La venida de Cristo Parte 1 - 7 Señales Reveladoras

En “ la venida de Cristo parte 1 ” mostraremos cómo va a ser ese encuentro por segunda vez con Jesús aquí en la tierra. En el libro de Juan 13:19 podemos apreciar las profecías: “De ahora en adelante te lo digo antes de que suceda, para que cuando ocurra, puedas creer que yo soy Él”

Te invito a leer: El Tribunal De Cristo – La Verdad Del Juicio Del Trono Blanco

Índice De Contenidos()

    La venida de Cristo parte 1

    El espíritu del Anticristo tal como lo señalan las Escrituras trató de derrocar a Jesucristo en su primera venida en Belén, y ese mismo espíritu aún se burla y busca engañar a aquellos que hablan de la venida de Cristo.

    En la biblia podemos encontrar muchas señales que nos hablan acerca de la venida de Jesús a la tierra. En el libro de Mateo capítulo 24 podemos encontrar que nos hablan acerca del fin de la era y del pronto regreso de Cristo para establecer su reino en la tierra. Esto se aprecia en el siguiente pasaje:

    “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (…) “Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:27)

    Por otro lado, en el Antiguo y el Nuevo Testamento se registra el regreso de Jesucristo, quien vendrá a reclamar a su novia, derrocar a Satanás y cumplir su promesa de pacto con Israel.  Pero no se conoce ni la hora ni el día, solo el Señor lo sabe.

    Sin embargo, en los últimos cien años se han visto más judíos y cristianos asesinados que en todos los siglos desde el diluvio. Esto se debe a que Satanás sabe que su derrota está cerca, pero antes de que se de la segunda venida del Señor Jesucristo, el sol se oscurecerá, la luna no brillará y las estrellas caerán del cielo, mientras se agitan los poderes del cielo.

    7 Señales antes de la venida de Cristo

    Jesucristo ascendió por primera vez a los cielos en una nube, y muchas personas lo observaron y el ángel les preguntó: “¿Por qué te quedas mirando al cielo? Este Jesús, que ha sido llevado de ti al cielo, vendrá de la misma manera que lo has visto ir al cielo” (Hechos 1: 2-11).

    De igual forma en el libro de Apocalipsis 19:11-16, Juan nos señala lo que Jesucristo lo invitó a ver y a registrar. Esto incluía este poderoso Día del Señor. Sin embargo existe un conjunto de señales que ocurrirán antes de su venida.

    La biblia nos señala que ese día los cielos se abrirán y  Jesucristo guiará a una cantidad considerable de personas  para hacer su segunda aparición en la tierra como el Rey justo. Cabe destacar que existen siete aspectos que debes considerar en la segunda venida de Jesucristo:

    1.- El mensaje de Cristo a las iglesias

    Jesucristo da a conocer sus advertencias, reprensiones y promesas a los creyentes que han vencido, tanto en las iglesias del primer siglo como las que existen en la actualidad. Esto lo podemos apreciar en el siguiente pasaje:

    “Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca” (Apocalipsis 1-3)

    Jesucristo exhorta a las iglesias y nos dice que los que venzan podrán comer del árbol de la vida en medio del paraíso del Señor. No sufrirán daño de la segunda muerte, recibirán algún maná escondido, una piedra blanca con un nombre nuevo.

    Los que resistieron el mal y no se apartaron nunca de Dios, tendrán columnas sobre las naciones que gobierna Jesucristo, estarán vestidos con prendas blancas y sus nombres no serán destituidos del libro de la vida y Jesucristo le confesará sus nombres delante de Dios y de sus ángeles.

    Los que lograron vencer, se transformarán en pilares en el templo de Dios y tendrán el nombre de él y el nombre de la ciudad de Dios, y el nuevo nombre de Cristo en ellos. De igual forma se podrán sentar con Jesucristo en su trono.

    El ángel le señaló a Juan que escribiera todo lo que vio, las cosas que son y las cosas que acontecerán después de estas cosas. Así que como creyentes debemos estar atentos con las señales, no bajar la guardia, velar, orar, ayunar, leer la palabra porque este mensaje es para su pueblo, para su iglesia, para sus hijos y debemos oírlas con detenimiento, sabiendo que el tiempo está cerca y debemos estar preparados.

    2.- La Apostasía

    Desde el libro de Apocalipsis 4 al 22, Jesucristo le enseña a Juan, lo que pasa después de estas cosas. A los fieles hijos de Dios, se les ordena proclamar el mensaje del evangelio hasta que el Señor le diga a Jesucristo que vaya por nosotros, sus hijos. Al respecto la palabra nos revela lo siguiente:

    “No permitas que nadie te engañe de ninguna manera, porque ese Día no vendrá a menos que la caída se produzca primero, y el hombre de pecado sea revelado, el hijo de perdición” (2 Tesalonicenses 2: 3).

    En esta cita, se pueden visualizar dos sucesos, tales como la caída y la aparición del hijo de perdición. Las traducciones más actualizadas hacen referencia a la palabra griega “Apostasía” y la asocian con esta caída. Este término significa  deserción de la verdad, disturbio, levantamiento.

    En este sentido, esta palabra nos está señalando al hijo de perdición, cuya palabra griega es “Apoleia” que significa menoscabo, desastre, cataclismo, indigno. Durante mucho tiempo, los creyentes han intentado descifrar quién podría ser este hombre del que se hace alusión, de ese hombre de perdición.

    Sin embargo la palabra asegura de que su identidad será muy notoria cuando haga acto de presencia. Así que  quienes busquen las Sagradas Escrituras sabrán quién es por sus acciones.

    3.- Los siete sellos como juicios

    Para poder descifrar los mensajes y señales de la venida de Cristo es necesario organizar cada uno de los eventos que nos señala la biblia. En el libro de Apocalipsis 6 Juan es llevado al Trono de Dios, donde Jesucristo sostiene un libro que está sellado.

    Te puede interesar leer: Interpretación de los 7 sellos del libro de apocalipsis.Simbología

    Jesucristo rompe el primero de los siete juicios sellados en la tierra; y aunque sabemos que los sucesos se dan secuencialmente, no sabemos a ciencia cierta el tiempo exacto en el que se presentarán cada uno de los sucesos que señala la biblia.

    Los primeros cuatro sucesos son conocidos como los cuatro Jinetes a los que se les atribuyen distintos juicios y catástrofes que se manifestarán en diferentes zonas de la tierra.

    El primer jinete sale a conquistar, el segundo sale para sacar la paz de la tierra. Luego Sale el tercer jinete con un par de escamas en la mano, que posiblemente representan la hambruna y el declive del liderazgo. De igual forma la biblia indica que habrá más de tres años de una paz relativa. Tal como se puede presenciar en el siguiente versículo:

    “Pero en verdad os digo: muchas viudas había en Israel en los días de Elías, cuando el cielo fue cerrado por tres años y seis meses y cuando hubo gran hambre sobre toda la tierra” (Lucas 4:25)

    Con respecto a los tres sellos finales, éstos representan el comienzo de juicios y sucesos más desastrosos, que terminan con eventos que la biblia señala que deben suceder antes de la Segunda Venida de Cristo.

    Por su parte, el sexto sello trae un terremoto, donde el sol se torna negro, la luna se enrojece y las estrellas del cielo caen a la tierra. El cielo se separa  y los hombres buscan esconderse de la ira de Cristo, sin embargo, todas las cosas aún no se han manifestado.

    4.- Dos testigos anuncian el evangelio

    En la palabra de Dios podemos apreciar lo siguiente con respecto a los dos testigos que testifican sobre el evangelio: “Y otorgaré autoridad a mis dos testigos, y ellos profetizarán por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio. Y si alguien quiere dañarlos, el fuego fluye de su boca y devora a sus enemigos; entonces, si alguien quiere dañarlos, debe ser asesinado de esta manera” (Apocalipsis 11: 3,5).

    En este sentido, la biblia nos señala que durante tres años y medio nadie puede causarle daño a estos testigos, quienes proclamarán el evangelio. Pero cuando entre la sexta y séptima trompeta, el Anticristo matará a estos dos testigos, y se encontrarán muertos en las calles de Jerusalén por tres días y medio mientras las personas celebran su muerte.

    Ante esto, Dios hablará diciendo “Ven aquí”. Y ellos irán al cielo en la nube. En ese momento 7.000 personas en Jerusalén serán asesinadas por un terremoto. El resto de las personas estará horrorizadas y glorificando al Señor.

    Mientras acontecen estos hechos, 10 reyes se apoderan del mundo y lo gobiernan, y el Anticristo toma más poder y elimina a tres de estos reyes.

    5.- Los juicios de trompeta

    Las Sagradas Escrituras nos hablan sobre estos juicios: “Cuando el Cordero rompió el séptimo sello, hubo silencio en el cielo durante aproximadamente media hora. Y vi a los siete ángeles que estaban delante de Dios, y se les dieron siete trompetas ... otro ángel vino y se paró en el altar, sosteniendo un incensario de oro, y le dieron mucho incienso, para que pudiera agregarlo a las oraciones de todos los santos en el altar de oro que estaba delante del trono” (Apocalipsis 8: 1-3).

    Mientras estos juicios se van manifestando, se nos revelan otras señales del cielo que deben presentarse antes de la venida de Jesucristo: fuego, humo y granizo, mezclados con sangre, los cuales serán lanzados del cielo a la tierra. La primera trompeta da paso a este juicio.

    Todo cambia repentinamente cuando suenan las trompetas sexta y séptima, al igual que la actitud de las personas que lograron sobrevivir. El libro de Apocalipsis 13 nos habla de un líder, que se refiere a una bestia que es asesinada por una herida mortal en la cabeza pero luego sana. Tal como se aprecia en la palabra:

    “Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad. Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia” (Apocalipsis 13: 2-3)

    Este falso profeta entrará en el Templo judío, proclamará que es dios, creará su pacto y hará la guerra con Israel. El Señor le otorgará autoridad para que actúe por cuarenta y dos meses. Y el falso profeta de Anticristo constituirá una sociedad, donde no habrá dinero en efectivo, y para poder comprar o vender deberán tener una marca en la mano o en la frente conocida como “la marca de la bestia” con el número “666”.

    Las personas que se nieguen a tener la marca, serán decapitados, pero los que decidan hacerse la marca nunca heredarán el Reino de los cielos, estarán por la eternidad en el lago de fuego con Satanás.

    6.- El Señor no olvida a su pueblo

    El Señor tiene un lugar preparado en el desierto para el remanente del pueblo judío, quienes estarán seguros por tres años y medio, y llegarán a conocer a Jesucristo.

    Por otro lado, Dios tiene preparada siete copas finales de su ira, las cuales derramará sobre esta tierra. En el libro de Apocalipsis Capítulo 16 podemos apreciar estos últimos juicios terribles que acontecerán.

    Con estas copas, la ira de Dios finaliza. Sin embargo las Sagradas Escrituras nos muestra que luego de que se derrame cada recipiente, las personas que aún están vivas no se arrepentirán de sus actos. La última copa, representa el mayor terremoto nunca antes visto, el cual dividirá a  Jerusalén en tres partes, y donde las ciudades de las naciones caerán e inmensas piedras de granizo descenderán del cielo sobre la humanidad, y aún así muchos blasfemará de Dios.

    7.- La venida de Cristo

    En el terror de todos los sucesos las montañas y las islas han desaparecido por completo. Satanás y sus dos bestias han llamado a los ejércitos del mundo a participar en tres escenas de batalla: Una en Babilonia donde los ejércitos de Satanás, promovidos por el Señor, devastan Babilonia.

    La venida de Cristo Parte 1

    Luego el demonio de la antigüedad junto con todo su  ejército invade Jerusalén y saquean la ciudad y violan y matan a las personas. Sintiendo la victoria, se van al desierto, llegan hasta el valle de Josafat, y luego acontece lo siguiente:

    “Los cielos se abrieron, y he aquí un caballo blanco, y el que se sentó en él se llama Fiel y Verdadero, y en justicia juzga y libra la guerra... y los ejércitos que están en el cielo, vestidos de lino fino, blanco y limpio estaban siguiendo a Él en caballos blancos. De su boca sale una espada afilada, para que con ella pueda derribar a las naciones y las regirá con una vara de hierro ... Y en su túnica y en su muslo, tiene un nombre escrito, 'REY DE REYES, Y SEÑOR DE LOS SEÑORES'” (Apocalipsis 19:11-16).

    En este sentido, la venida de Cristo trae consigo muchas señales que nos advierten acerca de los sucesos trágicos que van a ocurrir en la tierra. Pero para los hijos de Dios, estas cosas no nos afectará porque estamos sellados con el Espíritu Santo. Pero como cristianos tenemos el deber de anunciar estas profecías.

    Nuestro Señor Jesucristo en su palabra nos exhorta a compartir la verdad de su misericordia, a hablar sobre el mensaje de salvación y acerca de su segunda venida. Así que como creyentes tenemos la responsabilidad de proclamar el evangelio y de hablar acerca de las profecías, para que el pueblo esté preparado y pueda alcanzar la salvación.

    Puedes leer: Cristo Vendrá A Juzgar A Los Vivos Y A Los Muertos

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir