Qué Es La Idolatría En La Biblia. 3 Tipos De Idolatría E Ídolos De Hoy

Idolatría en la biblia En este estudio hablaremos de la idolatría en la biblia. Tendemos a pensar en la idolatría como un pecado del pasado o una cosa de misticismo oriental. Ciertamente no tenemos ídolos en la cultura occidental, ¿verdad? De hecho, la idolatría es sorprendentemente moderna y muy frecuente en nuestra cultura.

Parte de la razón por la que no pensamos en la adoración de ídolos hoy en día es porque nuestra definición de idolatría es errónea. Creemos que la idolatría se limita a inclinarse ante una estatua de oro o rezar ante una baratija de madera. Como no hacemos esas cosas, asumimos que no tenemos ídolos.

Pero tenemos ídolos modernos. Muchos de ellos se ven diferentes a los ídolos del pasado, pero todavía practicamos la idolatría hoy. Continúa tu lectura y sabrás qué es la adoración, tipos de idolatría y de ídolos que existen actualmente, y mucho más.

Quizás te puede interesar: Qué Dice La Biblia Sobre Los Tatuajes: Levítico 19:28. Significado

Índice De Contenidos

    Qué es la idolatría en la biblia y qué es un ídolo

    Entonces, ¿qué es un ídolo? Un ídolo es cuando algo o alguien, se vuelve más importante para nosotros que Dios. Incluso las cosas buenas pueden convertirse en ídolos cuando las convertimos en las cosas más importantes de nuestra vida. Cualquier cosa o persona, puede convertirse en un ídolo si ponemos su valor por encima de nuestro valor para Dios.

    En la antigüedad, idolatría era inclinarse para adorar una estatua de oro. Los ídolos de hoy en día se ven diferentes, a veces nuestra identidad, nuestro trabajo o la tecnología puede convertirse en un ídolo para nosotros. Todo lo que se vuelve más importante para nosotros que Dios se convierte en un ídolo; y todos los tenemos. La idolatría de hoy puede parecer diferente, pero está a nuestro alrededor.

    La idolatría está viva y coleando hoy, y todos somos propensos a tener ídolos en nuestras vidas. Entonces, ¿qué es la idolatría en la biblia y qué dicen las escrituras sobre estos ídolos de hoy en día?

    ¿Qué Dice La Biblia Sobre La Idolatría?

    Quiero ver brevemente lo que dice la Biblia sobre la idolatría. Para decirlo de manera concisa, no dice nada positivo. La adoración de ídolos está condenada tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento.

    Dios dice a su pueblo desde el principio que no tendrán dioses excepto él. Los Diez Mandamientos comienzan con un mandato contra la idolatría (Éxodo 20: 3). Y en la mayoría de los libros posteriores del Antiguo Testamento se hace eco de este mandamiento.

    El Nuevo Testamento también habla sobre la idolatría. Colosenses 3: 5 y Romanos 1: 22-23 nos recuerdan los peligros de la idolatría. Muchas veces el Nuevo Testamento advierte de ser seducidos por las cosas de este mundo hasta el punto en que se convierten en lo más importante de nuestra vida, que es, por definición, la idolatría.

    Vemos una y otra vez referencias de idolatría en la Biblia. Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento están llenos de advertencias contra la misma porque somos muy propensos a vagar. Debemos ser diligentes al examinar nuestra vida en busca de ídolos para que no nos sorprendan.

    3 tipos de idolatría

    Dios creó a los seres humanos como adoradores. Hay algo dentro del corazón humano que responde a una visión de gloria con adoración y alabanza. Esto es cierto tanto para las personas religiosas como para las no religiosas. La adoración, aunque es un término religioso, es simplemente dedicarse a alguien o algo.

    Es mostrar reverencia y honor hacia algo. Es hacer un sacrificio para proteger o conseguir algo. En otras palabras, cada persona en el planeta es un adorador en cada momento de cada día, porque todos estamos dedicados a alguien o algo que cautiva nuestros corazones. Para nosotros esto se convierte en un dios funcional. La adoración no es simplemente un aspecto de nuestro ser, sino la esencia del mismo como portadores de la imagen de Dios.

    Como resultado, toda la vida es una adoración incesante. En la práctica, esto significa que si bien la adoración incluye reuniones corporativas de la iglesia, cantos de canciones y formas litúrgicas, no está limitada por estas cosas, definida únicamente como estas cosas, o expresada solo en estas cosas, porque la adoración nunca se detiene.

    La idolatría es difícil de detectar a veces porque se presenta en diferentes formas. Alguna idolatría es obvia y algo de idolatría es sutil. Pero sabemos por las referencias de idolatría en la biblia, que misma es universal entre los seres humanos, por lo que sería prudente mirar más de cerca. A continuación te mostraremos tres tipos de idolatría:

    1. Idolatría pagana

    Cuando la gente piensa en ídolos, lo primero que le viene a la mente es una tribu antigua o incivilizada que se inclina ante una imagen tallada en piedra o madera. Esto ciertamente encajaría en la categoría de idolatría pagana. La idolatría pagana es la más fácil de detectar porque adopta las formas más obvias: algún tipo de ceremonia o ritual que se realiza a una deidad que no es el Dios de la Biblia.

    La idolatría pagana se caracteriza por prácticas que son explícitamente de naturaleza espiritual pero que no involucran a Dios el Padre, Jesucristo o el Espíritu Santo. Más bien, puede ser para algún otro dios con nombre o sin nombre. Cosas como el yoga en su forma más verdadera, los intentos de conectarse con la naturaleza, inclinarse ante los ídolos, la meditación trascendental y cosas por el estilo, son ejemplos de idolatría pagana.

    Esto también incluiría el hinduismo, el budismo y las formas de espiritualidad impulsada por la naturaleza. Otros tipos de idolatría pagana pueden incluir el uso de tablas ouija, bolas de cristal, cartas del tarot, leer las estrellas, reike y cosas por el estilo.

    2. Idolatría secular

    A diferencia de la idolatría pagana, la idolatría secular es más difícil de detectar. Esto se debe a que generalmente está libre de lenguaje religioso o prácticas típicamente espirituales. Pero no te dejes engañar, ¡es tan real y tan dañina! La idolatría secular es practicada incluso por aquellos que no se consideran religiosos de ninguna manera. Es la forma más común de idolatría en nuestro mundo occidental moderno.

    Los dioses de nuestra cultura incluyen el sexo, el dinero, el poder, la apariencia física, la familia, el romance, la fama, el ocio, las celebridades, el éxito, la comida, la comodidad, la imagen y cosas por el estilo. Las personas, religiosas o no, se entregan a sí mismas para lograr estas cosas. Se entregan a sí mismas para conseguirlas y conservarlas. Dominan sus vidas de una manera, que reflejan una marcada devoción religiosa.

    3. Idolatría religiosa

    La tercera forma de idolatría es la idolatría religiosa. La idolatría religiosa parece una adoración en el exterior, pero no es lo real en absoluto. Las iglesias están llenas de idolatría religiosa porque siempre hay personas que siguen los movimientos de las prácticas religiosas sin siquiera comprometerse de corazón.

    Imagínate una persona que asiste fielmente a la iglesia todas las semanas. Canta los cánticos, escucha cortésmente el sermón, pone dinero en la ofrenda y realiza los diversos rituales que se esperan de ella, como tomar la “Cena del Señor” y ser bautizados. Debido a que este individuo está haciendo todas las cosas religiosas que se esperan de él, asume que está bien con Dios.

    Pero, de hecho, están cometiendo idolatría. Su dios falso son las prácticas religiosas en sí mismas, no a lo que apuntan las prácticas religiosas. Jesús regularmente chocaba con los fariseos de su época, porque eran devotos de sus tradiciones religiosas sin tener ningún amor real por Dios.

    Confiaron en su actuación, no en Dios, para salvarlos. Creían que su santidad externa significaba que también eran santos internamente; sin embargo, Jesús los llamó hermosas tumbas con huesos de hombres muertos en el interior (Mateo 23:27).

    Ejemplos

    Hay millones de personas que son culpables de idolatría religiosa. Un ejemplo son las Puertas Santas de la Misericordia ubicadas en la Basílica de San Pedro, Roma. La iglesia católica declaró el Año de la Misericordia en 2016 y dijo que las Puertas Santas en Roma se abrirían por un tiempo limitado y que cualquiera que pasara por las puertas tendría sus pecados absueltos. Esta es la idolatría religiosa clásica.

    Es confiar en que de alguna manera una puerta puede hacer algo que solo Dios puede hacer. Solo Dios puede perdonar los pecados, y lo hace simplemente por medio de un pecador arrepentido que pide perdón (1 Juan 1: 9). No salimos del pecado pasando por una puerta o por cualquier otra actividad, religiosa o de otro tipo.

    Tal vez quieras saber: Cuáles Son Las Obras De La Carne: Gálatas 5: 19-21

    Adoración De Ídolos Hoy

    Antes de leer esta lista, presta atención a esto: no estoy diciendo que debamos deshacernos de las cosas. Para muchos, eso sería imposible. Más bien, necesitamos evaluar nuestras vidas para asegurarnos de que están en el orden correcto y que ninguna de estas cosas se ha vuelto más importante para nosotros que Dios. Cuando eso sucede, es idolatría. Con eso en mente, aquí hay 6 ídolos de hoy en día que todavía adoramos.

    1. Nuestra identidad

    Es fácil colocar nuestra identidad en algo o alguien que no sea Dios. Ya sea nuestro seguimiento en las redes sociales, nuestra posición en el trabajo, nuestras habilidades / habilidades o los logros que buscamos. Muchos tienen su identidad envuelta en algo incorrecto.

    No solo es un ídolo, sino que también es una forma difícil de vivir. Si tu identidad está en tu trabajo, tus habilidades, tu apariencia o cualquier otra cosa, constantemente sentirás que no estás a la altura.

    Pero cuando nuestra identidad está asegurada en Dios, podemos vivir en libertad. Si bien todavía nos quedaremos cortos, el amor de Dios nunca nos fallará. Para algunos, su identidad se ha convertido en un ídolo. Han puesto más valor en quiénes son, que en Dios.

    2. Dinero / consumismo

    El dinero puede convertirse en un ídolo

    No importa si tienes dinero o estás arruinado. La búsqueda de dinero y la adquisición de cosas es un ídolo para muchos en nuestra cultura. Mucha gente confía más en su dinero que en Dios. El dinero no está mal, de hecho, es una herramienta. Y como cualquier herramienta, debes usarla correctamente; de lo contrario, puede causar mucho daño. El dinero no es el problema, es cómo lo usamos y lo vemos lo que puede convertirse en un problema.

    Muchos han depositado sus esperanzas y sueños en el dinero. Ellos confían en que los mantendrá, los cuidará y los protegerá. El problema es que no podemos estar a la altura de lo que estamos tratando de obtener. El dinero se ha convertido en lo más importante para muchos de nosotros. Si el factor motivador en tu vida es el dinero y no Dios, entonces eso es un ídolo.

    3. Entretenimiento

    Estamos obsesionados con divertirnos. Y viene en muchas formas, desde Netflix hasta vacaciones, videojuegos y podcasts. Nos encanta el entretenimiento en todas sus formas. Nuevamente, al igual que con los otros ídolos de hoy en día, no es que el entretenimiento sea malo.

    Puede ser algo bueno. Pero cuando nuestras vidas se convierten en la búsqueda de entretenimiento y de las mejores experiencias que podamos encontrar, entonces se convierte en un ídolo. Se ha vuelto más importante que Dios. Yo diría que el entretenimiento es bueno y un regalo de Dios, pero deberíamos adorar al dador, no al regalo.

    4. Sexo

    Estamos obsesionados con el sexo en nuestra cultura, está en todas partes. Puede que sea lo único en lo que pensamos más que en dinero. Hemos tomado un regalo de Dios y lo hemos convertido en el dios de nuestras vidas. Y para muchos, sus vidas están controladas por el sexo.

    Incluso cuestionar la ética sexual en nuestra sociedad traerá una gran cantidad de acusaciones, mostrando cuán atados a nuestro ídolo estamos en realidad. La identidad sexual, las prácticas sexuales la vida sexual son sagradas para nosotros. La iglesia tiene algo de culpa por esto.

    En lugar de presentar el sexo como un buen regalo de Dios, en la historia reciente han acumulado culpa y vergüenza. Se podría argumentar que este es uno de los factores que provocó la exageración excesiva del sexo. Pero independientemente de cómo llegamos aquí, para muchos hoy en día, el sexo es un ídolo. Lo valoramos más que a Dios.

    5. Comodidad

    Existe una lista interminable de productos que prometen simplificar y agregar comodidad a tu vida. Hemos hecho nuestras vidas mucho más fáciles y cómodas que en cualquier otro momento de la historia. Las tareas que solían tomar todo el día se pueden realizar en minutos. Muchas tareas domésticas ahora están automatizadas. Si bien eso es algo bueno, nuestra búsqueda en la vida no debe ser solo un consuelo.

    Jesús cuenta una narrativa muy diferente para sus seguidores. Dice que sus seguidores enfrentarán pruebas, persecución y dificultades. Si bien la comodidad no es mala, puede resultar dañina cuando se convierte en la principal actividad de la vida. Cuando la comodidad es un ídolo, nos negaremos cuando Dios nos llame a algo difícil.

    6. Nuestros teléfonos

    La adicción a los teléfonos inteligentes se está convirtiendo cada vez más en una tendencia preocupante. Esto es especialmente cierto para las generaciones Z y Millennial, pero ciertamente no se limita a ellas.

    Para muchos, simplemente no pueden vivir sin sus teléfonos (o presencia en línea). Esto se está convirtiendo rápidamente en un ídolo para muchos. El problema no son nuestros teléfonos o redes sociales, ni ninguna forma de tecnología. Es el valor que le damos lo que lo convierte en un problema.

    Cuando nuestras vidas giran en torno a la cantidad de Me gusta que recibimos, cómo lucen nuestros seguidores, o si no podemos sentarnos en silencio durante 5 minutos sin actualizar nuestro suministro de noticias, es posible que tengamos un ídolo. Todo lo que ocupa el lugar de Dios en nuestra vida, todo lo que se vuelve más importante que él, es un ídolo.

    Cómo Saber Si Tienes Un Ídolo Moderno

    Nuevamente, permíteme reiterar. Esta no es una lista de cosas que debemos evitar o una lista que debamos usar como municiones para disparar a otros. Se trata de una lista de cosas que pueden tomar el lugar de Dios en nuestras vidas.

     Cuando algo bueno se convierte en algo supremo, finalmente pasa a ser algo destructivo en nuestras vidas. Eso es de lo que se trata la idolatría en la biblia. Lo que debemos hacer con esta lista, es usarla para evaluar nuestras vidas en oración y asegurarnos de que nada se haya vuelto más importante que Dios.

    Cada uno debería preguntarse qué es un ídolo en su vida. Entonces, ¿cómo sabemos si algo se ha convertido en un ídolo? Aquí hay 4 preguntas que debes hacerte para identificar ídolos en tu vida:

    • ¿Dónde paso mi tiempo?
    • ¿Dónde gasto mi dinero?
    • ¿Dónde obtengo mi alegría?
    • ¿Qué tengo siempre en mente?

    Piensa realmente en esas preguntas. Te llevarán a lo que es un ídolo o lo que podría convertirse en uno. Pasa algún tiempo en oración preguntando y buscando qué es un ídolo en tu vida. La adoración de ídolos de hoy puede parecer diferente, pero aún existe. No debemos permitir que nada, ni siquiera algo bueno, tome el lugar de Dios en nuestra vida.

    Dios es Celoso; la idolatría despierta su enojo

    La ira de Dios está llegando sobre la idolatría. Nada es más peligroso que la ira de un Dios omnipotente y todo justo. Y Pablo dice que la ira de Dios viene sobre la idolatría. Ahora, ¿por qué sucede eso? Lee Éxodo 20:

    “No te harás imagen tallada, ni semejanza alguna, ni cosa alguna que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás ante ellos ni les servirás, porque yo, el Señor tu Dios, soy un Dios celoso”. (Éxodo 20: 4-5).

    La ira de Dios viene sobre el idólatra porque Dios es celoso. Hay celos justos y santos, y celos injustos, débiles e inseguros. Y el celo de Dios no solo es justo, es decir, merece nuestro más profundo y fuerte afecto y admiración, sino que también es amoroso. Es un celo amoroso, porque fuimos hechos para encontrar nuestro mayor gozo en él, nuestro mayor tesoro.

    Entonces él es celoso de una manera amorosa y es celoso de una manera justa. Y si encontramos que Dios es tan aburrido o tan insignificante que debemos poner otras cosas en su lugar, que realmente nos satisfacen más que él, entonces no solo lo ofendemos, sino que también nos destruimos a nosotros mismos.

    Esas cosas hacen enojar a Dios. No quiere sentirse ofendido y no quiere que nos destruyamos. La idolatría contradice ambas cosas y por eso su ira cae sobre el idólatra.

    Pensamientos finales

    La realidad es esta: Dios es real y fuimos hechos para adorarlo. Sin embargo, solo hay una manera de adorar verdaderamente al único Dios verdadero: a través de la fe en Jesucristo. El pecado nos separa de Dios, pero a través de Cristo podemos eliminar la barrera del pecado y reconciliarnos con Él, libres de los ídolos que nos esclavizan. Jesús dijo en Juan 5:23:

    El que no honra al Hijo, no honra al Padre que lo envió.

    Esto significa que ser un adorador (que todos lo somos) sin honrar a Jesús es, es, por definición, idolatría. El primer paso para apartarnos de nuestros ídolos y adorar a Dios es honrar al Hijo, Jesucristo. Cuando nos sometemos a Cristo y creemos en él, en nuestro Salvador y Señor, comenzamos una vida de adoración a Dios. Y una vida de adoración a través de la fe en Cristo es lo más liberador y vivificante que un ser humano puede experimentar.

    Necesitas aprender: Diferencia entre alabar y adorar a Dios según la biblia. 10 Versículos reveladores

    Esperamos que después de los ejemplos de idolatría en la biblia, puedas entender lo que significa. En la antigüedad, adorar era solamente inclinarse ante imágenes; en el mundo moderno, las cosas han cambiado. Actualmente podemos llevar nuestros ídolos a todas partes sin darnos cuenta y hacerlos parte importante en nuestra vida. Nunca olvides que todo lo que es más importante que Dios, se convierte en un ídolo.

    Meudys Ochoa

    Nacida en la Colonia Tovar. Iniciada en el cristianismo desde que era una niña y actualmente parte del ministerio de adoración de la iglesia bautista "Pueblo de Dios".

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información

    logo

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    Ya casi estás suscrito, te hemos enviado un Email. Debes ir a tu correo y dar click en CONFIRMAR, para que todo funcione bien y podamos comunicarnos contigo.

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano