Declaraciones Proféticas: 12 Ejemplos De Profecías En La Biblia

¿Tiene Dios un plan que incluya la tierra y la raza humana? Si es así, ¿puede saberlo el hombre? ¡La respuesta es un rotundo sí! Dios tiene un plan, y ese plan está claramente descrito en la Biblia desde Génesis hasta Apocalipsis a través de muchas declaraciones proféticas.

El hombre puede conocer claramente el plan de Dios con tan solo ir a la Biblia y someter su mente y corazón al ministerio del Espíritu Santo, para que actúe en su vida y lo ayude a saber el propósito de Dios.

 

Declaraciones proféticas
Declaraciones proféticas
Índice De Contenidos

    Ejemplos de profecías en la biblia que se cumplieron

    Hay miles de profecías, pero tomaré solo unas pocas. A continuación tienes algunas de las declaraciones proféticas más resaltantes de la biblia:

    1. 400 años de esclavitud

    Desde el tiempo de su padre fundador, Abraham, en Génesis 15:13, Dios le dijo a Abraham que su simiente estaría cautivo 400 años en una tierra extraña, pero que Dios juzgaría a esa nación y los sacaría. El Libro del Éxodo describe cómo Dios juzgó a Egipto y los sacó después de 430 años.

    Esta historia ha cautivado al público durante siglos, e incluso Hollywood, con historias como los épicos "Diez mandamientos" y "Príncipe de Egipto", nos recuerda constantemente las grandes obras que Dios hizo al hacer cumplir sus declaraciones proféticas.

    2. Caída de las 10 tribus de Israel

    Después de entrar en la tierra prometida, las tribus se dividieron en 2 reinos, Israel y Judá. Pero la casa de Israel cayó en la idolatría incluso quemando a sus hijos al ídolo Molec y Dios les advirtió a través de profetas como Amós, Isaías y Oseas que estaban a punto de caer.

    Isaías 7: 8 predice alrededor del 735 aC que Israel ya no sería un pueblo dentro de los 65 años. 55 años luego de esta declaración profética, hacia 677 a. C., el rey asirio Esarhaddon deporta a muchos de ellos y repobla sus tierras con extraños.

    3. La desolación y el cautiverio de Judá

    Mientras las dos tribus restantes de la casa de Judá (Benjamín y Judá) observaban con horror cómo se cumplía la palabra del Señor sobre las diez tribus, ellas también cayeron en la idolatría, hasta que la Biblia ya no se estudió.

    En el año 622 a. C., el rey de Judea, Josías, encontró porciones de la Biblia nuevamente, leyó sus bendiciones y maldiciones, y le preguntó a la profetisa Huldah qué sería de Judá. Ella le dijo que se convertirían en una maldición y una desolación debido a su pecado, pero que él no lo vería.

    Dios hizo una de sus declaraciones proféticas, esta vez a Josías, le dijo que se reuniría en la tumba con sus padres para entonces. 13 años después, 609 a. C. Josías fue reunido (muerto) y entró en su tumba, (fue enterrado) para vivir en paz con sus antepasados.

    Murió en Meguido y Jerusalén fue saqueada por el faraón egipcio Nechoh. El hijo de Josías fue capturado y llevado a Egipto cuando Judea quedó desolada.

    4. Las puertas de Babilonia se abrirán para Ciro

    Si lees Isaías 45: 1 (escrito quizás entre 701 y 681 a. C.), encontrarás una profecía que finalmente se cumplió cientos de años después en 539 a. C. Esta es una de las declaraciones proféticas más llamativas de la biblia:

    "Esto es lo que el Señor le dice a su ungido, a Ciro, cuya mano derecha agarro para someter a las naciones ante él y despojar a los reyes de su armadura, para abrir puertas delante de él para que las puertas no se cierren". ( Isaías 45: 1).

    En este pasaje, el profeta dijo que Dios abriría las puertas de Babilonia para Ciro y su ejército atacante. A pesar de las notables defensas de Babilonia, que incluían fosos y muros de más de 70 pies de espesor y 300 pies de alto (con 250 torres de vigilancia), Ciro pudo ingresar a la ciudad y conquistarla.

    Ciro y sus tropas lo lograron desviando el flujo del río Éufrates hacia una gran cuenca del lago. Luego pudo llevar a su ejército a través del lecho del río y hacia la ciudad.

    5. El reino de Babilonia será derrocado permanentemente

    En Isaías 13:19 (escrito entre 701 y 681 a. C.) existe otra de las declaraciones proféticas reflejadas en la biblia. Esta no se cumplió hasta el 539 a. C.

    "Babilonia, será destruida por Dios como Sodoma y Gomorra" ( Isaías 13:19).

    Aquí, Isaías nos dice que Babilonia sería derrocada, permanentemente. La historia confirma el hecho de que después de la destrucción de Ciro de Babilonia en 539 a. C., nunca más volvió al poder como imperio.

    Sin embargo, debes recordar que antes de la época de Ciro, Babilonia también había sido derrotada por el Imperio Asirio, pero Babilonia pudo recuperarse y luego conquistar el Imperio Asirio.

    A la luz de esta realidad, estoy seguro de que muchas personas dudaron de Isaías cuando proclamó esta profecía. A pesar de esto, y tal como lo predijo Isaías, el imperio babilónico fue derrotado y nunca se recuperó de la conquista de Ciro.

    6. Babilonia será reducida a pantanos

    En Isaías 14:23 (escrito entre 701 y 681 a. C.), el profeta hace otra predicción que no se cumple hasta el 539 a. C.

    "La barreré con escoba de destrucción, dice el Señor Todopoderoso" (Isaías 14:23).

    En este versículo, El profeta hace la audaz afirmación de que Babilonia, que había sido una potencia mundial en dos momentos diferentes de la historia, tendría un final humilde.

    ¡Pero no solo eso, Isaías afirma que Babilonia sería reducida a pantanos! Bueno, después de que Ciro conquistó Babilonia en el 539 a. C., el reino nunca más volvió al poder, eso es seguro. Y la historia nos dice que los edificios de Babilonia cayeron en un estado gradual de ruina durante los próximos siglos.

    Curiosamente, cuando los arqueólogos excavaron Babilonia durante el siglo XIX, ¡descubrieron que algunas partes de la ciudad no podían desenterrarse porque estaban debajo de una capa freática que se había elevado con los años!

    7. Los judíos sobrevivirán al gobierno babilónico y regresarán a casa

    En Jeremías 32: 36-37, (escrito alrededor de 626 y 586 a. C.), otro profeta hace una predicción audaz que finalmente se cumplió en 536 a. C.

    “Por la espada, el hambre y la peste se entregarán al rey de Babilonia”; pero esto es lo que el Señor, el Dios de Israel, dice: seguramente los reuniré de todos los tierras donde los destierro en mi furiosa ira y gran ira; los traeré de regreso a este lugar y los dejaré vivir a salvo" (Jeremías 32: 36-37).

    En este pasaje, Jeremías dijo que los judíos sobrevivirían a su cautiverio en Babilonia y regresarían a casa, y ambas partes de esta profecía se cumplieron finalmente. Muchos judíos habían sido llevados cautivos a Babilonia a partir del 605 a. C. Pero, en 538 a. C., fueron liberados del cautiverio y muchos finalmente regresaron a su tierra natal.

    8. Los ninivitas estarán borrachos en sus últimas horas

    Otra de las declaraciones proféticas que están en la biblia, se encuentra en Nahúm 1:10 (escrito alrededor de 614 a. C.). Aquí, el profeta predice la condición de los ninivitas en el momento de su desaparición.

    "Se enredarán entre espinas y se beberán de su vino; serán consumidos como rastrojo seco”

    En este pasaje, y una vez más en Nahúm 3:11, el profeta dijo que durante las últimas horas del ataque a Nínive, los ninivitas estarían borrachos. Bueno, adivina qué, ¡hay evidencia de que esta profecía se cumplió realmente!

    Según el antiguo historiador Diodoro Siculus: "El rey asirio dio mucho vino a sus soldados. Los desertores le dijeron esto al enemigo, que atacó esa noche". Siculus compiló sus obras históricas unos 600 años después de la caída de Nínive, y al hacerlo, confirmó el relato bíblico.

    9. Nínive será destruido por el fuego

    Una vez más, en Nahúm 3:15 (escrito alrededor de 614 a. C.) el profeta hace una predicción que finalmente se hizo realidad.

    "Allí el fuego te devorará; la espada te cortará y, como los saltamontes, te consumirá" (Nahúm 3:15).

    El profeta dijo que Nínive sería dañada por el fuego. Los arqueólogos desenterraron el sitio durante el siglo XIX y encontraron una capa de ceniza que cubría las ruinas. Nínive sufrió una derrota de la que nunca se recuperó.

    Es una de las declaraciones proféticas, cuya demostración de veracidad es más tangible, ya que se han encontrado extensas huellas de cenizas, que representan el saqueo de la ciudad por los babilonios, escitas y medos en el 612 a. C., en muchas partes del Acrópolis. Después de los años 612 a. C., la ciudad dejó de ser importante"

    10. Edom será derribado y humillado

    En Jeremías 49:16 (escrito en algún momento desde 626 hasta aproximadamente 586 aC) el profeta predice que Edom será derrocado. Esto se cumplió aproximadamente en el año 100 aC:

    "El terror que inspiras y el orgullo de tu corazón te han engañado, tú que vives en las hendiduras de las rocas, que ocupan las alturas de la colina. Aunque estés muy alto, desde allí te bajaré" (Jeremías 49:16).

    Jeremías dijo que Edom, un antiguo enemigo de Israel, sería destruido. La capital de Edom, fue tallada en la ladera de una montaña y tenía grandes defensas naturales. Sin embargo, fue destruido, y el reino de Edom ya no existe.

    La mayor profecía del Antiguo Testamento

    Hay literalmente cientos de otras declaraciones proféticas cumplidas que podríamos describir aquí, pero claramente una se destaca por encima del resto, y realmente necesitamos tomar un minuto para describirla.

    Si bien los judíos ciertamente fueron consolados por profecías que predijeron que sus enemigos serían finalmente destruidos, hubo una profecía mucho más reconfortante que se había descrito en el Antiguo Testamento.

    Fue una profecía que predijo la venida de un Mesías, un salvador que liberaría a los judíos. Si bien hay docenas de profecías en las Escrituras del Antiguo Testamento, una de ellas fue increíblemente específica en sus afirmaciones.

    Al examinar esta profecía, podemos confirmar la inspiración sobrenatural y divina de la Biblia. En esta profecía, Daniel afirma que habrá 69 semanas de años entre la emisión de un decreto para reconstruir Jerusalén y la aparición del Mesías.

    ¿Qué prueba el hecho de que se cumplan las declaraciones proféticas?

    Los antiguos judíos tuvieron cuidado de usar la Profecía como una vara de medir. Si alguien afirmaba ser un profeta, pero sus predicciones no se hacían realidad, era abandonado y sus escritos no se convertían en el canon de las Escrituras. Moisés tuvo cuidado de establecer esta barra alta para los profetas:

    "Cuando un profeta habla en el nombre del SEÑOR, si la cosa no sigue, ni sucede, entonces el Señor no lo ha dicho" (Deuteronomio 18:22).

    ¡Moisés sabía que la profecía cumplida era una evidencia! Era una evidencia de que nuestro Señor estaba realmente trabajando en el corazón del profeta, dándole una idea de algo que solo Dios sabía.

    El cumplimiento exacto de todas las declaraciones proféticas de las que hemos hablado en el Antiguo Testamento, es más que suficiente para demostrar la precisión y la inspiración divina de la Biblia, y la verdad del cristianismo. ¡Recuerda!, solo Dios puede "declarar el fin desde el principio" y pronosticar hasta el mismo día "cosas que aún no se han hecho". (Isaías 46:10).

    Meudys Ochoa

    Nacida en la Colonia Tovar. Iniciada en el cristianismo desde que era una niña y actualmente parte del ministerio de adoración de la iglesia bautista "Pueblo de Dios".

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información