Formando pescadores de hombres - Cuál es la misión de la iglesia de Cristo

Formando pescadores de hombres hace referencia a lo que Jesús nos enseña en sus evangelios en los que señala la importancia de proclamar las buenas nuevas y de buscar a hombres para que sigan a Cristo y puedan alcanzar la salvación.

Esto lo podemos apreciar en el siguiente pasaje: “Andando Jesús junto a mar de Galilea, vio a dos hermanos, simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar por que eran pescadores. Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres.” (Mateo 4:18-19)

Estas enseñanzas, las dijo Jesús a Simón y Andrés, quienes eran unos de los primeros discípulos que fueron llamados por él. Estos eran pescadores de profesión y Jesús les entrega una responsabilidad espiritual en sus manos para buscar rescatar almas para  el reino de los cielos.

Te puede interesar leer: ¿Qué Significa Ser Pescadores De Hombres? Bases Bíblicas

Índice De Contenidos

    Formando pescadores de hombres – Diferentes clases de pesca

    La pesca era un oficio que daba sustento básico en esta zona del mar de Galilea y a la vez les daba el alimento necesario para su sustento. En realidad los judíos estaban inmersos en un negocio productivo y permanente. Tomando en cuenta el contexto histórico, es importante conocer las clases de pesca que nos muestra la palabra, dentro de las cuales encontramos:

    1.- Pesca con anzuelo o caña

    Al respecto la biblia menciona este tipo de pesca en la siguiente cita: “Si embargo, para no ofenderles, ve al mar, y echa el anzuelo, y el primer pez que saques, tómalo, y al abrirle la boca, hallarás un estatero, tómalo, y dáselo por ti y por mi.”  (Mateo 17:27)

    En esta cita se nos muestra este tipo de pesca con anzuelo que no era muy común en aquel tiempo. Según algunos historiadores era una pesca que se realizaba en los ríos: No era muy común ver este estilo de pesca en el mar de Galilea. Al parecer era una forma de pescar usada en los ríos. Isaías 19:8 dice: “Los pescadores también se entristecerán, harán duelo todos los que echan anzuelo en el río, y desfallecerán los que extienden la red sobre las aguas” (Isaías 19:8)

    Considerando el aspecto espiritual y haciendo una metáfora en el hecho de ver la pesca como un acto de rescatar almas perdidas, es importante el hecho de que para los cristianos, el agua debe ser una gran oportunidad para pescar hombres, es decir, que cualquier lugar puede ser apto para usar el anzuelo de la palabra y cumplir con el mandato de Dios de proclamar el evangelio a toda criatura.

    Los ríos representan las circunstancias diarias que suceden en nuestro entorno y de las cuales formamos parte. Si visualizamos las características de los ríos podemos darnos cuenta de que algunos son turbios, mansos.

    De esta manera que cuando nos disponemos a pescar hombres podemos encontrarnos con diferentes ríos y por eso la pesca va a ser diferente. Por eso debemos pedirle siempre sabiduría de lo Alto y pedirle dirección al Señor para que nos respalde en todo momento.

    2.- La pesca con arpón

    Como se dijo anteriormente nos vamos a encontrar con diferentes espacios donde muchas veces nos vamos a sentir incómodos. Pero debemos recordar que Jesús vino a buscar lo que se había perdido y por eso era tan criticado por andar con personas que ante la sociedad no eran aptos, eran rechazados y señalados.

    En este sentido, a veces nos vamos a encontrar con aguas mansas o turbulentas. Por eso es importante conocer la pesca con arpón: “¿Cortará tu con cuchillo su piel, o con arpón de pescadores su cabeza?” (Job 41-7)

    Para realizar este tipo de pesca es necesario estar en aguas claras y poco profundas y resulta ser una de las técnicas de mayor complejidad. Cuando una persona está comenzando en los caminos de Cristo, se encuentra en aguas poco profundas y claras, y por eso necesitan ser pescadas con arpón porque se encuentran debilitadas.

    Este tipo de personas están buscando respuestas a sus interrogantes y es allí que los pescadores deben estar dispuestos, con el arpón en manos para rescatar esa alma que se encuentra desorientada.

    Debemos ser instrumentos de salvación y estar dispuestos a pescar en todo momento y presentarles a Nuestro Cristo que puede ayudarlos en cualquier circunstancia.

    3.- La pesca con atarraya o red

    En la biblia podemos observar este tipo de pesca: “Andando junto al mar de Galilea, vio a Simón y a Andrés su hermano, que echaban la red en el mar por que eran pescadores.”  (Marcos 1:16)

    En este sentido, este tipo de pesca era usada por Simón y Andrés cuando Jesús le hizo el llamado. Las redes para esta pesca tienen plomos que se utilizan para que la red sirven para que la red se hunda. Para tirar esta red se debe considerar lo siguiente: estar en aguas poco profundas, extender bien la red, tener localizado a los peces, estar cerca de una ladera.

    En este sentido, debemos estar preparados para poder pescar hombres. En el mundo espiritual debemos tener doctrina, conocer la palabra con la cual se puede exhortar, edificar, enseñar. No podemos pescar si estamos desarmados, sin tener la presencia del Espíritu Santo, ya que a través de él podemos ser dirigidos y tendremos las palabras correctos en el momento oportuno.

    Te invito a leer: Significado De La Armadura De Dios. Cómo Usarla Y Aplicarla

    Si comparamos la red con la palabra, ésta actúa junto con el pescador de hombres, ya que cuando mencionamos los pasajes bíblicos estamos argumentando lo que estamos enseñando y estamos aplicando la sana doctrina, dejando a un lado nuestra propia sabiduría y dando paso a la sabiduría de lo Alto.

    4.- Pesca con red barrera

    La palabra de Dios nos habla de este tipo de pesca con red barrera: “Así mismo el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en el mar recoge toda clases de peces. Y una vez llena, la sacan a la orilla; y sentados, recogen lo bueno en cestas, y lo malo lo echan fuera.” (Mateo 13:47-48)

    Esta red presenta algunas características importantes, tales como: lleva en los lados los cordeles a ambos lados, a un lado tiene corchos y el otro lleva plomos para que pueda bajar y así obtener los peces. Esta red es la de mayor capacidad, puede entrar todo tipo de peces, necesita muchos hombres para llevar a cabo este tipo de pesca.

    En este orden de ideas, en la actualidad nos encontramos con iglesias que están echando redes para pescar hombres y así cumplir la palabra de Dios. Esta es nuestra misión, servir al señor como pescadores de almas, y no dejarle la responsabilidad solamente a los ministros, ya que de alguna manera todos somos ministros de Dios.

    Así que todos debemos involucrarnos y poner en práctica nuestros dones espirituales para servir a nuestro Dios y actuar como el cuerpo de Cristo. Cada miembro de la iglesia debe ocupar un lugar especial, donde unos predicarán, otros enseñarán, cantarán, intercederán, Tal como lo anuncia la palabra:

    “Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo” (Efesios 4: 11-15 )

    Formando pescadores de hombres
    Formando pescadores de hombres

    Así que la iglesia está llamada a servir al Señor y cada uno de los miembros que la constituyen deben cumplir un rol para el crecimiento de la obra de Dios aquí en la tierra. Esa es la misión de todo pescador de hombres, buscar servir conforme a la voluntad de Dios y a los dones otorgados.

    En este sentido cuando estamos formando pescadores de hombres, estamos formando verdaderos hijos de Dios con compromiso, disposición, dejándonos guiar por su Santo Espíritu, quien nos lleva a toda verdad.

    5.- La pesca de noche

    La pesca de noche es una de las más comunes, y para llevarla a cabo se necesita una antorcha encendida pero existen casos en los que también muchos pueden pasar una noche entera sin pescar nada. Esto lo podemos apreciar en el siguiente pasaje:

    “Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red. Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían. Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador” (Lucas 5:5-8)

    En esta cita podemos ver que a pesar de que estos hombres conocían a Jesús y habían visto sus milagros y prodigios, se les dificultaba creer. Sin embargo al darse cuenta reconocían su pecado delante del Señor.

    Así que cuando vamos a ser pescadores de hombres y tenemos la disposición de formarlos para que el pueblo de Cristo pueda hacer la obra de él en la tierra, tenemos que reconocer nuestras fallas y ponerlas delante de Dios y reconocer que no podemos hacer nada sin su presencia. No podemos formar pescadores de hombres si no tenemos una estrecha comunión con nuestro Padre, con el dador de todas las cosas, con el Todopoderoso, con el verdadero pescador de hombres, Jesús, quien hace de lo imposible, cosas posibles, maravillosas y sobrenaturales.

    Puedes leer: Milagros de Jesús según el evangelio de Juan Primera Parte

    Sandra Faría

    Hija y sierva de Dios, Profesora en el área de Lengua y Literatura, Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la UPEL-Maracay. Con experiencia en la docencia, en la redacción y edición de artículos en diferentes blogs en la web.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información

    logo

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    Ya casi estás suscrito, te hemos enviado un Email. Debes ir a tu correo y dar click en CONFIRMAR, para que todo funcione bien y podamos comunicarnos contigo.

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano