Egoísmo Entre Cristianos – Estudio Bíblico

El egoísta quiere traer todo para sí mismo para su felicidad personal. Sin embargo, no debemos limitar nuestra felicidad solo en esta vida, en este mundo, también debemos asegurar nuestra felicidad después de esta vida, en el otro mundo. Porque, si creemos en el no, una cosa es cierta, el mundo no se detendrá después de nuestra muerte, continúa. ¿Qué será de "nuestros restos"? tienes que pensarlo. El egoísmo entre cristianos no debe existir porque tuerce los caminos y los planes de Dios. Aquí te explicaremos con la biblia que causa esta enfermedad que ataca muchas iglesias.

Índice De Contenidos

    El reto de ser hombre

    egoísmo entre cristianos
    egoísmo entre cristianos

    Ante los desafíos que se le presentan, el hombre a menudo se pregunta qué puede y debe hacer para ejercer su profesión como hombre. Cada uno tiene su propia especialidad: todos los políticos dicen que tienen la solución a los problemas del mundo. Los economistas también tienen voz para que la humanidad no se hunda en el caos.

    Aquí puedes leer sobre: Cristo Es La Única Solución Para El Hombre

    Los intelectuales hacen oír su voz, todos quieren llevar su gota de agua a un mundo en perpetuo movimiento. Incluso los artistas se mezclan con sus canciones, lápices, pinturas… Todas estas personas hermosas cortan la hierba bajo los pies de religiones que se toman a sí mismas como las mejores dadoras de lecciones para la felicidad del mundo.

    Para ver los retos que debe afrontar el hombre en este tercer milenio que comienza, veamos lo que ya está sucediendo del lado de la Iglesia que se declara "experta en humanidad" antes de presentar los ejes principales de los titánicos retos que aguardan a la Iglesia. Hombre en este siglo.

    La propuesta de la iglesia al amanecer del tercer milenio

    Para no retroceder en el nuevo siglo y el nuevo milenio, la Iglesia, que a menudo va un paso por delante, lleva varias décadas hablando de la "nueva evangelización", empecemos por ahí.

    ¿Qué es la "nueva evangelización"?

    Esta es una nueva cuestión que ha agitado a los círculos intelectuales durante algún tiempo. Incluso hay un debate entre quienes piensan que la expresión "nueva evangelización" no significa nada específico y quienes piensan que el futuro está en manos de una "nueva evangelización".

    Vamos a entrar en el debate a nuestro turno, porque vale la pena el esfuerzo, si bien es cierto que para nosotros la expresión "nueva evangelización" sólo es nueva en su nombre, porque la realidad que allí se encuentra, los lingüistas dirán que su "referente" no es otro que la "evangelización".

    El adjetivo "nuevo" solo tiene sentido si se considera un pasado reciente. Porque lo que quiere hacer la "nueva evangelización" es lo que nunca debió dejar de hacerse. La nueva evangelización no es otra cosa que la traducción del evangelio de Cristo a la cultura actual para capacitar a quienes creen en él para vivirlo. Evangelizar es transformar en el sentido del evangelio una cultura, una persona, un país, una familia…

    Evangelizar para quitar el egoísmo entre cristianos

    Todos los creyentes y discípulos de todos los tiempos no han hecho más que evangelizar. Ellos tradujeron, a través de sus vidas, en su tiempo, el evangelio de Cristo. Las condiciones socioeconómicas y político-culturales cambian de un país a otro, de una época a otra en el mismo país, de una época a otra para la misma persona.

    El adulto que somos hoy no puede vivir su fe en Cristo como el niño que fuimos ayer. El que fue a culto el domingo porque a nadie se le ocurrió quedarse en casa cuando todo el pueblo estaba en la misa dominical.

    Es con ocasión de los encuentros semanales, entre Dios y los hombres, que nos contamos las noticias unos de otros. Dado que las noticias del pueblo no salen por la radio, es los domingos que el pueblo se reúne antes, durante y después de la misa para comunicarse.

    Las cosas han cambiado mucho hoy. Para algunos, es bueno y mejoraríamos cada vez más. Para otros es exactamente lo contrario, es el colmo de la desolación, iríamos de mal en peor nos pasamos la noticia unos a otros. Dado que las noticias del pueblo no salen por la radio, es los domingos que el pueblo se reúne antes, durante y después de la misa para comunicarse. Las cosas han cambiado mucho hoy.

    El egoísmo entre cristianos comienza con la falta de paz

    Para algunos, es bueno y mejoraríamos cada vez más. Para otros es exactamente lo contrario, es el colmo de la desolación, iríamos de mal en peor, nos pasamos la noticia unos a otros.

    Dado que las noticias del pueblo no salen por la radio, es los domingos que el pueblo se reúne antes, durante y después de la misa para comunicarse. Las cosas han cambiado mucho hoy. Para algunos, es bueno y mejoraríamos cada vez más. Para otros es exactamente lo contrario, es el colmo de la desolación, iríamos de mal en peor.

    Lo que cabe señalar es que siempre ha habido estos dos campos en todas las sociedades del mundo. Ha habido, todavía hay y siempre habrá quienes creen que el mundo va de la felicidad en la felicidad hasta la felicidad que no tendrá fin, y aquellos para quienes el mundo va de la desgracia en la desgracia hasta la catástrofe final.

    La misión del cristiano

    Entre estos dos extremos, las posiciones matizadas son innumerables. La misión de la Iglesia, es dar a conocer el Evangelio de Jesucristo en todas las categorías sociales.

    El creyente vive su fe donde quiera que esté, e incluso si tiene que pagarla con su sangre. Hablar de "nueva evangelización" es como si hubiera algo nuevo en esta necesidad de que cada uno viva su fe.

    Para nosotros el mundo es siempre nuevo, porque "nunca nos bañamos en el mismo río" como dice el refrán popular. Pero al mismo tiempo, "no hay nada nuevo bajo el sol".

    Vamos a abordar ciertos temas en nuestra reflexión sobre los desafíos que el hombre tiene que afrontar en el mundo de hoy y comenzamos por el del egoísmo.

    Hablamos de ello en todas partes, como si el fenómeno hubiera nacido hoy, mientras que según la Biblia, el pecado en el origen de todos los demás pecados es precisamente este deseo del hombre de alcanzar su felicidad personal.

    El verdadero egoísmo entre cristianos

    El “egoísmo” proviene del latín ego “yo” y designa una “disposición a hablar demasiado de uno mismo, a relacionarlo todo con uno mismo”. Si aplicamos esta definición a todas las personas que están categorizadas como egoístas, habría algunas de las que ni siquiera querrían que se hablara de ellas y, sin embargo, querrían retomarla y pasar desapercibida.

    Un ladrón es egoísta porque toma la propiedad de otras personas para sí mismo, pero no todos los ladrones quieren que se hable de ellos. Ser egoísta en verdad es buscar la propia felicidad. No somos egoístas porque queremos ser infelices.

    Es porque buscamos nuestro bienestar individual antes que el de los demás que incluso podemos ignorarlos, aplastarlos, matarlos para satisfacer nuestros caprichos más superficiales.

    Vida después de la vida sin el egoísmo entre cristianos

    Tanto si eres creyente como si no, hay una vida después de esta. El mundo no se detendrá después de que muramos. No es porque queramos informarnos de todo a nosotros mismos que también nos vamos a informar del fin del mundo, para que el día de nuestra muerte todo se detenga.

    Y además, es la suma del egoísmo de todos los humanos lo que atempera el egoísmo de cada uno. Porque, como cada egoísta quiere informarle de todo, los conflictos son inevitables.

    Todos los sistemas políticos, filosóficos, económicos, todas las religiones, culturas, todos los grandes pensadores han imaginado todo tipo de teorías para ayudar a los hombres a vivir juntos sin destruirse unos a otros en el primer encuentro. Para que se controle el egoísmo de cada uno, los líderes políticos o religiosos.

    No solo el mundo no se detendrá cuando muramos, sino que incluso nosotros mismos, cada uno de nosotros sobrevivirá a su muerte, a su vida, a sí mismo. No son sólo los creyentes quienes se preocupan por sus restos.

    Que dice la biblia sobre el egoísmo entre cristianos (Mt 25, 31-46)

    Esto es exactamente lo que Jesús vino a revelar al mundo. ¿Cómo ser feliz dos veces? El Evangelio está al servicio del verdadero egoísta, porque no basta con ser feliz solo en este mundo, sino también después de este mundo, en el próximo.

    "¿De qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero si lo paga con su vida?" pregunta Jesús. No es porque algunas personas no crean en la existencia de otro mundo que este otro mundo no existe.

    ¿Quién dijo que es cuando estás en contra de Dios que eres un científico y nunca cuando estás a favor de él? ¿Por qué los ateos y otros incrédulos quieren confiscar la ciencia y negar su acceso a los creyentes a menos que nieguen a Dios? No tenemos las habilidades necesarias ni el tiempo y el espacio para entrar en el debate entre ciencia y religión.

    La nueva pastoral del egoísmo

    En lugar de dedicar su tiempo a luchar contra el egoísmo, el verdadero cuidado pastoral en el tercer milenio debe más bien decirles a los egoístas que aún no son suficientes. Todavía se encuentran en la primera etapa del egoísmo: su felicidad individual y personal en su primera vida. También tienen que pensar en la segunda etapa de su egoísmo: su felicidad individual y personal después de esta vida.

    Jesús "Tuve hambre y me diste de comer" (Mt 25, 31-46), revela a ambos lados el único camino verdadero del verdadero Egoísmo que lleva a cada hombre, a cada hombre y a todos los hombres en esta vida como en la próxima.

    Es una vergüenza para quienes ya lo han entendido y no lo viven con alegría todos los días. Porque, si el mundo tuviera ante sus ojos a miles de personas cuya felicidad consiste en llevar la felicidad a los demás porque encuentran allí el camino a su felicidad eterna, el mundo estaría mejor.

    Si el mundo estuviera lleno de discípulos de Jesús, los no discípulos de Jesús tendrían ante sus ojos ejemplos vivientes del mensaje del Evangelio. Desafortunadamente, hay que decirlo, el mundo tiene más bautizados que seguidores de Cristo.

    No son los que no creen en Dios los que debemos sentir lástima o culpar, sino los que dicen ser creyentes, todas las religiones combinadas, a los que debemos sentir misericordia y culpa, porque no se les debe culpar.

    Porque, entre los que quieren imponer la religión por la fuerza y ​​los que brillan por la debilidad de su fe, los verdaderos creyentes en el Dios verdadero se cuentan con los dedos de una mano.

    No seas egoísta

    El mundo cambia, la sociedad cambia, los sistemas de pensamiento cambian, todo parece transformarse gradualmente con el tiempo. Lo que se consideraba inconveniente se ha convertido extrañamente en algo ordinario y normal.

    “Cada uno para sí”, “Mis intereses sobre todo”, “Yo primero”. Estas expresiones se han vuelto comunes. Todos manejan y protegen su vida propia. La gente está empezando a pensar que el egoísmo puede ser, en última instancia, una virtud y no una falta. Pero en realidad, ¿qué piensa Dios? ¿Es bueno el egoísmo entre cristianos?

    ¿Qué pasa cuando hay egoísmo entre cristianos dentro de la iglesia?

    • Filipenses 2: 3-4 (RV) “No hagáis nada por espíritu de fiesta o por vanagloria, sino que la humildad os hace ver a los demás como superiores a vosotros mismos. Deje que cada uno de ustedes, en lugar de considerar sus propios intereses, también considere los de los demás. "

    El egoísmo es producto del orgullo. Quien se considera a sí mismo por encima de todo, sólo se verá a sí mismo. Solo ve sus problemas, sus necesidades, sus proyectos, su opinión y sus caprichos…

    Cree que todos están para servirlo y ayudarlo. Cree que es el único que tiene cosas que afrontar y problemas que resolver. Cree que sus ideas son siempre las mejores y que el mundo debería obedecerle.

    Sin embargo, las cosas no funcionan así. Dios nos enseñará a inclinarnos y considerar a nuestro prójimo. Puede que no nos demos cuenta, pero el egoísmo es una de las grandes barreras que nos impiden crecer, prosperar y disfrutar de la existencia de las personas que Dios ha puesto a nuestro alrededor. Pero lo más grave es que al ser egoístas, poco a poco nos alejamos del camino de nuestro Señor.

    Afortunadamente, Dios es Padre ante todo; Él no permitirá que lo saquemos de nuestro camino tan fácilmente. Pero, como un Padre que ama a su hijo, castiga para hacernos más humildes. La Palabra nos revela lo siguiente:

    • Proverbios 29:23 (RV)  “El orgullo del hombre lo humilla, pero el humilde de espíritu alcanza la gloria”.

    Por eso Dios va a actuar. Lo hará a propósito para evitar que llevemos a cabo nuestros planes. Incluso puede frustrarnos, incluso humillarnos si es necesario. Utilizará todos los medios para corregirnos y volver a ponernos en el camino correcto. Pero una cosa es segura, todo lo que Él haga solo funcionará para nuestro bien.

    ¿Cómo superar concretamente el egoísmo entre cristianos?

    • Juan 13:34 (RV) “Les doy un mandamiento nuevo: que se amen los unos a los otros; como yo os he amado, amaos también vosotros”.

    La clave está en estas hermosas palabras. Dios nos manda amar a nuestro prójimo, es decir, a nuestros amigos, familiares, colegas, vecinos, a los que nos rodean e incluso a nuestros enemigos.

    Puede parecernos sencillo, pero el acto de amar implica varias cosas. Cuando amas a una persona, no dudarás en ayudarla, en anteponer su felicidad y sus intereses a los tuyos. Siempre que tomes una decisión, se convertirá en un reflejo pedir la opinión de la persona, considerar sus opiniones, sentimientos y situación.

    • Filipenses 2: 4-8 (RV) “Que cada uno de ustedes, en lugar de considerar sus propios intereses, también considere los de los demás. Tengan en ustedes los sentimientos que hubo en Jesucristo, quien, existiendo en la forma de Dios, no consideró una presa para ser arrebatada de ser igual a Dios, sino que se despojó de sí mismo, tomando la forma de un siervo, haciéndose semejante. hombres; y habiendo aparecido como un hombre sencillo, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, hasta la muerte de cruz. "

    A veces, las personas más egoístas son las que antes eran las más desinteresadas y generosas. La razón es simple: la vida les ha enseñado a estas personas que solo las personas egoístas pueden tener éxito en un mundo como este. Miras a tú alrededor y todo lo que ves son personas que solo piensan en sí mismas, a quienes no les importa lo que sientan otras personas, que no dudan en hacer daño por sus intereses.

    El impacto del egoísmo entre cristianos

    Todos buscan formas de lograr su objetivo, independientemente del impacto en los demás. Así que también podrías decirte a ti mismo:

    • ¿Pero quién soy yo para ayudar a todos?
    • ¿Por qué necesito satisfacer a los demás?
    • Estoy cansado de ser amable y cariñoso todo el tiempo.

    No eres un hijo del mundo, eres un hijo de Dios. Así que no se refiera a lo que está haciendo la gente del mundo. A pesar de que simplemente están disfrutando de su amabilidad y amor, todo lo que debe importarle es ayudar y cumplir su misión.

    Así que tomemos a nuestro Dios como modelo. Aquel que vino al mundo para salvarnos de nuestros pecados, impurezas e imperfecciones.

    ¿Existe una mejor forma de desinterés y amor que lo que hizo Jesucristo en la cruz?

    • 1 Corintios 10:33 (RV) “Como yo también me esfuerzo en todo por agradar a todos, buscando, no mi propio beneficio, sino el de muchos, para que sean salvos”

    ¿Qué tenía que ganar Jesús al ser crucificado como lo fue? ¿Por qué se estaba sacrificando para salvarnos? ¿Puso Sus intereses por delante de los nuestros? No, entonces, ¿por qué, como cristianos, no podemos hacer lo mismo con nuestros co-hermanos, nuestro séquito, nuestra familia, nuestros amigos, nuestros colegas…?

    También te puede interesar leer sobre: Cómo Recolectar Tesoros En El Cielo – Estudio Bíblico

    Hoy, Dios te invita a cuestionarte a ti mismo.

    • ¿Alguna vez te has comportado de manera egoísta con tus seres queridos?
    • ¿Tienes la costumbre de consultar sus opiniones y opiniones antes de tomar una decisión?
    • ¿Hasta dónde estaría dispuesto a llegar para defender sus intereses?

    Todavía hay tiempo para cambiar y arrepentirse. Todavía no es demasiado tarde para empezar de nuevo. No dejes que tu egoísmo se apodere de ti; aprender a dominarlo y superarlo. ¡Llegará allí porque Dios le da los medios a través del Espíritu Santo!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información

    logo

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    Ya casi estás suscrito, te hemos enviado un Email. Debes ir a tu correo y dar click en CONFIRMAR, para que todo funcione bien y podamos comunicarnos contigo.

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano