El ministerio de la mujer en la iglesia de Cristo hoy día

El ministerio de la mujer en la iglesia de Cristo tiene un papel significativo después del nuevo pacto establecido por Jesucristo, ya que antes de Cristo, la mujer era muy marginada, y fue Jesús quien por su parte, realizó cambios en este proceder, permitiendo que algunas mujeres estuviesen juntamente con los doce apóstoles en la misión de evangelización.

Índice De Contenidos

    El ministerio de la mujer en la iglesia de Cristo hoy día

    Ubicar a la mujer en cualquiera de los cinco ministerios en  la antigüedad era difícil, ya que los factores culturales de la época no permitían que algún ministerio fueran llevados abiertamente por la mujer, ya que ella para comunicarse debía pedir permiso a su marido, hoy día estas costumbres han cambiado significativamente.

    Sin embargo, la participación de la mujer en las diferentes etapas de la historia cristiana no ha sido nula como tal, más bien ha sido significativa durante todos los tiempos, un ejemplo de ello, ha sido María la hermana de Moisés, a quien llamaban profetisa, Éxodo15:20 y otra de sus misiones era dar ánimo al pueblo de Israel.

    Te invito a leer: Un Ministerio eficaz. 4 Condiciones para Ejercerlo.

    En el libro bíblico Miqueas 6:4 dice: “Porque yo te hice subir de la tierra de Egipto, y de la casa de servidumbre te redimí; y envié delante de ti a Moisés, a Aarón y a María” una vez más la mujer esta incluida en el ministerio de Dios, y se evidencia que la exclusión  se asocia a factores culturales de la época, en donde algunos seres, consideraron necesario, mantener en silencio a la mujer.

    Otras mujeres que han formado parte del ministerio de Dios en la antigüedad, fueron: Hulda en 2 Crónicas 34, o Débora en Jueces 4 y capítulo 5, ésta fue una profeta, sierva de Dios, involucrada y guiada por Dios en la política, teniendo como resultado 40 años de paz para el pueblo de Israel.

    Una de las misiones de Cristo, fue establecer un nuevo pacto y dentro del mismo dijo que todo aquel que crea en el señor Jesucristo será salvo, no importando si eres hombre o mujer, religión, cultura o país a todos les prometió una vida eterna si creyesen en él, también daría dones para servir a Dios en espíritu y verdad a su vez, mando a predicar el evangelio por todo el mundo.

    La postura y comportamiento de Jesucristo en el mundo, siempre fue de respeto y consideración para con la mujer, una actitud completamente radical para lo que se vivía en la época. Dentro de su grupo de evangelización aparte de los doce apóstoles se narra que habían mujeres, entre ellas Juana mujer de Chuza Susana Lucas 7: 1–2-3.

    En la resurrección de Cristo, son las mujeres las que llevan esta gran noticia a los apóstoles tal como se puede observar en Mateo 28: 5 –10, sin embargo, a pesar de las enseñanzas de Cristo, los apóstoles no le creyeron, tal vez por factores  asociados a la cultura de la época, y a pesar de que Jesús les dio otro ejemplo con relación al trato para la mujer, no lo pusieron en práctica para ese momento.

    Ministerios de la mujer con Jesús

    En Lucas 8:1–2 Jesucristo siempre estuvo acompañados por mujeres, quienes ayudaban en su misión apostólica y administración de bienes, aunque en Lucas 10:1–20 no se evidencia que Jesucristo haya asignado a ninguna de las mujeres en el ministerio de discipulado, posiblemente asociado a que los cambios jurídicos y sociales en la mujer nunca se realizaron.

    El ministerio de la mujer en la iglesia de Cristo
    El ministerio de la mujer en la iglesia de Cristo

    Jesucristo no se limitó en las leyes de pureza e impurezas. Para tratar a las mujeres siempre fue justo y amable, en su su misión siempre fue ayudar al necesitado por lo tanto el trato era igual para los enfermos o para los muertos, en Marcos 5:25 se narra como dejó tocar su manto por una mujer que tenía una enfermedad hemorrágica, así que Jesús no vino al mundo a excluir sino a incluir.

    Posición de la mujer en la iglesia de cristiana

    En el libro de Gálatas 3: 27–28 podemos apreciar lo siguiente para analizar la posición de la mujer dentro de la iglesia cristiana: “porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” a partir de este momento la mujer queda incluida en todas las misiones que le permitan predicar el evangelio a toda criatura.

    En la carta a los Romanos 16:1–16 Filipenses 1:1 y 1Timoteo 3:11 vemos como la mujer ha participado en los ministerios de Dios, hasta orientarla de cómo debe ser su comportamiento en la iglesia, el apóstol Pablo dijo que una vez que el individuo era bautizado, todos pasábamos a ser iguales ante los ojos de Cristo, es decir todos tenemos una gran misión en este misterio porque somos un solo cuerpo.

    En este orden de información, se evidencia que no todos las mujeres servidoras de Cristo pueden ser maestras, pastoras o evangelistas, pero lo que si está claro, es que todos los bautizados en Cristo Jesús, son llamado para servir a Dios Padre por amor, en sí, lo importante no es la posición que se tenga en el ministerio lo importante es que se sirva con amor a todo aquel que lo requiera.

    En fin, desde que Cristo llegó al mundo, la mujer ocupó un nuevo rol en el ministerio cristiano, y hoy día esos lugares en el ministerio son visibles en todos los continentes, porque no es al hombre, al que le corresponde decidir si la mujer puede o no estar en los ministerios de Dios, esa es una decisión exclusiva del  Todopoderoso.

    En resumen, Dios como único creador, jamas he excluido a ningún ser humano,  que pueda servirle en espíritu y verdad, se evidencia que la cultura y costumbres del hombre contribuye a excluir y dividir pero, gracias a nuestro señor Jesucristo todo esto, queda eliminado, y estamos mandados tanto hombres como mujeres a predicar el evangelio a toda criatura.

    Nuestro señor Jesucristo dijo que todo el que esta en Cristo, nueva criatura es las cosas viejas pasaron he aquí todas son hechas nuevas, es decir esas costumbres, rituales, exclusiones de la mujer, quedan abolida, ya que Jesucristo nos pide que sirvamos con amor y eso lo podemos hacer porque somos nuevas criaturas en él, además que para su servicio estas acciones ya no son necesarias ni válidas.

    Puedes leer: 5 Tipos de Ministerios cristianos según la biblia

     

    Dra. Mercedes Pérez Sarrameda

    Sandra Faría

    Hija y sierva de Dios, Profesora en el área de Lengua y Literatura, Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la UPEL-Maracay. Con experiencia en la docencia, en la redacción y edición de artículos en diferentes blogs en la web.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información