Significado de las piedras preciosas en la biblia

Las piedras preciosas en la biblia tienen un propósito ornamental y actualmente solo son consideradas importantes la esmeralda, el rubí, el zafiro y el diamante. Sin embargo en la palabra el término de “piedra preciosa” muestran un sentido más amplio tal como lo muestran las sagradas escrituras:

“Hijo de hombre, levanta endechas sobre el rey de Tiro, y dile: Así ha dicho Jehová el Señor: Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura. En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación” (Ezequiel 28:12, 13)

En este sentido las piedras preciosas se diferencian de otros minerales fundamentalmente porque son duraderas, poco comunes y hermosas. En el libro de Génesis se hace la primera acotación sobre una piedra preciosa llamada Havilá:

“El nombre del uno era Pisón; éste es el que rodea toda la tierra de Havila, donde hay oro; y el oro de aquella tierra es bueno; hay allí también bedelio y ónice” (Génesis 2:11, 12)

Índice De Contenidos

    Significado de las piedras preciosas en la biblia

    En la biblia, en los tiempos de Salomón y Ezequiel, la riqueza era medida por la tenencia de piedras preciosas, y estos personajes poseían muchas de éstas. De igual forma conformaban parte del botín de guerra, ya que representaban un regalo de gran valor, tal como se aprecia en Ezequiel 28:12-13: “Toda piedra preciosa fue tu cobertura: rubí, topacio y jaspe; crisólito ónice y jade; zafiro, turquesa y esmeralda; y de oro era la hechura de tus engastes y tus encajaduras en ti”

    Significado de las piedras preciosas en la biblia
    Significado de las piedras preciosas en la biblia

    Te invito a leer: La sabiduría de Dios y Su Significado Según la Biblia

    De igual forma, a la representativa Babilonia la Grande se le adornaba con muchas piedras preciosas, ya que éstas son de gran interés para el pectoral del sumo sacerdote, que se refiere al nombre recibido por el más alto representante religioso del Antiguo Israel.

    En la religión hebrea inicial y en la época del judaísmo clásico, desde el nacimiento de la nación israelita y hasta la decadencia del Segundo Templo de Jerusalén, el sumo sacerdote de Israel constituía el primer y principal entre los demás sacerdotes israelitas.

    Las 15 Piedras preciosas más resaltantes en la biblia y su significado

    En la biblia aparecen diferentes tipos de piedras preciosas, las cuales tienen un significado:

    1.- Ágata:

    Esta piedra preciosa representa la segunda gema de la tercera fila del crucifijo. Simboliza la tribu de Aser y forma parte de la familia del sílex y está constituida por depósitos de lechos silíceos en huecos de rosas.

    Esta piedra posee diferentes poderes medicinales, se pensaba que podía anular el efecto de todos los venenos y neutralizaba la infección de enfermedades contagiosas. Además si se sostenía en la mano o en la boca calmaba la fiebre.

    2.- Amatista:

    En el  libro de Apocalipsis 21:20 esta piedra preciosa representa la duodécima y última piedra del cimiento de la Nueva Jerusalén. Constituye la tercera piedra en la tercera fila del pectoral y simboliza a la tribu de Isacar.

    El nombre griego hace alusión a la creencia de que la amatista previene la intoxicación. Por esta razón los vasos eran hechos de amatista, y los bebedores tenían amuletos elaborados con esta gema, de esta forma neutralizaban el efecto del vino.

    En este sentido, el color de la piedra procede de cantidades pequeñas de hierro en el cuarzo y representa la tercera piedra en la tercera fila de la pechera del Sumo Sacerdote, tal como se puede apreciar en el libro de Éxodo 28:19-20: “la segunda hilera, una esmeralda, un zafiro y un diamante; la tercera hilera, un jacinto, una ágata y una amatista; la cuarta hilera, un berilo, un ónice y un jaspe. Todas estarán montadas en engastes de oro”, y la duodécima piedra listada en la fundación de la Nueva Jerusalén, tal como se puede apreciar en el libro de  Apocalipsis 21:20 “el quinto, ónice; el sexto, cornalina; el séptimo, crisólito; el octavo, berilo; el noveno, topacio; el décimo, crisopraso; el undécimo, jacinto; el duodécimo, amatista”

    3.- Calcedonia:

    Esta es la única piedra preciosa que no corresponde al pectoral, y es una piedra silícea, cuyo nombre procede de Calcedonia en Bitinia, donde los antiguos adquirían la piedra. Es un tipo de ágata y posee diversos nombres según su color.

    4.- Diamante:

    Esta es una de las piedras preciosas en la biblia de la cual se habla en muchos pasajes de la palabra, donde se realzan sus cualidades, específicamente su dureza. En el libro de Jeremías se puede apreciar el uso que se le atribuía a esta piedra, y esto coincide con el uso que se le da actualmente: “El pecado de Judá escrito está con cincel de hierro y con punta de diamante; esculpido está en la tabla de su corazón, y en los cuernos de sus altares” (Jeremías 17:1)

    5.- Ónice:

    Esta piedra actualmente es conocida como el ónix y es una forma de la calcedonia, asociada con el ágata, pero el color de las bandas es distinto.

    6.- Piedra de jaspe:

    Esta es otra de las piedras preciosas en la biblia. Describe los cimientos, la luz y los muros de la santa Jerusalén. Representaba la última de las doce piedras simbolizadas en las doce tribus de Israel que se encontraban montadas en el pectoral del sumo sacerdote, tal como se puede apreciar en la siguiente cita: “la cuarta hilera, un berilo, un ónice y un jaspe.

    Todas estarán montadas en engastes de oro” (Ex. 28:20) De igual forma cuando el diablo se encontraba en el Jardín de Dios, su cubierta poseía piedras preciosas como el jaspe.

    7.- Ámbar:

    El ámbar es el bálsamo primitivo de los pinos. Su color puede cambiar desde el el amarillo dorado al marrón anaranjado. Esta piedra preciosa se menciona tres veces en el libro de Ezequiel y en algunas versiones se les añaden atributos como de metal o bronce brillante o bronce, tal como se aprecia en los siguientes versículos:

    4 “Y miré, y he aquí venía del norte un viento tempestuoso, y una gran nube, con un fuego envolvente, y alrededor de él un resplandor, y en medio del fuego algo que parecía como bronce refulgente”

    27 “Y vi apariencia como de bronce refulgente, como apariencia de fuego dentro de ella en derredor, desde el aspecto de sus lomos para arriba; y desde sus lomos para abajo, vi que parecía como fuego, y que tenía resplandor alrededor” (Ezequiel 1:4,27).

    8.- Aquamarina:

    Esta piedra preciosa pertenece a una variedad de berilo de un color azul claro o verde azulado. Su nombre refleja su propio color y significa agua y mar. Ésta era la variedad más accesible de berilo en los tiempos bíblicos, mientras que la esmeralda, que también era un berilo, era la más rara.

    La palabra “aguamarina” no se emplea por ninguno de los  traductores bíblicos, sin embargo muchos eruditos consideran que la aguamarina era la clase de berilo de la octava piedra de la Nueva Jerusalén.

    9.- Berilos:

    Esta es la octava piedra de la Nueva Jerusalén, y Beryl es su nombre verdadero, sin embargo, no se usa frecuentemente. Los berilos más comunes son la esmeralda que es verde hierba y la aguamarina, azul-verde). Estas piedras eran muy conocidas en tiempos bíblicos, pero la aguamarina la más común.

    10.- Cornalina:

    La cornalina es una diversidad de consistencia dura, es translúcida y contiene grano fino de cuarzo rojo anaranjado que se ha empleado con frecuencia para las piedras de anillo y sellos de cera. Esta piedra preciosa ha sido hallada en las excavaciones de las tumbas antiguas de la realeza.

    El término griego de esta piedra es “sardios” y es la sexta piedra de la Nueva Jerusalén, tal como se refleja en el libro de Apocalipsis: “Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado. Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda” (Apocalipsis 4: 2-3)

    11.- Crisoprasa:

    La crisoprasa es un tipo de manzana brillante, translúcida, o verde hierba de calcedonia. El color verde es procedente del níquel. Representa la de mayor valor y la crisofrase constituye la décima piedra en la fundación de la Nueva Jerusalén. La palabra moderna es del origen griego chrusoprasos que significa “dorado” y prason que denota “un puerro” señalando el color de la piedra.

    13.- El cristal de roca:

    El cristal de roca representa un cuarzo cristalino incoloro, grueso y transparente. El cuarzo constituye uno de los minerales más frecuentes hallados en casi todas partes del mundo. Es muy abundante y puede presentarse en cristales simples que pueden pesar algunas toneladas.

    14.- Coral:

    El coral es una piedra preciosa que presenta una formación calcárea de carbonato de calcio producida por los esqueletos de millones de pequeños animales marinos

    Por ser de origen animal se considera un mineral. El Coral de calidad gema o coral precioso se encuentra sólo en unos pocos lugares en el mundo, siendo una de ellas las cálidas aguas del mar Mediterráneo que produce algunos de los más finos. Tal como lo muestra la palabra: “Aram era tu cliente por la abundancia de tus productos; pagaban tus mercancías con turquesas, púrpura, bordados, lino fino, corales y rubíes” (Ezaquiel 27:16)

    15.- Esmeralda:

    Esta piedra es la tercera piedra del pectoral y simboliza a la tribu Leví. En la Edad Media se pensaba que esta gema preciosa tenía el poder de curar la vista. Este tipo de piedras preciosas eran muy apreciadas y valoradas en tiempos bíblicos y eran muy comunes.

    Una de las principales fuentes conocidas de esmeralda fueron las minas que se encontraban junto al  Mar Rojo en Egipto. Al respecto existen pruebas fehacientes de que estas minas estaban operativas desde 1650 a. C. Época en la cual el pueblo hebreo se encontraba en Egipto.

    Tiempo después estas minas se dieron a conocer con el nombre de  Cleopatra’s Mines, quien era muy aficionada a las esmeraldas y se notificó que las llevaba para exaltar aún más su belleza. Estas esmeraldas fueron se grabaron a su semejanza y eran entregadas como regalos a sus invitados.

    El término “esmeralda” es procedente de la palabra griega “smaragdos” que significa “piedra preciosa verde”. Ésta constituye la cuarta piedra de la Nueva Jerusalén.

    En este sentido, dentro de la biblia podemos encontrar dos clases de piedras preciosas, una que era usada en joyería para sortijas, adornos, collares, pendientes, brazales, entre otros, y otra que se usaba en construcción como material de alta calidad. Tal como se puede apreciar en la palabra:

    “Será cuadrado y doble, de un palmo de largo y un palmo de ancho; y lo llenarás de pedrería en cuatro hileras de piedras; una hilera de una piedra sárdica, un topacio y un carbunclo; la segunda hilera, una esmeralda, un zafiro y un diamante” (Éxodo 28:16-18)

    En este sentido las piedras preciosas en la biblia constituyen elementos muy importantes para diferentes fines como la decoración, construcción, uso personal, regalos, entre otros, incluso los hijos de Dios son comparados con piedras preciosas, y en el libro de Apocalipsis se nombran muchas de ellas, las cuales se podrán apreciar en la Nueva Jerusalén cuando Jesucristo venga por segunda vez a la tierra a buscar a sus escogidos:

    “y los cimientos del muro de la ciudad estaban adornados con toda piedra preciosa. El primer cimiento era jaspe; el segundo, zafiro; el tercero, ágata; el cuarto, esmeralda; el quinto, ónice; el sexto, cornalina; el séptimo, crisólito; el octavo, berilo; el noveno, topacio; el décimo, crisopraso; el undécimo, jacinto; el duodécimo, amatista. Las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas era una perla. Y la calle de la ciudad era de oro puro, transparente como vidrio” (Apocalipsis 21:19-21)

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir