Cómo Se Recibe la bendición de Dios. Reflexión

A través de la palabra podemos conocer cómo se recibe la bendición de Dios para tener las herramientas necesarias que nos permitan sobrellevar el día a día y afrontar las adversidades. El Señor nos ha prometido bendiciones de lo alto que nos dan aliento en momentos difíciles de nuestra vida.

Sin embargo, por lo general se confunde bendición con éxito o prevención de problemas, por lo cual muchos piensan que si somos creyentes y confiamos en Dios, no tendremos conflictos que enfrentar. Lo cual es falso, tal como lo podemos observar en la biblia, los grandes profetas tuvieron muchas pruebas en su camino pero nunca quebrantaron su fe, tal como Abraham, Jonás, Moisés, David, entre otros.

También puedes leer: 7 Personajes de la biblia que escucharon la voz de Dios

Índice De Contenidos

    Cómo se recibe la bendición de Dios. Reflexión

    Recibe la bendición de Dios
    Recibe la bendición de Dios

    En la actualidad existen movimientos religiosos que tergiversan la palabra y la usan para manipular a los creyentes, haciéndoles creer que si leen la palabra y dicen los versículos de memoria, nada malo les pasará.

    Sin embargo, los hijos de Dios pueden enfrentarse a pruebas muy difíciles que solo pueden superar si confían plenamente en Dios, y luego de esta tempestad llegará la calma y obtendremos el aprendizaje para seguir creciendo en el Señor.

    En este sentido, se suelen emplear frases como “la sangre de Cristo tiene Poder”, “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, “Me cubro con la sangre de Cristo” para pensar que de una manera rápida estamos protegidos por Dios.

    También se puede usar la Biblia de forma incorrecta al dejarla abierta en el Salmo 91 en la sala del hogar para la protección.

    Por otro lado, se debe entender que los términos “bendición y éxito” no son similares. A la luz del mundo, la obra de Cristo fracasó con su captura y muerte. Pero resultó ser una verdadera bendición su resurrección, ya que nos bendijo y nos dio la oportunidad de ser salvos.

    Los hijos de Dios que son fieles y confían en su palabra, también se enferman tienen problemas y fallecen, pero no podemos negar las bendiciones que recibieron del Señor.

    Pero cómo se recibe la bendición de Dios, debemos entender que la bendición se refiere al acompañamiento que Dios nos hace para que cuando estemos en medio de la tempestad, nuestro barco que es la vida misma, pueda mantenerse a flote.

    Este se puede ver en la siguiente cita bíblica:

    “Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,

     Ni estuvo en camino de pecadores,

    Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;

    Sino que en la ley de Jehová está su delicia,

    Y en su ley medita de día y de noche.

    Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas,

    Que da su fruto en su tiempo,

    Y su hoja no cae;

    Y todo lo que hace, prosperará.

    No así los malos,

    Que son como el tamo que arrebata el viento.

    Por tanto, no se levantarán los malos en el juicio,

    Ni los pecadores en la congregación de los justos.

    Porque Jehová conoce el camino de los justos;

    Mas la senda de los malos perecerá”

    (Salmo 1)

    De esta manera que aunque andemos en una senda peligrosa que atenta contra nuestra paz y hasta con nuestra vida, podemos estar seguros de que Dios nos ayudará a sobrepasar los obstáculos y nos garantiza la victoria. Pero el Señor no promete que nuestra vida estará libre de problemas, sino que el resultado manifestará su gloria y servirá de gran bendición para el creyente.

    La biblia no es un amuleto de bendición

    Como se ha mencionado anteriormente, la palabra de Dios ha sido utilizada para manipular y hacernos creer cosas que no son. Esto se debe a la falta de sabiduría y comprensión de las enseñanzas de Dios, donde nos habla de la importancia de creer y confiar en Dios por sobre todas las cosas.

    Por lo cual no debemos caer en engaños, ya que estas artimañas fueron usadas por el mismo Satanás cuando intentó tentar a Jesucristo, citando el Salmo 91 “ a sus ángeles ha dado órdenes para que te guarden en sus caminos” donde le dice que se lanzara de cabeza del alero del templo, sabiendo que si lo hacía moriría de forma instantánea.

    Puedes leer: Qué Nos Enseña La Biblia | 7 Enseñanzas Bíblicas

    De esta manera, Dios no puede ser tentado ni se puede usar su palabra como un amuleto de salvación, ya que la convicción y confianza en Cristo está dentro de nuestro corazón. Si caminamos de la mano con Jesucristo podemos tener la certeza de que él nos dará la fortaleza para superar las pruebas y poder enfrentar aquellas situaciones que a veces no se pueden evitar.

    Debes recordar que no tenemos el control de todas cosas y que la voluntad de Dios es perfecta. A veces no logramos entender sus designios pero su propósito en nuestra vida se concretará si creemos fielmente en él.

    En este sentido la bendición de Dios no es evitar batallas, ganar la lotería, tener una vida perfecta, sino que se refiere a esa certeza de que pase lo que pase siempre Dios estará ahí para fortalecernos. La bendición de Dios es saber que Cristo está en el mismo viaje y vela por nuestro bienestar y nos alienta a seguir adelante y nos aleja de la tentación de  lanzarnos al agua cuando llega el momento de la aflicción.

    ¿Qué debemos hacer para recibir la bendición de Dios?

    Todos en su mayoría quieren obtener lo mejor de Dios, tener salud, dinero y amor. Pero debemos reflexionar en torno a la manera en la que estamos viviendo, si nuestra vida es del agrado de Dios.

    Así que a veces podemos olvidar la importancia de la bendición en nuestra vida, ya que Dios nos ha dado la capacidad para bendecir a los demás, a nuestra familia y seres queridos. Pero la falta de conocimiento n os lleva muchas veces a atraer lo malo con nuestras malas palabras y pensamientos.

    La bendición de Dios trae la gracias del Señor, la paz, el gozo y sus favores, y es una de las promesas que aparecen en la biblia, tal como se observa en este pasaje: “No devolviendo mal por mal, o insulto por insulto, sino más bien bendiciendo, porque fuisteis llamados con el propósito de heredar bendición” (1 Pedro 3:9)

    En este sentido, estas promesas deben ir acompañadas de la convicción de que son para nosotros y de que recibiremos las bendiciones de lo alto. Todas las personas quieren ser bendecidas en todos los aspectos de su vida.

    Pero todo depende de nosotros. En esta cita se puede apreciar la manera en la que debemos actuar para conseguir todas las bendiciones que Dios tiene para nosotros: “En fin, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables.” ( 1 Pedro 3:8)

    En este sentido y según esta cita bíblica debemos ser de la siguiente manera:

    • De un mismo sentir
    • Tener compasión
    • Tener amor para nuestro prójimo
    • Ser misericordiosos
    • Mostrarnos amables

    Estas características representan el carácter de Jesús. Por lo cual Dios nos manda a que sigamos el ejemplo de Cristo y seamos semejante a él. Tal como se visualiza en esta cita: “Porque los ojos del Señor están sobre los justos, Y sus oídos atentos a sus oraciones; Pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal.” (1 Pedro 3:12)

    En este versículo se puede observar que si albergamos maldad en nuestro corazón, Dios no nos va a bendecir, ya que solo los de buen corazón, recibirán las bendiciones de lo alto, tal como lo dice la palabra: “teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo.” (1 Pedro 3:16)

    Sandra Faría

    Hija y sierva de Dios, Profesora en el área de Lengua y Literatura, Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la UPEL-Maracay. Con experiencia en la docencia, en la redacción y edición de artículos en diferentes blogs en la web.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información