Qué Es Una Actitud Diferente Y Cómo Desarrollarla. Según La Biblia

En este estudio te mostraremos qué es una actitud diferente según las escrituras y cómo desarrollarla. Si quieres que las cosas sean diferentes en tu vida, la cosa número uno que necesita cambiar no es tu trabajo, circunstancias, entorno, relaciones o ingresos; eres tú. Primero debes cambiar la actitud que demuestras delante de los que te rodean, porque eso es lo que va a hacer que tu testimonio sea bueno o malo.

Índice De Contenidos

    Qué es una actitud diferente

    Qué es una actitud diferente según la biblia
    Qué es una actitud diferente según la biblia

    Tu actitud está determinada por la colección de pensamientos dominantes que existen en tu mente. Por este motivo, al determinar el tipo de actitud adecuado para el cambio directamente tenemos que cambiar lo que pensamos.  Para ilustrarnos en esto, podemos mirar Filipenses 2: 5 en la Nueva Traducción Viviente que dice:

    "Debes tener la misma actitud que tuvo Cristo Jesús".

    Antes de hacer cualquier cosa en tu vida secular debes preguntarte qué pensaría Cristo de esto. Si estuviéramos dispuestos a hacernos siempre esta interrogante, creo que hubiéramos evitado hacer miles de cosas que en el fondo sabemos que no están bien ante los ojos de Dios.

    A veces estamos tan errados acerca de qué es una actitud diferente, que nos dejamos llevar por lo que es normal para el mundo y no tomamos en cuenta a Dios.

    Un ejemplo claro de esto en el caso de los jóvenes estudiante es el hecho de hacer trampas en los parciales (“Copiarse”, “Chuletearse” o cómo quieran llamarlo). Esto es algo que, por supuesto, para los profesores y directivos está mal, pero para la mayoría de los alumnos es algo relativamente normal.

    Sin embargo, si conoces de la palabra, sabes que al hacerlo, estás mintiendo, engañando y causando entre tantas cosas una pesa falsa en tus calificaciones metafóricamente hablando.

    Quizás te puede interesar: 8 Síntomas después de una liberación espiritual

    De todas estas cosas habla la biblia como actitudes que son incorrectas y representan un pecado ante la mirada del creador. Siempre recuerdo una experiencia vivida en la universidad, les contaré un poco sobre ello: un compañero de clases no había podido estudiar bien para un examen, entonces otros le propusieron pasarle unas guías para que copiara algunas cosas, pero él se negó y dijo claramente “No puedo hacer eso, no es correcto”.

    Todos se burlaron de él y dijeron que era un tonto. Yo, por mi parte, sentí admiración y nunca olvidé ese hecho porque representa la verdadera actitud de un cristiano. Muchas veces nos preguntamos qué es una actitud diferente y nos respondemos nosotros mismos, pero en realidad no tenemos idea de lo que significa esa frase en la vida cristiana. El comportamiento es lo que nos distingue como seguidores de Cristo, lo que hace que otros quieran conocerlo.

    Cómo desarrollar una actitud diferente

    Muchos de nosotros no sabemos realmente qué es una actitud diferente o cómo desarrollarla. Sin embargo, Dios nos ha dejado una guía completa para poder lograr tener la actitud de Cristo; tiene 66 libros y millones de versículos y se llama la biblia. No hay otro libro que pueda ilustrarnos mejor acerca de la vida de nuestro salvador y sus enseñanzas. Basándonos en este gran repertorio, aquí están las siete formas de desarrollar el tipo correcto de actitud:

    1.  ¿De dónde sacas la actitud adecuada?

    Como mencionamos anteriormente, la biblia está colmada de infinidades de pasajes en los que se encuentra reflejado cuál debe ser la actitud de un cristiano. Efesios 4:23 en la Biblia Amplificada dice:

    “Y renuévate constantemente en el espíritu de tu mente [teniendo una actitud mental y espiritual fresca]”.

    La escritura se vuelve muy específica cuando habla del tipo de actitud que debes tener. Filipenses 2: 5 en la Nueva Traducción Viviente dice:

    "Debes tener la misma actitud que tuvo Cristo Jesús".

    La versión contemporánea de Filipenses 2: 5 lo expresa de esta manera:

    “Y piensa de la misma manera que pensó Cristo Jesús”.

    Puedes estar pensando…"eso suena bien”, pero “¿cómo recibo o desarrollo ese tipo de actitud?". Tenemos siete palabras para responder:

    Lee tu Biblia, haz lo que dice.

    Si tienes problemas en tu matrimonio, debes deshacerte de muchas de tus viejas actitudes hacia tu cónyuge. Es necesario que hagas esto antes de que puedas adoptar una nueva mentalidad. Si los inconvenientes son con tus hijos, debes revisar la manera en la que estás actuando con ellos. Esto también puedes aplicarlo con tu jefe en tu trabajo y en todas las demás áreas de tu vida.

    Lo que queremos hacer entender es que debes cambiar tu actitud y renovar tu pensamiento antes de poder reemplazar lo antiguo por lo nuevo. Romanos 12: 2 en la versión King James dice:

    “Y no os amoldemos a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que podáis probar cuál es la buena, agradable y perfecta voluntad de Dios”.

    Cuando renuevas una casa, puedes sacar el cableado eléctrico inseguro viejo y colocar el nuevo. De la misma manera puedes sacar el piso viejo y agregar uno nuevo. Estás reemplazando lo que no se desea por lo que sí. Lo mismo debe suceder con tu mente; si estás tratando de renovarla, es necesario que deseches la vieja forma de pensar y coloques la nueva. La Nueva Traducción Viviente de Romanos 12: 2 que dice:

    “Deja que Dios te transforme en una nueva persona cambiando tu forma de pensar”

    Eres el responsable de traer el cambio en tu vida; tú decides tu actitud y el tipo de día que tendrás. No podemos manejar las actitudes en base a las circunstancias que sucedan, es decir, no debemos ser de una manera cuando nos va bien y de otra en el momento en el que nos va mal. Si hacemos esto, entonces estaremos condicionando nuestro amor para con Dios.

    2. Planifica previamente y prepárate para el mañana

    Siete cosas que debes hacer antes de irte a dormir cada noche:

    1. Crea una lista de tareas pendientes de las cosas que planeas lograr mañana. Enuméralas por prioridades según tus objetivos en las seis áreas principales de tu vida; espiritual, familiar, económica, física, mental y social.
    2. Escribe en un diario las grandes cosas que te sucedieron durante el día. Independientemente de cómo haya sido el mismo, tienes algo por lo que regocijarte; estás vivo, respiras, tienes un hogar y si estás leyendo esto también debes poseer una portátil. Quiero que te detengas un momento y pienses en todas las cosas valiosas que Dios te ha regalado; dormirás mejor, lo sé.
    3. Crea una confesión nocturna acerca de que mañana será el mejor día de tu vida. Algo como esto: “Padre Celestial, te agradezco que mañana será el día más grandioso de mi vida; 24 horas llenas de oportunidades más allá de mi imaginación y expectativa. Un día lleno de conocimiento revelador y conexiones divinas. Mi deseo es que seas glorificado en todo lo que suceda. En el poderoso nombre de Jesús, Amén”.
    4. Nunca te vayas a la cama enojado o frustrado con tu cónyuge o tus hijos. Si es algo que no se puede resolver instantáneamente, escribe el problema brevemente en una hoja de papel. Ora por ello, colócalo en tu mesita de noche y pídele a Dios que se ocupe de ello mientras te da un dulce sueño. Proverbios 3:24 dice: "Cuando te acuestes, no tendrás miedo; sí, te acostarás, y tu sueño será dulce".
    5. Limpia y recoge para que estés listo para levantarte. Lava los platos y limpia tu sala de estar antes de acostarte. Lo creas o no, te alegrarás de haberlo hecho por la mañana. Puede parecer una cosa pequeña, le da un mejor comienzo a tu día el hecho de que no tengas muchas tareas sobrantes para enfrentar a primera hora.
    6. Indica lo que planeas usar mañana. Esto te ahorrará tiempo por la mañana, eliminará la indecisión, desaparecerá los retrasos y, en última instancia, quitará algo de frustración.
    7. Planifica cómo vestirás tu mente mañana. Piensa en las enseñanzas que escucharás en tu teléfono inteligente. Nunca te conformes con lo que se transmite en tu viaje: necesitas una decisión consciente.

    3. Comienza tu día con una hora feliz

    No estoy hablando de bebidas alcohólicas, sino de drogarse con el Espíritu Santo durante la primera hora de tu día. Nuestra guía bíblica para la mañana se encuentra en el Salmo 5: 3 en la Nueva Versión Internacional que dice:

    “Por la mañana, oh Señor, oyes mi voz; por la mañana te presento mis peticiones y espero".

    Mi expectativa matutina trae manifestación diaria y hace que mi corazón pueda mirar con mayor facilidad las recompensas. Proverbios 24:14 en la Biblia Amplificada dice:

    “Así sabrás que la sabiduría piadosa y hábil es así para tu vida; si lo encuentra, habrá futuro y recompensa, y su esperanza y expectativa no serán cortadas”.

    Comienza cada día lleno de expectativa sobrenatural acerca de la manifestación de la presencia, la paz, la protección, las promesas, el poder, la promoción y la provisión de Dios.

    4. Quédate con lo principal

    Stephen Covey en su poderoso libro "Siete secretos de personas altamente efectivas" dijo:

    "Lo principal es mantener lo principal como lo principal".

    Si no has leído este libro, te recomiendo que lo hagas. Decir quédate con lo principal es otra forma de decir "mantente enfocado". Jesús estaba enfocado; sabía por qué estaba aquí. Lucas 19:10 dice:

    "Porque el Hijo del Hombre ha venido a buscar y salvar lo que estaba perdido".

    Jesús se mantuvo un verdadero enfoque en su misión, dejó lo principal como lo principal. Juan 9: 4 dice:

    “Todos debemos realizar rápidamente la tarea que nos asignó el que me envió porque queda poco tiempo para que caiga la noche y todo el trabajo termine”.

    Al principio de esta enseñanza, te sugerimos que crearas una "lista de tareas" diaria. Esta lista debe ser un reflejo de tus objetivos para lograrlos en un plan diario, semanal, mensual y anual. No es necesario ser un genio de la informática o de las computadoras para dividir tus objetivos en un plan factible.

    Cuando estás logrando cosas en tu lista de tareas pendientes, te animas y te das la oportunidad de tener una actitud completamente nueva. Por supuesto, con la ayuda de las habilidades que Dios te ha dado.  También te resultará beneficioso crear y supervisar tu propia "lista de tareas no pendientes". Cosas como:

    • No pierdas tiempo hablando con personas negativas, si tienes la opción.
    • Mantente alejado de los programas de noticias que llenan tu mente con eventos negativos.
    • Ten cuidado con los vampiros del tiempo, porque estos absorberán el tiempo de tu día y tu vida.

    ¿Con qué tipo de amigos quiero pasar el rato? Puedes encontrar la respuesta leyendo La traducción de la Biblia del Mensaje de 3 Juan 2 que dice:

    "Somos los mejores amigos, y oro por la buena fortuna en todo lo que haces y por tu buena salud, ¡que prosperen tus asuntos cotidianos, así como tu alma!"

    Las personas negativas tienden a romper tu enfoque y obstaculizar tu capacidad para mantener lo principal como lo principal.

    Es recomendable que conozcas: Los dones y frutos del Espíritu Santo según la biblia

    5. Lo que siembras, cosecharás

    Estas son palabras bastante significativas en la vida cristiana, y haré un enfoque aquí. La razón para esto, es que el versículo se presta para muchas confusiones y para que la gente tienda a torcer la palabra de Dios. Este pasaje no se refiere a que el hermano debe darnos según lo que nosotros le proporcionemos (como muchos piensan).

    Se refiere a que Dios suplirá nuestras necesidades en grande, pero ¿para qué? Para que podamos seguir ayudando a los demás, lo glorifiquemos a él y la gente pueda llegar por medio de nuestra actitud. Por supuesto, a través de esto nuestro Señor nos va a bendecir y nos va a proporcionar lo que en verdad necesitamos.

    Muchas veces nos dejamos guiar por congregaciones sensacionalistas que solo se basan en hablar sobre las finanzas. Dicen: “Ven a Dios y obtendrás todo lo que quieres” o “Conviértete en servidor de Dios y tendrás mucho dinero”. Primero, Dios no nos va a dar lo que queremos sino lo que realmente requerimos para nuestra vida, y segundo, nuestro Señor no quiere que le sigamos por interés.

    Entrar en la iglesia con este propósito es algo parecido a casarse con alguien por el dinero. Suena duro, pero es así. Es por esto que se ha distorsionado tanto el concepto de lo que debe ser la verdadera actitud de una persona que está en Dios. Hermano, revísate y piensa en el motivo por el cual sigues a Cristo ¿Por amor o para que te bendiga con dinero, un carro, una casa o cualquier cosa? Quiero que internamente le des respuesta a esta pregunta, y si tu razón es errada, pide perdón a Dios y vuelve a comenzar.

    6. Sé un hacedor, no un hablador

    La mejor manera de desarrollar la actitud de Dios es siendo un hacedor. Tener una actitud mental positiva no es suficiente. He conocido a algunas personas súper positivas que nunca lograron nada en sus vidas, porque no eran hacedores de la Palabra.

    Es posible que hayas leído cientos de libros sobre cómo tener una actitud mental positiva, escuchado miles de sermones, visto docenas de programas de televisión cristianos, asistido a seminarios de motivación y conferencias del Espíritu Santo, caído en el espíritu, PERO si no estás haciendo (PRACTICANDO) lo que has escuchado, entonces te estás engañando a ti mismo. Santiago 1:22 en la Biblia Amplificada dice:

    “Pero sed hacedores de la Palabra (obedezcan el mensaje), y no meramente escuchándola; traicionándose [en el engaño por razonamiento contrario a la verdad]".

    "Obedece el mensaje"; esta es una frase que suena mucho en nuestra mente al leerla. ¿Cuál es el mensaje que Dios quiere que obedezcas? Desea que hagas lo que Él dice en su palabra “La biblia”. Cuando Pedro escuchó a Jesús decir “Ven”, recibió la autoridad para salir de la barca, sin embargo, nada hubiera sucedido si tan solo hubiera escuchado la palabra. Fue solo cuando el mismo se convirtió en un hacedor de la palabra que pudo salir del barco.

    La palabra que Pedro escuchó le dio más que una actitud positiva, lo “empoderó”, pero aún tenía que dar el primer paso. Dios nos ha dado Su Palabra para energizar nuestra fe; para sacarnos del barco. Es hora de que cada uno de nosotros deje de hablar sobre lo que vamos a hacer y simplemente lo hagamos. Cuando lo hagas, lo logras. “Ojo” es importante que tengas presente que la gloria es de Dios, no tuya ni de nadie más.

    7. La actitud de Dios te permitirá hacer lo que otros dicen que no puedes

    La actitud correcta, la que tuvo Jesús, te permitirá perseverar en la adversidad hasta que obtengas la victoria. No importa lo que las personas negativas digan, si vas con Dios, nada podrá impedirte lograr lo que deseas, por supuesto, si es la voluntad del padre. Y ¿Cómo desarrollo, mantengo y fortalezco la actitud de Dios? Santiago 5:16 en la Biblia Amplificada dice:

    "La oración ferviente (sincera, continua) de un hombre justo hace disponible un tremendo poder".

    Aprovecha este poder y verás que es posible cambiar la manera en la que actúas. Solamente adentrándote en la palabra del Creador puedes saber qué es una actitud diferente para Él y cómo desarrollarla. La biblia es la guía que te ayudará a cambiar tu vida para mejor.

    Malas actitudes

    La mayoría de nosotros puede identificar fácilmente las malas actitudes cuando se muestran externamente en nuestras palabras o acciones. Algunas de estas son: negatividad, crítica, rebelión, desafío, impaciencia, falta de cooperación, apatía, desánimo, independencia, presunción, arrogancia, egocentrismo y rudeza. Estos son ejemplos de malas actitudes que los cristianos deberían rechazar.

    Sin embargo, ten en cuenta que las actitudes son disposiciones internas del corazón y los pensamientos; son las intenciones ocultas las que eventualmente servirán como base para nuestras acciones. "Porque lo que piensas en tu corazón, refleja lo que es". (Proverbios 23:7). En realidad, nadie más conoce los pensamientos de tu corazón, excepto tú y Dios. En consecuencia, la actitud es algo que solo tú y tu Creador pueden resolver. Se trata de un cambio que debe tener lugar en el interior.

    La actitud correcta cuando surgen las dificultades es perseverar en la fe y acercarse más a Dios; caer a los pies de Jesús. La Biblia deja claro que Dios hace todas las cosas por nuestro bien cuando lo amamos, y la prueba de nuestra fe es para nuestro beneficio. Los problemas nunca derrotarán a la persona con la actitud correcta.

    Buenas actitudes

    Según las Escrituras, tu actitud hacia la vida, las circunstancias o hacia otras personas siempre debe ser como la del Señor, como se define en las Escrituras. Las buenas actitudes generalmente se demuestran al ser positivo, alentador, amoroso, humilde, dispuesto a aprender, cooperativo, considerado, desinteresado, leal, perseverante, entre otros. (Gálatas 5: 22-23). Si lo analizamos por área, podemos identificar algunas otras actitudes correctas:

    • Hacia Dios: nuestra actitud debe ser de reverencia, sumisión, amor, confianza, humildad, obediencia, adoración y oración. ( 111: 10, Marcos 12:30, Juan 14:15, Sant. 4: 7, 1 Sam. 15:23)
    • Para los hijos de Dios: nuestra actitud debe ser amor, perdón, consideración, cariño, aliento, bondad, humildad, generosidad, respeto e imparcialidad. (Juan 13: 34-35, 15:12, Rom. 12:10, 13:10, 15: 7, Santiago 2: 9, Efesios 4: 2, 4:32, Col.3: 16, 1 Tes. 5:11, Hebreos 3:13, 1 Corintios 13: 4-8).
    • Para con la autoridad: debemos ser respetuosos, cooperativos, responsables, humildes, serviciales, alentadores y leales. No resentidos, desafiantes o irrespetuosos. ( 13:17, 1 Ped. 2: 13-15).
    • En circunstancias difíciles: es necesario que seamos pacientes, agradecidos, perseverantes y llenos de fe. (Romanos 8:28, Gálatas 1: 9).
    • Para nuestra iglesia: nuestra actitud debe ser respetuosa, fiel, cooperativa, servicial, dispuesta, confiable, participativa y alentadora. (1 Cor. 10:32, 1 Cor. 14:12, Heb. 2:12).
    • Ante el deber: nuestra actitud debe ser fidelidad, responsabilidad, obediencia, cooperación, perseverancia. (Lucas 16:10, 1 Corintios 4: 2).
    • Ante la injusticia: nuestra actitud debe ser paciencia, humildad, confianza en la justicia de Dios. (Romanos 12:19, Lucas 18: 7).
    • Cuando pasamos por la desilusión o la tragedia: debemos ser humildes, sumisos ante Dios, apegados a la oración, confiados en la justicia de Dios. ( 62: 5, Jer. 17: 5, Deut. 32: 4, Job 13:15, Rom. 8:28).
    • Para los perdidos: nuestra actitud debe ser compasiva, perdonadora, alentadora, servicial, reconciliándolos con Dios. (2 Cor. 5:18, 2 Ped. 3: 9, Mat. 18: 11-14).
    • Ante el pecado: debemos ser intransigentes, inaceptables, intolerantes, antipáticos, pero compasivos y reconciliadores con el arrepentido. (Mateo 18: 8-9, Gálatas 6: 1).
    • Cuando hay éxito: nuestra actitud debe ser humilde, agradecida, glorificadora de Dios, no exaltada ni olvidada de Dios. (Santiago 4: 6, 10, Prov. 16:18)
    • Ante el malentendido: debemos ser pacificadores, reconciliadores, pacientes, indulgentes. (Colosenses 3:13, Mateo 5: 9, Filipenses 2:14).

    Te edificará en gran manera el estudio de: Dios nos pone pruebas difíciles pero nos da la victoria 

    Esperamos que nuestro estudio haya sido de gran provecho y edificación para ti. Recuerda que la actitud que tengas ante el mundo es lo que te va a definir como un verdadero cristiano. La única manera de desarrollar el pensamiento que Dios desea es a través de su palabra (la biblia) y la oración (la comunicación con el Creador). Es hora de cambiar y tener la actitud de cristo.

    Meudys Ochoa

    Nacida en la Colonia Tovar. Iniciada en el cristianismo desde que era una niña y actualmente parte del ministerio de adoración de la iglesia bautista "Pueblo de Dios".

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información