La Incorporación De Los Gentiles A La Gracia – Estudio Bíblico

¿Te gustaría saber cómo fue la incorporación de los gentiles a la gracia? Los lectores implicados de efesios 2: 11-22: ni ciudadanos de Israel ni ciudadanos del imperio romano, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios. Aquí te mostraremos bíblicamente y teológicamente como nosotros los gentiles nos unimos al pueblo escogido.

Índice De Contenidos

    Incorporación de los gentiles a la gracia

    • Efesios 2 describe la oferta de salvación a las naciones (paganos) como posible “por la sangre de Cristo” (2:13) y “por la cruz de Cristo” (2:16).
    La Incorporación De Los Gentiles A La Gracia
    La Incorporación De Los Gentiles A La Gracia

    En la investigación actual, se cree que existe una tercera condición para la salvación de las naciones. Los investigadores han dado por sentado que los paganos primero deben incorporarse a la comunidad de Israel antes de que puedan ser salvados.

    Un estudio de los lectores implícitos y del autor implícito de la carta apunta a otras conclusiones. Lo que Dios está haciendo en Cristo fue ordenado antes de la fundación del mundo y, por lo tanto, reemplaza cualquier reclamo judío de privilegio que surja de los “pactos de promesa” históricos.

    • En Cristo, Dios abolió la Ley y fundó una nueva comunidad de justicia y verdad,

    Introducción a la incorporación de los gentiles a la gracia

    La opinión de los investigadores permanece dividida en cuanto a la forma y el valor teológico del segundo capítulo de la carta a los Efesios. Varios comentaristas consideran que esta sección de la carta no contiene un argumento preciso, que solo sirve para prolongar la bendición y acción de gracias del capítulo anterior y para fomentar la contemplación de los beneficios de la salvación.

    La enumeración de las victorias de Dios en Cristo probaría la superioridad de este señor sobre los (cosmócratas) de este mundo oscuro mencionado en Ef 6,12 y tendría precisamente el propósito de exaltar a Cristo.

    Aquí puedes aprender sobre: Dios espera que su pueblo se ponga en la brecha

    Otros investigadores encuentran en Efesios 2 elementos que nos permiten reconocer los marcadores de la identidad cristiana, es decir, de cómo los cristianos se entienden a sí mismos en un entorno que a menudo es el suyo, hostil, y definir mejor la inscripción sociopolítica del cristianismo primitivo.

    Por supuesto, la fe de Jesús solo puede entenderse en el contexto de la historia de Israel. Pero sorprendentemente, Cristo, al invalidar la Ley (2,15) y al:

    • "poner bajo sus pies toda autoridad, potestad, potestad, soberanía y cualquier otro nombre que se pueda nombrar" (1,21-22)

    Establece una nueva base de igualdad entre los antiguos griegos y los antiguos judíos, quienes en Cristo se convirtieron en “un nuevo hombre”, “en un solo cuerpo”.

    • Este texto amplía el tema de Ga 3,28: “[…] en el Señor no hay judío ni griego; los Santos somos uno en Jesucristo”.

    Como veremos, la categoría de “santos” es uno de los marcadores distintivos de la identidad de los lectores involucrados en la carta.

    I. El trasfondo sociopolítico del mundo a la incorporación de los gentiles a la gracia en Efesios

    Antes de pasar a un análisis detallado de v. 11-22, nos gustaría recordar brevemente algunos de los hallazgos de la investigación sociohistórica y política que pueden ayudar a aclarar el origen y el significado de muchos de los términos usados ​​en Efesios, así como en las auténticas cartas de Pablo.

    Trasfondo sociopolítico del mundo a la incorporación de los gentiles a la gracia

    Al analizar el mundo simbólico helenístico en el momento en que se habría redactado la carta a los Efesios, es decir durante el principado de los emperadores flavios, entre el 69 y el 96 d.C., Fausto también establece un vínculo entre la palabra αἰών (Ef 1, 21; 2,2; 3,9) y el imperio de Roma.

    En la misma línea, Margaret MacDonald también habla de los enemigos de la Iglesia: “Estos enemigos están claramente fuera de la comunidad y la amenazan con asediarla. Los enemigos en última instancia no son terrenales, pero ciertamente se los presenta como capaces de corromper la sociedad donde viven los creyentes".

    Sin embargo, creo que las conexiones entre las potencias aéreas y los hijos de la desobediencia son más concretas de lo que sugieren los comentarios de MacDonald.

    En Efesios 2: 4-6, el autor de la carta dice que Dios revivió a estos cristianos con Cristo y que “con él [los resucitó] y [los] hizo sentar en el cielo, en Cristo. Jesús”. En este mundo narrativizado, los cristianos de carne y hueso son tanto terrenales como celestiales, lo que significa que existen tanto en el mundo del mal con los hijos de la desobediencia, y "en el cielo" en Cristo (2,6).

    También me parece que la sociedad en la que viven estos creyentes ya está completamente corrompida por los hijos de la desobediencia. Dicho eso

    Parece igualmente legítimo atribuir una doble inscripción (terrestre y celestial) a los enemigos de la Iglesia. Antes de su incorporación a la Iglesia, los Pagano-cristianos de Ep 2,1 siguieron al dios de este mundo, el Príncipe del imperio del aire.

    Los griegos y judíos que “se rinden a los deseos de su carne” (2,3) continúan haciéndolo. Así como los cristianos pertenecen al mundo dual terrestre y celeste, así parece legítimo clasificar a los hijos de la desobediencia que los amenazan tanto del lado del príncipe del “imperio del aire” como del mundo terrestre.

    Con respecto a esta conceptualización mitológica del mundo, no tenemos ninguna razón para suponer que los cristianos pueden ser diferentes de sus enemigos. En este contexto

    II. Análisis detallado de la incorporación de los gentiles a la gracia de Efesios 2: 11-22

    Por lo tanto, a la luz de los resultados de investigaciones recientes, comencemos el análisis detallado de los versículos 11-22 de la carta a los Efesios que algunos han descrito, dada la gran cantidad de temas que afloran allí, como su centro teológico.

    El autor comienza esta sección de la carta evocando el pasado de sus destinatarios, de una manera que sugiere que se ha traspasado algún umbral.

    "ustedes naciones en la carne". El uso de "ustedes", un pronombre de segunda persona del plural, distingue entre el remitente de la carta y aquellos a quienes se dirige.

    En la parte anterior de la carta, también se trata del paso de la muerte a la vida. Desde el primer verso de la carta, el autor no deja de recordar la dramática transformación experimentada por los destinatarios, que son inmediatamente calificados como “santos y fieles en Cristo Jesús” (Ef 1,1). El Vs. 13-18 transmite información decisiva sobre esta transformación:

    • En él todavía habéis oído la palabra de verdad, el evangelio que habéis salvado. En él, una vez más, se creía y que fueron marcados con el sello de la promesa del Espíritu, el Espíritu Santo, tema, cuando menciono que en mis oraciones.
    • Que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de quien es la gloria, dar a usted un espíritu de sabiduría que se revelará a usted y que sea realmente conocido por ustedes; él abre
    • anticipos de nuestra herencia hasta la liberación final donde vamos a tomar posesión de ella, para alabanza de su gloria.
    • Por eso también yo, desde que me enteré de su fe en el Señor Jesús y de su amor por todos los santos,
    • nunca he dejado de dar gracias por su corazón a su luz, para que se conozca lo que espera su llamada le da usted, ¿cuál es la riqueza de su gloria, de la posesión que hace que comparte con los santos [...].

    Los destinatarios de la carta, que han escuchado y creído la palabra de verdad, se definen por su alteridad con respecto al remitente de la carta.

    Interpretación de la incorporación de los gentiles a la gracia de Efesios

    La alteridad es una categoría relativista, un término de interacción que siempre se refiere a una diferencia parcial más que absoluta, la urgencia de una teoría de la otra proviene principalmente de la necesidad de situarse uno mismo.

    Y la afirmación de una diferencia (en este caso, la exclusión de los lectores de la ciudad de Israel) implica, creo, la eliminación de un parecido que se prefiere dejar en la sombra.

    Antiguamente eran "ajenos a las alianzas de la promesa", desesperados y ateos. ¿Pero quizás el texto también nos permite vislumbrar el perfil oculto de la vida anterior de los destinatarios de la carta, imaginar su vida de antaño de otra manera que a la luz única de su exclusión?

    Como seguidores de estos poderes malignos, ¿no habrían tenido un sentido de pertenencia al Imperio? A pesar de los objetivos retóricos del autor de la carta. El autor y sus destinatarios no pudieron ignorar el poder seductor, la gloria y la majestuosidad de este Imperio que sigue fascinando dos mil años después.

    La caracterización de la incorporación de los gentiles a la gracia de Efesios

    Según el v. 15, dos rasgos caracterizan a estos antiguos ciudadanos de las naciones como resultado de la transformación que tuvo lugar entre ellos, a saber, su “fe” y su “amor” por los santos; y estos rasgos siguen siendo tan importantes a nivel político como lo son como descripción de la vida colectiva de estas personas después de la conversión.

    • Esto significa que no se debe hacer ninguna distinción entre los lectores involucrados y los (otros) santos que aman. Ellos mismos son santos ( Ef 1,1 y 1,15).

    La fe, evoca la nueva alianza política entre los cristianos y Cristo, una relación modelada verbalmente sobre la que existía entre los ciudadanos y César. La relación aquí mencionada entre religión y política se mantiene estrictamente en términos de las palabras que se utilizan para hablar de ella, ya que las realidades subyacentes a las dos situaciones ya no pueden oponerse.

    Más adelante en la carta, aprenderemos que los cristianos reservan un lugar especial para las personas social y políticamente débiles, es decir, mujeres (5.33), niños (6.4) y esclavos (6.9). Tal amor excluye cualquier ejercicio de autoridad abrumadora y desdeñosa.

    Es precisamente este tipo de dominación el que se denuncia en Efesios 6, 12 donde "Pablo" describe la lucha de los cristianos contra las Autoridades, los Poderes y los Dominadores de la oscuridad actual, una alusión bastante obvia al ejercicio del poder imperial.

    El consejo dado a los destinatarios en los capítulos 4 a 6 suena como tantas instrucciones dadas para prevenir tal abuso de poder en el ἐκκλησία de Jesucristo.

    La oración ayudo en la incorporación de los gentiles a la gracia de Efesios

    La oración del v. 17-18 enfatiza la vida común que los cristianos paganos de Efeso ya comparto con todos los santos. La gloria y la esperanza se viven en un lugar donde las estructuras del Imperio son anuladas y reemplazadas por estos otros valores y estas otras formas de interactuar que, como acabo de mencionar, se detallan en los capítulos 4 al 6.

    Esta oración claramente Parece querer fortalecer la fe de los destinatarios. Finalmente, observemos que el retrato de los cristianos paganos tomado del primer capítulo solo presenta el perfil positivo de personas ya convertidas al Evangelio, al tiempo que sugiere que su convicción podría ser aún más profunda, su inteligencia aún más iluminada (cf. v. 17-18).

    EL comienzo de la incorporación de los gentiles a la gracia de Efesios

    El comienzo del capítulo 2 esboza el perfil opuesto, menos elogioso éste, de los pagano-cristianos antes de su conversión. Antes de recibir el evangelio, no estaban ni más ni menos que muertos (2,1).

    El uso de la muerte como metáfora de la vida teopolítica produce un efecto sorprendente. Aunque estas personas existían biológicamente, eran como los muertos ya que seguían al “Príncipe del aire” (v. 2), un espíritu todavía activo entre los hijos de la desobediencia al momento de escribir la carta.

    Si hablo aquí de vida teopolítica más que de vida espiritual, es precisamente para llamar la atención sobre la cuestión de la transformación del ejercicio del poder y las condiciones de vida material entre los miembros de la iglesia que están "marcados por la sello del Espíritu" (1,13).

    La incorporación de los gentiles a la gracia también incluye a los paganos

    Los destinatarios de los que hablamos en segunda persona del plural en Efesios 2,11 han experimentado una vida que los acercó a los gentiles de este mundo. Sin embargo, como tal, no hay nada que los distinga de los cristianos de origen judío:

    • “Tú que estabas muerto por tus faltas y pecados […]” (2,1);
    • “Estábamos entre este número, todos nosotros también, que una vez nos abandonamos a los deseos de nuestra carne” (2,2).

    Entre los hijos de la desobediencia se encuentran al menos algunos "ciudadanos de Israel". Por lo tanto, la distinción étnicamente trazada entre griego y judío, no tiene ningún significado teológico o soteriológico.

    Ef 2,11 continúa con la expresión, “las naciones (los paganos) en la carne”. “Ustedes, naciones encarnadas”, dice el autor.

    "Ustedes quebequenses", "ustedes ingleses", "ustedes estadounidenses", "ustedes negros", "ustedes homosexuales". No hay nada neutral en la elección de esta formulación; es un distanciamiento simbólico.

    La adición de la expresión "en la carne" anuncia otra oposición que es parte de una serie de oposiciones que estructuran la totalidad de Ep 2. El autor comienza describiendo a sus destinatarios como "anteriormente" "naciones en la carne", es decir antes de" integrarse en la construcción... en el Espíritu".

    La incorporación de los gentiles a la gracia y la oración

    El resto de la oración es apenas más halagador con respecto a las naciones: "llamados por la mano circuncisión". Usualmente vemos en esta oración un insulto pronunciado contra las naciones desde un lugar de integración social judía.

    Reducir al gentil a su prepucio de esta manera es quizás también un insulto racial. Incluso podríamos decir que este versículo nos acerca a las expresiones toscas que se usan en los lenguajes modernos para designar a alguien a quien odiamos.

    Cuando decimos de alguien que es un "imbécil", una comparación sexual (el miembro masculino o el sexo femenino) se utiliza con el propósito de producir humillación.

    También es posible que la mención de una circuncisión hecha con una mano humana en la carne implique que puede haber habido otra forma de circuncisión, esta espiritual.

    La incorporación de los gentiles a la gracia de Cristo

    Con este versículo 12, continúa la relectura de la experiencia de los destinatarios antes de la conversión: “estabas sin cristo”. En este contexto, me parece que la palabra "cristo" debería ser una designación técnica del rey de Israel, el heredero mesiánico de David según la promesa de Natán.

    Esta interpretación se confirma inmediatamente en la continuación de la oración donde se menciona, "la ciudad de Israel".

    Las implicaciones de esta exclusión de Israel se detallan en la siguiente: [que no estabas, teniendo sin esperanza y siendo ateos en el mundo”. La enumeración de estas múltiples inaptitudes (v. 11-12) solo sirve para subrayar las condiciones históricas normales para el acceso a la salvación.

    Como "prepucios" y forasteros en la ciudad de Israel, estos paganos no tenían esperanza: estaban condenados a seguir siendo ateos en el mundo. A pesar de estos múltiples impedimentos, Jesús, con su sangre, permite a los paganos que están lejos de acercarse a Dios.

    Sin embargo, y sorprendentemente, Jesús no establece como requisito previo que estos lectores paganos se integren primero en la ciudad de Israel, ni les exige que practiquen la Ley y la circuncisión.

    La incorporación de los gentiles a la gracia de Efesios y las obras

    Recordemos que el autor dice a sus lectores que no se salvaron gracias a las obras, sino que la salvación efectuada por la fe (la fe de Jesús en su Padre, sin duda) es un don de La gracia de Dios: no tienen nada que ver con ella (2,8).

    Entonces, la buena noticia es que los paganos pueden acercarse a Dios sin pasar por la Ley y la circuncisión. Recordemos que el autor dice a sus lectores que no se salvaron gracias a las obras, sino que la salvación efectuada por la fe (la fe de Jesús en su Padre, sin duda) es un don de La gracia de Dios: no tienen nada que ver con ella (2,8).

    Entonces, la buena noticia es que los paganos pueden acercarse a Dios sin pasar por la Ley y la circuncisión. Recordemos que el autor dice a sus lectores que no se salvaron gracias a las obras, sino que la salvación efectuada por la fe (la fe de Jesús en su Padre, sin duda) es un don de La gracia de Dios: no tienen nada que ver con ella (2,8).

    • Entonces, la buena noticia es que los paganos pueden acercarse a Dios sin pasar por la Ley y la circuncisión.

    La incorporación de los gentiles a la gracia y el politeísmo

    A pesar de sus creencias politeístas (cf. 6,9), estos paganos eran en realidad solo ateos, ignorando al único Dios verdadero. En este texto donde el autor transforma en exclusión y en desventaja los beneficios y los lazos de pertenencia y de las naciones y de los judíos. El origen del ateísmo entre los antiguos griegos, califica como falta de respeto a la ley la negativa a practicar el culto a las deidades del Estado.

    En v e Siglo AC en la era común, negar la existencia de los dioses o faltarles el respeto significaba que uno quería arrogarse su lugar y que se buscaba erigirse como norma y máxima autoridad; fue un delito interpretado como un atentado contra los cimientos de una sociedad regida por leyes.

    Bajo el Imperio Romano, la situación iba a resultar aún más complicada: el ateísmo ya no podía ser simplemente un fenómeno definido en el contexto de una sola religión tradicional, tenía que tener lugar en un contexto de conflicto entre dos religiones.

    De hecho, el mundo grecorromano acusó a los judíos (y más tarde a los cristianos como un grupo distinto) la única razón de que estas personas descuidaron los ritos que entonces se consideraban esenciales para el bienestar del estado. En el Contra Apionem, Flavio Josefo resume las acusaciones hechas contra los judíos por Apolonio de la siguiente manera:

    • Sobre todo porque Apolonio no unió sus quejas en un paquete como Apion; pero las sembró aquí y allá, a veces insultándonos como ateos y misántropos, a veces reprochándonos cobardía, y, por el contrario, en otros lugares, acusándonos de imprudentes y frenéticos. También dice que somos los bárbaros peor dotados y que por eso somos los únicos que no hemos aportado por nuestra parte ningún invento útil a la civilización. Todas estas acusaciones, creo, serán claramente refutadas sí parece que es lo contrario de lo que nos prescriben nuestras leyes y que observamos estrictamente.

    El ateísmo impide la incorporación de los gentiles a la gracia de Efesios

    El autor de Efesios podría, por tanto, haber recuperado la acusación de ateísmo que se suele hacer al pueblo y haberla reorientado contra la población mayoritaria, es decir, contra las naciones politeístas, acusándolas ellas mismas de ateísmo.

    Margaret MacDonald señala en esta perícopa la existencia de una oscilación entre metáforas que anuncian la continuidad entre los paganos e Israel, y otras imágenes que presentan al movimiento cristiano como una entidad diferenciada; muy cerca, dijo, Efesios presenta a los cristianos como una tercera raza.

    En esta oscilación, MacDonald ve un signo de la ambigüedad de identidad de los primeros cristianos:

    • […] El uso ambiguo de etiquetas está ligado a la ambigüedad en los límites de la propia comunidad y apunta a un período de fluctuación entre la identidad judía y claramente "cristiana", con la situación de la ἐκκλησία cambiando dependiendo de qué lado de la ecuación enfatizaría y dependería del destino de los judíos en un momento dado.

    La recepción del mensaje de salvación en la incorporación de los gentiles a la gracia de Efesios

    Dada la recepción dada a los Capítulos 4 al 6 a lo largo de la historia de Occidente, quizás sea difícil ver en ellos la base de un mensaje de salvación y una serie de consejos para un mundo ideal. Arrancadas de su contexto sociohistórico y político, las palabras de estos capítulos han sido interpretadas de manera desgarradora.

    Ciertos versículos de los capítulos 4 a 6 han servido históricamente para justificar abusos que van desde la esclavitud institucionalizada y el sexismo hasta la violación de los derechos fundamentales de la niñez.

    Siguiendo esta línea, la unidad lograda está lejos de borrar o ignorar las diferencias entre sus miembros, resulta en una legitimación de estas diferencias por un rígido programa de jerarquización de la praxis comunitaria.

    Entiende los consejos dados en los capítulos 4 a 6 como un intento de los líderes para organizar y controlar estas diferencias.

    La incorporación de los gentiles a la gracia de Efesios y los creyentes paganos

    Antes de su elección por Dios (Efesios 1,4), los cristianos paganos pertenecían a un Imperio que consideraba a los demás como objetos para ser usados ​​y dominados con un espíritu de codicia (Efesios 4-5).

    Después de su conversión, pertenecen a una formación teopolítica que exige justicia y que sirve a los necesitados y débiles. Las naciones que están lejos del Dios verdadero están "condenadas a la ira".

    Creo que Dunning se equivoca cuando dice que la Carta a los Efesios busca legitimar las diferencias dentro de la comunidad a través de un rígido programa de priorización de la praxis comunitaria.

    Sin duda, el autor de Efesios como todos los miembros era conscientes del bajo peso político que ejercían dentro del Imperio Romano. En este punto de la historia, los cristianos, siendo solo pequeños grupos, no podían hacer más que hacer crujir los engranajes del estado.

    Para ellos, las jerarquías de la sociedad en general y la vida familiar tradicional eran simplemente hechos de la vida, realidades que no podían controlar como quisieran.

    Las jerarquías en la incorporación de los gentiles a la gracia de Efesios

    Por otro lado, dentro de su nueva ciudad, podrían derrocar las jerarquías del Imperio. Lograron esta hazaña simplemente invitando a los fuertes a servir a los débiles. Recordemos muy brevemente cuál era la sociedad romana en la que estaban inmersos estos primeros cristianos:

    • Las novelas, por supuesto, no solo construyeron puentes sino que golpearon a sus esposas. Sin duda, hicieron tanto de uno como de otro; y robaron, engañaron, asesinaron o dieron la espalda al enemigo en la batalla. Como cualquier otro pueblo, también incluían a los irremediablemente ociosos, los analfabetos, los impíos y, por millones, los pobres de las zonas rurales y urbanas que no aportan nada en absoluto a la fachada noblemente titulada "Roma"..

    Que el autor de Efesios recuerde a las mujeres la jerarquía en la que vivían, que les pida que acepten humildemente su destino, ¿qué hay de asombroso en esto en el momento en que se escribió la carta?

    Por otro lado, en este mismo contexto, lo que esta autora pide a los maridos casi con certeza provocará incredulidad. Las amonesta en una exhortación tres veces más larga que la que dirige a las mujeres y multiplica los argumentos para convencerlas de que amen a sus esposas como a sus propios cuerpos.

    • Asimismo, el consejo que se da a los amos y los padres proporciona un equilibrio asombroso al que se da a los esclavos y los niños (Efesios 6,1-8).
    Sigamos leyendo los versículos 11-22.
    • 13 Pero ahora en Cristo Jesús, a vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.

    Este verso traza la ruta del desplazamiento político y espiritual. Por metáforas espaciales de distancia y proximidad que recuerdan Isaías 57,19 (y quizás también Isaías 49,1, Miqueas 4,1-3) y Sal 64,6, el Señor de Israel, Creador del universo, se acerca a las naciones que han No lo conocí en el pasado.

    • 14 Porque él es nuestra paz: uniendo en su carne lo que estaba dividido en dos, y destruyendo la enemistad, el muro de separación.

    La idea de que el Nuevo Testamento en general y la tradición paulina en particular se oponen a la pax romana la paz de Jesucristo encuentra confirmación en otros textos de propaganda romana. Aquí se describe a Augusto en palabras que se parecen mucho al lenguaje que se usa aquí para alabar los logros de Jesús:

    • Mientras que la providencia que ordenó divinamente nuestras vidas creó con celo y generosidad el bien más perfecto para nuestras vidas al producir a Augusto y llenarlo de virtud para el beneficio de la humanidad, al enviarnos a nosotros y a los que nos siguen, un salvador que puso fin a la guerra. y estableció todas las cosas; y mientras que César [Augusto] cuando apareció superó las esperanzas de todos los que habían anticipado buenas nuevas […]
    Se anuncia la buena noticia de la venida de un salvador que pondrá fin a las hostilidades en la incorporación de los gentiles a la gracia de Efesios

    Efesios dice lo mismo de Jesucristo.

    En Res gestae (2, 13), Augusto se felicita por "la paz [que había asegurado] con las victorias en todo el Imperio del pueblo romano, en tierra y en el mar". Más cerca de la fecha de redacción de la carta a los efesios, la propaganda de la paz imperial alcanzó su cenit con el ascenso al poder de Nerón.

    Neil Elliott identifica dos extractos, uno anónimo, el otro de Calpurnius Siculus, uno de los propagandistas de Nerón, que saluda a este emperador como el que hizo desaparecer el recuerdo mismo de la guerra:

    • […] Ya no cosechamos a espada y las fortalezas, encerradas en sus muros, ya no nos preparamos para guerras que es mejor callar; no más partos donde, sea lo que sea, una mujer fatal da a luz a un enemigo. Desnudo, el joven cava los arados y el niño, subyugado por el lento arado, se asombra de la espada suspendida en la residencia paterna (Anónimo de Einsiedeln, Eglogue 2, 25-31).
    La victoria de Jesús en la incorporación de los gentiles a la gracia de Efesios

    Sin embargo, según la carta a los Efesios, la victoria de Jesús y la paz que ofrece se parecen poco a las condiciones que se dan en la pax romana. Mientras los romanos terminaron la guerra con una implacable conquista armada, el autor de Efesios invita a sus lectores a una guerra espiritual:

    • ¡Levantarse! En la cintura, la verdad por cinturón, con justicia por el peto y, como zapatos en los pies, el ímpetu para anunciar el Evangelio de la paz. Toma especialmente el escudo de la fe, te permitirá apagar todos los proyectiles llameantes del Maligno. Recibe finalmente el yelmo de la salvación y la espada del Espíritu, es decir, la palabra de Dios (Efesios 6,13-17).

    La forma literaria de guerra divina de Efesios sólo puede aplicarse aquí irónicamente. Es una guerra que se burla de la violencia. Es difícil imaginar una batalla en la que tales armas hubieran sido efectivas contra la violencia física y moral infligida por las legiones del Imperio.

    A diferencia del Imperio ejercido por Augusto y sus sucesores, el reinado de Jesús comienza con la muerte del propio rey, un rey que renuncia a toda violencia. En este escrito deutero-paulino encontramos el derrocamiento de la pirámide sociopolítica del Imperio descrito por Georgi en el contexto de las auténticas cartas de Pablo.

    También te puede interesar leer sobre: Análisis del versículo "muchos son llamados, pocos los escogidos"

    Pero la contracultura cristiana no ofrece ninguna revolución violenta, ninguna imitación del Imperio y prefiere una revolución silenciosa que se labra en la memoria del pueblo un nuevo camino nunca recorrido.

    • 15 Abolió la ley con sus mandamientos y ordenanzas, para crear de los dos un nuevo hombre en él, haciendo la paz […].

    Conclusión

    Como puedes ver, la incorporación de los gentiles a la gracia de Efesios fue un gran desafío. Nos hemos propuesto describir a los lectores involucrados en la carta a los Efesios como pueden entenderse en Efesios 2: 11-22 y a la luz del contenido de la carta en su totalidad. Se trataba de dar una mirada particular a la vida sociopolítica del nuevo cristiano, es decir, a su forma de organizar la vida común de sus miembros. Esperamos haberte ayudado con esta información. Dios te bendiga.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información

    logo

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    Ya casi estás suscrito, te hemos enviado un Email. Debes ir a tu correo y dar click en CONFIRMAR, para que todo funcione bien y podamos comunicarnos contigo.

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano