Top 10 Versículos De Fortaleza, Fe Y Esperanza

Versículos de fortaleza y confianza en DiosCuando nos encontramos en momentos difíciles, muchas veces buscamos ayuda en las manos equivocadas. Por esta razón, muy comúnmente terminamos en situaciones peores de las que estábamos al principio. Como dice el viejo proverbio: “el remedio termina siendo peor que la enfermedad”.

Podemos pasar por muchas tribulaciones en nuestras vidas, pero Dios nos ha dejado en su palabra, versículos de fortaleza y esperanza que pueden cambiar toda la perspectiva que tenemos de lo que nos está sucediendo.

No importa el problema por el que estés pasando, Dios tiene en esta palabra una solución para ti. No es casualidad que te hayas topado con este artículo entre millones que hay en la Web; Dios quiere hablarte en este instante, tu padre celestial quiere darte la salida.

Quizás te puede interesar: Cuando la Debilidad es mi Fortaleza

Índice De Contenidos

    Versículos de fortaleza y esperanza

    A continuación te mostramos algunas citas bíblicas que hablan de la fortaleza que viene de Dios:

    1. Salmo 31: 3

    Puesto que tú eres mi roca y mi fortaleza, por tu nombre, me guiarás y me encaminarás.

    Uno de los versículos de fortaleza y fe que más toca nuestros corazones es el salmo 31: 3. Con este pasaje podemos decirle a nuestro Dios: “Señor tú eres mi fortaleza y eres tú en quien confío”. Es muy común que pongamos nuestra confianza en el dinero, un amigo, un familiar o un psicólogo, pero a Dios lo dejamos a un lado.

    Este es un hecho muy común entre las personas, incluso entre las que son cristianas. Generalmente buscamos del Señor cuando ya no quedan alternativas, cuando Él, justamente es la única que necesitamos, y si le buscamos primero, como dice otro verso bíblico “Todas las cosas serán añadidas”. En Él encontraremos la mejor guía para nuestro camino.

    2. Romanos 8:28

    Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, para los que conforme a su propósito son llamados.

    En la biblia hay muchos versículos de fortaleza en tiempos difíciles, pero Romanos 8:28 es un pasaje que debería llenarnos de una fuerza incomparable. Esta cita bíblica hace una hermosa afirmación; nos dice que si amamos a Dios, todo lo que nos esté pasando (sea bueno o malo) nos ayudará para bien.

    Solemos abandonar a Dios cuando nos va mal. Estamos acostumbrados a culparlo por los momentos difíciles y a asumir que nos ha abandonado. Pero no nos damos cuenta de que Dios no nos quita algo por maldad, lo hace porque en un futuro, ese algo nos hará un daño irreparable.

    Hay escritores que dicen que “La vida es como un ajedrez”, y ciertamente es así. Pero debemos saber que Dios es el jugador, y que tal vez estemos perdiendo piezas para poder salvar otras que son invaluables y ganar el juego de la vida. Al amar a Dios, podemos estar seguros de que, en efecto, “después de la tormenta vendrá la calma” y estaremos bien,

    3. Salmos 46:1

    Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia.

    Los versículos de fortaleza y confianza en Dios, como el Salmo 46:1, nos reconfortan y nos llenan de vitalidad en tiempos difíciles. En los momentos en los que todo parece salir mal, hay una salida mágica a todo; buscar de Dios. Sé que es muy difícil entender esto cuando nos encontramos pasando por situaciones que parecen ser eternas, pero realmente es así.

    Dios es omnipresente y omnipotente; puedes estar en todos los lugares a la vez y lograr todas las cosas que nadie puede. ¡¿Qué mejor refugio podemos encontrar?! Esta cita no nos dice que puede que sea nuestro auxilio, nos afirma que es nuestra AYUDA SEGURA, así que, hermanos, dejemos de buscar en otras cosas y personas lo que Dios puede darnos con creces.

    4. Deuteronomio 31:6

    Sean fuertes y valientes. No teman ni se asusten ante esas naciones, pues el SEÑOR su Dios siempre los acompañará; nunca los dejará ni los abandonará.

    La biblia nos muestra versículos de fortaleza en Dios para que no desviemos nuestra mirada y entendamos que no debemos luchar con nuestras fuerzas, sino con las de Dios. la soledad es una palabra que no cabe en la vida de los que aman a Dios.

    No debemos tener miedo ante las circunstancias, porque el Señor siempre estará con nosotros, cuidándonos y peleando nuestra batalla. Aunque muchas veces nos sintamos solos, esta es solo una falsa sensación; nuestro Dios está siempre a nuestro lado, aunque no podamos verlo.

    5. 2 Timoteo 1:7

    Pues Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de poder, de amor y de dominio propio.

    Este verso bíblico de fortaleza y poder, nos hace caer en la realidad de lo que somos; hijos de Dios. Desde el momento en el que aceptamos a Jesús como nuestro salvador, se nos da un espíritu de poder que sobrepasa todas las fronteras, pero este no es un poder que viene de nosotros mismos, sino un poder que viene de lo alto.

    Tal vez quieras saber: Cómo Ser Una Mujer De Fortaleza: 6 Pasos De Acción

    Aquí, Dios nos llama a ser fuertes, porque Él nos ha dado todas las herramientas para hacerlo. El amor y el dominio propio deben ir siempre de la mano con nuestras decisiones para que no caigamos en las tentaciones que nos coloca el maligno. Recordemos que Dios no permitirá que nos suceda más de lo que podamos soportar.

    6. Deuteronomio 20:4

    Porque el SEÑOR tu Dios está contigo; él peleará en favor tuyo y te dará la victoria sobre tus enemigos.

    Este es, en cierto punto, el más significativo de los versículos de fortaleza en la batalla.  Esta cita bíblica nos afirma que nuestro Señor estará con nosotros en el momento de la pelea. Sabemos que el enemigo constantemente está buscando destruirnos, a toda costa. Pero debemos tener tranquilidad porque no estamos solos; nuestro Dios nos acompaña siempre.

    Pero esto no es todo; nuestro padre celestial, además de acompañarnos pelea por nosotros. ¡Que afirmación tan hermosa! No debemos preocuparnos ni siquiera por pelear, porque Él o hace por nosotros y nos entrega la victoria. Solamente debemos tener confianza en él y entregarle nuestras cargas.

    7. Salmos 29:11

    El Señor fortalece a su pueblo; el Señor bendice a su pueblo con la paz.

    Versículos de fortaleza y paz como Salmos 29:11, deben llenarnos de tranquilidad. Las bendiciones de Dios son incomparables e infinitas, y mientras busquemos su presencia, estaremos siempre invadidos por la paz.

    Debemos estar conscientes de que se trata de una paz espiritual, es decir, esto no significa que no pasaremos por momentos difíciles, sino que podremos estar bien a pesar de estos. Dios da fortaleza y paz a su pueblo; a todos los que le amen y le siguen en obediencia.

    8. Filipenses 4:13

    Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

    Cada vez que leo este pasaje me lleno de regocijo. Creo que de los versículos de fortaleza, es el pilar. Esta cita no dice que podemos hacer algunas cosas con la fortaleza que Dios nos da, nos afirma que podemos lograr “Todo”, absolutamente todo.

    Una vez más la biblia nos está diciendo que la fortaleza no viene de los seres humanos, ni de ningún ente mágico, sino de Dios. Nuestro Señor nos da la fuerza para vencer todo lo que se nos atraviese en el camino de la verdad.

    Ojo, esto no quiere decir que podemos andar enfrentándonos a nuestros hermanos. Se nos da esta fortaleza para vencer la tentación y salir ilesos de los momentos difíciles que el enemigo nos hace pasar.

    9. Isaías 40:29

    Él fortalece al cansado y acrecienta las fuerzas del débil.

    Dios sabe que en algún momento muy cercano, estaremos cansados del camino y de las inclemencias de este mundo terrenal. Es por este motivo que nos da la fortaleza a través de la oración y Su palabra. No importa cuánto hayamos caminado, el Señor estará allí para hacernos descansar.

    Este pasaje sobre la fortaleza, nos indica que la debilidad no es problema si estamos en compañía de Dios. Si estamos con Él y le seguimos, nos enviará fuerzas de lo alto para que podamos continuar con nuestro camino.

    10. Efesios 6:10

    Por último, fortalézcanse con el gran poder del Señor.

    Aquí, la sagrada palabra nos reitera que  debemos encontrar el poder y la fortaleza en Dios. No hace falta que busquemos fórmulas mágicas para enfrentarnos a nuestros problemas y tribulaciones; Dios nos da toda la fuerza que necesitamos.

    Efesios 6:10 nos invita a buscar de Dios y aceptar todo lo que tiene para darnos. Su poder es inmensurable y maravilloso, y su principal propósito es protegernos y guardarnos para salvación. No desaprovechemos esta oportunidad tan grande.

    Necesitas aprender: Cómo atacar el desánimo - 4 formas para vencerlo según la biblia

    Pensamientos finales

    Mi querido lector, algo ha tocado mi corazón al revisar estos versículos de fortaleza y fe. Ciertamente “la palabra de Dios es un arma de doble filo”. Espero que esto toque también tu vida, y puedas encontrar en el Señor la fuerza que yo he hallado en este instante.

    No olvides que tu padre celestial es omnipotente, y no hay nada, absolutamente nada, que no puedas lograr con la ayuda de Él. No busques en otras personas o cosas, lo que tu protector puede darte. Búscalo en oración y conocerás su grandeza.

    Meudys Ochoa

    Nacida en la Colonia Tovar. Iniciada en el cristianismo desde que era una niña y actualmente parte del ministerio de adoración de la iglesia bautista "Pueblo de Dios".

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información