Significado De Emanuel En La Biblia | Dios Con Nosotros

Aquí te explicamos el significado de Emanuel en la biblia. Aunque dice en Isaías 7:14 "llamarás su nombre Emanuel", María y José no le dieron ese nombre a su hijo. En cambio, siguieron las instrucciones que se les dieron específicamente en Mateo 1:21 (José en un sueño) y Lucas 1:31 (María por el ángel Gabriel) para nombrarlo Jesús.

Como se ve en Mateo 1: 23, el significado de Emanuel es " Dios con nosotros. El niño prometido recibió el nombre de Jesús, pero también era Emanuel, Dios en la carne. Dios se hizo humano para que lo conociéramos y lo comprendiéramos a través de Jesús.

Significado de Emanuel en la biblia
Significado de Emanuel en la biblia
Índice De Contenidos

    Significado de Emanuel en la biblia

    Emanuel es un nombre hebreo masculino que significa "Dios con nosotros" o "Dios está con nosotros". El nombre Emanuel aparece en la Biblia tres veces, dos veces en el libro del Antiguo Testamento de Isaías (7:14 y 8: 8), y una vez en el Evangelio de Mateo (1:23).

    Una ortografía alternativa del nombre Emanuel es Emmanuel, que proviene de la Septuaginta, la traducción griega del Antiguo Testamento hebreo. En el libro de Isaías, a un niño nacido en la época del rey Acaz se le dio el nombre de Emanuel como una señal al rey de que Judá recibiría alivio de los ataques de Israel y Siria: "Por lo tanto, el Señor mismo te dará una señal: la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y lo llamará Emanuel” (Isaías 7:14).

    El nombre de Emanuel engendró el hecho de que Dios establecería su presencia guía y protectora con su pueblo en esta liberación. Una segunda implicación de gran alcance de la profecía de Isaías sobre un niño llamado Emanuel se refería al nacimiento de Jesucristo, el Mesías de Israel.

    Setecientos años después del rey Acaz, una virgen de Nazaret llamada María se comprometió con José. Antes de casarse, un ángel visitó a José para confirmar que María había concebido un hijo a través del Espíritu Santo (Mateo 1: 20–21). Cuando el niño nació, iban a llamarlo Jesús.

    Mateo, al comprender el cumplimiento de la profecía de Isaías, ofrece esta revelación inspirada: "Todo esto ocurrió para cumplir lo que el Señor había dicho a través del profeta: 'La virgen concebirá y dará a luz un hijo, y lo llamarán Emanuel' (que significa 'Dios con nosotros')” (Mateo 1: 22–23).

    Jesús cumplió la profecía de Isaías porque Él era literalmente "Dios con nosotros"; era totalmente humano pero aún completamente Dios. Mateo reconoció a Jesús como Emanuel, la expresión viva de la Encarnación: el milagro del Hijo de Dios que se hizo humano y que hizo su hogar entre nosotros para poder revelarnos a Dios.

    ¿Quién es Emanuel?

    Jesús es Emanuel, Él no es una revelación parcial de Dios con nosotros; Jesús es Dios con nosotros en toda su plenitud: "Porque en Cristo vive toda la plenitud de Dios en un cuerpo humano" (Colosenses 2: 9). Jesús dejó las glorias del cielo y tomó la forma de un siervo para poder identificarse con nosotros en nuestras luchas humanas cotidianas (Filipenses 2: 6–11; Hebreos 4: 15–16).

    Emanuel es nuestro Salvador (1 Timoteo 1:15). Dios envió a su Hijo a vivir entre nosotros y morir por nuestros pecados en la cruz. A través de la sangre derramada de Cristo, podemos reconciliarnos con Dios (Romanos 5:10; 2 Corintios 5:19; Colosenses 1:20). Cuando nacemos de Su Espíritu, Cristo viene a vivir en nosotros (2 Corintios 6:16; Gálatas 2:20).

    Nuestro Emanuel estará acompañándonos para siempre. Después de su resurrección de entre los muertos, antes de que Jesús regresara al Padre, hizo esta promesa: "Estoy contigo siempre, hasta el fin de los tiempos" (Mateo 28:20). Nada puede separarnos de Dios y de su amor por nosotros en Cristo (Romanos 8: 35-39).

    Para entender realmente el significado de Emanuel en la biblia, debemos examinar el origen de la palabra en Isaías:

    Emanuel en Isaías

    Isaías 7:14 es el primer lugar donde aparece la palabra en la Biblia. Aquí el Señor habla a través de Isaías el profeta a Acaz, rey de Judá. En este momento en la historia de Israel, la tierra estaba dividida entre los reinos del norte y del sur (el reino del norte a menudo se denominaba "Israel" y el sur de "Judá").

    Acaz tiene miedo porque el reino del norte ha unido fuerzas con la tierra vecina de Siria, y cree que tratarán de destruirlo a él y a su pueblo. Pero Dios le dice: "No permanecerá, y no sucederá" (7: 7). Acaz no le cree, y Dios le da una señal de que así será: "Por lo tanto, el Señor mismo te dará una señal. Esta señal fue la del nacimiento de Emanuel o Jesús.

    Los académicos debaten a quién se refiere el texto en su contexto original, siendo dos sugerencias la esposa y el hijo de Acaz o los de Isaías (Isaías 8: 1-4). Sin embargo, el pasaje es difícil: "Una de las características más significativas de este versículo es el tono misterioso, incluso vago e indeterminado, que impregna todo el pasaje.

    El lector simplemente no recibe información sobre la identidad de la doncella, o con qué precisión funciona el signo en relación con el nombre de Emanuel". Lo que se sabe con certeza es que Dios le dio a Acaz una señal en la forma de una mujer que concibe un hijo y lo nombra "Emanuel".

    La señal era demostrar que Dios estaba "con" su pueblo, y con la línea de David, y que su palabra se cumpliría, a pesar de su incredulidad.

    Emanuel en Mateo

    La profecía cumplió su propósito en los días de Isaías, pero Mateo vio en ella un propósito más completo, que era señalar al Mesías venidero que también sería concebido por una virgen. En Isaías, la profecía de 7:14 está dirigida a la casa de David, y su profecía de un niño para nacer prepara a la audiencia para la profecía de 9: 6-7 de un "niño que ha de nacer" para nosotros.

    Por lo tanto, los pasajes en Isaías invitan a una interpretación más completa, y Esto es lo que se da en el relato de Mateo del nacimiento de Jesús. En Isaías, el nombre "Emmanuel" y su contexto circundante hablan de "los albores de la edad de oro prometida con el juicio de los malvados y la bendición de los justos.

    Este era el sentido último en el que la presencia de Dios debía ser manifestado en Israel”. En Mateo, entonces, el nombre se aplica a Jesús, lo que significa que esta bendición prometida de que Dios esté con su pueblo se extiende a todos los que creen en él en todo el mundo.

    Jesús cumple la profecía porque "salvará a su pueblo de sus pecados" (1:21). El tema de "Dios con nosotros" continúa a través de Mateo hasta el final, donde culmina en la Gran Comisión y el último verso del libro: "Y he aquí, yo estoy contigo siempre, hasta el fin del mundo" (28: 20).

    Promesa del nuevo pacto

    El nombre "Emmanuel" claramente trabaja en el tema bíblico predominante de la presencia de Dios con su pueblo. La idea de "Dios con nosotros" es la encarnación de todas las promesas de Dios a Israel y a todos los que confiarán en él.

    A través del sacrificio y la misericordia, Dios hace una manera de estar con su pueblo, ya sea Israel en el Antiguo Testamento o la iglesia en el Nuevo Testamento, todo lo que lleva al acto final de Dios en Apocalipsis 21: 3: "Y escuché una voz fuerte del trono que dice: "He aquí, la morada de Dios está con el hombre.

    Jesús es el cumplimiento final de este tema, tanto en su identificación con la humanidad al convertirse en hombre como en su muerte en la cruz por el pecado. En este sentido el significado de Emanuel en la biblia, realmente encarna la simbología del nuevo nacimiento. El nacimiento de Jesús, el Santo de Israel, el Mesías y Salvador de todos los hombres, ha hecho que Dios esté "con nosotros".

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir