Cristo Vendrá A Juzgar A Los Vivos Y A Los Muertos

Muchos de nosotros hemos escuchado hablar que Cristo vendrá a Juzgar. Pero ¿Cómo será este juicio y qué implica? ¿Es una buena o una mala noticia para nosotros? Esto lo sabremos en el siguiente estudio. El tema del juicio ha generado mucha polémica, quizás por el desconocimiento de las escrituras, sin embargo, aquí aclararemos este punto tan importante.

Índice De Contenidos()

    "Cristo vendrá a juzgar"

    Cristo vendrá a juzgar
    Cristo vendrá a juzgar

    Jesús vendrá de nuevo. A esto también se le llama “la segunda venida”. La "primera venida" de Jesús fue cuando se convirtió en un ser humano, vivió una de hombre y murió en la cruz por nuestros pecados. La segunda es cuando Jesús regresa para juzgar a toda la humanidad: los vivos y los muertos.

    Los vivos incluye a todos los que se encuentren morando en la tierra cuando regrese. Los muertos, todos los que ya no tienen presencia física en el mundo terrenal.

    Jesús dijo que todo el que haya muerto resucitará de entre los muertos y será juzgado (Juan 5: 26-29). Entonces, todos nosotros estaremos ante el "Cristo como Juez".

    Las buenas noticias

    Este juicio es una buena noticia para los cristianos. Sabemos por los capítulos 21-22 de Apocalipsis que el lugar al que Jesús llevará a los cristianos es la Nueva Jerusalén, donde vivirán para siempre en la presencia de Dios, y donde todo pecado, enfermedad y dolor desaparecerá.

    Quizás te puede interesar: El Día Del Juicio Final. Mitos y Verdades

    El regreso de Cristo da esperanza a los que llevan una verdadera vida cristiana, aun cuando atraviesan tiempos difíciles. Pedro escribió que cuando atravesamos pruebas, podemos regocijarnos en Jesús y sentir la presencia de nuestro Creador. Esto solo es posible a través del contacto con Él; por medio de la oración.

    Las pruebas llegan para que la autenticidad de tu fe sea probada. Estamos hablando de esa fe que tiene mayor valor que el oro y que puede mover fácilmente las montañas que quieras. Esto tiene un propósito divino; que a través de tu testimonio, Dios sea glorificado y el amor de Jesucristo sea demostrado.

    Las malas noticias

    El regreso de Jesús como juez es una mala noticia para los que no son cristianos, es decir, para los que se niegan a aceptar que la salvación solo se puede obtener a través de Jesús. Si no estoy en Cristo, entonces mis pecados no han sido perdonados (por decisión propia) y cargaré con el castigo que realmente me merezco. Esto significa que estoy en un gran problema.

    La pena por el pecado es la separación de Dios y debido a que Dios es eterno, esa separación también es eterna. Si no he recibido el perdón de mis pecados mediante la cruz de Jesucristo, entonces su venida de nuevo es la peor noticia posible, porque mis pecados harán que sea arrojado de la presencia de Dios para siempre.

    ¿Quién estará en este juicio?

    La mayoría de la gente incluso está de acuerdo en que el juicio es una forma de compasión tanto por el malhechor como por el agraviado, y se horroriza cuando el sistema legal traiciona injustamente a un inocente. Es extraño entonces suponer que un Dios que es amor se involucraría en el juicio.

    Los cristianos lo saben mejor. Saben que el juicio reside solo en Dios, que es una expresión de Su gracia para corregir el mundo, y que Satanás y sus fuerzas del mal, que no tienen buenas intenciones para nadie, deben ser juzgados. Aquí es donde el evangelio se convierte en una buena noticia.

    Dios ha proporcionado la solución para todos

    Dios ha provisto la solución para mi problema de pecado; “Jesucristo fue crucificado” antes de resucitar al tercer día. Jesús pagó el castigo que nuestros pecados merecían. Aquellos que se apartan del pecado y ponen su fe en Jesucristo como el portador de todas sus faltas, reciben el perdón de los mismos y pueden vivir en la presencia de Dios. Cuando Jesús regrese, les dará la bienvenida a su reino eterno.

    Te ayudaría mucho leer sobre: El Puente Peatonal Según La Biblia: El Puente A La Vida

    Ya sabemos que Cristo vendrá a juzgar tanto a los vivos como a los muertos. Por lo tanto, debemos llevar una vida de acuerdo al corazón de Dios. De tal manera que si morimos, podamos esperar en paz el momento de nuestra resurrección y nuestra bienvenida a su reino. Nuestro Creador es un Dios justo y todas las cosas ocurrirán de acuerdo a lo que es correcto ante sus ojos.

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir