¿Cómo conquistar la amargura a través del perdón?

Podemos identificar los síntomas de las personas amargadas porque siempre critican, se quejan, se sienten enojadas, estresadas, su autoestima es baja y se ofenden por casi todo. A las personas amargadas les gusta hacer sentir mal a los demás. La amargura puede cambiar la idiosincrasia de las personas y su conducta reflejará: resentimiento y odio.

¿Conoces a una persona así?, te invito a seguir leyendo este tema y que aprendas ¿cómo conquistar la amargura a través del perdón?

Índice De Contenidos

    Sobre la Amargura

    Primeramente, debemos saber que se entiende por amargura ¿Qué sentimos al pensar o sentir eso? La amargura se puede definir como un resentimiento arraigado por algún tipo de depresión, aflicción, disgusto o trauma, lo cual termina en desprecio hacia esa persona, añadiendo que incluso muchos llegan a odiarse a sí mismos.

    Cuando no sabemos cómo conquistar la amargura a través del perdón, una ofensa puede transformarse en odio y posteriormente se convierte en amargura, la cual es llamada muchas veces "la aflicción del corazón". Nadie puede tener paz si tiene amargura en su interior. En griego amargura significa (pic- ría), que quiere decir << fijar, atar, afianzar, construir mediante amarres>>.

    Te invito a leer: Dios nos pone pruebas difíciles pero nos da la victoria ¡3 Aspectos a Considerar!

    La amargura trae agotamiento emocional

    Antes de saber ¿cómo conquistar la amargura a través del perdón? Ten en cuenta que esta trae consigo la ira, descontrolando las emociones hasta llegar a una depresión muy fuerte. Sin contar también que das poder a la persona por la que sientes amargura, dándole control sobre tu temperamento. El deseo de venganza viene luego de abonar el corazón con amargura, y esta trae agotamiento emocional. Pudiendo llegar a confundir la venganza con la justicia, ese es el peligro.

    ¿Mis sentimientos pueden alejarme de Dios?

    Cómo conquistar la amargura a través del perdón
    Debemos perdonar y no dejar que la amargura invada nuestro corazón

    En 1 Juan 4:20-21 vemos que Dios perdona nuestros pecados, cuando con un corazón arrepentido y humillado vamos a su presencia.  Él nos ama con todo su ser, y siendo tan perfecto y bondadoso al perdonar nuestros errores ¿Quiénes somos para no perdonar? No somos perfectos, ni santos, por lo tanto, no tenemos el derecho de señalar o juzgar a nuestro prójimo.

    Para recibir a plenitud el amor y perdón de Dios, debes ser tu primero quien suelte todas las cargas, y te libres de la amargura que ocasiona el resentimiento de tu corazón. La amargura se trata mediante el perdón y hay maneras de vencerla, en el próximo punto trataremos directamente ¿cómo conquistar la amargura a través del perdón?.

    Te invito a leer: El poder de Dios en mí. 10 Versículos reveladores sobre su grandeza

    ¿Cómo conquistar la amargura a través del perdón?

    Ahora ¿cómo vencemos a la amargura? Si lo llevamos a la Palabra de Dios Hechos 8:23 dice: "porque en hiel de amargura y en prisión de maldad veo qué estás", aquí vemos cuan malo es en realidad tener amargura. Muchas personas ignoran los malos sentimientos que tienen internamente y los disfrazan con máscaras de hipocresía. Más sin embargo hay una salida a través del perdón, con ayuda de Dios, psicológica y familiar podemos remediar el corazón amargado.

    ¿Y Como perdonamos?

    1. Tomar distancia: En primer lugar, tomar una distancia recomendable, si el odio es hacia una persona, esto permitirá sanar las heridas, y dar nuevamente la posibilidad de que el amor surja en nuestros corazones. El amor es el camino del perdón, y amarnos a nosotros mismos primeramente, hace posible darnos nuevas oportunidades
    2. Comprender: Todos tenemos vulnerabilidades y debilidades. Perdonar hace que comprendamos que tenemos la capacidad de cambiar. Comprender trata de tolerancia, por ejemplo cuando no somos tan duros al criticar a alguien, que cometió un error que cualquiera pudo cometer. Perdonar incluye creer en la capacidad de la otra persona para transformarse.
    3. Humildad: Ser humildes trata de reconocer que cada persona tiene dignidad, derechos y libertades, muchos confunden estas con humillación o con un contexto económico y no es así, la humildad es un valor que todos debemos atesorar. El perdón es contrario a la venganza, por esta razón el que decide perdonar y sanar la amargura del corazón, no busca hacerle mal o dañar al agresor, ya que esto sería caer presos de la violencia.

    Perdonar a alguien que nos ha hecho daño puede considerarse en muchas ocasiones, como algo imposible dependiendo del caso. Cuando perdonamos trae como beneficios paz,  gratitud, alegría y esperanza. Considera que, perdonar puede guiarte en el camino al bienestar físico, emocional, y espiritual, por esta razón hay que saber cómo conquistar la amargura a través del perdón.

    Conquistando la Amargura

    Conquistar la amargura a través del perdón no es una tarea tan difícil como muchos pensamos, pero es importante reconocer a Dios en primer lugar Hechos 8:21. Aprender a superar nuestras debilidades es de valientes. Sigue estas técnicas estudiadas por psicólogos, para conquistarla:

    1. Ten autoconciencia: es la capacidad de observarte introspectivamente, definir que has pensado últimamente y que has sentido. Cuando te enojes, tómate un momento para reflexionar esto buscando la manera correcta de tomar decisiones.
    2. Autocontrol: Es ser capaz de resistir tentaciones con ayuda de la autoconciencia, pensar antes de actuar y más cuando te vengan impulsos fuertes. Esto forma parte de cómo conquistar la amargura a través del perdón.
    3. Haz ejercicio: El ejercicio diario reduce el estrés,  incrementa la producción de la noradrenalina, un químico que ayuda a las respuestas cerebrales. Ayuda con la ansiedad, además trotar o realizar algún deporte ha demostrado ser, una excelente manera de mejorar el humor y disminuir los sentimientos negativos.
    4. Escribe tus pensamientos y emociones: Escribir tiene un efecto calmante en nuestra mente además que relaja tensiones físicas, baja la presión arterial y mejora el sueño. Psicólogos recomiendan el uso de un diario, así como también escribir poesías o elaborar canciones, luego puedes guardarlas o botarlas, lo importante es anotar tus pensamientos y sentimientos con alguna técnica escrita si ha de ser posible.

    Espiritualmente solo Dios puede ayudarte a soltar tus cargas, sabrás que ya no tienes amargura en tu corazón cuando ya no te duela recordar lo pasado, y sientas paz interior. Dios nos dice que descansemos en Él Mateo 11:28, nos insta a dejar el afán, y que no nos preocupemos, no abandonando nuestras responsabilidades sino aprender a reaccionar en cada circunstancia.

    Puedes leer: Oración de tranquilidad y esperanza según la biblia

    La amargura hacia Dios

    Hemos hablado sobre cómo conquistar la amargura a través del perdón, enfocándonos en amargura hacia nuestro prójimo, pero ¿será también que podemos albergar amargura hacia Dios? Muchas veces nos hemos sentido molestos con Dios, y le preguntamos por qué permitió que eso sucediera, comenzamos a señalarlo, a decirle que hiciste de malo para que fuera tan malo contigo y permitir lo que causa tristeza en nuestro ser.

    No debemos culpar a Dios, muchas de las cosas que suceden pueden ser porque nosotros lo provocamos o porque Dios sabe que es lo mejor para ti, aunque no lo entiendas. A veces queremos cosas que nuestro Padre sabe que no nos conviene, pero somos tan tercos y desobedientes que queremos llevarle la contraria, aunque le digamos “Señor te pongo todo en tus manos, has como tú quieras que sea” pero haces lo que no quiere Dios, justificando nuestra negativa a sus acciones y nos molestamos.

    Un mensaje a los Cristianos

    Por eso como cristianos debemos saber que para conquistar la amargura a través del perdón, es necesario soltar toda carga, resentimiento, toda ira y dejárselo a Cristo Jesús, y aunque no entendamos sus procesos que a veces son fuertes y creemos que nos ha abandonado o no nos quiere, déjame decirte que estás equivocado, Dios nos ama y porque nos ama Él más que nadie sabe que es lo mejor para ti.

    Te invito hoy a que escudriñes en tu corazón, y si tienes amargura en ti hacia otra persona, suéltala dejándola ir, que sea Dios quien haga justicia por ti y lleve toda carga de tus hombros. En Dios tenemos esperanza, además de sus promesas y su fidelidad es eterna. En Isaías 40:31 “Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán".

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información

    logo

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    Ya casi estás suscrito, te hemos enviado un Email. Debes ir a tu correo y dar click en CONFIRMAR, para que todo funcione bien y podamos comunicarnos contigo.

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano