El Espíritu Santo En Las Mujeres De La Biblia

El Espíritu Santo en las mujeres de la bibliaEl espíritu santo, para muchos es una forma de decir que Dios está aquí, que es una presencia, una energía o una fuerza sobrenatural. Pero el Espíritu Santo es Dios mismo, dividido en la Trinidad; Padre, Hijo y espíritu santo. La cual quedo aquí con nosotros para acompañarnos y guiarnos en todo momento.

Por medio de él, Dios escucha todas nuestras oraciones, es por quien sentimos su presencia constante cuando oramos y adoramos. Ahora ¿qué propósito ha tenido el Espíritu Santo en las mujeres de la Biblia?

Podemos detallar que las mujeres que aparecen en la Biblia son un gran ejemplo a seguir, porque nos demuestran que no importa si eres hombre o mujer, el Espíritu Santo tocará tu corazón y hará que se manifieste su voluntad y poder.

Quizás te puede interesar: El Pecado Contra el Espíritu Santo. 4 Maneras de Evitarlo

Índice De Contenidos

    El espíritu Santo en las mujeres de la biblia

    Entre las mujeres que han sido tocadas por el Espíritu Santo, te voy a nombrar algunas, para la honra y gloria de Dios, que ha hecho su voluntad a través de ellas.

    1. María, madre de Jesús

    Es considerada una de las mujeres más importantes de la Biblia, puesto que Dios vio gracia en ella. Era pura de corazón y humilde, y la eligió para ser la madre de su hijo Jesús. María, fue una persona temerosa del Señor, por lo cual siempre se mantuvo en su camino. El espíritu santo, la toma como una mujer favorecida (Lucas 1:28).

    Su humildad la hace reconocer que necesita de un Dios, como su único salvador (Lucas 1:47). Es de importancia destacar que mientras Jesús predicaba la palabra de Dios, una de las mujeres que estaba presente, bendijo el vientre de quien le dio la vida.

    Sin embargo, es importante aclarar que Jesús dice “Antes bienaventurado aquellos que oyen la Palabra de Dios y la guardan” (Lucas 11:28). En los siguientes versículos, podemos ver reflejado cómo el espíritu santo se manifestó en María:

    Mateo 1:18-20

    El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo. José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente. Y pensando en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.

    Lucas 1:27-28 27

    A una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María, Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, ¡muy favorecida! El Señor está contigo; bendita tú entre las mujeres.

    Lucas 1:30.31

    Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre.

    Lucas 1:34-35 34

    Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón. Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra, por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios.

    2. Sara o Saraí

    Si queremos ver cómo se manifestó el Espíritu Santo en las mujeres de la biblia, también nos podemos ir a la historia de Sara. Sara fue la primera esposa de Abrahán, fue quien fundó el judaísmo. A pesar de que Sara renunció a todas sus comodidades, familiares y cultura, ella confió plenamente en la Palabra del Señor.

    Tomó la decisión de seguir a su esposo a donde fuera que Dios mandara a Abrahán. Dios le había hecho la promesa de llevarlos a la tierra prometida, donde abunda la leche y la miel (es decir, una tierra próspera).

    Sara fue una mujer bendecida al igual que otras mujeres que se menciona en la Palabra. Que, a su avanzada edad, pudo dar a luz a su primer hijo, ya que en toda su vida no había podido tener uno, por ser infértil. Pidió pues a Dios, un milagro para poder concebir. En estos versículos, puedes notar cómo el espíritu Santo se manifestó en Sara:

    Génesis 11:29 29

    Y tomaron Abrahán y Nacor para sí mujeres, el nombre de la mujer de Abrahán era Saraí, y el nombre de la mujer de Nacor, Milca, hija de Harán, padre de Milca y de Isca.

    3. Rebeca

    Otro ejemplo en el que podemos basarnos para observar cómo actuó el espíritu Santo en las mujeres de la biblia es la vida de Rebeca. En las escrituras, la describen como una mujer hermosa. Ella fue esposa de Isaac el hijo de Abraham y Sara.

    Rebeca, madre de dos gemelos; Jacob y Esaú. Fue una mujer muy temerosa de Dios. El Espíritu Santo le enseño a ella, que Esaú su hijo mayor le serviría a Jacob. Para ese entonces Isaac estaba muy viejo y ciego y ya no podía distinguir a nadie.

    Por eso, cuando manda a llamar a su primogénito, para bendecirlo, Rebeca convence a su hijo Jacob, de usar piel de cordero para parecerse a su hermano y recibir la bendición por él. Y sin saberlo Isaac le da la bendición a su hijo menor. Veamos lo que dice la biblia acerca de esta mujer:

    Génesis 24-15

    Y aconteció que antes que él acabase de hablar, he aquí Rebeca, que había nacido a Betuel, hijo de Mical mujer de Nacor hermano de Abraham, la cual salía con su cántaro sobre su hombro. María, hermana de moisés, En la Biblia es la primera mujer elegida por medio del Espíritu Santo para ser profeta. Es la hermana de Moisés y Aaron, ella los acompañó con cantos por el medio del mar rojo guiando a los judíos a la tierra prometida.

    Éxodo 15:20-21

    Y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó un pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas. Y María les respondió: Cantad a Jehová, porque en extremo se ha engrandecido; ha echado en el mar al caballo y al jinete.

    4. Débora

    En la Biblia la señalan como una mujer valiente y bondadosa. Fue esposa de Lapidot, y el Espíritu Santo la toma a ella como profetisa, y por medio de ella revela cómo llevaría el ejército de Israel a luchar con los cananeos. Débora nos enseña que poniendo la Fe en Dios y dando su amor todo es posible. Para conocer la historia de Débora, podemos irnos a la palabra en los siguientes versículos:

    Jueces 4:4-5

    Gobernaba en aquel tiempo Israel una mujer, Débora, profetisa, mujer de Lapidot. Y acostumbraba sentarse bajo la palmera de Débora, entre Ramá y Bet-el, en el monte de Efraín, y los hijos de Israel subían a ella a juicio.

    Jueces 4:8-9

    Barac le respondió: Si tú fueras conmigo, yo iré, pero si no fueres conmigo, no iré. 9 ella dijo: Iré contigo, mas no será tuya la gloria de la jornada que emprendes, porque en mano de mujer venderá Jehová a Sisará. Y levantándose Débora, fue con Barac a Cedes.

    En la Biblia, Dios nos enseña mediante algunas de estas mujeres, que las bendiciones nos llegan cuando seguimos los caminos del Señor Jesucristo y el Espíritu Santo, que mora en nosotros en todo momento. Aún tenemos muchos ejemplos de mujeres que han marcado la historia, por medio de la fe y la honra a Dios, así que te invito a que tomes tu Biblia y leas la Palabra que es alimento para el alma.

    Echa un vistazo a: El Espíritu Santo en forma de paloma. Significado

    Sigamos el ejemplo y tengamos el temor de nuestro Padre celestial para que bendiga siempre nuestros caminos y nos de las promesas, que nos ha dejado. Como cristianos, es importante conocer cada una de estas historias, que nos enseñan las bondades y errores de las personas, para no fallar en lo mismo. Dios nos ama más de lo que pensamos y tal cual somos, y por eso debemos siempre vivir cada día conforme a su Palabra y agradarlo.

    Meudys Ochoa

    Nacida en la Colonia Tovar. Iniciada en el cristianismo desde que era una niña y actualmente parte del ministerio de adoración de la iglesia bautista "Pueblo de Dios".

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información

    Únete a nuestro Boletín informativo

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano