Los Errores De Jonás - Aprendiendo De Sus Fallas

Los Errores De Jonás - Aprendiendo De Sus Fallas
Los Errores De Jonás - Aprendiendo De Sus Fallas

¿Cómo puede ayudarnos la historia de Jonás? ¿Qué podemos aprender de los errores de Jonás? Jonás deseaba poder apagar los terribles sonidos. No era solo el viento feroz, que chillaba a través de los aparejos del barco; ni eran sólo las olas montañosas, que tronaban contra los costados del barco, haciéndole crujir y gemir cada madera.

No, mucho peor para Jonás fueron los gritos de esos marineros, el capitán y su tripulación, mientras luchaban por mantener el barco a flote. Jonás estaba seguro de que esos hombres estaban a punto de morir, ¡todo por su culpa!

¿Qué había puesto a Jonás en una situación tan desesperada? Había cometido un grave error en su trato con su Dios, YAHWEH. ¿Qué había hecho? ¿Eran los asuntos más allá de la reparación? Las respuestas pueden enseñarnos mucho. Por ejemplo, la historia de Jonás nos ayuda a ver cómo incluso aquellos que tienen una fe genuina pueden extraviarse y cómo pueden enmendarse.

Índice De Contenidos

    Los errores de Jonás - El profeta de Galilea

    • ¿En qué se concentran a menudo las personas cuando piensan en Jonás?
    • ¿Qué sabemos acerca de los antecedentes de Jonás?
    • ¿Por qué el servicio de Jonás como profeta no fue fácil ni agradable?

    Cuando las personas piensan en el hombre Jonás, a menudo parecen enfocarse en rasgos negativos, como sus recaídas en la desobediencia o incluso su terquedad. Pero había mucho más en el hombre que eso. Recuerde, Jonás fue seleccionado para servir como profeta de YAHWEH Dios. YAHWEH no lo habría elegido para una responsabilidad tan importante si hubiera sido infiel o injusto.

    Los Errores De Jonás - Había mucho más que sus rasgos negativos.

    La Biblia revela un poco sobre los antecedentes de Jonás. Era de Gat-hefer, sólo dos años y media milla (4 km) de Nazaret, la ciudad donde Jesucristo crecería unos ocho siglos más tarde.

    Jonás sirvió como profeta durante el reinado del rey Jeroboam II del reino de diez tribus de Israel. El tiempo de Elías había pasado mucho tiempo; su sucesor, Eliseo, había muerto durante el reinado del padre de Jeroboam.

    Aunque YAHWEH había usado a esos hombres para acabar con la adoración a Baal, Israel se estaba descarriando voluntariamente de nuevo. La tierra estaba ahora bajo la influencia de un rey que “continuó haciendo lo que era malo a los ojos de YAHWEH”. (2 Rey. 14:24.) De modo que el servicio de Jonás no pudo haber sido fácil ni agradable. Sin embargo, lo cumplió fielmente.

    También puedes leer sobre: Un esclavo que goza de libertad - Inicios del pecado y la esclavitud de la humanidad

    Un día, sin embargo, la vida de Jonás dio un giro dramático. Recibió una asignación de YAHWEH que le resultó sumamente difícil. ¿Qué le estaba pidiendo YAHWEH que hiciera?

    Los errores de Jonás - Su misión ("Levántate, ve a Nínive")

    ¿Qué asignación le dio YAHWEH a Jonás, y por qué puede haberle parecido abrumador?

    YAHWEH le dijo a Jonás: “Levántate, ve a Nínive, la gran ciudad, y proclama contra ella que su maldad ha subido delante de mí”. ( Jonás 1: 2. ) No es difícil ver por qué esta asignación podría haber parecido abrumadora. Nínive se encontraba a unas 500 millas (800 km) al este, un viaje por tierra que probablemente tomaría alrededor de un mes a pie.

    Sin embargo, las dificultades de tal viaje podrían haber parecido la parte fácil del trabajo. En Nínive, Jonás debía entregar el mensaje de juicio de YAHWEH a los asirios, que eran notoriamente violentos, incluso salvajes. Si Jonás había visto poca respuesta entre el propio pueblo de Dios, ¿qué podía esperar ver entre esos paganos? ¿Cómo sería un sirviente solitario de YAHWEH tarifa en gran Nínive, que vendría a ser llamada “la ciudad de derramamiento de sangre” -? Nah. 3: 1, 7 .7, 8. a)

    ¿Cuán decidido estaba Jonás a apartarse de la asignación que le había encomendado YAHWEH?

    ¿Por qué no deberíamos juzgar a Jonás como un cobarde?

    Es posible que a Jonás se le hayan ocurrido esos pensamientos. No sabemos. Lo que sí sabemos es que corrió. YAHWEH le había ordenado que fuera al este; Jonás se dirigió hacia el oeste y lo más al oeste que pudo. Bajó a la costa, a una ciudad portuaria llamada Jope, donde encontró un barco que se dirigía a Tarsis. Algunos eruditos dicen que Tarsis estaba en España.

    Si es así, Jonás se dirigía a unas 2.200 millas (3.500 km) de Nínive. Un viaje así al otro extremo del Gran Mar podría haber durado hasta un año. Jonás estaba tan decidido a alejarse de la asignación que YAHWEH le había dado ( Jonás 1: 3) .

    ¿Significa esto que podemos descartar a Jonás como un cobarde?

    No debemos apresurarnos a juzgarlo. Como veremos, fue capaz de una valentía personal notable. Sin embargo, como todos nosotros, Jonás era un humano imperfecto que luchaba con muchas faltas. ( Sal.51: 5 ) ¿Quién de nosotros nunca ha luchado contra el miedo?

    ¿Cómo podríamos sentirnos de vez en cuando acerca de una asignación de YAHWEH, y qué verdad debemos recordar en esos momentos?

    Puede parecer a veces que Dios nos pide que hagamos lo que nos parece difícil, incluso imposible. Puede que incluso nos resulte abrumador predicar las buenas nuevas del Reino de Dios, como se requiere que lo hagan los cristianos. ( Mat. 24:14 )

    Es muy fácil para nosotros olvidar la profunda verdad que dijo Jesús: "Todas las cosas son posibles para Dios". (Marcos 10:27) Si a veces perdemos de vista esa verdad, tal vez podamos comprender la dificultad de Jonás. Sin embargo, ¿cuáles fueron las consecuencias de los errores de Jonás?

    Los errores de Jonás hace que YAHWEH lo discipline

    ¿Qué esperaba Jonás cuando el carguero partió del puerto? ¿Qué peligro se presentó sobre el barco y la tripulación? Podemos imaginarnos a Jonás colocándose en ese barco, probablemente un carguero fenicio. Observó cómo el capitán y su tripulación se apresuraban a poner su nave en camino y salir del puerto.

    A medida que la costa retrocedía y desaparecía lentamente, Jonás pudo haber esperado estar escapando del peligro que tanto temía. Pero de repente, el clima cambió. Los fuertes vientos agitaron el mar en una furia de pesadilla, con olas que podrían empequeñecer incluso a los barcos modernos.

    • ¿Cuánto tiempo tardó esa embarcación de madera en parecer terriblemente pequeña y frágil, perdida en un desierto acuático de olas imponentes y cañones hundidos?
    • ¿Sabía Jonás, en ese momento, lo que escribió más tarde: que “YAHWEH mismo lanzó un gran viento al mar”?

    Es difícil de decir. Sin embargo, vio que los marineros empezaron a clamar a sus diversos dioses, y supo que ninguna ayuda vendría de esa dirección. ( Lev. 19: 4 ) Su relato dice: "En cuanto al barco, estaba a punto de naufragar". ( Jonás 1: 4 )

    1.  Errores de Jonás: ¿Y cómo podía Jonás orar al Dios del que huía?

    ¿Por qué no debemos apresurarnos a juzgar a Jonás por dormir mientras la tormenta se desataba? ¿Cómo reveló YAHWEH la causa del problema?

     Sintiéndose impotente para ayudar, Jonás fue debajo de la cubierta del barco y encontró un lugar para acostarse. Allí, se quedó profundamente dormido. El capitán encontró a Jonás, lo despertó y lo instó a orar a su dios, como todos los demás estaban haciendo.

    Convencidos de que había algo sobrenatural en esta tormenta, los marineros echaron suertes para ver cuál de las personas a bordo podría ser la causa de su problema. Sin duda, el corazón de Jonás se hundió cuando la suerte eliminó a un hombre tras otro. Pronto la verdad fue clara. YAHWEH estaba dirigiendo la tormenta, así como las suertes, hacia un hombre: ¡Jonás! - Jonás 1: 5-7.

    2.  Errores de Jonás ¿Qué les confesó Jonás a los marineros?

    ¿Qué instó Jonás a los marineros a hacer, y por qué? Jonás les contó todo a los marineros. Era un siervo del Dios todopoderoso, YAHWEH. Este era el Dios del que huía y había ofendido, poniéndolos a todos en este terrible peligro.

    Los hombres estaban horrorizados; Jonás pudo ver el terror en sus ojos. Le preguntaron qué debían hacerle para salvar el barco y sus vidas. ¿Qué dijo él?

    Jonás pudo haberse estremecido al pensar en sí mismo ahogándose en ese mar frío y salvaje. Pero, ¿cómo podía enviar a todos estos hombres a una muerte así cuando sabía que podía salvarlos? Así que les instó: “Levántame y arrójame al mar, y el mar se aquietará para ti; porque sé que es por mi causa que esta gran tempestad ha venido sobre ustedes” (Jonás 1:12).

    3.  Errores de Jonás ¿Cómo podemos imitar la fe de Jonás en su máxima expresión?

    ¿Cómo respondieron los marineros a la petición de Jonás? Difícilmente son palabras de un cobarde, ¿verdad? Debe haber calentado el corazón de YAHWEH al ver el espíritu valiente y abnegado de Jonás en ese terrible momento. Aquí vemos la fe de Jonás en su mejor momento. Podemos imitarlo hoy anteponiendo el bienestar de los demás al nuestro. (Juan 13: 34, 35)

    Cuando vemos a alguien en necesidad, ya sea física, emocional o espiritualmente, ¿nos entregamos para ayudar? ¡Cuánto agradamos a YAHWEH cuando lo hacemos!

    ¡Quizás los marineros también se sintieron conmovidos, porque al principio se negaron a obedecer! En cambio, hicieron todo lo posible para trabajar su camino a través de la tormenta, pero fue en vano. La tempestad solo empeoró. Finalmente, vieron que no tenían otra opción. Clamaron al Dios de Jonás, YAHWEH, para que les mostrara misericordia, alzaron al hombre y lo arrojaron por la borda, al mar. (Jonás 1: 13-15)

    A instancias de Jonás, los marineros lo levantaron y lo arrojaron al mar.

    Los errores de Jonás tienen misericordia y liberación de Parte de Dios

    Jonás cayó en picado sobre las olas furiosas. Quizás luchó, tambaleándose un poco, y vio en medio de un caos de espuma y rocío que el barco se alejaba rápidamente. Pero las poderosas olas rompieron sobre él y lo obligaron a hundirse. Se hundió más y más, sintiendo que toda esperanza se había ido.

    Jonás luego describió cómo se sentía en ese momento. Imágenes fugaces cruzaron por su mente. Pensó con tristeza que nunca más volvería a ver el hermoso templo de YAHWEH en Jerusalén. Tenía la sensación de descender a las profundidades del mar, cerca de las raíces de las montañas, donde las algas lo enredaban. Este, al parecer, iba a ser su fosa, su tumba (Jonás 2: 2-6).

    1.  ¿Qué le sucedió a Jonás en las profundidades del mar, qué tipo de criatura estuvo involucrada y quién estuvo detrás de estos eventos?

    ¡Pero espera! Había algo que se movía cerca, una forma inmensa y oscura, un ser vivo. Acercándose, se lanzó hacia él. ¡Una gran boca se abrió sobre él, lo envolvió, lo tragó!

    • YAHWEH “designó un gran pez para que se tragara a Jonás”

    Este debe ser el final. Sin embargo, Jonás sintió algo asombroso. ¡Todavía estaba vivo! No fue aplastado, ni digerido, ni siquiera asfixiado. No, el aliento de vida todavía estaba en él, aunque estaba en lo que debería ser su tumba. Poco a poco, Jonás se llenó de asombro. Sin duda, fue su Dios, YAHWEH, quien había “designado un gran pez para que se tragara a Jonás”. Jonás 1:17.

    2.  ¿Qué podemos aprender acerca de los errores Jonás en la oración que pronunció dentro del gran pez?

    Pasaron 20 minutos, que se convirtieron en horas. Allí, en la oscuridad más profunda que jamás había conocido, Jonás compuso sus pensamientos y oró a YAHWEH Dios. Su oración, registrada completamente en el segundo capítulo de Jonás, es reveladora.

    Muestra que Jonás tenía un conocimiento extenso de las Escrituras, ya que a menudo se refiere a los Salmos. También muestra una cualidad reconfortante: gratitud. Jonás concluyó:

    • “En cuanto a mí, con voz de acción de gracias te ofreceré sacrificios. Lo que prometí, lo pagaré. La salvación pertenece a YAHWEH” (Jonás 2: 9).

    3.  ¿Qué aprendió los errores de Jonás sobre la salvación, y qué lección valiosa podemos recordar?

    Allí, en el lugar más improbable, las “partes internas del pez”, Jonás aprendió que la salvación es algo que YAHWEH puede brindarle a cualquier persona, en cualquier lugar y en cualquier momento. Incluso allí, YAHWEH encontró y salvó a su atribulado siervo. ( Jonás 1:17. )

    Solo YAHWEH podía mantener vivo y sano a un hombre durante tres días y tres noches en el vientre de un gran pez. Es bueno para nosotros recuerde hoy que YAHWEH es “el Dios en cuya mano está tu aliento”. ( Dan. 5:23 ) Le debemos cada aliento, nuestra existencia misma. ¿Estamos agradecidos? Entonces, ¿no le debemos a YAHWEH nuestra obediencia?

    ¿Qué podemos aprender de los de errores de Jonás cuando se trata de nuestras propias fallas?

    ¿Cómo se puso pronto a prueba la gratitud de Jonás? ¿Y Jonás? ¿Aprendió a mostrar su gratitud a YAHWEH mediante la obediencia? Él hizo. Después de tres días y tres noches, el pez llevó a Jonás directamente a la orilla y “vomitó a Jonás en tierra firme”. ( Jonás 2:10 )

    Imagínate, después de todo eso, ¡Jonás ni siquiera tuvo que nadar hasta la orilla! Por supuesto, tenía que encontrar el camino desde esa playa, dondequiera que estuviera. Sin embargo, en poco tiempo, su espíritu de gratitud fue puesto a prueba. Jonás 3: 1, 2 dice:

    • “Entonces se le ocurrió a Jonás la palabra de YAHWEH por segunda vez, diciendo: 'Levántate, ve a Nínive, la gran ciudad, y proclama a ella la proclamación que te estoy hablando'”.

    1.  ¿Qué haría Jonás?

    23 Jonás no lo dudó. Leemos: “En eso, Jonás se levantó y fue a Nínive de acuerdo con la palabra de YAHWEH”. (Jonás 3: 3) Sí, obedeció. Claramente, había aprendido de sus errores. También en esto debemos imitar la fe de Jonás. Todos pecamos; todos cometemos errores. (Rom.3: 23) Pero, ¿nos damos por vencidos o aprendemos de nuestros errores y nos volvemos a un curso de servicio obediente a Dios?

    2.  ¿Qué recompensa finalmente recibió Jonás en su propia vida? ¿Qué recompensas le esperan a Jonás en el futuro?

    ¿Recompensó YAHWEH a Jonás por su obediencia? De hecho lo hizo. Por un lado, parece que Jonás finalmente se enteró de que esos marineros habían sobrevivido. La tormenta amainó inmediatamente después del acto de abnegación de Jonás, y esos marineros "comenzaron a temer mucho a YAHWEH" e hicieron un sacrificio a él en lugar de a sus dioses falsos (Jonás 1:15, 16) .

    Una recompensa aún mayor llegó mucho más tarde. Jesús usó el tiempo de Jonás en el enorme pez como una imagen profética de su propio tiempo en la tumba, o Sheol. (Mateo 12: 38-40) ¡Cuán emocionado estará Jonás al enterarse de esa bendición cuando resucite a la vida en la tierra! (Juan 5:28, 29) YAHWEH también quiere bendecirlo a usted. Como Jonás, ¿aprenderás de tus errores y mostrarás un espíritu obediente y desinteresado?

    Errores de Jonas el refugio milagroso: Capítulo 4 (v.5-6)

    El reproche paternal que Dios acababa de dirigir a Jonás no lo había devuelto a mejores sentimientos. Calla y se entrega a su pasión; después de haberlo llevado ya a muchas lagunas, lo arrastrará a nuevas fallas. Ella lo insta a que se vaya de Nínive.

    Está a punto de pasar el cuadragésimo día, Jonás abandona la ciudad. ¿Perecerá, pues, bajo los fuegos del cielo o bajo las aguas de un nuevo diluvio? Más bien, es misericordia lo que se derrama sobre ella.

    La nube oscura que se cernía sobre la ciudad de Assur se ha disipado; el cielo sonríe en Nínive. La ira solo se encuentra en el corazón de Jonás; solo, camina en silencio y en duelo en medio de la liberación general. Profeta del Señor, ¿es este el momento de entristecerse? Si tu señor se acerca a la gran ciudad, ¿quién eres tú, tú, para irte? Cuando él la ama, ¿te atreves a odiarla?

     ¡Una nueva lección para nosotros, hermanos, y un poderoso llamado a la vigilancia! El pecado que habita en nosotros puede parecer que duerme, pero tememos que cuando despierte llene nuestra vida de faltas, seguidas de arrepentimientos. Es con él como con la pequeña nube que Elías vio a lo lejos sobre el Carmelo (1 Reyes 18:44); tal vez nos parezca apenas perceptible, cuidemos que no anuncie tormenta.

    1.  Errores de Jonás – El pecado que duerme en nosotros

    Dijimos que el pecado lleva al hombre de falta en falta. Debemos agregar que también lo lleva de la privación a la privación y del dolor al dolor. ¡Cuántos males ha encontrado Jonás en su camino!

    Sin embargo, no está al final de sus problemas, porque no está, ni mucho menos, al final de sus errores. Siguiendo su pendiente natural, se priva de muchas dulces alegrías. De hecho, no hay duda de que al permanecer en Nínive, podría haber continuado útilmente un ministerio, hasta ahora tan asombrosamente bendecido; a todo habitante de la ciudad le hubiera gustado recibirlo en su casa; y el rey no habría cedido a nadie el honor de recibir en su morada al enviado del Rey de reyes.

    Pero esos pensamientos no cruzan a Jonás; un solo pensamiento lo absorbe, distorsiona su juicio, seduce su conciencia, controla su voluntad. Quizás también, pusilánime por naturaleza, teme que el honor del que ahora disfruta no dure mucho y que una vez pasado el primer sentimiento, restablecida la seguridad pública, un cambio total le atraiga, en poco tiempo, la desconfianza y el escarnio.

    ¿Quién sabe si no será objeto de la ira de todo un pueblo que retomará rápidamente el camino del orgullo, la anuencia y la iniquidad?

    Por tanto, Jonás dejó Nínive cuando ella era un monumento a las misericordias de Dios, cuando él hubiera querido que ella fuera un monumento a su ira. Abatido, triste y con el corazón apesadumbrado, se sentará, solitario, en un lugar ubicado al este de Nínive, desde donde su mirada podrá verlo por completo.

    Tiene la intención de quedarse allí hasta que vea lo que sucederá con la ciudad. Todavía está poseído por la misma obsesión: Nínive debe morir, porque ese es el mensaje que recibí para ella. Tenaz en sus antipatías y obstinado en sus votos, todavía parece esperar que un juicio del cielo, golpeando inesperadamente la ciudad, salve su “reputación” como profeta y el honor de Israel y de su Dios; tal vez solo se fue de Nínive para no

    Queremos recordar una mirada muy diferente, lanzada por los "Justos" sobre otra ciudad donde, lejos de haber sido escuchado, como Jonás lo fue en Nínive, sólo había experimentado desprecio, enemistad y maltrato, y donde, pronto, Iba a ser ejecutado. 

    Errores de Jonás - vanidad de apoyo a tierra: capítulo 4 (v.7)

    • "Y Dios preparó un gusano al día siguiente, al amanecer, y royó el kikajon y se secó".

    Jonás acababa de pasar en un instante de una tristeza excesiva a una alegría que no era menor. Por tanto, obligará al Señor a que le enseñe una lección con moderación y le vuelva a poner a prueba.

    Al día siguiente, al amanecer, el Señor preparó un gusano que hizo que la planta se secara. Tal es la vanidad de todos los refugios aquí abajo; nacen hoy para desaparecer mañana; y lo que nos ha dado más dulzura, a menudo se convierte en una fuente de desilusión para nosotros.

    Incluso las cosas más inocentes, aquellas que Dios nos da para disfrutar, también tienen su gusano que roe; pasan, Dios permanece; prometen felicidad, solo Él la da.

    También puedes aprender sobre: El peligro de ceder terreno al enemigo - Zonas más vulnerables

    Una cosa que llama la atención sobre este versículo es que Jonás olvida o parece no entender el propósito principal que Dios se ha propuesto para sí mismo al preparar el kikajon.

    Quería ablandar el corazón y atarlo a sí mismo con gratitud. En lugar de ver la mano de Dios en esta planta, Jonás disfruta del regalo sin mirar a Aquel que lo ofrece; demasiado ocupado con el beneficio, se olvida del Benefactor.

     Conclusión

    Como puedes ver, estas son lo errores de Jonás, debemos aprender a no tener miedo cuando el Señor nos hable y nos mande a hacer algo para él. Debemos ver las bendiciones que nos traerá y no renegar, ni huir de su voluntad. Esperamos haberte ayudado con esta información. Dios te bendiga.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información

    logo

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    Ya casi estás suscrito, te hemos enviado un Email. Debes ir a tu correo y dar click en CONFIRMAR, para que todo funcione bien y podamos comunicarnos contigo.

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano