolarnos, ayudarnos y fortalecernos.

    El Espíritu Santo en forma de paloma
    El Espíritu Santo en forma de paloma

    Cuando Jesucristo fue bautizado, el espíritu santo se posó en él y se mostró como una paloma. Ésta nos recuerda el mensaje de salvación, su promesa de permanecer en los que en él creen. Esta paloma o símbolo presenta las siguientes características:

    1.- La paloma representa un símbolo del Espíritu Santo

    Estos animalitos son muy cariñosos, escogen su propia pareja y quedan unidos durante toda su vida. El Espíritu Santo ve a la iglesia como esa pareja o compañera y permanece fiel y leal a ella para siempre.

    2.- La paloma busca buena compañía

    Las palomas solo se relacionan entre ellas, no andan con cuervos u otro tipo de aves carroñeras. De esta forma que el Espíritu Santo desea que sus hijos sepan escoger sus amistades que sean agradables ante los ojos del Señor.

    3.- La paloma goza de paciencia

    La paloma se toma su tiempo para recolectar las cosas para construir sus nidos, los observa, los perfecciona y si no le agrada, construye otro. También se toma su tiempo para beber agua, comer.

    Observa con detenimiento a pájaros que quieran perturbar y espera a que éstos se vayan para retornar a su nido. Es muy organizado, realiza tareas diariamente y siempre busca que queden bien y por eso se toma su tiempo para hacerlas. No tiene afán.

    De igual forma, el Espíritu Santo se toma su tiempo para actuar en cada uno de los hijos de Dios, muestra el camino correcto, tiene paciencia, es ordenado y nunca improvisa.

    Puedes leer: Los dones y frutos del Espíritu Santo según la biblia

    4.- La paloma se alimenta sanamente

    Estos animalitos se alimentan de semillas de maíz o trigo, no come carne y menos que esté podrida. Por eso la paloma era usada en los sacrificios de los Levitas. Pero existían dos requisitos para el sacrificio. Tenía que ser un ave que no comiera carne y que pudiera volar, por eso escogían a la paloma.

    Por su parte, El Espíritu Santo es santo y limpio. Por lo cual es importante orar antes de comer para que Dios purifique y bendiga nuestros alimentos. De igual forma debemos cuidar nuestra alimentación y comer sanamente. Así como lo hace la paloma.

    5.- La paloma es pacífica

    La paloma es una ave que solo convive con otras palomas, tienen una sola pareja de por vida y evitan problemas con carroñeros como los cuerpos. No es agresiva, sino que demuestra el amor hacia su pareja. Por eso la paloma es un símbolo de amor y paz.

    6.- Sus patas son muy suaves y tiernas

    En biblia podemos encontrar que se menciona la paloma cuando Noé estaba tratando de averiguar si ya el agua se había asentado. En la historia de Noé se dice que el cuervo logró encontrar un lugar donde posarse, pero la paloma necesitaba un lugar suave y liso para posarse y por eso regresó.

    Cuando Jesús fue bautizado por Juan el Bautista, la paloma se posó en los hombros de Jesús, porque encontró un buen lugar. Al respecto la Biblia dice lo siguiente: “Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él…Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia” (Mateo 3:16)

    En este sentido, El Espíritu santo, requiere de un buen lugar donde morar. Por eso debemos cuidar nuestro cuerpo, mente y espíritu para poder ser dignos del Señor y recibir su presencia siempre.

    La paloma a pesar de que es suave es poderosa, así como lo es el Espíritu Santo. Así que todo lo que hagamos debe ser para educación, para glorificar el nombre de Dios.

    Si queremos que la paloma se pose en nosotros y no se aleje, debemos limpiarnos y renovarnos con la sangre preciosa de Cristo constantemente, ya que queremos que el Espíritu Santo permanezca en nuestra vida bendiciendo, protegiendo y amando a quienes buscan su presencia.

    Al respecto la palabra nos reconforta cuando Cristo dijo: "El Espíritu Santo vendrá y los ayudará, porque el Padre lo enviará para tomar mi lugar. El Espíritu Santo les enseñará todas las cosas, y les recordará todo lo que les he enseñado" (Juan 14:26 )

    De tal manera que debemos estar preparados para recibirla y que pueda encontrar un lugar digno para permanecer en éste. Así que el Espíritu Santo está buscando un lugar en los corazones de los hijos de Dios, un lugar digno de él, donde pueda dejar fluir su presencia.

    En el Nuevo Testamento nos muestran que Jesús luego de ser bautizado y de que la paloma se posara sobre él, comenzó su ministerio, donde obró bajo el poder del Espíritu Santo. De esta manera Jesucristo fue guiado por el Espíritu Divino de Dios, para impartir sus enseñanzas, sanar enfermos, echar fuera demonios y proclamar el mensaje de salvación.

    6.- La paloma no habla

    La paloma no emite sonidos humanos como lo hacen otras aves como el loro o la guacamaya. Se comunica de otra manera. No busca ser el centro de atención emitiendo ruidos extraños, solo se preocupa de su nido y su compañera de vida.

    De igual forma, el Espíritu Santo no hace llamados en forma audible, ni grita. Solo habla mediante su palabra, sueños, mediante una oración de corazón. Sin embargo, la manera en la que se comunica va a depender de la relación que tenga con la persona, ya que Dios se mueve de formas misteriosas que a veces el humano no puede descifrar a plenitud. Solo aquel que tiene el don de ciencia puede comprender la comunicación espiritual.

    7.- La paloma no canta

    Este tipo de ave no canta, él solo arrulla como nos puede arrullar el Señor cuando estemos tribulados y abatidos. Es ese sonido que calma y fortalece.

    8.- La paloma es limpia

    La paloma es un ave limpia, siempre se está limpiando y crea su nido muy detalladamente. No es sucia como otros pájaros carroñeros. De tal forma que siempre va a querer posarse en lugares limpios y aptos, tal como el Espíritu Santo quiere morar en hijos de Dios que sean limpiados siempre con la sangre de nuestro Señor Jesucristo.

    9.- La paloma no es un ave exótica

    Este animalito no está en la lista de animales exóticos y caros. Por el contrario podemos verlas en las plazas, árboles y en todos los rincones de las ciudades.

    No cuesta nada tenerlas ni nadie se apresura a querer comprar una. Pero es de gran relevancia dentro de la historia bíblica donde en el libro de Noé, la paloma trajo  una hoja de olivo en su pico como símbolo de la victoria y la paz.

    Por qué se emplea una paloma como símbolo del Espíritu Santo

    La paloma es usada frecuentemente como una imagen que simboliza la paz y el amor. Sin embargo surge el interrogante del por qué se usa a esta ave en específico. Tal como lo revelan las características de este tipo de pájaro, se asemeja a la manera en la que el Espíritu santo se manifiesta aquí en la tierra.

    Sabemos que las palomas son pacíficas, suaves, limpias, calladas, tiernas, amorosas, fieles, entre otras cualidades. Y esto se asemeja a cómo es el Espíritu de Dios, sin embargo existen otros animales con características similares. Por lo cual resulta interesante analizar la razón de la presencia de la paloma en la divinidad.

    Para poder profundizar, debemos escudriñar las escrituras y retomar la lectura del libro de Génesis donde Noé usó una paloma para saber si el agua se había secado y si había un lugar donde llegar.

    De esta manera en la biblia se usa esta paloma para confirmar la victoria del Señor, como un símbolo de que el Espíritu Santo estaba con Noé en ese momento. La paloma entonces era un aliado de este personaje que se encontraba a su lado para proclamar las buenas nuevas y dar fe de que la palabra del Señor se cumpliría.

    En la segunda oportunidad, la paloma regresó con una hoja de olivo en su pico: "Caía la noche cuando la paloma regresó, trayendo en su pico una ramita de olivo recién cortada. Así Noé se dio cuenta de que las aguas habían bajado hasta dejar la tierra al descubierto"(Génesis 8:11).

    La paloma fue usada para revelar el triunfo y manifestar que la obra de Dios se estaba cumpliendo, ya que al traer la ramita de olivo, estaba proclamando la victoria de Dios, y este pájaro fue el portador de esa noticia tan importante y reveladora.

    No se trata solo de la hojita, se trata de confirmar lo que Dios había hecho, y enaltecer su nombre, dando fe de que su palabra se había cumplido a cabalidad. Esta hojita trajo esperanza, fe y alegría, ya que el porvenir estaba a la vista.

    Por otro lado, cuando Noé envió por tercera vez a la paloma, ésta no regresó, revelando que la paloma había encontrado un lugar digno donde posar en tierra firme. De esta manera, la paloma simbolizó la paz y la esperanza en medio del juicio del Señor.

    De igual forma encontramos a la paloma en los evangelios de Jesús en el momento de ser bautizado. Los cuatro Evangelios mencionan el relato referente al Espíritu santo en forma de paloma.

    Esta paloma confirmó que Jesucristo era el Mesías, el Salvador. Así que junto con la voz del Señor desde el cielo, este relato nos proporciona una figura clara y contundente del Dios Triuno (Padre-Hijo-Espíritu Santo).

    Asimismo, las palomas se conocían en el Nuevo Testamento como animales castos. Por ejemplo, en el libro de Mateo 10:16 encontramos a Jesús diciendo lo siguiente: "Los envío como ovejas en medio de lobos. Por tanto, sean astutos como serpientes y sencillos como palomas."

    Por otro lado, las palomas se usaron como holocaustos en el tabernáculo y el templo en tiempos bíblicos. Es posible que María y José trajeran una paloma como sacrificio luego de que Jesús naciera. Sin embargo, la paloma es solo uno de los muchos símbolos utilizados por el Espíritu Santo, ya que en la biblia se pueden encontrar símbolos como la llama, el viento, la nube, el aceite, entre otros.

    El Espíritu Santo representa la tercera Persona del Señor Trino y es al mismo tiempo eterno y está presente en todos los lugares, en todo momento. A pesar de que ninguno de estos elementos puede representar en su totalidad al Espíritu Santo, la paloma y otras figuras de la tierra se emplean para representarlo.

    Te puede interesar leer: Características Del Espíritu Santo Como Persona

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir