Significado de la ofrenda según la biblia. 10 Principios claves

La ofrenda de Dios según la biblia se refiere a lo que se presenta con el fin de adorar al Señor. En ciertos casos tiene que ver con un sacrificio, objeto o animal que se ofrece.  Se dan de forma voluntaria y algunas religiones establecen el tipo de ofrenda que se debe otorgar.

Así que la ofrenda resulta ser una manera de expresar nuestros sentimientos hacia Dios y mostrar nuestra fe, y formar parte de tal bendición. Pero se debe hacer de corazón y plena disposición, ya que es un regalo que le damos a Dios para agradecerle por sus bendiciones en nuestra vida.

Esto se puede observar desde el principio de la biblia, en el libro de Génesis 4 donde se expresa " Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda"

Índice De Contenidos

    La ofrenda según la biblia y 10 principios claves

    Cuando se habla de dinero, resulta ser un tema bastante delicado y que en algunos casos se puede tratar de forma extrema e incorrecta, ya que nos podemos topar con la idolatría y el amor hacia el dinero más que a las cosas de Dios. Por lo cual en la actualidad, existen iglesias que solo hablan del dinero, y se debe evitar caer en la avaricia, ya que el amor al dinero es idolatría.

    Puedes leer: 20 Versículos Que Hablan De La Ofrenda. Como Ofrendar A Dios

     Sin embargo existe el otro extremo que es la negligencia, lo cual también se debe evitar, ya que el tema del dinero es importante para sustentar el templo de Dios, y además el Señor Jesús habla en muchas oportunidades acerca del buen uso de nuestros bienes materiales. De esta manera es importante mantener un equilibrio y hacer lo que la biblia nos enseña acerca de la ofrenda, siguiente estos principios tan importantes:

    1.- Todo le pertenece a Dios

    Todo lo que tenemos le pertenece al Señor, por lo cual no debemos nunca pensar que le estamos haciendo un favor a él o que él lo necesita. Nuestros bienes le pertenecen a él y nos los ha dado por su infinita misericordia y generosidad, así que la ofrenda constituye una pequeña retribución de todas sus bendiciones en nuestra vida. Así que debemos hacerlo con amor pero también con entendimiento y en obediencia a su palabra: “De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en él habitan. Porque él la fundó sobre los mares, Y la afirmó sobre los ríos”. (Sal. 24:1-2)

    2.- La ofrenda es espiritual y no material

    La ofrenda es un acto espiritual y no se otorga con el único fin de cubrir los gastos del templo. El uso que hacemos del dinero revela las prioridades que hay en nuestro corazón, ya que usamos el dinero en lo que nos importa, amamos o creemos. La palabra de Dios nos expone lo siguiente:

    “Es necesario traer los diezmos al alfolí para que haya alimento en la casa de Dios—esa es la prioridad que Dios ha establecido” (Gálatas 6:10)

    3.- La ofrenda es para Dios, no para las personas

    La ofrenda es una manera más de mostrar nuestra contemplación hacia Dios. En algunas iglesias se tiene la costumbre de ofrendar de forma privada a través de un buzón. A través de la ofrenda estamos adorando a Dios así como lo hacemos cuando oramos o leemos su palabra. Por lo cual si no ofrendamos podemos descuidar nuestra relación y devoción con Dios. Tal como lo expresa su palabra:

    “Traigamos nuestras ofrendas al lugar en donde los siervos de Dios puedan usarlas para cuidar de la casa de Dios, siguiendo la guía del Espíritu Santo. El no hacer esto es robarle a Dios” (Malaquías 3:8)

    4.- Ofrenda de corazón no para obtener algo de Dios

    En la actualidad se debe tener mucho cuidado con las falsas doctrinas donde se habla mucho sobre la prosperidad y la abundancia, y la ofrenda es presentada como una forma de negociar con nuestro Padre Celestial, y se utilizan frases como: “si ofrendas, Dios te va a bendecir”, si no ofrendas, Dios te va a castigar” en incluso tergiversan la palabra para manipular y recibir dinero.

    En este sentido debemos recordar que en el Antiguo Testamento las bendiciones materiales eran figura y sombra de las bendiciones espirituales bajo el Nuevo Pacto. Hoy en día, Jesucristo representa nuestra Tierra Prometida y todas las bendiciones celestiales las tenemos en Él, tal como se puede apreciar en su palabra:  “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo” (Ef. 1:3).

    5.- Ofrendar es libertad

    Existen diferentes causas por las cuales podemos invertir dinero, pero sin duda la causa más significativa y valiosa es para extender el evangelio de Cristo en la tierra. Así que si alguien ha hallado el tesoro escondido, ya  no se apega tanto a las cosas terrenales.

    De esta manera que si Dios entregó a su Hijo que era lo más valioso, y éste entregó su vida por nosotros, del mismo modo el creyente es por naturaleza alguien que da de forma generosa y desea con fervor que todos alcancen el reino de Dios.

    6.- Ofrendar es una responsabilidad

    La ofrenda debe ser vista como una responsabilidad para los creyentes, ya que gracias a estar ofrendas se pueden llevar a cabo diferentes misiones para predicar el evangelio en su plenitud, ya que el apoyo de cada iglesia local es una responsabilidad de los miembros que la constituyen.

    7.- Ofrenda de forma generosa

    En el Nuevo Pacto la ofrenda se rige por preceptos espirituales, y debe hacerse de forma generosa, con amor y gozo, ya que la ofrenda emerge de toda adoración de un corazón que está agradecido, y está manifestando su total dependencia al Señor, tal como lo revela su palabra: “Y dijo: En verdad os digo, que esta viuda pobre echó más que todos.

    Porque todos aquéllos echaron para las ofrendas de Dios de lo que les sobra; mas ésta, de su pobreza echó todo el sustento que tenía (Lc. 21:3-4).

    8.- La ofrenda representa una inversión espiritual

    Para analizar este principio de la ofrenda, debemos revisar en 2 Corintios 9:6 la cita que dice “El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará”. De esta manera que al ofrendar estamos haciendo una inversión, donde muchos pecadores pueden convertirse a Cristo y cambiar su vida por completo.

    la ofrenda según la biblia
    la ofrenda según la biblia

    9.- Ofrenda con gozo

    Como se ha expuesto anteriormente la ofrenda es una manifestación de nuestro agradecimiento hacia Dios por todas las bendiciones que nos ha otorgado en nuestra vida, es nuestra muestra más valiosa de gratitud, donde reflejamos nuestro espíritu dadivoso. Por lo cual se debe dar con un corazón dispuesto, sintiendo gozo por haber exaltado a Dios mediante nuestra ofrenda.

    Si lo hacemos por obligación o para recibir algo a cambio, no tiene sentido, ya que el Señor conoce nuestro pensamiento y lo más recóndito de nuestro corazón.

    Así que tal como lo dice su palabra en Mt. 5.23-24 debemos ofrendar “no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre”. Recuerda, que la ofrenda es parte de tu culto al Señor. ¿Acaso cantas enfadado, y oras con fastidio? ¡Claro que no! Pues tampoco ofrendes con tristeza.

    Que aquello que decidas ofrendar sea con alegría y gratitud en tu corazón, porque no solo ofrendas dinero. La mejor ofrenda que los magos trajeron a Belén no fue el oro, ni el incienso, ni la mirra, sino la actitud de verdadera adoración”

    10.- Ofrenda lo justo

    La ofrenda se debe dar con un corazón absolutamente dispuesto, pero también se debe dar con justicia, según lo que podamos dar:  “Cada uno dé como propuso en su corazón” (2 Co. 9). Por lo cual la ofrenda se debe dar con entendimiento y no hacerlo de forma improvisada, así que cuando recibas algún dinero, bien sea tu salario, regalos, herencia, debes decidir en oración con el Señor, la cantidad que debes dar, para que prepares tu ofrenda antes de ir a la iglesia.

    Cuando se trata de una familia, donde se reciben varios salarios, se debe decidir en conjunto qué se va a ofrendar, y si hay un solo creyente, pues tendrá que tomar él la decisión, siempre respetando la opinión de su familia para evitar la contienda, ya que debemos actuar con sabiduría y pedirle siempre la dirección de Dios. Recuerda que no todos entienden el propósito de la ofrenda, no saben que todo le pertenece a Dios.

    ¿Qué ofrendas aparecen en la biblia?

    En la biblia podemos encontrar diferentes formas de ofrendar para Dios, y esto es un acto que debe hacerse con un corazón dispuesto, ya que de lo contrario carece de valor. Dentro de las ofrendas que  encontramos en la palabra de Dios están:

    1.- El Diezmo

    El diezmo es una de las ofrendas que aparece en la biblia y se establece como una disciplina, donde los creyentes deben darlo, así como lo hizo el pueblo de Dios incluso  antes que la ley de Moisés lo determinara.

    De esta manera personajes bíblicos como Abraham pagaban sus diezmos, tal como se lo otorgó a Melquisedec. El diezmo equivale a un 10% de los ingresos de una persona. Además se descontaba por adelantado, a pesar de que era una cantidad pequeña, se entregaba primero para mostrar que Dios era la prioridad. Esto se puede observar en la siguiente cita:

    “También la fiesta de la siega, los primeros frutos de tus labores, que hubieres sembrado en el campo, y la fiesta de la cosecha a la salida del año, cuando hayas recogido los frutos de tus labores del campo.

    Tres veces en el año se presentará todo varón delante de Jehová el Señor. No ofrecerás con pan leudo la sangre de mi sacrificio, ni la grosura de mi víctima quedará de la noche hasta la mañana. Las primicias de los primeros frutos de tu tierra traerás a la casa de Jehová tu Dios. No guisarás el cabrito en la leche de su madre” Éxodo 23:16-19

    De esta manera que cuando una persona comienza a diezmar es porque tiene una relación amena con su iglesia y está en obediencia con la palabra de Dios. Lo cual traerá bendiciones tanto para la iglesia como para la persona que diezma.

    Aunque esta ofrenda se debe hacer siempre de corazón, sin esperar nada a cambio. Sin embargo debemos entender que el objetivo principal del diezmo es la de proveer los medios necesarios para transformar vidas, satisfacer muchas necesidades físicas que lograrán el buen funcionamiento de la iglesia.

    Te invito a leer: Palabra De Ofrenda. La Ofrenda Verdadera

    2.- Las Ofrendas

    Éstas logran sostener al ministerio, ya que su objetivo fundamental es propagar los ministerios de la Iglesia mediante las contribuciones para llevar a cabo los proyectos  especiales establecidos mediante la Iglesia.

    De esta forma que cuando una persona comienza a madurar en su relación con el señor, de forma natural, dará más que el diezmo y ofrendará con entendimiento y con un corazón generoso y dispuesto, porque tiene la convicción de que todo le pertenece a Dios. Tal como lo dice su palabra:

    “Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos. Y en esto doy mi consejo; porque esto os conviene a vosotros, que comenzasteis antes, no sólo a hacerlo, sino también a quererlo, desde el año pasado. Ahora, pues, llevad también a cabo el hacerlo, para que como estuvisteis prontos a querer, así también lo estéis en cumplir conforme a lo que tengáis” (2 Corintios 8: 9-11)

    En este sentido, se debe dar conforme a lo que haya en tu corazón, ya que Dios conoce todo de ti, tu mente y sentimientos. No tiene validez ofrendar por obligación o para recibir algo a cambio, ya que no es el propósito que tiene. Cuando das sin egoísmo, comprendiendo que todo le pertenece a Dios, recibirás bendiciones sobre abundantes y estarás cumpliendo la palabra de Dios.

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir