La Mujer Adúltera. Reflexión Sobre El Adulterio

En Juan 8: 1-11 se narra la historia de la mujer adúltera: cuando estaba Jesús en el monte de los olivos, los fariseos y los escribas le llevaron una mujer que había sido sorprendida en adulterio. Según la ley de esos tiempos, toda mujer que estuviera en esa situación debía morir apedreada. Jesús era un hombre culto, que hacía cumplir las leyes, siempre y cuando fueran justas (correctas).

La mujer adúltera
La mujer adúltera
Índice De Contenidos

    Adulterio ¿Qué es?

    En la Biblia, el adulterio generalmente se refiere a las relaciones sexuales voluntarias de una persona casada, ya sea hombre o mujer, con alguien que no sea su pareja. (Job 24:15; Proverbios 30:20) El adulterio es algo detestable a los ojos de Dios. En el antiguo Israel, la pena era la muerte. (Levítico 18:20, 22,  29) Jesús enseñó que sus seguidores deben abstenerse del adulterio. - Mateo 5:27, 28; Lucas 18: 18-20.

    ¿Cuál era la reacción que todos esperaban de Jesús en la historia de la mujer adúltera?

    Moisés en la ley ordenó que las mujeres adúlteras fueran apedreadas. Jesús era “el más justo de los hombres”, seguramente ellos imaginaron que por esta condición el habría de apoyarlos, y habría de ordenar que la mujer muriera por los golpes de las piedras de cada uno de los que estaban allí.

    Lo más seguro es que cuando Jesús escribía en el suelo, ellos debieron pensar que él estaba maquinando la manera de apedrearla, o imaginando ideas para que esta mujer quedara atrapada entre la multitud y sus juicios. Pero ¿fue esta la reacción que Jesucristo realmente tuvo?

    ¿Cómo reaccionó Jesús?

    Cuando esta gente comenzó a decirle repetidamente que tomara una decisión con respecto a esta mujer que había fallado a los estatutos que se encontraban vigentes en ese tiempo él se enderezó y les dijo una frase que es muy famosa: “el que esté libre de pecado, que lance la primera piedra”.

    Nuevamente se agachó y escribió en el suelo. Y los que lo oyeron, siendo condenados por su propia conciencia, salieron uno por uno, comenzando por el mayor, hasta el último: y Jesús se quedó solo, y la mujer parada en medio. ¿Nadie te ha condenado? Ella dijo: Ningún hombre, Señor. Jesús le dijo: Ve y no cometas más pecado.

    Durante el tiempo de Jesús en la tierra, fue desafiado continuamente en cuanto a su autoridad y con lo que enseñó a la gente. Los fariseos y otros líderes espirituales intentaron muchas veces y con muchas trampas diferentes desacreditarlo, pero Jesús siempre logró escapar de estas trampas, desde su punto de vista.

    Jesús estaba cerca y una mujer fue atrapada en el acto de adulterio en ese momento. La Ley transmitida por Moisés claramente declaraba que debía ser lapidada hasta la muerte, pero como territorio de Roma, los únicos capaces de condenar a muerte fueron los líderes romanos.

    Cuando los fariseos llevaron a la mujer ante Jesús, el juicio por ella pertenecía solo a Jesús; su decisión fue final. La respuesta de Jesús debe haber drenado toda la sangre de todos ellos. No dijo que ejecutara a la mujer ni que le perdonara la vida.

    Dio una respuesta única e inesperada para un asunto tan grave. "El que no tiene pecado entre ustedes, que primero le lance una piedra". ¿Cuántas personas realmente consideraron lanzar la primera piedra antes de que su conciencia los venciera? ¿Cuánto tiempo te habrías aferrado a la piedra? ¿Hubieras arrojado la piedra o la dejarías caer al suelo?

    El adulterio es un pecado terrible

    El adulterio es un pecado terrible, e incluso hay un pasaje en la Biblia que habla sobre esto: “Entonces serás liberado de la mujer prohibida, de la adúltera con sus suaves palabras, que abandona a la compañera de su juventud y olvida el pacto de su Dios; porque su casa se hunde hasta la muerte, y sus caminos hacia los difuntos; ninguno de los que van a ella regresan, ni recuperan los caminos de la vida.” Proverbios 2: 16-19.

    Aquí dice que ningún adúltero "recupera los caminos de la vida”. Salomón recopiló los proverbios de este capítulo (Proverbios 1: 1). Sabía muy bien que no todos los adúlteros sin excepción "se hunden hasta la muerte”. Porque él era el hijo de un matrimonio que comenzó como una aventura adúltera. Su padre, David, cometió adulterio con Batsheba (2 Samuel 11), quien más tarde se convirtió en la madre de Salomón.

    El pecado es el camino a la muerte

    Vive una vida santa y no permitas que el pecado te aleje de Dios. El adulterio como cualquier pecado, lleva a la muerte. La Biblia es clara al respecto: “los injustos no heredarán el reino de Dios”

    No se dejen engañar: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los hombres que practican la homosexualidad, ni los ladrones, ni los codiciosos, ni los borrachos, ni los rebeldes, ni los estafadores heredarán el reino de Dios. "(1 Corintios 6: 9-10).

    Un ejemplo de adulterio en la biblia

    Sabemos que David se arrepintió profundamente de su adulterio (y del asesinato al que lo llevó). Reconoció abiertamente su culpa y pidió perdón al Señor. ¡Eso no es algo fácil de hacer para un rey! Pero después de que se arrepintió de su pecado, escribió el Salmo 51: 2:

    “¡Lávame completamente de mi iniquidad y límpiame de mi pecado!" Sabemos que Dios nunca se niega a otorgar perdón a quienes se arrepienten de sus pecados y se vuelven a Él. El resto de la vida de David lo confirma. Volvió a servir a Dios.

    Entonces, ¿por qué todavía hay este pasaje en la Biblia? Es importante que comprendamos la naturaleza de los Proverbios. Es lo que llamamos un "libro de sabiduría". Eso significa que contiene la sabiduría de Dios sobre cómo llevar nuestras vidas.

    Lo que se puede aprender de la historia de la mujer adúltera

    El adulterio es un pecado bastante fuerte ante los ojos de los hombres, sin embargo, para Dios los pecados no tienen jerarquía, por lo tanto, si robas una moneda, o un billete a una persona, eres exactamente igual que la mujer adúltera ante los ojos de nuestro señor.

    En la biblia, solamente hay dos pecados que no son perdonados: “la blasfemia al espíritu santo” y “el suicidio”. Jesucristo vino a cambiar la era de la ley por la de la gracia, ya nadie tiene que ser apedreado por pecar, puesto a que Jesucristo murió en la cruz para que nuestras transgresiones pudieran ser perdonadas.

    De esta historia podemos aprender muchas cosas, pero entre las más resaltantes está el hecho de que nadie tiene derecho a juzgar a otra persona, porque todos somos pecadores y necesitamos de la gracia de Dios para ser salvos.

    Una segunda cosa que nos sirve para reflexionar es lo que Jesús le dijo “vete y no peques más”, esto confirma el deseo de Dios de vernos alejados del pecado. El pecado nos separa de Dios, y solamente con creer en él, y en el sacrificio de cristo, estamos aceptando ser parte de este motivo por el cual Jesús murió en la cruz.

    ¿El adulterio termina la unión matrimonial?

    La Biblia dice que si puede haber divorcio en el caso de que uno de los cónyuges adultere o sea infiel. (Mateo 19: 9) Esto significa que después de un acto de infidelidad, la pareja inocente tiene el derecho de decidir si permanecer con la pareja infiel o buscar el divorcio.

    Por otro lado, a los ojos de Dios, el matrimonio es un vínculo sagrado para toda la vida. (1 Corintios 7:39) Dios odia cuando una persona busca un divorcio que se basa en razones triviales, como simplemente no estar satisfecho con un compañero. Por lo tanto, una decisión sobre el divorcio no debe tomarse a la ligera. - Malaquías 2:16; Mateo 19: 3-6.

    ¿Es el adulterio imperdonable para Dios?

    No. La Biblia dice que Dios muestra misericordia a aquellos que se arrepienten y se apartan de sus pecados, incluido el adulterio. (Hechos 3:19; Gálatas 5: 19-21.) De hecho, la Biblia habla de hombres y mujeres que dejaron de cometer adulterio y luego se hicieron amigos de Dios. - 1 Corintios 6: 9-11.

    La misericordia de Dios se mostró en el caso del rey David del antiguo Israel. David cometió adulterio con la esposa de uno de sus oficiales del ejército. (2 Samuel 11: 2-4) La Biblia dice claramente que "lo que David había hecho era muy desagradable" para Dios.

    Cómo actuar si has cometido adulterio

    Si has caído en las garras del adulterio, debes pedir perdón tanto a Dios como a tu cónyuge. (Salmo 51: 1-5) Aprende a odiar el adulterio como lo hace Dios. (Salmo 97:10). Decídete a evitar la pornografía, las fantasías sexuales, el coqueteo o cualquier otra cosa que pueda llevarte a tener interés sexual en alguien que no sea su pareja. Mateo 5:27, 28; Santiago 1:14, 15.

    Si has sido víctima del adulterio de tu pareja, ten la seguridad de que Dios comprende tus sentimientos. (Malaquías 2:13, 14) Pídele su tierno consuelo y orientación, y "él lo sostendrá". (Salmo 55:22). Si eliges perdonar a tu pareja y continuar tu matrimonio, ambos deberán trabajar duro para reconstruir el vínculo matrimonial.

    Meudys Ochoa

    Nacida en la Colonia Tovar. Iniciada en el cristianismo desde que era una niña y actualmente parte del ministerio de adoración de la iglesia bautista "Pueblo de Dios".

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información

    logo

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    Ya casi estás suscrito, te hemos enviado un Email. Debes ir a tu correo y dar click en CONFIRMAR, para que todo funcione bien y podamos comunicarnos contigo.

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano