Qué es un guerrero de Dios según la biblia.

Qué es un guerrero de Dios según la biblia, se refiere a un creyente que es elegido por el Señor para pelear la buena batalla contra principados y potestades espirituales que quieren perturbar la obra de Nuestro Padre aquí en la tierra. Pero a pesar de que todos ejercemos un papel importante como un ejército del Señor, no todos somos elegidos para ser guerreros.

Te puede interesar leer: Cualidades Y Funciones De Un Guerrero De Dios

Aquellos que son llamados para ser guerreros espirituales están destinados a liberar las naciones y poseen una unción  de guerra específica para poder vencer en esos niveles.

Índice De Contenidos

    Qué es un guerrero de Dios según la biblia

    En el antiguo testamento, podemos encontrar al Señor como un Dios de milicia. Por lo cual los hijos, son guerreros de Dios. Uno de los nombres que se le atribuyen a Dios es el de: “Varón de Guerra”. Así que podemos observar y comprender cómo Jehová interviene para poder liberar a su pueblo muchas veces en las batallas.

    Cuando Dios ordenaba una guerra, siempre tenía un escogido, que era considerado un guerrero de Dios, y sobre éste había una unción vencedora por parte del Todopoderoso. Esto lo podemos apreciar en el rey David, quien es un claro ejemplo de lo que es un guerrero de Dios.

    Este personaje bíblico desde muy pequeño tuvo una revelación por parte de Dios, quien le otorgó una unción poderosa para vencer frente a su adversario. Hay que resaltar que no todos gozaban de esta unción particular. De esta manera que cuando David se enfrentó a Goliat, todo el remanente del ejército de Israel estaba casi derrotado y sublevado a lo que el gigante y los filisteos deseaban en ese momento. Esto lo podemos apreciar en la palabra:

    “Y aconteció que cuando el filisteo se levantó y echó a andar para ir al encuentro de David, David se dio prisa, y corrió a la línea de batalla contra el filisteo. Y metiendo David su mano en la bolsa, tomó de allí una piedra, y la tiró con la honda, e hirió al filisteo en la frente; y la piedra quedó clavada en la frente, y cayó sobre su rostro en tierra. Así venció David al filisteo con honda y piedra; e hirió al filisteo y lo mató, sin tener David espada en su mano. Entonces corrió David y se puso sobre el filisteo; y tomando la espada de él y sacándola de su vaina, lo acabó de matar, y le cortó con ella la cabeza. Y cuando los filisteos vieron a su paladín muerto, huyeron” (1 Samuel 17:48-51 )

    En pasaje podemos ver cómo David, siendo apenas un muchacho pudo vencer al gigante Goliat porque tenía la unción de Dios, así que pudo derrotarlo y cambiar el destino de Israel. De igual forma esa unción se inició sobre el ejército de los valientes guerreros de Dio, quienes eran hombres abatidos y endeudados que se escondían en una cueva de nombre Adulám. Sin embargo una vez que  vieron la unción de quien se convirtió en su caudillo, la desearon, la albergaron y fueron convertidos en grandes guerreros del Señor. Tal como se puede apreciar en la palabra:

    “Entonces David salió de Gat y escapó a la cueva de Adulam. Al poco tiempo sus hermanos y demás parientes se unieron a él allí. 2 Luego, comenzaron a llegar otros —hombres que tenían problemas o que estaban endeudados o que simplemente estaban descontentos—, y David llegó a ser capitán de unos cuatrocientos hombres” (Samuel 22:1-2)

    Características de un guerrero espiritual

    Un guerrero espiritual es un escogido para pelear contra el adversario que pretende destruir el pueblo de Dios. Éste tiene una unción especial y poderosa que le permite vencer frente el enemigo. Así que no todos tenemos ese llamado. El guerreo espiritual presenta las siguientes características:

    1.-La autoridad profética y apostólica

    La guerra espiritual tiene relación únicamente con las esferas proféticas y apostólicas. De esta manera, cada ministerio posee un nivel de autoridad y de unción que le otorga la capacidad y facultad divina de activarse ante el llamado que Dios le está haciendo.

    Qué es un guerrero de Dios
    Qué es un guerrero de Dios

    En este sentido, todos son llamados y ungidos, pero no todos disponen de la misma función y objetivo. Por lo cual no se deben confundir los límites de hazaña de un ministerio, ya que puede tener consecuencias, que pueden perjudicar al cuerpo de cristo en absoluto.

    De esta manera que cuando un profeta es el pastor de la  iglesia, pero no tiene un ministerio pastoral como tal, la iglesia recibirá palabra, que puede resultar algo fuerte y puede generar mucha confrontación. Por lo cual los miembros de la iglesia se pueden sentir un poco aislados con respecto a sus necesidades particulares, es decir, no se sienten bien atendidos por su pastor.

    Por otro lado, si un evangelista quiere ejercer su ministerio como pastor, esto por lo general puede motivar a evangelizar, pero habrá poca profundidad y discernimiento en la palabra. De la misma manera sucede con los maestros, pastores y evangelistas, que quieren abordar las áreas de autoridad profética o apostólica.

    En este caso, se pueden presentar complicaciones que pongan en juego la serenidad, armonía y cordialidad que debe preponderar en una iglesia, ya que no existe una clara dirección, lo cual acarreará problemas futuros.

    2.- Una selección celestial

    Tener una batalla espiritual no es cualquier cosa ni es un juego, y menos si se trata de una alta jerarquía demoníaca, por lo cual solo los guerreros que son escogidos para tal fin, tendrán la unción necesaria para vencer al enemigo de la mano con Dios. Tal como lo expresa su palabra:

    “Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con Él son llamados, elegidos y fieles” (Apocalipsis 17:14)

    En este sentido, Dios escoge a sus guerreros y les da las armas espirituales para vencer las fuerzas del mal que quieran perturbar la obra de Cristo. Pero la lealtad de estos guerreros de Dios debe ser insondable, deben ser guerreros valientes, cuya fe sobrepasa todo entendimiento. Soldados de Cristo que tienen como prioridad dejar el nombre de Dios en alto y pelear la buena batalla hasta salir victorioso. Tal como lo revela su palabra:

    “Ellos lo han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, que menospreciaron sus vidas hasta la muerte” (Apocalipsis 12.11)

    De esta manera, existe una obediencia al Señor que todos pueden ejercer y deben hacer, cumpliendo sus mandamientos y teniendo un buen testimonio. Pero existen  órdenes  que son de un alto nivel de obediencia, que nos mandan a ser escogidos por Nuestro Padre Celestial. Por lo cual la misión de ser guerreros de Dios no se debe tomar a la ligera, requiere de una entrega total y genuina al Señor, quien nos protegerá de estas huestes espirituales que vendrán a atacarnos con fuerzas.

    3.- Los cielos pelean con los guerreros de Dios

    Aquellos guerreros del Señor que han sido escogidos, están bajo la cobertura de Cristo. En esta batalla espiritual existen dos tipos de ejércitos, los celestiales y los terrenales, y éstos se ínter-relacionan e interactúan cuando Dios hace el llamado a la batalla.

    En diversos episodios de la biblia podemos observar cómo actúan juntos. Al respecto Elíseo, experimentó este principio, cuando se vio asechado por sus enemigos y se mantuvo firme en total paz, ya que se sentía totalmente seguro de que Dios lo protegía. Él sabía que había un ejército de la corte celestial que peleaba junto a él. Esto se puede apreciar en la palabra:

    “—¡Oh señor! ¿Qué vamos a hacer ahora? —gritó el joven a Eliseo. —¡No tengas miedo! —le dijo Eliseo—. ¡Hay más de nuestro lado que del lado de ellos! Entonces Eliseo oró: «Oh Señor, ¡abre los ojos de este joven para que vea!». Así que el Señor abrió los ojos del joven, y cuando levantó la vista vio que la montaña alrededor de Eliseo estaba llena de caballos y carros de fuego” (2 Reyes 6: 15-17)

    4.- Guerreros del Señor llenos de su luz

    Los guerreros de Dios son guiados por la luz admirable que es Cristo, y es esta luz la que logra disipar las tinieblas, tal como lo expresa la palabra: “…porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción De fortalezas”(2 Corintios 10.4)

    Te invito a leer: Más Que Vencedores En Cristo;. Qué Significa Y Cómo Tener La Victoria

    Así que el arma más poderosa que hay, es la luz de nuestro Señor Jesucristo, y está comprobado que  ningún demonio puede enfrentarla, ya que es la fuente de Poder por excelencia, y los guerreros de Dios están resguardados con esta luz en cada batalla espiritual.

    Los guerreros de Dios son escogidos y llamados para pelear la buena batalla junto con nuestro Padre Celestial, quien les atribuye una unción especial para que tengan las armas necesarias para vencer. Esta lucha básicamente es una confrontación entre la luz admirable de Cristo y la oscuridad de las tinieblas y huestes espirituales. Tal como se puede apreciar en la palabra: “En él estaba la vida y la vida era la luz de los Hombres, la luz en las tinieblas resplandece y las tinieblas no prevalecieron frente a la luz” (Juan 1:4-5)

    Puedes leer: Significado De La Armadura De Dios. Cómo Usarla Y Aplicarla

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir