El Puente Peatonal Según La Biblia: El Puente A La Vida

Seguramente fruncirás la frente al ver el título de este artículo ¡¿El Puente peatonal según la biblia?! ¡¿Qué tiene que ver un puente peatonal con la palabra de Dios?! Pues, tiene que ver, y mucho.

Un puente de este tipo es una estructura que se encarga de conectar un lugar con otro y proporcionar el paso a los peatones para que los mismos puedan pasar protegidos al otro lado. Generalmente es colocado donde hay un tráfico numeroso y rápido. ¿Te suena?

Todos estamos claros en la idea de que nos encontramos en este mundo de paso, pero también sabemos que este no es el único que existe. Estamos en un área donde muchas fuerzas corren a toda velocidad y debemos aprender a cuidarnos para no ser perjudicados y algún día volver a donde pertenecemos; el reino de Dios. Y ¿Cómo lo hacemos? A través del puente peatonal; el puente a la vida. Pero ¿Cuál es ese puente? Quédate con nosotros y lo conocerás.

El puente peatonal según la biblia
El puente peatonal según la biblia
Índice De Contenidos()

    El puente peatonal según la biblia

    El Puente a la Vida puede ayudarte a dar una explicación simple del mensaje del Evangelio a cualquier persona. Si tu amigo se pregunta: "¿Cómo puedo conocer a Dios?" - puedes mostrar visualmente nuestra separación de Dios y cómo ha tendido un puente peatonal por todos nosotros.

    Quizás te puede interesar: Jesús Es El Camino, La Verdad Y La Vida. Significado

    Pero “¿cuál es el puente peatonal según la biblia?”. Te lo diremos, pero antes tienes que saber la razón por la cual fue creado y para esto, debemos comenzar por el principio; la creación, el momento en el que Dios decidió abrir posibilidades a un mundo donde el hombre tuviera cabida y se enseñoreara de los demás elementos que formaban parte de él (excluyendo al Creador).

    En Génesis 1:26, cuando Dios creó a los primeros seres humanos, dijo:

    “Hagamos al hombre a nuestra imagen, a nuestra semejanza”.

    Luego Dios lo bendijo y pasó los días caminando y hablando con lo que Él había creado. En resumen, la vida era buena.

    ¿Pero por qué la vida ya no es así? ¿Qué pasó para estropear todo? Esto nos lleva al segundo punto: cuando nosotros (la humanidad) decidimos hacer lo contrario de lo que Dios nos dijo, el pecado envenenó al mundo; nos separó de Dios y todo cambió. Romanos 3:23 dice:

    “Debido a que todos han pecado, se encuentran destituidos de la gloria de Dios”.

    En Isaías 59: 2 se nos dice:

    “Tus iniquidades te han apartado de tu Dios; tus pecados te han ocultado de su rostro para que no te oiga”.

    Debido al pecado, estamos separados de Dios. Esta es una noticia especialmente mala porque no hay forma de que podamos cruzar esa brecha por nuestra cuenta. Nosotros (la humanidad) hemos intentado encontrar nuestro camino de regreso a Dios y un mundo perfecto por nuestra cuenta desde entonces, y sin suerte.

    Tratamos de llegar allí siendo buenas personas, o mediante la religión, el dinero, la moralidad, la filosofía, la educación o cualquier otra forma, pero finalmente descubrimos que nada de eso funciona. “Hay un camino que al hombre le parece recto, pero al final le lleva a la muerte” (Proverbios 14:12).

    Jesús es el puente a la vida

    Solo hay una forma de encontrar la paz con Dios, y la palabra del Creador dice que es a través de Jesucristo. Estábamos varados sin ninguna forma de volver con nuestro Creador. Necesitábamos una manera de pagar por nuestros pecados y estar limpios de nuevo para poder ser bienvenidos de nuevo en las alturas. Romanos 5: 8 dice:

    "Pero Dios nos demuestra a cada instante su amor en esto: Cristo murió por nosotros aunque éramos pecadores".

    Así que tenemos una Buena Noticia: aunque éramos enemigos de Dios, Jesús vino a morir en la cruz para pagar el precio por nuestros pecados y lograr que pudiéramos tener una relación con Él nuevamente. Juan 3:16 dice que Dios ha amado tanto al mundo que ha sido capaz de enviar a su único hijo para salvar a todos los que fueran capaces de creer.

    Te recomiendo leer: Cómo Acercarnos A Dios: 10 Hábitos Diarios Para Acercarte A Él

    Aceptando el puente a la vida

    ¿Cuál debería ser entonces nuestra reacción a esta asombrosa noticia? Esto nos lleva a la última y más importante parte. Juan 5:24 dice que el que oiga la palabra de Jesús y crea en el que le envió (Yahweh o Dios) pasará de la muerte a la vida y no será condenado, es decir, tendrá la vida eterna.

    Jesucristo mismo incluso dice en Juan 10:10:

    "Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia".

    Por otro lado, Romanos 5: 1 dice que tenemos paz con nuestro Dios a través de Jesucristo.  Entonces, ¿cómo puedo tener paz con el Creador, vida en plenitud y confianza en la vida eterna como dicen estos versículos? Primero, a través de una oración honesta a Dios. Tengo que admitir que no soy perfecta, que no puedo escapar de mis pecados y que no puedo salvarme a mí misma.

    Sigo el camino de la verdad al creer que Jesús ha muerto en la cruz por mí y ha resucitado de la tumba, conquistando la muerte y también el pecado. He invitado a Jesucristo a que viva en mí constantemente y sea el Señor de mi vida, aceptando su regalo gratuito de la vida eterna con él.

    Oración para aceptar a Jesús

    Ahora que sabes realmente qué es el puente peatonal según la biblia y cómo puedes llegar de nuevo al padre, debes tomar una decisión. Esta decisión simplemente consiste en creer o no, en adquirir o negarte a una vida donde Jesús sea el piloto de tu vida. Si quieres comenzar ahora, puedes realizar una oración para decirle que entre en tu vida. La oración puede ser algo como esto:

    “Querido Jesús, sé que soy un pecador y que necesito que me perdones. Sé que tuviste una muerte dolorosa para que mis pecados pudieran ser lavados. Gracias. Quiero hacerte el Señor de mi vida, confiaré y te seguiré. Todo lo que tengo es tuyo ahora. En tu nombre, Señor, Amén".

    No hay nada mágico en estas palabras. No son las palabras en sí mismas las que arreglan las cosas entre tú y Dios, es la sinceridad de tu corazón lo que va a determinar todo. Sabemos esto porque en 1 Samuel 16: 7, la Biblia dice:

    “El Señor no mira las cosas que la gente ve. La gente mira la apariencia exterior, pero el Señor mira el corazón”.

    La mejor parte de todo este proceso es que no importa cuán mal lo hayamos cometido, Jesús es lo suficientemente poderoso como para perdonar cualquiera de tus pecados y salvarte, incluso si fuiste el peor. Romanos 10:13 dice:

    "Todo el que invoque el nombre de Yahweh será salvo".

    Esas son noticias fantásticas: no importa lo mucho que nos hayamos equivocado, podemos colocar toda nuestra confianza en Jesús y Él borrará todos nuestros pecados de la faz de la tierra. Jesús es el puente peatonal; el puente hacia la vida.

    Es necesario que sepas: Cómo Se Salvarán Los Creyentes Y No Creyentes

    Esperamos que nuestro estudio haya sido de bendición para ti y tu familia. Recuerda que Jesús es el único puente peatonal, ese con el que puedes sentirte confiado en todo momento, el que te ayudará a cruzar para estar de nuevo en contacto con tu Creador.

    A él no le importan cuáles fueron tus pecados, porque el precio ha sido pagado y fue muy alto; tan alto que no hay absolutamente nada que no pueda limpiar, por supuesto, si hay un verdadero arrepentimiento (desde el fondo del corazón que es donde Dios mira).

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir