3 Métodos efectivos para evangelizar

Los métodos efectivos para evangelizar se basan en el modo de obrar o proceder para comunicar el mensaje de Dios al pueblo en general sin hacer exclusiones. El mandato del Señor es que prediquemos el evangelio en todas las naciones porque Cristo vino a buscar lo que estaba perdido. Tal como lo expresa su palabra: "Y les dijo: Vayan por todo el mundo y prediquen el evangelio a toda criatura" (Marcos 16:15)

Te puede interesar leer: No Me Avergüenzo Del Evangelio: Romanos 1:16. Significado

En este sentido evangelizar es proclamar las buenas nuevas del Señor, llevar el mensaje de salvación a todas las naciones para que conozcan la verdad. Y es mediante los métodos para evangelizar que se logra que la persona acepte a Jesucristo como su único y verdadero Señor y que se arrepienta de sus pecados.

Esta es una oportunidad para conocer al Señor y darle cabida al Espíritu Santo en sus vidas. Desde ese momento se activa el Poder de Dios y comienzan a suceder cosas maravillosas porque tiene acceso al mundo espiritual que le permite tener una comunión verdadera con Nuestro padre Celestial.

Índice De Contenidos

    Métodos efectivos para evangelizar

    En la actualidad podemos ver que existen muchos métodos para evangelizar tales como tratados, campañas, devocionales, vigilias, entre otros. Dentro de los más efectivos encontramos los siguientes:

    1.- El método empleado por Jesucristo

    Jesucristo es nuestro mayor ejemplo a seguir, ya que es el Hijo de Dios y dio la vida por cada uno de nosotros. Mientras estuvo aquí en la tierra glorificó a Dios en todo momento y predicó su palabra.
    Jesucristo a la edad de doce años comenzó a centrarse en los negocios del Padre, y cuando tuvo treinta años tuvo plena disposición en hacer la voluntad de Dios y esto lo manifestó cuando fue al río Jordán para ser bautizado por Juan el Bautista, donde el Espíritu Santo tomó el control total de su vida.

    Jesucristo tenía claro cuál era el mensaje que tenía que proclamar, el cual era el siguiente: “arrepentíos, y creed en el evangelio, porque el reino de los cielos se ha acercado". (Marcos 1:15). Por lo cual el ejemplo que debemos seguir a la hora de evangelizar es el de Jesucristo, quien a través de sus obras demostró su fidelidad al Señor y no dejó de predicar la palabra, de enseñar y de exhortar. Pero lo hacía con amor, no para señalar sino para edificar.

    Jesucristo no se quedaba en un solo lugar, él recorría la ciudad de Galilea y las sinagogas, donde enseñaba, predicaba el evangelio del reino, hacía milagros y sanaba a los enfermos. Sus obras y prodigios le dieron fama porque todos comenzaron a comentar las cosas que hacía y se maravillaban.

    Jesucristo delega a sus doce discípulos para que buscaran a las ovejas perdidas de Israel y les predicaran el mensaje de salvación y les otorgó poder y autoridad sobre los demonios, les dio el don de sanar enfermedades en nombre de Dios, lo cual hicieron cuando iban por todas las aldeas, y cuando Jesús notaba que las personas se estaban dispersando y no tenían un pastor que las guiara, exhortaba a sus discípulos de la siguiente manera:

    “A la verdad la mies es mucha, más los obreros pocos. Rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies. Luego los llama para conformarlos como equipo, darles autoridad y enviarlos a la gente” (Mateo 9:36-38).

    Es así como Jesús envía de dos en dos a otras setenta personas delante de él para que fueran a la ciudad para que proclamaran a todos el mensaje de paz y salvación. Los métodos efectivos para evangelizar deben estar basados primeramente en el mensaje de cruz, donde Jesucristo a través de su muerte nos dio la salvación, la cual logramos con el arrepentimiento.

    Por lo cual debemos tener una visión clara de lo que se va a proclamar, se debe conocer la palabra y el propósito de Dios. De igual forma debemos tener buen testimonio para dejar en alto el nombre de nuestro Padre.

    Como creyentes debemos ser obedientes y predicar el evangelio a todos porque Dios no quiere que ningún alma se pierda. Así que cualquier lugar es propicio para hablar de las buenas nuevas, para rescatar las almas perdidas y confundidas.

    Métodos efectivos para evangelizar
    Métodos efectivos para evangelizar

    Otra de las herramientas que debemos considerar así como Jesucristo lo hizo es mediante la designación de tareas y conformación de grupos que agilicen la misión que tenemos como cuerpo de Cristo. Así que formar equipos de trabajo permite que pueda transcender rápidamente el mensaje, además de que es multiplicador y quita la presión.

    Tanto en la vida de Jesús como en sus discípulos podemos ver una gran disposición en su trabajo evangelístico, ya que estaban enfocados en su propósito y tenían claridad porque se dejaban guiar por el Espíritu Santo.

    De esta manera, el mejor método para evangelizar es tener una vida consagrada a Dios, cumplir su perfecta voluntad y seguir sus preceptos en compañía del Espíritu Santo

    2.- Métodos usados por la iglesia primitiva

    Otro de los métodos que podemos encontrar para evangelizar son los de la iglesia primitiva que se centra especialmente en la obediencia de la palabra de Dios, y en la presencia del Espíritu Santo en cualquier misión que se proponga la iglesia. De esta manera el cuerpo de Cristo que es la iglesia, tendrá la cobertura del Señor para avanzar en su obra aquí en la tierra y así poder predicar el evangelio a todas las naciones.

    Puedes leer: Cuáles son las manifestaciones del Espíritu Santo según la biblia

    De igual forma le dan mucha importancia a la oración y al ruego unánime, ya que cuando la iglesia se reúne grandes cosas se manifiestan, tal como Jesús lo manifiesta en la palabra: "También quiero decirles que si dos de ustedes se ponen de acuerdo aquí en la tierra acerca de algo que quieran pedir en oración, mi Padre que está en los cielos se lo concederá" (Mateo 18:19)

    Por otro lado debemos escudriñar las escrituras antes de evangelizar, y estudiar los personajes bíblicos que fueron ungidos por Dios para hacer la voluntad perfecta del Señor, tal como Felipe, quien ministraban a multitudes, pero también lo hacían con una sola persona, no se limitaban, ya que estaban dispuestos a ser usados por Dios y a obedecerle. Esto se puede apreciar en la palabra:

    “Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria,les predicaba a Cristo.Y la gente, unánime, escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe,oyendo y viendo las señales que hacía” (Hechos 8: 5-7)

    En este sentido uno de los métodos efectivos para evangelizar se basan en ser una iglesia que tenga influencia dentro de la comunidad, que siga la vida de Jesús y se encomiende al Espíritu Santo, que se reúna tanto en el templo como en los hogares, proclamando las buenas nuevas, manifestando el gozo del Señor en todo momento, ya que nuestro testimonio es la mejor evangelización.

    La mejor prédica es la manera como vivimos porque nuestra vida habla de las maravillas que Cristo ha hecho en nosotros, en nuestro hogar, nuestros hijos. Que todo ojo vea que somos Hijos de Dios y que proclamamos el evangelio porque somos fieles a nuestro Señor y obedecemos su palabra

    Como iglesia debemos estar unidos como un cuerpo de Cristo, donde todos los miembros son importantes, sin hacer exclusiones ni tener preferencias, ya que eso no le agrada a Dios, él ve los corazones y actúa conforme a eso.

    3.- La iglesia contemporánea de hoy

    Como se dijo anteriormente la iglesia representa el cuerpo de Cristo, así que todos somos iglesia, miembros de ese cuerpo que dio su vida por nosotros. Por lo cual todos los miembros son importantes y cada uno debe desempeñar un rol.

    El pastor es quien se encarga de pastorear a esos miembros llamados ovejas para que no se desvíen del camino y hagan la voluntad del Señor. Pero la misión de todos sin excepción es proclamar el mensaje de salvación, y ese debe ser nuestro objetivo central y nuestra única meta.

    En la actualidad las iglesias emplean diferentes métodos para evangelizar pero muchas caen en falsas enseñanzas y se centran en captar multitudes a través de rituales que no tienen fundamentos bíblicos. Por lo cual se debe actuar sigilosamente para no caer en esas cosas que hoy en día abundan, donde existe el evangelio de la abundancia, la nueva era, el apostolado, entre otras.

    De esta manera la iglesia actual y contemporánea está usando en su mayoría métodos para evangelizar que no cumplen los requerimientos dictaminados por Dios y que son bíblicos, donde debe predominar el Espíritu Santo, la santa doctrina, y no se debe centrar en el engrandecimiento de la iglesia, sino en la santidad de cada uno de sus miembros, porque sin santidad nadie verá a Cristo.

    Lamentablemente, la iglesia de hoy se centra más en actividades que multipliquen sus finanzas, que en el engrandecimiento del reino de Dios y la salvación de las almas que se encuentran perdidas.

    Esto es tan notorio que en la mayoría de los ministerios el crecimiento de los miembros se debe a las personas que vienen de otras iglesias, porque están en búsqueda de una iglesia de su preferencia, en la cual no tengan ningún compromiso real para servir al Señor de corazón y con disposición. Es decir para evadir su responsabilidad como creyente.

    Esto se debe principalmente porque la iglesia actual contemporánea se niega a renunciar a las cosas del mundo y solo buscan colmar sus propias vidas de las bendiciones materiales que le ofrecen este tipo de iglesias en donde se habla mayormente de la prosperidad y la abundancia. Y dejan de lado las palabras que Jesús enunció cuando vino a este mundo:

    “Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, éste la salvará. Pues ¿qué aprovecha al hombre, si gana todo el mundo, y se destruye o se pierde a sí mismo?” (Lucas 9:23-25)

    En este sentido los métodos para evangelizar de la iglesia contemporánea dejan mucho que pensar y son muy cuestionables porque se engrandecen dando mensajes para atraer el dinero de forma engañosa, porque Dios es soberano y nos da conforme a su justicia y a su propósito no conforme a nuestros caprichos.

    Reflexiones acerca del propósito de evangelizar

    La humanidad no tiene ningún poder si no posee el Espíritu Santo. Por lo cual si una iglesia no se centra en llenarse de ese espíritu y solo busca multitudes que le provean ofrendas y diezmos, está avergonzando al Señor y a la obra que él quiere hacer con cada uno de sus hijos.

    El evangelio es claro y Jesucristo es el mayor ejemplo que tenemos para hacer la voluntad de Dios que es perfecta y absoluta. No debemos caer en falsas doctrinas que nos desvíen del camino de la luz, por eso debemos pedirle a Dios discernimiento para saber cuál iglesia emplea un método de evangelización que cumpla con los preceptos establecidos en la palabra y proclamados por Cristo cuando vino a este mundo a hacer prodigios, predicar, enseñar, exhortar, sanar, ayudar, entre muchas cosas que hizo.

    De esta manera se necesitan hombres y mujeres con un corazón dispuesto a morir para el mundo y vivir para Cristo y que se atrevan a proclamar lo que expresa el apóstol Pablo en la palabra: "Estoy crucificado con Cristo, y ya no vivo yo, más Cristo vive en mí. Y esta vida verdadera que ahora tengo es el resultado de creer en el Hijo de Dios, quien me amó y se entregó por mí" (Gálatas 2:20).

    En este sentido la iglesia debe buscar hombres y mujeres con un corazón contristo y humillado, que se arrepientan para que puedan tener acceso a la salvación. Que acepten primeramente que Jesucristo es su Señor y se entreguen a él en espíritu y en verdad.

    No somos perfectos pero si queremos evangelizar debemos primero estar bien espiritualmente, tener una buena comunión con Dios, arrepentirnos y reconocer que Dios es soberano y dueño de nuestra vida.

    De esta manera seremos guiados por el Espíritu Santo, quien nos ayudará en este recorrido. Así que si tenemos el poder del Espíritu santo en nosotros, cualquier método de evangelización hará temblar al enemigo y podrá librar a multitud de almas perdidas que Satanás tiene atadas.

    En este sentido, los métodos usados por la iglesia en la actualidad deben retomar el evangelio de Jesucristo y colocarlo como su principal objetivo, dejando a un lado las apariencias, la vanidad, el empoderamiento, entre otras cosas que no dan buen testimonio.

    Así que cuando la iglesia aprenda a depender solamente del Espíritu Santo, a vivir las palabras de su Salvador y Señor Jesucristo, a llevar una vida en santidad, podrá lograr muchas cosas maravillosas en la iglesia, tal como lo anuncia la palabra:

    “De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré” (Juan 14:12-17)

    En este sentido todos los métodos para evangelizar deben tener algo en común, y es seguir el ejemplo de Jesús a la hora de formar los ministerios, donde cada grupo tiene una misión en específico, pero el propósito sigue siendo el mismo, el cual está basado en rescatar las almas perdidas, predicar la palabra de Dios y mostrar las maravillas de su reino aquí en la tierra.

    De esta manera, los métodos efectivos para evangelizar están basados en la obra de Jesucristo, en su propósito divino y en las enseñanzas, centradas en el amor al prójimo, ya que fue por amor que dio su vida por nosotros.

    Te invito a leer: 5 Tipos de Ministerios cristianos según la biblia

    Anuncios
    1. lola rodriguez dice:

      Siento un texto que he leído en su web o blog, sobre las personas que buscan una iglesia porque ninguna se ajusta a sus preferencias, y huyen de una a otra, para evadir el ser creyentes responsables con una actitud de servir a Dios.
      Esto quizás sea en algunos casos, pero no pueden ustedes generalizar, no es correcto y tampoco es justo.
      Soy una de esas personas, que he ido desde unos años después de ser bautizada, buscando una Iglesia, porque aprendí que en la iglesia que estaba (adventista del 7º Día, están bajo la ley no bajo la gracia), y otras que fui conociendo también tenían problemas de peso en los que no estoy dispuesta a equivocarme y contaminarme del error: testigos de Jehová, Mormones, y alguna más con libros de sus profetas que les importa más y le dan más atención que a La Biblia.
      Por esta razón estoy hoy mismo pendiente de una reunión en mi domicilio con un pastor de la Iglesia Bautista.
      Nunca fue mi intención evadir responsabilidad cristiana en la Iglesia, ni en mi vida.
      Además no todas las Iglesias se reúnen en las casas, ni buscan almas perdidas, no salen de su templo, es difícil que hagan un seguimiento a aquellos que por los problemas que sean de salud por ejemplo, como me pasó a mí, te llamen y se interesen, o vayan a visitarte, por si necesitas algo.
      De que vale que sepamos como se escribe en griego tal cosa, y que quiere decir, y en que punto de La Biblia está, si luego no se acude a atender a los enfermos, ni viudas, ni huérfanos....?
      Y son como clubs sociales, con estilo algo espiritual. De eso huyo, y lo digo abiertamente.
      Por eso busco Iglesia, que vive La Palabra, sin más profecías que las que están en La Biblia, y van a las casas, a orar, a estudiar, a ayudar, a interesarse, o llaman para saber.
      Yo vivo sola y soy discapacitada, puedo moverme pero tengo dificultad respiratoria y a veces me cuesta hablar, pues o iba a la Iglesia, o ahí te quedas! Sola y como puedas. Eso sí pedir donación que no falte. Para eso el e-mail si que me llega siempre.
      Cierto que no todo el mundo, hay personas con gran sentido de la espiritualidad, pero hay que buscarlas mucho, y en esas mega-iglesias, yo no las vi, si vi falsedad y mucho teatro, aparentar, pero de corazón que pocas son, y claro tienen que repartir lo que mucho no hacen.
      Si estás enferma te ignoran, si te va bien que bien, si mal allá tú, luego mucha web muy llamativa, y con muchas prestaciones como Iglesia, pero que lo hagan realidad más bien no.
      Mi tristeza ha sido mucha durante mucho tiempo, y albergo en mi corazón la esperanza de en la reunión de mañana con el pr. de la Iglesia Bautista, encontrar la familia espiritual, que con perfección aún por completar como yo, y usted, y todo cristiano, porque se que la transformación es gradual, pero sí a hermanos que viven con La Biblia, y entienden el mensaje que en la Escritura Santa se nos invita a seguir.
      La Biblia dice que si hablo lenguas, o se de profecías, y no tengo amor, no tengo nada, porque saber mucho y no aplicar lo más importante que es el amor que Dios pone en nuestro corazón, dando de gracia lo que de gracia hemos recibido, es inútil, solo conocimiento que llena nuestro cerebro, pero el amor lo llena todo. Y lamentablemente hoy hay mucho vacío en ese fundamento.
      Le ruego que cambien ese texto, porque como le digo, no huimos de responsabilidad cristiana, sino de una falsedad con aspecto cristiano, sujeta a libros que no son La Biblia, y costumbres que no están en la linea cristiana, sino en la ley.
      Y la ley la pone en el corazón nuevo el Señor que es quien nos lo da. Para que esa fe que de Él recibimos por su gracia y misericordia, actúe conforme a la esencia de Su Ley, que es amor y libertad.
      No somos irresponsables, ni escurridizos, ni falsos cristianos que no saben donde ir huyendo de ser auténticos cristianos, no es verdad, me duele leer eso, se nota que no conocen la tristeza nuestra. Y espero que la mía venza pronto, y encuentre el lugar cristiano en donde aún con la imperfección que tengamos, podamos crecer dentro y fuera de corazón para no nosotros sino para que otros alcancen la salvación, llegar a ellos para que ellos le abran al Señor su corazón.
      Muchos años con la ayuda del Señor hablando con los demás para que reciban La Biblia en su vida, el Evangelio de paz, eso no es huir hermano, es trabajar con mucho entusiasmo, gracias al Espíritu Santo queme ha guiado siempre.
      Les deseo un buen año, mucha paz, y que el Señor les ayude en su ministerio todo lo necesario.
      Lola Rodríguez.

      Pd. si desean enviar comentario tienen mi e-mail, pueden hacerlo encantada lo leeré.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir