Qué significa “La Paga Del Pecado Es Muerte” Según La Biblia

Quizás podamos confundirnos, y hasta horrorizarnos al leer la biblia y ver la frase “la paga del pecado es muerte” cuando sabemos por experiencia que somos pecadores. Pero ¿qué significado se le quiso dar a la palabra muerte para ese entonces? ¿Nuestra muerte por el pecado será física?; aquí te aclaramos tus dudas acerca de eso.

La paga del pecado es la muerte
La paga del pecado es la muerte
Índice De Contenidos

    La paga del pecado es muerte

    El versículo de la biblia Romanos 6:23, es posiblemente la presentación del Evangelio más precisa en toda la Escritura: nos lleva a comprender nuestra naturaleza pecaminosa, al tiempo que promete vida eterna en Cristo. ¿Pero que podemos analizar de aquí?

    El versículo bíblico en contexto

    En primer lugar, cualquier versículo de la Biblia debe leerse en contexto, en la perspectiva de lo que está escrito a su alrededor. En este caso, estamos leyendo las palabras de Pablo a la iglesia en Roma, y ​​en el capítulo 6  está abordando los contrastes entre el pecado y la gracia, la muerte y la vida.

    En esta porción de la Escritura, Pablo está definiendo cómo cuando encontramos la vida eterna en Cristo, simultáneamente nos convertimos en muertos al pecado. Así como Cristo murió y resucitó, tenemos la esperanza de un futuro resucitado, un  perfecto estado de vida.

    Debido a la gran gracia de Dios, nuestros pecados están cubiertos, y ya no necesitamos vivir en pecado. Esta es nuestra esperanza en Jesús, y esta es la esperanza que Pablo proclama a la iglesia en Roma.

    "La paga del pecado"

    En primer lugar, ¿por qué se llama paga? Una paga o salario, es algo en lo que trabajamos, algo que buscamos activamente, nos demos cuenta o no.

    Cuando vamos a trabajar y esperamos que nos paguen por ese trabajo, estamos ganando nuestro salario. De la misma manera, al final del día se nos pagará por nuestro pecado con la muerte.

    En términos generales, nadie está tratando activamente de cometer el mayor pecado posible para recibir el pago de la muerte, o para ver cuánto se puede cubrir por gracia, ¿verdad? ¡Esperemos que no!

    Entonces, ¿por qué usa el término "paga"? Cuando trabajamos por dinero, esperamos que nos paguen lo que merecemos, lo que hemos ganado. A través del trabajo del pecado dentro de nosotros, hemos ganado y merecemos la muerte física y espiritual.

    Ese es un pensamiento deprimente, y debería sacudirnos hasta la médula. Pasamos mucho tiempo preocupándonos por obtener lo que merecemos en la vida, y puede dejarnos sintiéndonos con derecho, pensando que merecemos más y que merecemos algo mejor.

    Pero lo que merecemos no es bueno ni mejor; lo que merecemos es la muerte. Sin embargo Cristo murió en la cruz para regalarnos esa salvación inmerecida, gracias a su sacrificio podemos ser libres del pecado y nacer de nuevo en él.

    ¿Qué significa muerte en este caso?

    El versículo no habla de la muerte física, sino que contrasta la muerte espiritual con la vida eterna. Aquellos que tengan como labor pecar deliberadamente, recibirán una paga de muerte espiritual, que significa la separación de Dios.

    Si bien esta es una situación terrible, el versículo incluye de inmediato una respuesta a este problema; a través de la fe en Jesucristo como Señor, se da el don de la vida eterna.

    En otras palabras, si no tenemos la fe en Cristo, somos esclavos del pecado, y como consecuencia estamos separados de la presencia de Dios. A menudo la muerte se experimenta tanto en el presente como por la eternidad.

    Los pecados del momento pueden parecer divertidos o liberadores, pero en última instancia no resultan en lo que deseamos. La solución es la fe en Cristo.

    El don de Dios es la vida eterna

    Pablo dice que el salario que merecemos es la muerte. Es solo por la gracia de Dios a través de la muerte y resurrección de Cristo que podemos esperar cualquier cosa menos la muerte. A través de Cristo se nos da un regalo de vida eterna. La única forma de escapar de nuestro pecado es a través de él, y debido a que es un regalo, es increíblemente simple de recibir:

    • “Si declaras con tu boca, 'Jesús es el Señor', y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo” (Romanos 10: 9).

    Pablo hace un fuerte contraste entre lo que merecemos y lo que se nos ha dado. Lo que merecemos, y lo que hemos ganado, es el pecado y la muerte. Un regalo no es algo que nos ganamos, sino que nos es dado por amor y gracia, especialmente cuando no lo merecemos.

    Solo recibimos vida, esperanza y paz en Cristo a través de un don que la gracia de Dios nos da gratuitamente. Jesús pagó la pena de muerte del pecado en la cruz en nuestro lugar. Esto debe cambiar nuestra actitud de quejarnos de lo que merecemos a una de agradecimiento, porque de lo que se nos ha dado nunca podríamos ser dignos.

    Gracias a Jesús, podemos saber cómo se ve el amor. Podemos entender que significa la gracia y cómo es la vida eterna. Tenemos derecho a vivir una vida mejor de lo que podríamos esperar merecer, una vida que sea abundante independientemente de las circunstancias y llena de gracia y agradecimiento.

    ¿Cómo podemos evitar la "paga del pecado" y escapar de la muerte espiritual?

    Primero, debemos poner nuestra fe en Cristo. Solo Él puede salvarnos (Juan 14:16). Luego, por nuestra confianza en Él y nuestro amor por Él (en respuesta a su amor por nosotros; 1 Juan 4:19), obedecerle (Juan 14:15; Juan 15: 1-11). Nuestra obediencia nos lleva a una experiencia más vibrante de la vida verdadera (Juan 10:10).

    Como seguidores de Cristo, somos libres de vivir en obediencia a Dios y someternos al proceso de santificación. Como parte de esa santificación, comenzamos a experimentar la vida eterna incluso mientras estamos en esta tierra (Juan 10:10; Juan 15:11). Y, en un futuro, pasaremos la eternidad con Dios.

    Dios nos dice a través de su palabra que la paga del pecado es muerte, pero también nos indica que si creemos en Jesús podemos escapar de esta consecuencia, y además obtener un regalo inmerecido como lo es la salvación. No es necesario que hagamos nada porque es un obsequio que pagó Cristo a través de su sacrificio en la cruz.

    Meudys Ochoa

    Nacida en la Colonia Tovar. Iniciada en el cristianismo desde que era una niña y actualmente parte del ministerio de adoración de la iglesia bautista "Pueblo de Dios".

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información

    logo

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    Ya casi estás suscrito, te hemos enviado un Email. Debes ir a tu correo y dar click en CONFIRMAR, para que todo funcione bien y podamos comunicarnos contigo.

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano