¿Qué significa Dios No Puede Ser Burlado? Bases Bíblicas

La frase "Dios no puede ser burlado" se encuentra en Gálatas 6: 7, "No se engañen: Dios no se burla, porque todo lo que uno siembra, eso también cosechará". Burlarse de Dios significa faltarle al respeto, deshonrar, negar, ignorar su existencia pero sobretodo pensar que podemos hacer cosas sin que él se dé cuenta, y después llegar a él sin arrepentimiento. Es un delito grave cometido por aquellos que David describe como malvados porque "no hay temor de Dios ante sus ojos.

Dios no puede ser burlado
Dios no puede ser burlado
Índice De Contenidos

    ¿Qué es la burla?

    En la Biblia, la burla es un comportamiento y una actitud mostrada por el necio ( Salmo 74:22 ), el malvado ( Salmo 1: 1 ), el enemigo ( Salmo 74:10 ), el que odia el conocimiento ( Proverbios 1:22 ; 13: 1), los orgullosos (Salmo 119: 51 ; Isaías 37:17 ), y los imposibles de enseñar ( Proverbios 15:12 ).

    El corazón del burlador es frío y, en su necedad y maldad, toma una decisión consciente de darle la espalda a Dios y perseguir el mal. Los burladores carecen de humildad, sabiduría y bondad en asuntos espirituales.

    ¿Cómo actúan los burladores?

    Los burladores no limitan su desdén solo a Dios, sino que también lo extienden al pueblo de Dios. Y recuerda que Dios dice en la biblia, “lo que le has hecho a alguno de mis pequeños, a mí me lo has hecho”

    En el Antiguo Testamento, los profetas de Dios sufrieron la misma humillación que los creyentes a lo largo de la historia. El profeta Jeremías se convirtió en "el hazmerreír de todos los pueblos" y fue "el objeto de sus burlas todo el día" (Lamentaciones 3:14).

    Dios no puede ser burlado

    Nehemías fue burlado por sus enemigos (Nehemías 2:19). Eliseo fue burlado por los jóvenes de Betel (2 Reyes 2:23). Pero en realidad ¿crees que te puedes burlar de Dios siendo un ser omnisciente e omnipresente?

    Creo que sería muy difícil ¿verdad?, porque así te escondas debajo de las piedras, de igual manera él te está viendo. Dios no puede ser engañado y lo puedes verificar buscando en tu biblia (Hebreos 4: 12-13), donde te dice que todo, absolutamente todo lo que haces es un libro abierto ante los ojos de Dios.

    Si aún no quedaste convencido, quizás recuerdes, y si no es así puedes buscar estas características historias de gente que creyó poder burlar a Dios y no lograron hacerlo, pasaron por muchas pruebas para darse cuenta de que Dios no puede ser burlado.

    Algunos de estos ejemplos son el pecado de Acán (Josué 7) y la huida de Jonás (Jonás 1), los cuales quedó demostrado que no eran desconocidos para Dios. Las repetidas palabras de Jesús a cada iglesia en Apocalipsis 2—3 fueron: "Conozco tus obras".

    No podemos engañar a Dios siendo falsos cristianos

    Muchas veces, vamos a la iglesia, aceptamos a Cristo como nuestro señor y salvador, lloramos, nos arrodillamos y hacemos quizás todo un teatro quizás para ser admirados por la gente, por alguna persona que nos agrada, pero en realidad en nuestros corazones dice algo muy diferente a lo que estamos exteriorizando.

    Luego que salimos de la iglesia, ya todo vuelve a ser lo que quizás nosotros le llamamos normal; estar con nuestros amigos, tomar, quizás ingerir un poco de drogas, infinidades de cosas. Igual los líderes no nos están viendo ¿no es así?, pero ¿y Dios?, él es Omnipresente.

    El que quiera una explicación más gráfica y un poquito más actual que las historias de la antigüedad puede verse una película que se llama “Cristiano a la secreta”, quizás cuando la veas te va a parecer un poquito chistosa, pero eso en realidad es lo que hacen algunos cristianos.

    O quizás podría decir hacemos, o hacíamos porque también me comporté así en muchas oportunidades, “estoy hablando desde mi propio testimonio”, pero ¿Quién escapa de la mirada de Dios?; nadie, ninguna persona puede estar lejos de ser visto por los ojos de Dios.

    Gálatas 6: 7-9 toca algunas ilusiones comunes entre aquellos que profesan ser cristianos. Lamentablemente, aquellos que intentan engañarse a sí mismos y a otros con estas cosas de alguna manera piensan que Dios también será engañado por ellos y no es así.

    Consecuencia de querer burlarse de Dios

    Charles G. Finney, un predicador en el siglo XIX, escribió acerca de los efectos de burlarse de Dios: "Burlarse de Dios es fingir amarlo y servirlo cuando no lo hacemos; actuar de manera falsa, ser falso e hipócrita en nuestras profesiones, pretendiendo obedecerlo, amarlo, servirlo y adorarlo, cuando no es así.

    Esperar burlarnos de Dios entristece al Espíritu Santo, y apena a la conciencia, y así las bandas de pecado se vuelven más y más fuertes. El corazón se endurece gradualmente por tal proceso."

    Dios advierte que la burla de lo que es santo será castigada. Sofonías predijo la caída de Moab y Ammón, diciendo: "Esto es lo que obtendrán a cambio de su orgullo, por insultar y burlarse del pueblo del Señor Todopoderoso" (Sofonías 2:10).

    Ejemplos de personajes que quisieron engañar a Dios

    Muchos en el pasado y muchos hoy continúan desobedeciendo la Palabra de Dios. Esto lo hacen pensando que todo está bien en sus vidas espirituales.

    Ejemplo 1: el rey Saúl

    Al rey Saúl, en 1 Samuel 15, Dios le dijo que fuera y destruyera a los amalecitas. Pero, contrario al mandato de Dios, Saúl decidió perdonar al rey, Agag, y lo mejor de las ovejas y los bueyes.

    Cuando fue confrontado por el profeta Samuel, Saúl culpó a la gente. Debido a esta desobediencia, Dios rechazó a Saúl como rey: y lo consideró como rebelde (versículo 23).

    Ejemplo 2: Nadab y Abiú

    En Levítico 10, Dios ordenó a Nadab y Abiú, hijos de Aarón el Sumo Sacerdote, que usaran cierto fuego en sus deberes como sacerdotes. Pero decidieron usar el fuego que no les había autorizado (versículo 1). Fueron consumidos por el fuego del Señor.

    Ejemplo 3: Ananías y Safira

    Puedes leer sobre el engaño de Ananías y Safira en Hechos 5. Vendieron cierta posesión para ayudar a los pobres de Jerusalén. Decidieron retener parte del precio de venta. Esto no fue un pecado en sí mismo, pero luego le mintieron a Dios sobre el precio de venta. Esto les costó la vida (versículos 5, 10).

    En los tres ejemplos anteriores, las personas intentaban engañar a Dios. Incidentes como estos son exactamente a lo que se refería Pablo cuando escribió a Tito: Para los puros, todas las cosas son puras: pero para los que están contaminados y no creen, nada es puro; pero tanto su mente como su conciencia están contaminadas.

    La falsedad en las religiones es una burla a Dios

    Muchas personas hoy son religiosas. Sin embargo, están involucrados en religiones no autorizadas por Jehová Dios. Muchos son miembros de denominaciones (ver 1 Corintios 1:10) que no siguen totalmente la Palabra de Dios, sino que en su trabajo y adoración a Dios hacen las cosas que consideran buenas y correctas.

    Siguen las tradiciones de los hombres. Pero, ¿cómo difiere esto de los casos anteriores? Saúl, Nadab y Abiú, y Ananías y Safira hicieron lo que creían que era bueno y correcto. Así como Jehová mostró su ira a estos, así mostrará su ira a todos los que sean desobedientes en el día venidero.Dios conoce todos nuestros pensamientos.

    Todos debemos darnos cuenta de que Dios no puede ser burlado, ni en esta vida ni en la eternidad. No se deja engañar por nuestros actos, porque conoce nuestros corazones, y recuerda siempre que el “todo lo ve”, te invito a tener temor de Dios (respeto) que no es lo mismo que tener miedo.

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir