El Sacrificio Aceptable: 3 Razones Para Practicarlo

El sacrificio aceptable debe ser la actitud más común del cristiano. La generosidad, el amor y la diligencia en hacer buenas obras son rasgos distintivos de las iglesias que dan fruto en el Espíritu Santo a través del evangelio. Demuestra mucho de la madurez espiritual de cada uno de sus miembros.

Es triste ver en las redes sociales  que se critique a los pastores o líderes religiosos cuando reciben pago de los miembros de su congregación, instándolos a buscar un trabajo secular. Dejan mucho que desear las iglesia cuyos pastores tienen un trabajo secular, lo que puede significar dos cosas: Una, que la iglesia sea tan pequeña que realmente no pueda sostener a su pastor, o dos: que no  tenga la actitud de hacerlo, lo cual es lamentable.

Hoy vamos a ver como ser generosos, a través de "El Sacrificio Aceptable" que agrada a Dios:

Índice De Contenidos()

    El Sacrificio Aceptable

    Para poder conocer qué es el sacrificio aceptable, debemos tener claro el concepto de lo que es un sacrificio. Era un acto que consistía en entregar a Dios la vida de un animal.

    Podía ser por varios motivos: gratitud, ofrenda por el pecado, en festividades religiosas u ocasiones especiales. En algunos salmos se le da un sentido espiritual, y se habla de sacrificios de alabanzas.

    Cristo fue la ofrenda y sacrificio perfectos, para borrar totalmente el pecado, y ya no hay más sacrificios por el pecado (Heb 9.26).

    Por eso el apóstol Pablo le da una figura espiritual, y trata a las ofrendas que se hicieron a su favor como el sacrificio aceptable. Es decir un sacrificio agradable a Dios (Heb 13.16).

    En el AT se decía que un sacrificio era agradable a Dios cuando se hacía con verdadero corazón de arrepentimiento o gratitud, y por la calidad del animal sacrificado se deducía la honestidad ante Dios de las persona que ofrecía el sacrificio y la aceptación del sacrificio por para de éste, al mirarlo o no con agrado (Gen 4.4-5).

    El Sacrificio Aceptable

    Pablo entiende la ofrenda como el sacrificio aceptable, porque ponderaba la actitud de amor de la iglesia para ese gesto, de desprendimiento, generosidad y diligencia para hacer llegar a Pablo esta ofrenda en dinero que le serviría para soliviantar los gastos personales y de su ministerio.

    En esta ocasión, Pablo recibe el sacrificio aceptable de la iglesia en Filipos, y  dice que no busca dádivas de ellos (Flp 4.12), sino fruto que sobreabunde (Fil 4.17), es decir, que la ofrenda sea dada con generosidad, desprendimiento, diligencia y amor.

    No aprecia tanto el contenido de la ofrenda como el gesto de la iglesia. En esta ocasión, el sacrificio aceptable  es hecho por medio de Epafrodito, un hermano que estaba pendiente del apóstol y que le sirvió en varias oportunidades, por lo tanto, Epafrodito conocía mejor que nadie las necesidades del apóstol (Flp 2.25-26) .

    El sacrificio aceptable se debe hacer cuando exista la ocasión para ello, no necesariamente en épocas periódicas ni como parte del salario. Se hace cuando la oportunidad o circunstancia lo amerite, nunca está demás (Flp 4.10)

    3 Razones para practicar El Sacrificio Aceptable.

    El sacrificio aceptable nos hace desprender del materialismo, la actitud inmadura de cada quien es ¡Consiga! ¡Traiga!. Eso no nos hace mejores. Si Dios quisiera que la iglesia estuviera conformada por personas ricas, quizá ni usted ni yo estaríamos en ella. Dios quiere gente madura en la iglesia,  de dar con alegría, como Dios lo propone, cuando dice que él repartió y dio a los pobres, que su justicia ha de permanecer para siempre (2 Co 9.9).

    1. Porque Revela la madurez espiritual de los miembros de la iglesia.

    La iglesia crece en madurez cuando pone en práctica el sacrificio aceptable. El dar a los más necesitados, prioritariamente a los hermanos en la fe. Fue una práctica común en la  primera iglesia que se fundó en Jerusalén (Hechos 2.44-45) y de las iglesias que luego recibieron el evangelio a través del apóstol Pablo (Rom 15.26) .

    La práctica del sacrificio aceptable me hace más semejante a Dios. Dios es un dador por naturaleza. Si quiero ser semejante a él, debo también a ofrendar generosamente. Jn 3.16 quizá sea el versículo más famosos de la Palabra (tomemos este momento para buscarlo en nuestra biblia y leerlo, o simplemente haz clic en el enlace), empieza con el verbo amar y luego utiliza el verbo dar, es decir el sacrificio aceptable es la muestra directa del amor que profesamos al prójimo. Alguien dijo: "Podemos dar sin amor, pero no podemos amar sin dar (El sacrificio Aceptable)

    Por otra parte, cuando practicamos el sacrificio aceptable fortalecemos nuestra fe. Dios nos prueba y nos da aún las situaciones más difíciles para probar nuestra fe. A través del sacrificio aceptable ejercitamos nuestra fe. Dios dice en su palabra que lo que demos será retribuido en bendiciones abundantes (Lc 6.38). Dios nos reta a hacerlo, nos dice ¡Pruébame!.

    No podemos tomar la actitud de tener temor a hacer un sacrificio aceptable pensando que lo ofrendado no va a volver más a nosotros. Así no actúa Dios. El nos prueba a ver qué tanto deseamos que nos bendiga: Si das un vaso de agua, un vaso de agua te será retribuido, si das una cisterna, ¡imagínate el caudal de bendiciones!

    De tal manera, que practicando el sacrificio aceptable, podemos crecer en amor, fe y justicia, a la imagen de Dios.

    2. Porque nos acerca más a nuestro Dios.

    Esta segunda razón de porqué debemos practicar el sacrificio aceptable es crucial, porque siempre hemos buscado experimentar cerca de nosotros la presencia de Dios.

    La Biblia dice que donde esté nuestro tesoro, allí estará vuestro corazón (Mat 6.21). Es decir, que donde yo ponga mi sacrificio aceptable, estaré poniendo mi corazón, ¿Y donde quiero que esté mi corazón? Obviamente que en la presencia de Dios.

    De tal modo que si mi sacrificio aceptable es una ofrenda a Dios, yo estaré acercándome cada vez más a la presencia de Dios, porque Él está presente cuando hacemos el sacrificio aceptable. Literalmente es así, y que  practicando el sacrificio aceptable estaremos echando mano de la vida eterna. (1 Tim 6.18-19).

    3. Porque debe hacernos felices.

    Practicar sacrificios aceptables definitivamente tiende a hacernos más felices. El psiquiatra Carl Menniger, uno de los más prominentes de su época en los estados Unidos, dijo que dar era un criterio de salud mental. Que las personas generosas muy raramente eran personas enfermas.

    La mayoría de las enfermedades mentales nacen del pecado del egoísmo, de recriminar a otros lo que no nos dieron: "No   me dieron amor, no me dieron atención, no me cuidaron, etc.."   Es lo común que oímos de este tipo de personas para justificar su actitud.

    La opinión de Carl Menniger concuerda con la Palabra de Dios en este aspecto. La Biblia que el que tiene la  actitud de hacer el sacrificio aceptable a los pobres, el le librará del día malo, le guardará, de dará vida y será bienaventurado en la tierra (Sal 41.1-2). ¡Cuán hermosa promesa de felicidad tiene Dios para los que practican generosamente el sacrificio aceptable!

    En Prov 14.21 repite la misma idea, rechaza la actitud de egoísmo y ve felicidad en el acto de dar con generosidad, desprendimiento y diligencia.  y definitivamente, las palabras del Señor Jesucristo que menciona el apóstol Pablo cierran el punto, cuando  dice que más felicidad hay en el dar que en el recibir. (Hech. 20.35)

    Amigo, disponga su corazón a dar como Dios proponga en su corazón: Voluntariamente, a Dios le interesa más tu actitud que la cantidad de tu ofrenda. Alegremente, Dios ama al dador alegre.  Generosamente, tratar de dar un poco más allá de tu posibilidad. Con la expectativa de que Dios le retribuirá con múltiples bendiciones lo ofrendado, y de añadidura, la vida eterna. Este es El Sacrificio Aceptable, de olor grato, que agrada a Dios.

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir