Reconciliados con Dios por medio de Cristo

Reconciliados con Dios significa un nuevo compromiso. El término “reconciliar” particularmente es el verbo en presente pero cuando decimos “reconciliados” pertenece al pasado participio, es decir, se refiere a algo que ha pasado y que tiene vinculación con nuestra vida actual.

Te invito a leer: Dios ayúdame a perdonar y olvidar: La importancia de liberarnos

En la actualidad podemos asociarlos con diferentes aspectos de la vida, como cuando se presenta un divorcio, y están en el proceso de separación,  y se presenta un cierto esfuerzo por parte de la corte para tratar de reconciliar  a las dos partes. Por lo cual se trata de unir de nuevo a estas personas.

Sin embargo, la palabra reconciliación va más allá de una relación entre dos personas, ya que es usada en la Biblia para resaltar la relación de una persona con Dios con relación a la restauración de la relación adecuada entre dicha persona y Dios.

De esta manera, la reconciliación se refiere al hecho de que la persona se reconcilie de regreso con Dios, y que este lo acepte en su regazo, tal como el hijo pródigo cuando regreso a su casa, arrepentido de su error:

“Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo. Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta” (Lucas 15:21-23)

En esta cita se puede observar un claro ejemplo de lo que significa la reconciliación, donde debe existir el arrepentimiento y el perdón de corazón. El padre tuvo misericordia de su hijo, lo perdonó y celebró su regreso.

Índice De Contenidos

    Reconciliados con Dios por medio de Nuestro Señor Jesucristo – El único mediador

    El Apóstol Pablo escribe en el libro de Colosenses sobre la reconciliación, donde exhorta a los falsos maestros porque estaban enseñando que Jesucristo no era el único mediador entre Dios y los hombres, es decir, que podían existir otros medios de reconciliación. Lo cual es falso, así que Pablo confrontó a la iglesia en Colosas.

    Pablo quería dejar claro que Jesucristo es Dios y a través de él podemos ser perdonados y salvados. De esta manera hay una reconciliación total y absoluta y completa mediante aquel que es Jesucristo. Tal como se evidencia en la palabra:

    “por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud,y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz. Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado” (Colosenses 1: 19-21)

    De esta manera Pablo deja en claro la eminencia que representa Jesucristo y que solo mediante el podemos ser reconciliados con el Padre Celestial, donde nuestros pecados son borrados mediante un real arrepentimiento, tal como el hijo pródigo se arrepintió de sus errores y por eso su padre hizo un banquete para celebrar su retorno a la vida, al camino correcto.

    5 Aspectos para alcanzar la salvación por medio de Cristo

    Para hablar sobre la reconciliación es importante revisar el Nuevo Testamento,  donde podemos encontrar cinco aspectos para alcanzar la salvación, los cuales son ilustrados de la siguiente manera:

    1.-  Justificación

    El primer aspecto que se debe considerar para describir nuestra salvación es la justificación, donde el pecador se encuentra delante de Dios como el acusado y es declarado justo.

    2.- Redención

    En cuanto a la redención, el pecador se encuentra delante del Señor como un esclavo y se le otorga la libertad a través de un mediante el pago de un rescate. Ese pago se llevó a cabo en la Cruz de Calvario, en un sacrificio perfecto de Jesucristo.

    3.- Salvación

    El tercer aspecto a considerar para nuestra salvación es el perdón, donde el pecador está delante del Señor como un deudor y la deuda habiendo sido pagada con precio de sangre, ha sido olvidada.

    4.- Reconciliación

    La reconciliación se da cuando el pecador está delante de Dios como un enemigo y se transforma en un amigo, se hace la paz con el Señor.

    5.- Adopción

    En cuanto a este quinto aspecto, encontramos la adopción, donde el pecador está delante de Dios como un extraño y es adoptado como un hijo.

    En este sentido, nosotros hemos estado delante del Señor como los acusados y Él nos declaró justos. También estuvimos como esclavos y Él nos dio la libertad. Fuimos deudores y Él olvidó nuestra deuda. Vivimos como un enemigo y Él nos hizo un amigo, estábamos como extraños y nos llamó hijos.  Todo esto sintetiza el significado maravilloso de la salvación.

    El Plan de la reconciliación

    El Apóstol Pablo aborda el tema de la reconciliación donde expone diferentes aspectos que se deben tomar en cuenta, tal como lo es el plan de la reconciliación, el cual aparece en el versículo 20 de Colosenses:  “y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz. Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado”

    En el principio Dios hizo todo bueno y él poseyó todo y él era dueño de todo y no estaba separado. El hombre y la mujer caminaban en el huerto en la presencia del Señor.

    Pero el pecado entró por medio de la serpiente que era Satanás, y el mundo se reveló y el universo fue maldecido y separado del Señor. Así que vivimos en una tierra maldecida y nuestra tierra ocupa un lugar en un universo maldecido. Incluso los cielos están corrompidos. Están ocupados por Satanás, están ocupados por sus demonios.

    Dios va a limpiarlo todo algún día y esa es la razón por la que cuando la Biblia habla de la restauración de todo, lo llama nuevos cielos y nueva tierra. Todo va a hacer rehecho. Al respecto la biblia señala que Dios va a reconciliar todo de regreso consigo mismo. De esta manera, él va a culminar la rebelión y será amigo del universo. Va a regresar para estar en armonía por medio de Cristo Jesús.

    Reconciliados con Dios
    Reconciliados con Dios

    En el libro de Romanos 8:19, podemos apreciar la siguiente cita: “Porque el anhelo ardiente de la creación espera la manifestación de los hijos de Dios.”  De esta manera, los hijos de Dios debemos servirle y glorificar al Señor en todo momento.

    Él nos ha dado ese poder para usarlo en su obra, en esa perfecta obra que es la salvación, donde hemos sido reconciliados con Dios por medio de Jesucristo, por esa sangre preciosa derramada en la Cruz del Calvario, donde el cargo con nuestros pecados para que fuéramos libres verdaderamente.

    A pesar de este regalo maravilloso de la salvación, la humanidad ha estado sumida en la vanidad, pero no por su propia voluntad, sino que este mundo es gobernado por Satanás, quien manipula constantemente a las personas para que caigan en el abismo y se olviden del camino que es Cristo.

    Sin embargo en la palabra tenemos promesas hermosas sobre la liberación total, donde el enemigo será derrotado. Esto lo podemos apreciar en la siguiente cita: “También será liberada de la esclavitud la corrupción a la libertad gloriosa de los hijos de Dios.”

    En este sentido, los hijos de Dios debemos aferrarnos a esta palabra y mantenernos firmes en sus caminos para no perdernos de las bendiciones que el Señor tiene para nosotros.

    De esta manera que cuando nos reconciliemos son Dios, la maldición de la tierra se detendrá y estará la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Pero cuando esto ocurra acontecerán muchos hechos catastróficos y debemos estar preparados y fortalecidos en el Señor, tal como lo expresa la palabra: “Pues sabemos que la creación entera a una gime y sufre dolores de parto hasta ahora” (Romanos 8:22)

    Así que los hijos de Dios estamos esperando a ser restaurados y reconciliados con Dios para conocer el tipo de existencia eterna.  En los siglos venideros, Dios va a congregar todas las cosas en Cristo, tanto las cosas que están en el cielo como las que están en la tierra.

    El pecado destruyó este universo y la armonía entre una criatura y la otra, entre todas las criaturas y Dios. Sin embargo, mediante Cristo, el universo va a ser traído de vuelta, va a ser restituido a la relación perfecta con Dios.

    La restitución de toda maldición

    Cuando Jesucristo venga por segunda vez, se va a presentar una total restitución de la maldición. Van a haber incluso animales que pudieron sobrevivir a la tribulación y van a entrar al reino. Esto se puede apreciar en la siguiente cita:

     “El león y el cordero pastarán juntos, el león comerá paja como el buey, y la comida de las serpientes será polvo, no herirán ni destruirán en todo mi monte santo dijo Jehová.” (Romanos 8:25)

    En este sentido se va a manifestar una restauración del mundo animal, de la tierra y del sistema solar. Dios creará un lugar excepcional, que muchos no logran entender pero en su momento, el Señor revelara con poder.

    Puedes leer: La venida de Cristo Parte 1 - 7 Señales Reveladoras

    Esto lo señala la palabra en Isaías 4:5: “Jehová creará sobre todo lugar del monte de Sión y sobre sus congregaciones una nube y humo de día y brillará un fuego ardiente de noche porque sobre toda la gloria habrá una defensa, habrá un tabernáculo como sombra de día del calor y como refugio de la tormenta y de la lluvia.”

    En esta cita nos relatan hechos sobrenaturales que se van a llevar a cabo el día del juicio final, donde el enemigo será derrotado finalmente. Pero para los hijos de Dios vienen muchas bendiciones a raíz de la segunda venida de Cristo, donde seremos restituidos de gloria en gloria y estaremos en la presencia de Dios por siempre en la eternidad.

    Ese día grandioso seremos reconciliados con Dios en su totalidad, y sanará todas las heridas. El universo será modificado, tal como lo anuncia la palabra: “El sol ya no será luz por día ni dará brillo la luz de noche para mí porque esto va a ser para los cielos eternos.” (Isaías 60: 19)

    Así que el reino es en donde vamos a tener el sol y la luna, y luego en el cielo final se va a manifestar la gloria de Dios, la luz eterna. De esta manera, Nuestro Señor será la gloria y después de eso, el sol no será más.

    Después de que el sol se vuelve siete veces más brillante, la luna se volverá como el sol. El reino terminará y dejarán de existir y el Señor alumbrará el universo. Se llevará a cabo una gran transformación en todo o creado.

    Como hijos de Dios tenemos que estar preparados porque vendrá un gran cambio en esta tierra cuando se manifieste la reconciliación de la creación con el Señor, y cuando él haga amigos con este mundo otra vez, las cosas van a pasar cosas nunca antes vistas, porque el mundo será como fue antes de la caída.

    Sera un mundo como fue antes de que Adán y Eva pecaran. Todo esto va a pasar en los cielos nuevos y en la nueva tierra. Tal como se manifiesta en la palabra: “Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia” (2 Pedro 3:13)

    En este sentido, la salvación de la humanidad es solo una parte del mundo, las cosas celestiales de igual forma serán limpias a través del sacrificio de Cristo de sí mismo, debido a la presencia de espíritus caídos, ya que Satanás durante mucho tiempo ha tenido entrada a las zonas más elevadas del mundo celestial. Así que deben ser purificadas.

    De esta manera que el Señor va a limpiar y purificar todo lo creado y la tierra será la capital del universo, el lugar de la morada de Dios, el centro de la eternidad, una nueva tierra. Y la eternidad transforma el tiempo.  Así que la tierra será el escenario principal de la reconciliación y se convertirá en el palacio del reino de Dios universal por la eternidad.

    Te puede interesar leer: El Poder De La Cruz: Lo Que Logró El Sacrificio De Cristo

    Sandra Faría

    Hija y sierva de Dios, Profesora en el área de Lengua y Literatura, Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la UPEL-Maracay. Con experiencia en la docencia, en la redacción y edición de artículos en diferentes blogs en la web.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información