El Rey que viene - Cómo se presentará

El Rey que Viene hace referencia a la segunda venida de Nuestro Señor Jesucristo, la cual ha sido anunciada en las Sagradas Escrituras. En el libro de Apocalipsis se detalla cómo será la venida visible de Jesús y relata los acontecimientos que sucederán en este hecho tan importante para la humanidad y especialmente para la iglesia de Cristo.

Te invito a leer: Cristo Es La Única Solución Para El Hombre

Esto lo podemos apreciar en el siguiente pasaje: “Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo. Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS” (Apocalipsis 19:11-13)

En esta cita se nos detalla cómo será la segunda venida de Nuestro Señor Jesucristo, quien se presenta como verdadero, fiel y como el verbo de Dios. Así que será un hecho majestuoso en donde todos doblarán rodillas delante de su presencia.

Índice De Contenidos

    El Rey que viene – Cómo será ese suceso

    Dentro de los diferentes mensajes escatológicos que hablan acerca de la segunda venida de Jesucristo encontramos diferentes tópicos que se señalan como el rapto de la iglesia, el tribunal de Cristo, las bodas del cordero y la gran tribulación.
    Por lo cual es importante resaltar la manera en la cual Nuestro Señor Jesucristo se presentará y hará su entrada como un Rey a este mundo. Todos estos teman nos hablan acerca de que Cristo viene a buscar a su iglesia, la cual será como la Esposa del Cordero.

    Esta es una de las promesas que trae la mayor esperanza para los hijos de Dios, quienes fueron redimidos a través del sacrificio de Jesucristo en la Cruz del Calvario, donde derrotó al enemigo dando su vida por cada uno de nosotros.
    En este sentido, la humanidad va a poder apreciar el día en el que Jesús venga como Nuestro Rey, lleno de poder y de gloria. Tal como lo anuncian las Sagradas Escrituras:

    “Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto” (Isaías 9:7)

    En este orden de ideas, se van a dar dos eventos importantes, el rapto de la iglesia y la segunda venida de Nuestro Señor Jesucristo: “El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre” (1 Tesalonicenses 4:16-17)

    Cuando él se lleve a su iglesia será para reinar junto con su iglesia, y luego cuando venga será un evento muy relevante donde aparecerán hechos sobrenaturales: “el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas” (Mateo 24:29).

    De esta manera que cuando Jesucristo venga a este mundo, su luz será tan resplandeciente que las grandes lumbreras se apagarán porque su Gloria será más excelsa que cualquier lumbrera. Así que ningún hecho será tan glorioso como cuando aparezca el jinete en el caballo blanco montado por el Rey de Reyes y Señor de Señores, Nuestro Príncipe de Paz, el Fiel y Verdadero.

    Cómo se presentará el Rey que viene

    Nuestro Señor Jesucristo vendrá primeramente a buscar a su iglesia, la cual debe estar preparada, con vestiduras limpias, sin mancha y dispuesta para la batalla.
    Luego aparecerá como el Rey en esta tierra, donde su luz resplandecerá de forma majestuosa. De esta manera, es importante señalar cómo se presentará Jesús a este mundo:

    1.- Como el Rey triunfante

    En el rapto, Jesucristo se presentará como Nuestro Rey triunfante y vendrá como el ladrón en la noche. Sin embargo, en su segunda venida, vendrá de una forma visible, con todo poder y gran gloria. Allí todo ojo le verá según el siguiente pasaje:

    “He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén” (Apocalipsis 1:7)

    El Rey que viene

    En este sentido, la visión de un “cielo abierto” que nos muestra Juan, no nos deja dudas con respecto a que su aparición se dará de forma universal. Así que el mundo entero será testigo de su majestuosa aparición, donde vendrá montado en un caballo blanco como Nuestro Rey vencedor y triunfante. Además tendrá diademas en su cabeza que demuestran su realeza.

    Cuando Jesucristo vino por primera vez a este mundo, tuvo que llevar una corona de espinas, pero ahora traerá muchas coronas que para gobernar con nosotros.

    De igual forma la palabra nos revela que sus ojos serán como llamas de fuego y todos temblarán ante su presencia. Anteriormente fue rechazado y ahora su presencia será imponente y se mostrará con poder y gloria, como Nuestro Rey Todopoderoso.

    2.- Será visto como Fiel y Verdadero

    La segunda venida de Jesucristo es un hecho sobrenatural que no puede ser comprendido por la mente finita del hombre. Por lo cual para poder tener un mayor entendimiento es necesario tener al Espíritu Santo dentro de nosotros, porque solo a través de su presencia podremos creer y tener fe en las maravillas y prodigios de su regreso.

    De esta forma Jesucristo aparecerá como Fiel y Verdadero que son los nombres que se le atribuyen en la biblia, además se muestra como el verbo de Dios, majestuoso e imponente.En la palabra de Dios se nos habla de la segunda venida de Jesús a esta tierra, por lo cual no lo podemos poner en duda. Sin embargo, el anticristo y el falso profeta van a tratar de desviar el mensaje y tergiversar la palabra con sus engaños.

    La astucia de esos personajes malignos está fundamentada en el engaño, la maldad y la mentira, pero el Rey que viene se presentará con su naturaleza de ser “Fiel y Verdadero”. De esta forma Jesucristo se va a presentar como el que juzga y pelea y su causa se muestra justa y perfecta. Se presentará como Nuestro Príncipe de paz pero también de guerra, tal como lo señala la palabra: “El Señor es un guerrero; su nombre es el Señor” (Éxodo 15:3).

    En este sentido Nuestro Señor Jesucristo se muestra como Fiel y Verdadero y proclama su paz entre todos, pero si no existe arrepentimiento, llegará el día en el cual el Señor actuará contra toda injusticia y pecado para que no sean los que reinen.

    3.- Tendrá tres nombres nuevos

    Cuando Nuestro Señor Jesús nació se le asignó un nombre, y cuando venga por segunda vez, tendrá tres nombres nuevos que manifestarán su carácter y su estado glorificado. Primeramente se nos da a conocer un nombre que nadie puede saber, porque solamente él lo conoce. El otro nombre que se nos revela es “el verbo de Dios” que es la palabra hablada por quien se crearon todas las cosas desde el principio.

    Así que cuando él habló, el mundo fue hecho. Pero además Jesús es la palabra encarnada por medio de quien vino la salvación.
    Al respecto el propio Juan nos dice en la biblia que nadie vio jamás a Dios pero a través de su hijo Jesús se le ha dado a conocer: “Y el Verbo se hizo hombre y habitó entre nosotros. Y hemos contemplado su gloria, la gloria que corresponde al Hijo unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad” (Juan. 1:14).

    En cuanto al tercer nombre con el que Juan vio a Jesús, representa el más glorioso de todos. El texto hace referencia a que el guerrero que galopa en su caballo blanco tiene una inscripción en su muslo, tal como se señala en la palabra: “Y en su manto y en su muslo tiene un nombre escrito: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES” (Apocalipsis 19:16)

    4.- Se presenta como el guerrero en batalla

    Nuestro Señor Jesucristo vendrá como un Rey con un ejército listo para la batalla y sus vestiduras serán blancas, de lino finísimo y sin manchas. Este ejército no podrá ser vencido porque su naturaleza es especial. No posee armas porque su Rey Jesucristo es quien peleará por ellos.

    Te puede interesar leer: “Pelea La Buena Batalla De La Fe”: 1 Timoteo 6:12. Significado

    Él es “Jehová de los ejércitos”, Nuestro Rey poderoso en batalla que siempre ha peleado por su pueblo. Este ejército es la iglesia del Señor que viene con su Rey, y la figura de este ejército montado en caballos blancos, y con esta vestimenta blanca y limpia será majestuosa.

    De esta manera que cuando Jesús regrese por segunda vez va a pelear sin necesidad de tener armas, ni tanques, ni artillería ni ningún poder nuclear, porque la única arma que usará será la “espada aguda” que sale de su boca. Tal como lo señala la palabra:
    “Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón” (Hebreos 4:12)

    Así que Jesús se presentará como nuestra verdad, la palabra viva y eficaz, que viene a juzgar a los hombres. Por eso él no necesita ningún arma porque su palabra es quien derrotará al adversario.
    “sino que juzgará con justicia a los pobres, y argüirá con equidad por los mansos de la tierra; y herirá la tierra con la vara de su boca, y con el espíritu de sus labios matará al impío” (Isaías 11:4).

    En esta cita se nos explica claramente la manera en la que Jesucristo juzgará a todos, donde regirá con vara de hierro a las naciones que pastoreará luego de su derrota.

    De esta manera Jesucristo llevará a los pueblos de la tierra como un pastor a su rebaño, y los enemigos del Señor no prevalecerán. De esta manera, Jesús peleará por nosotros y obtendrá la victoria:“ Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos” (Éxodo 14:14).

    5.- Se presenta como el soberano vencedor

    Jesucristo se presentará como nuestro soberano vencedor, y Juan nos da una visión clara acerca de la batalla del Armagedón y de aquellos que se reunirán para pelear la buena batalla con el “jinete del caballo blanco”. Ésta será la última batalla que el Señor peleará por su pueblo, y será la más grande y terrible que se haya llevado a cabo en la humanidad.

    Esta batalla final, es constituida la gran lucha de los ejércitos del oriente y sus aliados, contra el anticristo y sus aliados. Así que el objetivo final será el de unirse para pelear contra Israel y adueñarse de su territorio.
    Sin embargo, cuando esta conspiración se esté dando, entonces vendrá el Señor como el gran guerrero conquistador para derribar a todos los ejércitos que se unieron contra su pueblo y su ungido Jesucristo en un lugar de nombre “Armagedón”

    “pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso. He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza. Y los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedón” (Apocalipsis 16:14, 16).

    En este orden de ideas, debemos tener claro que el objetivo final de Satanás será destruir la humanidad. Su acción más poderosa y catastrófica se verá durante esos siete años, siendo luego de eso atado por mil años y quedará sin ninguna acción.
    La venida del Señor se dará con Poder y Gloria, donde se manifestará la grandeza de su llegada a este mundo y será visto como Nuestro Rey, guerrero, soberano, Príncipe de paz, que viene a derrotar al enemigo para siempre.

    En este sentido, La Segunda Venida de Nuestro Señor Jesucristo se llevará a cabo cuando menos lo esperemos y vendrá primeramente a buscar a una iglesia preparada para la batalla de Armagedón, en la cual será vencido el enemigo.
    Luego se presentará como Poderoso Gigante y todo ojo lo verá y toda rodilla se doblará. Este será el día del Señor, tal como lo señala la palabra: “Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a Dios” (Romanos 14:11-12)

    El Rey que viene nos dará la victoria y se mostrará como poderoso gigante delante de nuestro adversario y se impondrá como un guerrero soberano y como un príncipe de paz que nos trae la justicia divina. Este encuentro con el Señor es un hecho muy esperado por todos los que creemos fielmente en el Señor y en su palabra.

    Puedes leer: La venida de Cristo Parte 1 - 7 Señales Reveladoras

    Sandra Faría

    Hija y sierva de Dios, Profesora en el área de Lengua y Literatura, Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la UPEL-Maracay. Con experiencia en la docencia, en la redacción y edición de artículos en diferentes blogs en la web.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información

    logo

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    Ya casi estás suscrito, te hemos enviado un Email. Debes ir a tu correo y dar click en CONFIRMAR, para que todo funcione bien y podamos comunicarnos contigo.

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano