Significado de El sexto sello del Apocalipsis según la biblia

El sexto sello del apocalipsis según lo que nos muestra la biblia se refiere al juicio de nuestro Señor Jesucristo en su segunda venida a la tierra, donde vendrá a buscar a sus hijos. Esto lo podemos apreciar en el libro del Apocalipsis 6: 12-17:

“Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar. Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?”

Te puede interesar leer: Interpretación de los 7 sellos del libro de apocalipsis.Simbología

 Lo que encontramos en este pasaje es el relato del juicio del sexto sello, en el que Juan está mirando a Jesucristo, que es el Cordero, mientras comienza a abrir los sellos que están en el libro que recibió de la mano derecha del que estaba sentado en el trono.

Índice De Contenidos

    Significado de El sexto sello del Apocalipsis según la biblia

    Este libro posee el título de propiedad de la creación, la cual ha sido redimida por Jesucristo mediante su sacrificio en la cruz del calvario. Cada sello que se ha abierto constituye alguna clase de juicio de Dios sobre este mundo. Para comprender el significado del sexto sello debemos revisar todos los sellos para así poder descifrar el mensaje que Dios nos quiere mostrar.

    El primero, le dio entrada al Anticristo, el segundo a la guerra, el tercero abrió paso al hambre, el cuarto a la muerte, el quinto al martirio de creyentes. Con respecto al sexto sellos, vamos a analizar diferentes aspectos:

    1.- Catástrofe en la tierra

    En el libro de Apocalipsis se muestra que el sexto sello traerá una catástrofe en la tierra, calamidad en el firmamento y revuelta en la población. Así que primeramente presenciaremos una catástrofe, tal como se puede apreciar en Apocalipsis 6:12 “Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto”

    En este sentido, los terremotos han estado siempre presentes en la humanidad desde el principio cuando el hombre cayó en pecado en el huerto de Edén.  Los terremotos más fuertes pueden alcanzar magnitudes de hasta 8.9 en la escala abierta de Richter.

    De esta manera que un terremoto de tal magnitud, equivale a la explosión de cien bombas atómicas juntas. Lo cual resulta muy difícil imaginar. Sin embargo esto, no significa nada en comparación con lo que nos presenta la biblia cuando se avecine la gran tribulación, y se presentarán dos más durante la tribulación, tal como se puede apreciar en la palabra:

    “En aquella hora hubo un gran terremoto, y la décima parte de la ciudad se derrumbó, y por el terremoto murieron en número de siete mil hombres; y los demás se aterrorizaron, y dieron gloria al Dios del cielo. El segundo ay pasó; he aquí, el tercer ay viene pronto” (Apocalipsis 11:13-14)

    En este sentido cuando este sello sea abierto, seremos testigos del gran poder de Dios, en la cual se desatará el caos total, donde habrá terremotos, pestes, hambre en distintos lugares del mundo. Pero Jesús menciona que esto será solo el comienzo de dolores y padecimientos, ya que comenzarán a acontecer muchas otras cosas llenas de tragedia y calamidad:

    “Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares” (Mateo 24:7)

    2.- El firmamento será conmovido

    El sexto sello del Apocalipsis
    El sexto sello del Apocalipsis

    En el sexto sello, la tierra presentará grandes terremotos de magnitudes sorprendentes, tal como se dijo anteriormente. Pero esto solo será el comienzo para la gran conmoción del firmamento, donde el sol se pondrá negro, tal como lo dice la palabra:

    “y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar” (Apocalipsis 6:12-14)

    Todos estos cambios en el cielo guardan mucha relación  con el gran terremoto. Cuando suceden terremotos, por lo general están acompañados de cambios atmosféricos de gran relevancia.

    El hecho de que el sol se ponga negro como cilicio y la luna se vuelva roja como sangre, nos señala que sobre la superficie de tierra habrá una gruesa capa de polvo o ceniza volcánica, tan pesada que será difícil poder apreciar el sol y la luna.

    En este sentido, los cambios ocurridos tanto en el cielo como en la tierra serán tan radicales que todo se moverá de lugar, las islas y los mentes monte. Puede parecer algo irreal pero es la realidad.

    Y esto fue profetizado en el Antiguo Testamento: “Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo. El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová.” (Joel 2:30-31)

    3.- Habrá conmoción en la población

    El sexto sello del Apocalipsis como ya se mencionó anteriormente va a traer muchas calamidades en el mundo en el que vivimos actualmente. Por lo cual es una advertencia de lo que acontecerá en el día final cuando Jesús abra cada uno de los sellos.

    Puedes leer: Los 7 Sellos Del Apocalipsis. Significado

    Este sello traerá terremotos, caos en el firmamento y finalmente se presentará una gran conmoción en la población. Tal como lo revela la palabra: “Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?” (Apocalipsis 6:15-17)

    Cuando esto suceda, aquellos que estén vivos van a querer estar muertos, estarán realmente conmovidos, asustados, horrorizados y buscarán esconderse y protegerse. El temor los sobrecogerá a todos. No habrá nadie a quien no le tiemblen las piernas. Y sabrán que su clamor será en vano porque han visto la ira de Dios.

    Ante toda esta conmoción surge el interrogante de ¿quién podrá sostenerse en pie ante toda esta catástrofe y ante la ira del Señor? Esta respuesta la podemos apreciar en la biblia y da lugar a los que han sido sellados.

    Así que en el sexto sello veremos la destrucción de un pueblo que se negó a obedecer a Dios y estaban llenos de incredulidad. Estos serán conmovidos en gran manera y sentirán tanto horror que van a desear la muerte. Solamente los Hijos de Dios serán salvados de todas esas calamidades, aquellos que fueron sellados con el Espíritu Santo.

    El libro del Apocalipsis nos revela las profecías de Dios en la segunda venida de Nuestro Señor Jesucristo, quien abrirá siete sellos, cada uno con un significado y una simbología, digna de analizar, con el fin de alertarnos y de buscar cada día más de Dios para evitar tener que pasar por esta calamidad debido a nuestra iniquidad.

    Aquí te muestro algunos versículos que nos hablan del significado del sexto sello y de los sellados que serán justificados mediante la sangre del cordero.

    En este sentido, el sexto sello cuando se abra nos mostrará la furia de un Dios vivo que está enojado con un pueblo infiel que se negó a creer en su majestuosidad. Revelará toda la ira y poder; conmoverá a todas las naciones y habrá calamidad en el firmamento, donde el sol se volverá oscuro, se apagará.

    Finalmente el pueblo será conmovido, aterrorizado por todo lo que está presenciando, y todos sentirán pánico absoluto y desearán estar muertos.

    Esto puede sonar ficción pero es cierto y es una realidad que debemos internalizar como creyentes para no flaquear en los momentos de gran adversidad. Debemos mantenernos firmes para pelear la buena batalla con Cristo, como verdaderos guerreros del reino celestial.

    Te invito a leer: El Día Del Juicio Final. Mitos y Verdades

    Sandra Faría

    Hija y sierva de Dios, Profesora en el área de Lengua y Literatura, Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la UPEL-Maracay. Con experiencia en la docencia, en la redacción y edición de artículos en diferentes blogs en la web.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información