Qué significa clamar en hebreo y qué impacto tiene en nuestra vida

¿Qué significa clamar en hebreo? Para responder este interrogante es necesario indagar el origen de la palabra y buscar el significado que tiene en las Santas Escrituras a fin de determinar el sentido del mismo y el impacto que tuvo en las diferentes historias de grandes personajes y profetas.

Para mayor información: Jesús Calma la Tempestad. Reflexión, Significado Bíblico

Índice De Contenidos

    ¿Qué significa clamar en hebreo en la Biblia y cuándo se empleaba?

    El vocablo sha>aq (q[‘x; , 6817) significa clamar, llamar , gritar. Se puede encontrar tanto en el hebreo bíblico como en el moderno, representa el sentido de los términos vociferar, gritar. Éstos son paralelos al vocablo de sonido semejante za>aq que se traduce también como “clamar”.

    Este verbo sha>aq lo podemos encontrar 55 veces en el Antiguo Testamento hebraico y se presenta primeramente en Gen 4:10 “La voz de la sangre de tu hermano clama a mí­ desde la tierra”.  Se suele emplear este término con el significado de “grito de auxilio”.

    De igual forma en la Biblia aparece el término Clamar cuando el pueblo clamaba le clamaba al Faraón por alimentos, tal como se aprecia en el siguiente pasaje: “El pueblo clamaba al faraón por alimentos” (Gen 41:55). Frecuentemente podemos encontrar en las Escrituras que el ser humano clama constantemente a Dios por ayuda: “Entonces los hijos de Israel temieron muchísimo y clamaron a Jehová” (Exo 14:10 rva).

    En este sentido, los profetas constantemente hacen referencia con un tono sarcástico a los que idolatran y adoran ídolos, tal como se aprecia en la siguiente cita bíblica: “Aunque alguien le invoque, no responde” (Isa 46:7). De igual forma, el término se utiliza frecuentemente para denotar -necesidad o angustia-  Esto lo podemos apreciar cuando Esaú  en el Génesis 27:34 “profirió un grito fuerte y muy amargo”

    De esta manera que el término za>aq (q[‘zE , 2199), que significa “llamar, gritar, clamar,” se encuentra esparcido en toda la historia de la lengua hebrea, donde se hace inclusión del hebreo moderno. Además se puede encontrar setenta veces en el Antiguo Testamento hebraico y aparece por primera vez en la historia del sufrimiento cuando se llevaba a cabo el cautiverio israelita en Egipto, tal como se aprecia en este pasaje: “Los hijos de Israel gemí­an a causa de la esclavitud y clamaron a Dios” (Exo 2:23).

    El vocablo Za>aq es el que más se ha usado para expresar un “grito de auxilio” debido a una emergencia, es como un grito de alarma, pidiendo la ayuda divina. Dios por lo general escuchó este “clamor”. Se puede apreciar cuando Israel se hallaba en problemas por su desobediencia a Dios.

    También el término se emplea en las súplicas a dioses paganos. Así que za>aq puede además connotar un “grito” de angustia tal como lo podemos apreciar en diferentes versículos de la Biblia: (1Sa 4:13), un “grito” de horror” (1Sa 5:10) o “de tristeza” (2Sa 13:19).

    Además puede aparecer en sentido figurado, cuando se emplea para hacer alusión a una casa que se ha edificado con “injusta ganancia”, que “la piedra clamará desde el muro” (Hab 2:9-11).

    La Importancia del Clamor en la Biblia

    El clamor dentro de las Santas Escrituras tiene un sentido muy relevante que está asociado con la invocación de Búsqueda, y con la necesidad de recibir la ayuda y el auxilio que necesitamos de parte de Dios. Para analizar la importancia del clamor es necesario recurrir a las escrituras:

     “Los hijos de Rubén y Gad, y la media tribu de Manases, Hombres valientes, hombres que traían escudo y espada, que entesaban arco, y diestro en la guerra, eran 4.760 que salían a batalla, estos tuvieron guerra contra los agarenos, jetur, Nafis y Nodab.

     Y Fueron ayudados contra ellos, y los agarenos y todos los que con ellos estaban se rindieron en sus manos; Porque CLAMARON a Dios en la guerra, y les fue favorable, Porque esperaron en él. Y cayeron muchos muertos, porque la guerra era de Dios; y  habitaron en sus lugares hasta el cautiverio” (1 de Crónicas 5:18,19,20)

    En esta cita bíblica se puede apreciar las enseñanzas que nos dejó nuestro Padre Celestial acerca de la importancia del clamor, ya que como hijos de Dios vamos a pasar por duras pruebas, tal como las tuvieron los Hijos de Rubén y Gad y la media tribu de manases.

    Sin embargo ellos creyeron y clamaron con fe, y el Señor los ayudó. Por lo cual la Guerra ya no era de ellos sino que era del Todo Poderoso. Así que cuando clamamos con fervor, Dios escucha nuestra petición y obra en medio de la tribulación. Tal como se muestra en Éxodo 14:14 donde dice: “Jehová Peleará por Vosotros, Y vosotros estaréis tranquilos”

    Si analizamos el libro de Jueces 16:23, 28, podemos observar como el clamor tuvo relevancia en la vida Sansón a pesar de sus errores. En los versículos 28 y 29 se puede notar cómo Sansón clamó a Jehová y diciendo:  “Jehová Acuérdate ahora de Mí y Fortaléceme, Te Ruego, solamente esta vez oh Dios, para que de una vez Tome venganza de los filisteo por mis dos ojos”. En el versículo 29 se nos muestra que “Sansón se encontraba estaba en la columnas de las casas y se inclinó con toda su fuerza, y callo la casa sobre todos los jefes y todas las personas que estaban allí, Y fueron más de los que mato sansón al morir, que lo que había matado en toda su vida”

    De esta forma en estos pasajes se puede notar la misericordia de Dios ante el clamor de sus hijos, y tuvo compasión de Sansón a pesar de que éste se había desviado de su propósito. Por lo cual debemos clamar en todo momento y aunque estemos atravesando momentos difíciles, debemos tener la convicción de que él obrará para bien en nuestras vidas, aunque no lo veamos, él está ahí.

    Pero debemos entender que no es por nuestras propias fuerzas que venceremos sino que Dios pelea por nosotros mediante nuestro clamor y fe, donde las fuerzas espirituales intervienen a nuestro favor.

    Al respecto puedes leer: Textos Bíblicos De Fe | Versículos Sobre La Fe Y Su Explicación

    Qué significa clamar en hebreo
    Qué significa clamar en hebreo

    En Mateo  20:30,31 y 34 podemos encontrar que “dos ciegos que estaban Sentado junto al camino, Cuando oyeron que Jesús pasaba, CLAMARON Diciendo: ¡Señor Hijo de David Ten Misericordia de nosotros! Y la gente les Reprendió para que callasen; Pero ellos Clamaban más, diciendo; ¡Señor Hijo de David ten misericordia de Nosotros! ; Entonces Jesús, Compadecido, les toco los ojos, y enseguida recibieron la vista”

    Resulta realmente grandioso cómo Jesucristo obra cuando le clamamos de corazón. Solo debemos creer que él puede hacerlo y que su voluntad es perfecta.

    De esta manera podemos caminar seguros y confiados en que nuestro propósito vale la pena. En el Libro de Marcos 9:23 encontramos el siguiente pasaje: “Que Para el que Cree Todo le es Posible”.

    Así que solo debes tener la certeza de que su palabra es real y está viva, y que a través del clamor nos podemos conectar con nuestro Padre celestial y superar todas las adversidades que se nos presente.

    Tal como nos los muestra el hermoso pasaje que encontramos en Jeremías 33:3 “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces”

    En este sentido el clamor nos puede hacer ver las cosas que van más allá de nuestro entendimiento y conocer verdaderamente el propósito de Dios en nuestra vida, a través del clamor sincero y puro que podamos entregarle en cada oración. Lo importante es creer que él puede hacerlo porque él es el Dios de lo imposible. Amén.

    Sandra Faría

    Hija y sierva de Dios, Profesora en el área de Lengua y Literatura, Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la UPEL-Maracay. Con experiencia en la docencia, en la redacción y edición de artículos en diferentes blogs en la web.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información