10 Versículos De sanación. Dios Puede Darte sanidad Física E Interior

Al leer las Escrituras, Dios puede actuar de una manera maravillosa e tu vida. Aquí te presentamos 10 versículos de sanación que pueden ser de gran ayuda para ti. El hecho de leer la palabra de Dios e internalizarla, puede hacer que tu vida cambie de un momento a otro.

Versículos De sanación
Versículos De sanación

Además, aquí hay una breve oración para la curación que puedes usar: Padre, en el nombre de Jesús, ayúdame a mantener mi enfoque en ti cuando el dolor es abrumador. Ayúdame a ser fiel y a ver el bien las bendiciones que me rodean. Por favor fortalece mi mente, corazón y cuerpo, y cúrame hoy. Que el Espíritu Santo me guíe en paz y consuelo en este momento.

Índice De Contenidos

    Versículos de sanación

    Si leemos tanto el antiguo testamento como el nuevo testamento de la biblia, podremos notar, que dios tiene la capacidad y la potestad de curarnos tanto interna como externamente. ¡Curaciones milagrosas todavía suceden hoy! puedes utilizar estos versículos de la biblia llenar tu corazón de esperanza y obtener el milagro que estás esperando.

    1- Jeremías 17:14

    Aquí en este versículo le estamos diciendo a Dios “Sáname oh señor y seré sano”, aquí le estamos demostrando a nuestro señor que nuestra fe y nuestra alabanza está puesta en él. El mismo dice en otro fragmento de la biblia: “Clama a mí y yo te responderé, y te mostraré cosas grades y ocultas que tu no conoces”

    2- Éxodo 23:25

    "Adora al SEÑOR tu Dios, y su bendición estará en tu comida y agua. En este versículo él te dice que quitará toda enfermedad sobre ti. Lo único que tienes que hacer es aceptar que Jesús es tu señor y que él se llevó todas tus enfermedades a la cruz del calvario. No dudes en clamarle, el estará allí para responderte. No temas, porque él está contigo, y te lo exclama en Isaías 41:10.

    3- Jeremías 30:17

    Aquí tu Dios te dice que él va a devolverte tu salud, y no especifica enfermedad, ni estado de gravedad de la dolencia, ni te dice que necesitas x o y cosas para lograrlo. Solamente te pide tu fe. Cree en él. Dios no miente, si él lo ha prometido, lo cumplirá. Si tienes fe, aunque sea del tamaño de un pequeñito granito de mostaza, todo lo que pidas a Dios conforme a su voluntad te será cumplido.

    4- 2 Crónicas 7: 14-15

    En estos versículos puedes ver que Dios sólo quiere tu arrepentimiento, el necesita que estés en comunión con él. Muchas veces pasamos por dolencias muy fuertes y Dios permite que las pasemos porque quiere que recurramos a él.

    A nuestro Dios no le gusta vernos mal, pero está siempre allí esperando solo a que alcemos nuestra voz a los cielos, y reconozcamos que es nuestra única y verdadera salida. ¿Qué pasaría si nos sanara sin que lo sepamos? No le conoceríamos y se sanaría nuestro cuerpo pero nuestra alma se perdería.

    5- Jeremías 33: 6

    "Sin embargo, le brindaré salud y curación; sanaré a mi gente y les permitiré disfrutar de abundante paz y seguridad". He aquí nuevamente la promesa de que Dios nos sanará de todas las enfermedades. Cuando leamos la palabra, y nos encontramos con este versículo de sanación que nuestro señor nos deja, podemos darnos cuenta de que la biblia tiene muchas señales que nos indican que nuestra sanación solo depende de creer en Dios.

    6- Proverbios 17:22

    Con este fragmento de la biblia pasamos de la sanación física a la espiritual. La sanación espiritual es en cierto modo más importante que la física, ya que todas las enfermedades provienen primeramente de la mente. De hecho existe lo que se llama “enfermedades psicosomáticas”. Nuestro Señor no pudo equivocarse cuando dijo “el espíritu triste seca los huesos”

    Dios puede sanar tu corazón, él tiene la potestad de cambiar todo lo que hay dentro de ti, y sanar todas esas dolencias que quizás de una manera u otra están acabando con el desenvolvimiento normal de tu vida. Ya no tienes que sufrir más, la palabra te exhorta a confiar en el Altísimo.

    7- Isaías 40:29

     "Da fuerza a los cansados y aumenta el poder de los débiles". Quizás te sientes deprimido y sin fuerzas, sin ánimos de nada, pero dios te dice: puedo darte fuerza, puedo llenarte de poder y de amor. A veces el enemigo nos miente diciéndonos que no valemos nada y que no vale la pena vivir, pero Jesucristo pagó con su vida el precio de nuestra salvación, sufrió cosas terribles en la cruz ¿crees que lo hubiera hecho si no fuéramos sumamente importantes para él?

    8- Salmos 107: 1-6

    Este fragmento de salmos habla de la misericordia de dios. Él es grandemente misericordioso, cualquiera que clame a él con fe lo encontrará y conocerá las maravillas que es capaz de hacer. Dios no va a rechazar un corazón humillado, no tienes por qué tener miedo de acercarte a él en oración porque es tu padre y es capaz de perdonar todas tus transgresiones y sanarte.

    9- Mateo 9:35

    Aquí habla nuevamente sobre la misericordia y la bondad de Dios. Dice que Jesús recorría las sinagogas enseñando, y curando a todas las personas que tenían dolencias. Si te vas hacia esas historias de cuando sucedía eso, puedes notar que el redentor era prácticamente perseguido por toda esa multitud que confiaba en él. Por ello sucedían todos los milagros.

    Tú también puedes hacer que Jesús llegue a tu vida, puedes sentir la presencia de Dios en el lugar que quieras y sentir la sanidad interior y exterior que él puede proporcionarte, y la ventaja que tienes con respecto a esos tiempos es que no tienes que ir a ningún lado, tu señor va a estar contigo donde quiera que estés.

    10- Lucas 5: 17-24

    Cuando Jesús sanó al paralítico, inmediatamente le dijo que tomara sus cosas y fuera a casa, él se levantó-o ante el asombro de todo e hizo lo que le ordenó, pero se fue alabando a Dios. Todos se asombraron y alabaron a Dios. Se llenaron de admiración y dijeron: "Hemos visto cosas notables hoy".

    A caso ¿no crees que dios puede hacer lo mismo por ti? Te tengo una buena noticia, puede hacer eso y mucho más por ti si depositas tu fe en él. Muchas historias en la biblia pueden contarte acerca de todas las obras de sanación que hizo Jesús y que puede seguir haciendo en tu vida.

    Dios sana, pero también creo que la curación no siempre es el único camino que Él elige para nosotros. A veces, su plan perfecto para nuestras vidas es permitirnos sufrir y experimentar enfermedades, dolencias y dificultades para que nos acerquemos a él con un corazón contrito y humillado, que depositemos nuestra fe, porque sin fe es imposible que agrademos a Dios.

    Estos versículos de sanación, no te curarán por si solos. Dios no actúa por rituales extraños donde solamente tenemos que leer el hechizo y como por arte de magia todo sucede. El conoce nuestros corazones y sabe lo que realmente estamos pensando, y si venimos a su presencia con reverencia, arrepentimiento y sobretodo fe, concederá lo que nuestro corazón anhela.

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir