El Poder De La Alabanza En La Vida Cristiana

Poder De La Alabanza
El Poder De La Alabanza

¿Quieres saber cuál es el poder de la alabanza en la vida cristiana? La alabanza es esencial en la vida del creyente porque es la forma más fácil de acceder a Dios. Si bien existen otros canales para dirigirse al Creador, la alabanza es al mismo tiempo una oración, una súplica y la expresión de gratitud a Dios. En este artículo, nos centraremos en lo que es el elogio.

 “Alabanza es bendecir lo que la sal es para la comida. Evita la corrupción”. La comparación con la sal muestra toda la dimensión de la alabanza en la vida del cristiano.

“Los pueblos te alaban, oh Dios! Todos los pueblos te alaben” (Salmo 67: 3). Primero, es interesante saber que los hombres fueron creados para alabar y adorar a Dios. “¡Entrad por sus puertas con alabanza, por sus atrios con himnos! ¡Celebradlo, bendecid su nombre!" (Salmo 100: 4). Las Sagradas Escrituras nos enseñan que “Dios habita en medio de las alabanzas de su pueblo”.

Índice De Contenidos

    ¿Qué es la alabanza?

    Alabar es apreciar a Dios por quien es. Alabamos y adoramos a Dios solo por su Ser. Alabanza no es pedirle a Dios. Son momentos especiales en los que el alma del cristiano se eleva y entra en contacto con el cielo, a través de cánticos que magnifican a Dios por lo que es.

    También puedes leer sobre: El Poder de la Alabanza Para invocar a Dios

    La Biblia aconseja a los cristianos que alaben a Dios. "¡Alabado sea el Señor! Porque es hermoso celebrar a nuestro Dios, porque es decoroso alabarlo”. La alabanza a Dios no debe ser opcional para el creyente; es una recomendación bíblica. Porque a través de la alabanza, Dios “reconstruye Jerusalén, reúne a los desterrados de Israel. Él sana a los quebrantados de corazón y sana sus heridas” (Salmo 147: 2 - 3).

    Alabar a Dios significa alabarlo, proclamar su grandeza, es decir, expresar voluntariamente nuestra gratitud y nuestra más sincera gratitud a Dios para honrarlo (glorificarlo, celebrarlo, alabarlo, testificarlo, magnificarlo) por sus obras: por todo lo que Él ha hecho por nosotros, por todo lo que ha hecho por nosotros en Cristo, y por lo que es o representa para nosotros.

    La alabanza puede ser de palabra o de hecho, la palabra puede ser dicha (proclamación) o cantada (canción) con o sin música o con pasos de baile. La Biblia nos revela en Hebreos 13 v15 que la alabanza es un sacrificio y una ofrenda de labios a Dios.

    El poder de la alabanza - Un arma poderosa para el cristiano

    El poder de la alabanza es un arma que Dios pone en manos del cristiano, con la que humilla a Satanás. La alabanza es el antídoto para el enemigo. A través de la alabanza, imponemos silencio al enemigo y al vengativo.

    El ejemplo perfecto de un creyente que ha hecho de la alabanza su arma preferida para silenciar al diablo y entrar en una profunda estima por Dios, es el rey David. En alabanza, David venció a todos los ejércitos enemigos. Fue a través de la alabanza que pudo librar a Saúl de sus demonios.

    El que vive en alabanza lleva consigo autoridad, porque tiene el apoyo de la hueste celestial. Es por eso que ante situaciones difíciles de la vida, cuando la oscuridad parece invadir nuestra vida, cuando todo parece nada, cuando el mundo parece desmoronarse bajo nuestros pies y sentimos que no tenemos a qué santo dedicarnos, debemos necesariamente alabado sea Dios. Porque, “el elogio es mucho más efectivo que el ayuno más largo” que podemos hacer.

    ¿Qué es la adoración?

    La adoración es una actitud del corazón, un temor de Dios, ¡también es la forma más grande de alabanza! Adorar a Dios es atribuirle un valor supremo, porque solo Él es absolutamente digno (Sal 96,7-8 / Marcos 12 v29).

    Es acercarse a Dios con un sentimiento de profundo asombro lleno de admiración. Es también tener un sentimiento de respeto hacia Dios, expresarle nuestro profundo respeto (venerarlo, exaltarlo), postrarnos ante Él, estimarlo en su justo y elevado valor, cederle el paso, a contemplar Su majestad, Su grandeza., etc.

    En la adoración, expresamos nuestro amor, asombro, admiración y
    alabamos a Dios por la calidad de Su persona, por Su carácter, Sus atributos y Su
    perfección. Al adorar, uno puede cantar, hablar, levantar las manos, arrodillarse, acostarse con el rostro en el suelo, permanecer en silencio, llorar según la guía del Espíritu Santo, etc.

    La verdadera adoración solo puede provenir de un corazón que ama a Dios. “¡Venid, postrémonos y humillémonos, doblemos nuestras rodillas ante el Señor nuestro Creador! " Salmos 95: 6.

    ¿Cuáles son las diferencias entre alabanza y adoración?

    El poder de la alabanza nos conecta con la grandeza de Dios, mientras que la adoración nos pone cara a cara con la Santidad de Dios. La alabanza es nuestra acción voluntaria, nuestra elección con nuestra inteligencia para expresarle a Dios nuestra gratitud y nuestro honor sea cual sea nuestra situación, ¡lo queramos o no!

    La adoración no es una decisión, es una consecuencia de la alabanza a través de la cual uno entra a la presencia de Dios. Entonces todo nuestro ser (cuerpo, alma, espíritu) está lleno de Su Espíritu. Entramos en comunión profunda con Él, transportados por el Espíritu Santo, esto transforma nuestro ser, trastorna nuestra relación con Él.

    ¿Por qué debemos alabar o adorar a Dios?

    La adoración es el primer objetivo de la vida de todo hombre, por eso Dios nos creó para servirle y adorarle. Por eso el mandamiento más grande: “Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas”. Dios creó al hombre sin importar nuestras diferencias con el deseo de adorar.

    Y no hay un solo pueblo en la faz de la tierra que no adore algo. Es una necesidad universal profundamente inscrita en la más minúscula fibra del ser humano, es una necesidad latente en nosotros de conectarnos con Dios.

    Adorar es tan natural como comer o respirar, es una necesidad de equilibrio en la vida humana. Ahora bien, si no nos volvemos a adorar al Dios verdadero, es obvio que dado este vacío en nosotros, siempre encontramos un sustituto que no sea el Dios verdadero.

    Otras razones:

    1. Por quién es Él (Salmos 149: 1). (Sal.48: 2; 96: 4).
    2. Porque la alabanza glorifica a Dios (Salmo 50:23).
    3. Porque Dios nos manda a hacerlo. “Alabado sea el Señor” no es una sugerencia ni una petición. Es un mandamiento. (Salmo 105: 1)
    4. Por todos sus beneficios (Salmos 103: 2).
    5. Por sus obras (Salmos 150: 2)
    6. Porque es hermoso alabar al Señor (Salmos 91: 2; 147: 1)
    7. Porque es digno de alabanza (2 Samuel 22: 4; Salmo 18: 4).
    8. Porque la alabanza exalta al Señor (Salmo 69: 31)
    9. Porque es bueno alabar al Señor (Salmos 33: 1)
    10. etc

    ¿Cuál es el origen del poder de la alabanza y la adoración?

    Isaías 14: 11-15 nos habla de la caída de satanás y nos habla del cargo que ocupó. Lucifer, portador de luz, estrella brillante fue creado para alabar. Él era el jefe de adoración y alabanza en el cielo, era responsable de llevarlos a Dios. No solo se rebeló contra Dios, sino que también arrastró al tercero de los ángeles con él y desvió la alabanza y la adoración para él.

    Al ser arrojado del cielo a la tierra, corrompió el poder de la alabanza y la adoración que fueron creadas originalmente para glorificar solo a Dios. No solo recuperó la alabanza de este mundo, sino que también está tratando de recuperar la alabanza y la adoración de los hijos de Dios.

    Siendo un ex jefe del ministerio de alabanza y adoración en el cielo, está bien educado en las normas de alabanza y adoración que se sientan con Dios; Lucas 4: 5-8Te doy todo si te inclinas y me adoras”. (Lucas 10:18 y Apocalipsis 12: 7-9)

    Es importante saber que no todas las canciones mundanas están destinadas a Dios, simplemente porque estas canciones no glorifican el Nombre de Jesucristo, sino que están destinadas a Satanás incluso cuando su nombre no se pronuncia directamente.

    Porque los clubes nocturnos y otros lugares de prostitución donde la gente va cantando son simplemente templos para la gloria de satanás. Entonces, prestemos atención a ciertos clips, películas, música, que no le dan toda la gloria a Dios a riesgo de darle al enemigo la ventaja sobre nosotros.

    También es bueno saber que, según la palabra de Dios, incluso cuando un cántico trata de Jesucristo, no necesariamente puede ser aceptado por Dios, pues el que canta debe tener también una vida de obediencia a Dios; De lo contrario, su canción podría ser recogida por satanás, mientras él cree que sube a Dios .

    ¡La alabanza y la adoración pertenecen exclusivamente a Dios! ¡Fueron hechos por Él y para Él! Usémoslo para su gloria.

    ¿Cuál es la alabanza o la adoración en la que Dios se complace?

    La alabanza o adoración que agrada a Dios no es la belleza de la voz o la armonía de los instrumentos, aunque estos contribuyen en gran medida a embellecer la alabanza al hacerla agradable de escuchar.

    Tampoco son las hermosas palabras de los labios que uno pronuncia o la posición corporal que uno mantiene en la presencia de Dios. Según la Biblia, Dios acepta o rechaza una ofrenda según la vida de quien la ofrece.

    El poder de la alabanza y la adoración son ofrendas de labios a Dios, agradan a Dios solo cuando se lleva una vida de obediencia y santificación (buena conversión; vestimenta adecuada; buen testimonio cristiano, etc.…); esto es lo que la convierte en su fuerza.

    Leamos juntos algunos ejemplos del poder de la alabanza:

    • Génesis 4 v3-5 “… El Señormiró favorablemente a Abel y su ofrenda, pero no miró favorablemente a Caín ni a su ofrenda”. Versión Louis Segunda

    Dios mira primero la vida de quien le ofrece la ofrenda antes de mirar favorable o desfavorablemente esta ofrenda de labios que se le presenta. Cualquier ofrenda que no cumpla con esta regla no puede ser agradable, por lo que sería un trabajo sin recompensa (Mateo 6v1) El ejemplo de Caín en este texto debería enseñarnos mucho.

    • Mat 23v23 “¡Qué lástima para ustedes, maestros de la ley y fariseos, cuando son hombres falsos! Le das a Dios una décima parte de ciertas plantas, menta, verduras y especias. Y dejas ir lo que es más importante en el Fa, que es ser recto, bueno, fiel. Sin embargo, esto es lo que había que hacer, sin olvidar el resto. Versión Palabra de vida.

    Aquí Dios reprocha el hecho de traerle ofrendas cuando no se practica lo que constituye la fuerza de la ofrenda, es decir la vida de santificación y sincera obediencia a su palabra; esto es con lo que está de acuerdo antes de mirar favorablemente el regalo en sí.

    Esta realidad es comparable a la de la escena musical cristiana actual en la que muchos cantan para la gloria de Dios mientras no se interesan por una vida personal de consagración y santificación a Dios, lo que deberían hacer bien antes de cantar alabanzas a Dios.

    Esto es lo que 2 Timoteo 3 confirma en este versículo 5: “Fingirán ser fieles a Dios, pero en realidad rechazarán el poder de la fe. Dale la espalda a esta gente. "; En los últimos días, la gente servirá al Señor, cantará para su gloria, pero rechazando lo que es la base del verdadero servicio a Dios, la observancia de la palabra de Dios y una vida conforme a las prescripciones divinas.

    • 2 cor 8v5 "Y no sólo contribuyeron como esperábamos, sino que primero se entregaron al Señor, luego a nosotros, por la voluntad de Dios".

    En este texto vemos claramente que los primeros cristianos se entregaron enteramente a Dios, luego llegó su ofrenda, lo que los convirtió en sujetos de gran testimonio en las iglesias de Asia.

    • Efesios 5: 2 “ Andaden amor, a ejemplo de Cristo, que nos amó y se entregó a Dios por nosotros como ofrenda y sacrificio de buen olor. "

    Vemos en este texto que el mismo Señor Jesucristo fue entregado por completo a Dios antes de entregar su cuerpo en la cruz por nosotros. La observancia de esta regla lo convirtió en una ofrenda agradable y un sacrificio de olor agradable a Dios.

    El verdadero cantor del Señor también debe observar este principio básico, primero debe entregarse por completo a Dios antes de llevarle la ofrenda de sus labios.

    • Sal 33v1 “Justos, ¡regocíjense en el Señor! El elogio corresponde a los hombres rectos” versión LG
    • Sal 33v1 “Clama congozo al SEÑOR, tú que le obedeces. Para los que tienen un corazón puro, es bueno cantar sus alabanzas. »Versión PV

    Estos pasajes bíblicos citados anteriormente nos enseñan claramente que el poder de la alabanza es amar a Dios y como le agrada el Señor, es decir, los que viven para su gloria, los que obedecen su palabra y tienen un corazón puro.

    ¿Cuáles son los diferentes tipos de Alabanzas?

    Hay dos tipos de poder de la alabanza en Dios:

    • La alabanza de la glorificación: es proclamar la grandeza de Dios en relación a lo que Él es intrínsecamente.
      • Ejemplo: Su Fidelidad, Su Poder, Su Santidad, etc.
    • Acción de Gracias (dar gracias o mostrar nuestra gratitud): es alabar, agradecer al Señor por sus beneficios (lo que ha hecho) en nuestra vida.
      • Ejemplo: sus milagros, sus liberaciones, sus luchas por nosotros, su protección, encontrar un trabajo, etc.… 1 Timoteo 2v1 / Filipinas 4v6 / 2 Corintios 9 v12 / Jonás 2v10 / Ezequías 46 v12

    ¿Cuáles son las diferentes formas de alabar al Señor?

    Hay varias formas de alabar a Dios. Distinguimos principalmente alabanza:

    • Con oración: Alaba a Dios con palabras (2 Crónicas 5:13)
    • Con cántico: Primero la celebración de Dios (comúnmente llamada "alabanza" = canto rápido con gestos, con pasos de baile, con gritos de alegría, con vítores, con instrumentos) y adoración (cantos lentos con postración). La celebración alude directamente a la acción de gracias, mientras que la adoración alude a la glorificación.
    • A través de actos de reconocimiento: a través de pasos de baile, ofrendas, consagraciones, sacrificios.

    Todo acto que consista en reconocer la grandeza de Dios o agradecerle por un beneficio constituye alabanza.

    ¿En qué posición: de pie, sentado, arrodillado o acostado para adorar?

    El verbo hebreo "chahah" que significa "adorar" evoca el gesto de inclinarse, postrarse o incluso arrojarse boca abajo para adorar. Repasando toda la Biblia, encontramos que el pueblo de Israel, nuestros padres y los apóstoles tenían el hábito de postrarse o inclinarse boca abajo a la tierra para adorar a Dios (Éxodo 20v5 / Salmos 95 v6 / Salmos 132 v7), en el cielo el los ángeles se inclinan continuamente para adorar a Dios (Apocalipsis 7: 11).

    Para las oraciones en la asamblea, encontramos que la gente generalmente se puso de pie para dirigir sus oraciones a Dios (Mateo 11: 25 / Lucas 18: 11). Es bueno indicar que es la buena disposición de nuestra alma y de nuestro corazón lo que Dios busca en nuestro culto, al menos eso es lo necesario para encontrarlo en oración y tener la respuesta.

    Pero también la posición corporal debe expresar nuestra profunda reverencia por las cosas sagradas, nuestro temor y humildad ante el rostro de Dios o debe reflejar el estado de nuestra alma durante nuestras súplicas ante Dios.

    También es bueno adoptar la posición corporal que más favorezca la oración sincera y ferviente según el Espíritu Santo, porque son gestos que expresan sentimientos de fe, humildad, confianza y amor.

    • Puede ser la posición de pie, para expresar una actitud de disposición a seguir a Dios.
    • Se puede sentar en meditación pacífica.
    • Puede estar acostado, si la fatiga es grande.
    • Puede estar de rodillas en un entorno de adoración.

    Debemos dejarnos inspirar y guiar por el Espíritu Santo en todas las cosas sin desviarnos de las prescripciones bíblicas porque el Espíritu de Dios no viene a oponerse a lo escrito, mejor viene a darle sentido e iluminación.

    La importancia y el poder de la alabanza y la adoración

    Ahora, veamos la importancia y el poder de la alabanza y la adoración para lo creyentes dentro y fuera de la congregación:

    Un arma muy poderosa en la guerra espiritual.

    El Salmo 149: 6-9 nos dice que las alabanzas de Dios en nuestra boca son como una espada afilada en nuestras manos usada para ejecutar venganza contra nuestros enemigos.

    Un arma poderosa para derribar los muros y derribar las cadenas.

    El ejemplo del muro de Jericó que se derrumbó al sonido de la trompeta y los fuertes clamores del pueblo de Israel, en el séptimo día después de seis días de preparación, nos dice Josué 6:20.

    Pablo y Silas oraron y cantaron alabanzas a Dios; y en el mismo instante se abrieron todas las puertas y se rompieron las cadenas de todos los presos, relata el libro de Hechos 16: 25-26.

    Notamos aquí que la oración había precedido a la alabanza, dándole así el ímpetu necesario para ascender al cielo y desencadenar el milagro.

    El poder de la alabanza derriba la presencia de Dios.

     2 Crónicas 5:13  “y cuando los que tocaban las trompetas y los que cantaban, unidos unánimes para alabar y ensalzar al Señor, tocaron las trompetas, los címbalos y los demás instrumentos, y celebraron el Señor con estas palabras Porque él es bueno, porque su misericordia es eterna. En ese momento la casa, la casa del Señor se llenó de una nube”.

    El poder de la alabanza inspirar a los profetas

    “…Bajo la dirección de su padre Jedutún, quien profetizó con el arpa para alabar y celebrar al Señor" (1 Crónicas 25: 3) "Y mientras el arpa tocaba, la mano del Señor estaba sobre Eliseo" (2 Reyes 3:15)

    El poder de la alabanza crea una relación de amor entre Dios y nosotros

    Cuando alabamos y adoramos a Dios, nuestros corazones se alinean con Su corazón, Sus deseos se convierten en nuestros deseos, Sus palabras se convierten en nuestras palabras, Sus pensamientos se convierten en nuestros pensamientos, por lo que la comunión se vuelve total. De hecho, empezamos a actuar y a ser como su hijo porque sus características comienzan a afianzarse en nosotros por el tiempo que pasamos en su presencia, en su servicio.

    El poder de la alabanza Energiza la fe

    Dar la gloria a Dios nos permite tener en cuenta la superioridad y la omnipotencia de Dios sobre todas las cosas. Así, dar gloria a Dios revive y mantiene la fe fuerte: " pero él fue fortalecido por la fe, dando gloria a Dios" (Romanos 4:20).

    Da valor para minimizar la oposición del enemigo, por grande que sea.

    • “¡Sé fuerte y ten coraje! No temas ni desmayes ante el rey de Asiria y toda la multitud que está con él; porque con nosotros hay más que con él. Con él está un brazo de carne, y con nosotros el Señor nuestro Dios, quien nos ayudará y peleará por nosotros. El pueblo confió en las palabras de Ezequías, rey de Judá" (2 Crónicas 32: 7-8)
    • "Caminas contra mí con espada, lanza y jabalina; y camino contra ti en el nombre del SEÑOR de los ejércitos, del Dios del ejército de Israel, a quien has insultado"(1 Samuel 17:45)

    El poder de la alabanza activa la gracia de Dios

    “Los príncipes de Israel y el rey se humillaron y dijeron: Justo es el SEÑOR. Y cuando Jehová vio que se estaban humillando, la palabra de Jehová vino a Semaeja así: Se han humillado, no los destruiré, ni tardaré en ayudarlos, y mi ira no se derramará. Jerusalén por Shishak; "(2 Crónicas 12: 6-7)

    • 2 Samuel 7: 2,11, 15 "le dijo al profeta Natán: ¡Mira, pues! Vivo en una casa de cedro, y el arca de Dios vive en medio de una tienda…. Y el Señor te declara que te creará una casa... Pero mi gracia no se apartará de él, como se la quité a Saulo, a quien rechacé delante de ti" (2 Samuel 7:13).

    David se propuso glorificar a Dios, y la gracia de Dios se manifestó poderosamente.

    El poder de la alabanza insta a Dios a actuar y desencadenar su intervención en situaciones difíciles

    La alabanza y la adoración crean una atmósfera divina que permite que Dios venga y se manifieste en toda Su gloria, poder y amor.

    • "Es por mi amor, por mi amor, por lo que quiero actuar; Porque, ¿cómo se profanaría mi nombre? No daré mi gloria a otro. (Isaías 48:11)
    • “Cuando comenzaron los cánticos y las alabanzas, el Señor tendió una emboscada a los hijos de Ammón y Moab ya los del monte Seir, que habían venido contra Judá. Y fueron golpeados. (2 Crónicas 20:22)

    El poder de la alabanza precede a la victoria

    La forma más segura de asegurar la victoria en la batalla es a través de la alabanza y la adoración a Dios. Alabar simplemente significa agradecer a Dios por todo lo que ha hecho, por todo lo que puede hacer y todo lo que hará mientras adora es adorar a Dios por lo que Él es en la belleza de Su Santidad.

    El rey Josafat dirigió a su pueblo en la batalla contra sus enemigos. Dios le ordenó que nombrara cantores que alabasen al Señor durante la batalla. Estos cantores precedieron al ejército, alabando a Dios y diciendo:

    • "¡Alabado sea el Señor, porque su misericordia es para siempre!" Cuando comenzaron los cánticos y las alabanzas, el Señor tendió una emboscada a los hijos de Ammón y Moab y a los del monte Seir, que habían venido contra Judá. Y fueron azotados” (2 Crónicas 20: 21,22).

    ¡Imagínate un ejército precedido por un coro! La mente humana encontraría muy extraña esta forma de ir a la guerra.

    • “Pero las armas con las que luchamos no son carnales; pero son poderosos, en virtud de Dios, para derribar fortalezas” (2 Corintios 10: 4).

    Cuando nos enfrentamos al enemigo, debemos darnos cuenta de nuevo del poder de la alabanza y acudir al canto de batalla con las grandes alabanzas de Dios en la boca. Entonces podemos esperar ver Su salvación.

    La alabanza engendra el poder de la protección

    En el Salmo 84, David escribe:

    • “¡Felices los que habitan en tu casa! Todavía te pueden celebrar… Bienaventurados los que te apoyan… su fuerza aumenta durante la caminata…” (Versículos 5-8).

    El Señor establece a los que lo alaban. Este hombre conoce el gozo del Señor mediante la alabanza, y el gozo del Señor es su fuerza (Ne. 8:10).

    Recibimos lo que queremos

    Mucha gente dice: '¡Si tan solo Dios me diera lo que mi corazón desea! ¡Le daría tantos elogios! El orden divino funciona a la inversa: alabamos a Dios y hacemos de él el deleite de nuestros corazones; luego nos da lo que nuestro corazón desea. Dios pone santos deseos en el corazón que lo alaba; así tenemos deseos correctos. Dios concede los deseos de quienes se deleitan en él.

    • “Deléitate en el Señor, y él te dará lo que tu corazón desea ( 37: 4).

    Dios se sienta en medio de la alabanza

     Dios habita o vive en las alabanzas de su pueblo, lo que significa que cuando alabamos y glorificamos a Dios, Dios desciende y se manifiesta en nuestra situación. Si nuestro corazón está lleno de alabanza, también está lleno de la presencia de Dios porque él se sienta en medio de nuestras alabanzas.

    • “Te sientas en medio de las alabanzas de Israel” ( 22: 4).

    Lo mismo ocurre con nuestros hogares e iglesias. Si los llenamos de alabanza, se llenarán de la presencia de Dios. Podemos rodearnos de la presencia de Dios cultivando una actitud de alabanza. Seremos más conscientes de su presencia que de los problemas, las dificultades y las circunstancias adversas.

    ¿Cuándo debemos alabar al Señor?

    • De la mañana a la noche: ¡Que desde el amanecer hasta el ocaso sea conocido el nombre del Señor! (PS.113: 3)
    • A lo largo del día: ¡Que mi boca se llene de tu alabanza, que te glorifique cada día! (Sal. 71: 8)
    • Mientras vivamos: Alabaré al Eterno mientras viva (Sal.146: 2)
    • En todo momento: Bendeciré al Eterno en todo momento; su alabanza estará siempre en mi boca (Sal. 34: 1)
    • En tiempos de depresión: ¿Por qué te castigas, alma mía, y gimes dentro de mí? Espera en Dios, porque volveré a alabarlo; él es mi salvación y mi Dios (Sal. 42:12)
    • Por todas las cosas: Demos gracias continuamente a Dios Padre por todas las cosas, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo (Efesios 5:20).
      • El ejemplo del rey David: Este famoso rey de Israel fue un gran compositor, cantor y bailarín ante el SEÑOR.
      • Podía:
        • Bailar con todas sus fuerzas delante del SEÑOR, como atestigua 2 Samuel 6:14.
        • Levántese en la noche para cantar las alabanzas del DIOS VIVIENTE, Sal. 42: 9, 119: 62.
        • Despierta el alba con tu laúd y arpa, dice el Salmo 57: 9.
        • Por la mañana, celebre la bondad de Su DIOS, dice el Salmo 59:17.

    ¡Que el que ama al SEÑOR DIOS VIVO, SOLO DIOS VERDADERO, siga el ejemplo de David, Su Siervo!

    ¿La alabanza y la adoración deberían ser un estilo de vida continuo para nosotros ante Dios?

    ¡La alabanza y la adoración es un poder que el Señor ha puesto a nuestra disposición para revertir todas las situaciones de nuestra vida! Si queremos volver a nuestro destino, debemos experimentar el Poder de la alabanza y la adoración a diario, debemos convertirlo en nuestro estilo de vida porque es por eso que fuimos creados y nos regenera espiritualmente.

    No solo debemos esperar los días de culto o las horas de reuniones o los momentos propicios para alabar y adorar a Dios, sino en todo momento y frente a todas las situaciones para tener la respuesta.

    Tenemos miles de millones de razones para alabar y adorar a nuestro Dios con himnos y con nuestro estilo de vida, por todo lo que Él hace por nosotros y por quién es. Comencemos cada día con elogios. Durante todo el día, cántenle himnos y proclamen su bondad.

    Así, experimentaremos la vida de victoria que Él nos ha reservado. Es con este propósito que el repertorio de himnos ha sido diseñado para servirnos y ayudarnos a tener esta vida personal de alabanza y adoración en todo momento y en todo lugar.

    Qué debemos hacer con el poder de la alabanza

    • Tenemos que hacerlo constantemente porque es el canal que Dios usa para transmitir su presencia.
    • Alaba y adora, elimina espiritualmente y echa fuera los malos pensamientos y los malos espíritus (1 Sam 16 v14-21).
    • La alabanza y la adoración agradan al corazón de Dios y atraen su favor sobre nosotros (Ne 8v10).
    • La alabanza y la adoración mantienen nuestra vida espiritual como el ayuno, la oración y la meditación (col 3 v16-17).
    • La alabanza y la adoración traen gozo y paz al corazón de quien alaba. (Jac 5v13)

    La alabanza y la adoración nos permiten olvidar nuestro sufrimiento para que podamos enfocarnos en Dios, incluso cuando el enemigo está a nuestro alrededor, cuando nuestra sonrisa se ha ido, cuando nuestro corazón está apesadumbrado, aquí es donde él está.

    Se convierte en un sacrificio de alabanza que Dios recibe. “Busca primero el reino y la justicia de Dios; y todas estas cosas de arriba se os darán” Mateo 6:33

    Donde poner en práctica el pode de la alabanza

    La alabanza y la adoración deben ser un estilo de vida continuo para nosotros ante Dios. Nuestra vida debe ser un sacrificio de alabanza donde ya no vivamos para nosotros, sino para Dios.

    Todo lo que hacemos que agrada a Dios es un acto de adoración:

    • Confiar en Él,
    • Amarlo obedecer la Palabra de Dios
    • Hacer Su voluntad, alabarlo
    • Usar nuestros talentos para su gloria
    • Desarrollar una relación íntima con Él...

    Cada parte del servicio en la iglesia es un acto de adoración:

    • Oración
    • Compañerismo
    • Lectura de la Palabra
    • Canto
    • Presenciar las bendiciones de Dios en nuestra vida
    • Acción de gracias
    • Escuchar la predicación
    • Tomar notas
    • Dar su diezmo y su ofrenda
    • Bautismo
    • La Cena del Señor
    • Asistiendo a estudios bíblicos.

    La alabanza y la adoración deben ser un estilo de vida continuo para nosotros ante Dios. El secreto de un estilo de vida de adoración: hacer todo como si fuera para Jesús.

    Toda actividad puede ser un acto de adoración cuando la hacemos para la alabanza, gloria y placer de Dios, cuando la dedicamos a Dios y la realizamos con conciencia de Su presencia. “Así que, ya sea que coman, beban o hagan cualquier otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios. "1 Corintios 10:31"

    Todo lo que hagas, hazlo de buen corazón, como para el Señor y no para los hombres. Colosenses 3:23 Debemos vivir de tal manera que “En todo Dios sea glorificado por Jesucristo” (1 Pedro 4:11)

    Beneficios del poder de la alabanza

    La alabanza y la adoración deben ser un estilo de vida continuo para nosotros ante Dios, porque la alabanza es un acto de fe, es ciego a las circunstancias. La alabanza entrega, calma, consuela, abre puertas, ilumina, bendice, conduce a la victoria, alegra, trae curación, liberación, solución, quietud y muchas cosas buenas de nuestro Dios...

    Manifiesta el poder de Dios en la vida de quien practica constantemente eso. (Jeremías 20:13 “Cantad a Jehová, alabad a Jehová, porque él libra el alma del pobre de la mano de los impíos”. Hay muchos beneficios en la alabanza y la adoración.

    Aprendamos a alabar a Dios cuando estemos en problemas, cuando esperamos una respuesta y podemos ver su mano derribar los muros del enemigo en nuestras vidas, Sacude los cimientos de las garras del diablo y abre las puertas de la bendición para nosotros.

    Practiquemos esto, en todo momento, en todo lugar, en toda circunstancia y por todo motivo, en la alegría, en el dolor, en el sufrimiento, en la angustia, en la alegría, en los problemas...

    El poder de la alabanza como estilo de vida

    El poder de la alabanza y la adoración deben ser un estilo de vida continuo para nosotros ante Dios. Al igual que la oración y el ayuno, la alabanza y la adoración son un arma muy poderosa en la guerra espiritual. Cuando tomamos la decisión de alabar a Dios, a pesar de nuestras malas circunstancias, le damos acceso a nuestras vidas para que pueda actuar poderosamente.

    La alabanza invita a la presencia de Dios por lo tanto rechaza la de satanás. David dijo: “Me escribo a mí mismo: ¡Alabado sea el Señor! y soy librado de mis enemigos” (2 Samuel 22: 4).

    La presencia de Dios asustará al enemigo. Causará la caída del oponente. El enemigo no puede estar ante la presencia de Dios, por eso cuando alabamos a Dios, el diablo huirá de nuestra vida, de tu casa y de nuestra generación. ¡La alabanza precede a la victoria!

    • Fue a través de la alabanza que el rey Josafat (2 crónicas 20) y su ejército obtuvieron una aplastante victoria sobre el enemigo. Libera la Mano de Dios para actuar a nuestro favor La presencia del Señor libera a los cautivos. Cualquier vínculo que convierte a un individuo en prisionero...

    Dios tiene el poder de romperlo. ¡Hay poder en la alabanza y la adoración! Alabemos al Señor continuamente porque es digno de ello y al hacerlo lo invitamos a ponerse de pie, a intervenir en nuestras luchas. Cuando Dios se levanta, sus enemigos se dispersan y sus adversarios huyen ante su rostro. Por tanto, liberemos el poder de Dios alabándolo en todo momento y en toda circunstancia.  Alaba y adora al Señor.

    La presencia del Señor libera a los cautivos

    Cualquier vínculo que convierte a un individuo en prisionero... Dios tiene el poder de romperlo. ¡Hay poder en la alabanza y la adoración! Alabemos al Señor continuamente porque es digno de ello y al hacerlo lo invitamos a ponerse de pie, a intervenir en nuestras luchas.

    Cuando Dios se levanta, sus enemigos se dispersan y sus adversarios huyen ante su rostro. Por tanto, liberemos el poder de Dios alabándolo en todo momento y en toda circunstancia. Alabe y adore al Señor.

    La presencia del Señor libera a los cautivos. Cualquier vínculo que convierte a un individuo en prisionero... Dios tiene el poder de romperlo. ¡Hay poder en la alabanza y la adoración!

    Alabemos al Señor continuamente porque es digno de ello y al hacerlo lo invitamos a ponerse de pie, a intervenir en nuestras luchas. Cuando Dios se levanta, sus enemigos se dispersan y sus adversarios huyen ante su rostro.

    Por tanto, liberemos el poder de Dios alabándolo en todo momento y en toda circunstancia. Alabe y adore al Señor, y sus adversarios huyen de su rostro. Por tanto, liberemos el poder de Dios alabándolo en todo momento y en toda circunstancia. Alabe y adore al Señor. y sus adversarios huyen de su rostro. Por tanto, liberemos el poder de Dios alabándolo en todo momento y en toda circunstancia. Alabe y adore al Señor.

    Usemos el poder de la alabanza

    Si queremos dar un paso hacia nuestro destino y ver la gloria de Dios en nuestra vida, en nuestro negocio, en nuestra familia, etc., ¡permítanos experimentar el poder de la alabanza todos los días, en cualquier momento del día!

    Aquí puedes leer sobre: Alabanza y Adoración: Semejanzas y Diferencias

    Usemos este libro de himnos, uno de muchos, cuanto más crecemos en alabanza, más creceremos en el conocimiento de la Persona de Dios, porque la alabanza tiene poder en la vida de aquellos que practican la alabanza.

    Adquiere el hábito de hablar del Señor, alabarlo, adorarlo, alabarlo hablando y cantando, levantando las manos hacia Él, gritando de alegría, bailando, aplaudiendo, etc. Exaltemos sus maravillosas obras. ¡Alabado sea el Dios del cielo, porque su misericordia perdura para siempre! Salmo 136: 26.

    El llamado a la vida de alabanza y adoración.

    Si este mensaje te ha despertado y deseas vivir una vida de alabanza y adoración, reza con nosotros esta oración: Yo decido hoy, y todos los días de mi vida, volver la mirada hacia ti en todas las circunstancias y servir a las alabanzas de tu gloria. Quiero alabarte, adorarte y honrarte porque solo Tú eres digno de recibir toda la gloria, alabanza y adoración.

    Reconozco Señor que necesito Tu gracia para ser un adorador fiel porque muchas veces mis reacciones a la prueba te han deshonrado y te pido perdón. Ayúdame a través de tu Espíritu Santo a ser el adorador que buscas. Reconozco que eres grande y que reinas sobre todo cosas.

    E incluso cuando paso por el valle de la prueba, continuamente quiero alabarte y bendecir Tu nombre, porque Tú eres el que siempre tendrá la última palabra sin importar nada. ¡Que toda la gloria sea tuya! En el nombre de Jesús. Amén

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información

    logo

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    Ya casi estás suscrito, te hemos enviado un Email. Debes ir a tu correo y dar click en CONFIRMAR, para que todo funcione bien y podamos comunicarnos contigo.

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano