Jesús Restaura Corazones Rotos- Estudio Bíblico

Jesús Restaura Corazones Rotos- Estudio Bíblico
Jesús Restaura Corazones Rotos- Estudio Bíblico

Dios no recoge nuestros pedazos rotos para tirarlos a la basura, ¡sino para repararnos! por eso existe esta famosa frase: “Jesús restaura corazones rotos

En el Evangelio de Lucas, capítulo 4, versículo 18, Jesús nos anuncia que: “Dios Padre lo envió a sanar a los quebrantados de corazón”. De hecho, su voluntad es reparar nuestra vida, reconstruirnos, construir algo nuevo sobre nuestras propias ruinas, porque nos ama y no puede soportar vernos desolados.

El pecado ha demolido todo en nosotros, nos ha quebrantado, pero ahora Dios nos está arreglando y es una gracia maravillosa que podemos experimentar ahora mismo al venir a él como somos.

  • “Los sacrificios que agradan a Dios son un espíritu quebrantado; ¡Oh Dios! No desprecias un corazón contrito y humillado. » Salmo 51.19

Aquí te mostraremos a la luz de la biblia lo que significa la frase: “Jesús restaura corazones rotos

Índice De Contenidos

    Cómo Jesús restaura corazones rotos

    La buena noticia del evangelio es que el Señor nunca rechaza ni desprecia ni desprecia a las personas que tienen el corazón quebrantado, las acepta en su presencia y las escucha para escuchar su clamor y les responde. Viene en su ayuda de inmediato.

    Quizás te puede interesar leer sobre: Qué Es La Restauración. 4 Pasos Para Llegar A Ella Con La Ayuda De Dios

    Hoy podemos acercarnos a él con nuestras cargas, preocupaciones, dolores y preocupaciones y pedir su ayuda. Actuará porque nos ama como a sus hijos.

    • Salmo 121.1-2: “Alzo mis ojos a las montañas. ¿De dónde vendrá mi ayuda? La ayuda me viene del Señor... "

    Esto también es cierto para nosotros hoy.

    • Otro texto alentador, el Salmo 34.19: "Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón, y salva a los deprimidos de espíritu".

    Este versículo nos tranquiliza acerca de la cercanía del Señor a aquellos que están en tal sufrimiento. No los defrauda, ​​ni los abandona, ya que los salva. Hay que añadir que el Señor ve todo lo que nos concierne y eso no le deja indiferente.

    • Y luego aquí está el Salmo 147.3: "Él sana a los quebrantados de corazón y sana sus heridas".

    Para curar heridas se necesita tiempo, cuidado diario y esto me impulsa a decir que la obra de Dios se hace día tras día en nuestra vida, en nuestro corazón y en lo profundo.

    El Señor limpia las heridas, las sana, sí, se toma el tiempo para nosotros. Háganos saber que nos está escuchando, porque es un amigo fiel y cariñoso que se toma el tiempo necesario para nuestras profundas necesidades interiores.

    • Finalmente, Isaías 57.15: “Porque así dice el Altísimo, cuya morada es eterna, y cuyo nombre es santo: Yo habito en lugares altos y en santidad; pero yo estoy con el contrito y humillado, para reavivar los espíritus humillados, para reavivar los corazones contritos”.

    Jesús restaura corazones rotos al permitirle entrar nuestra vida

    A pesar de su grandeza y santidad, Dios condesciende a acercarse al pequeño, al miserable, al herido, al contrito, al quebrantado. Hoy nos lleva tiempo si sufrimos profundamente. Por tanto, la promesa del Señor es estar con el hombre que sufre. También subrayo el verbo “revivir” que es muy fuerte. Vuelve a animar, restaura la vida, la fuerza, el coraje. Él hace que la gente vuelva a ponerse de pie.

    • Es bueno repasar ahora estas cosas en nuestro corazón, vivirlas y experimentarlas concretamente.

    Jesús invita a los que están cansados ​​y agobiados a que se acerquen a él, a que dejen la carga a sus pies, para que descansen verdaderamente y reciban liberación, liberación, curación interior, amén.

    Puedes venir a los pies de Jesús ahora, para encontrarte con él, decirle lo que está mal, experimentar su amor y recibir paz en el corazón, ¡amén!

    Jesús restaura corazones rotos y quebrantados. Quieres curar el tuyo...

    Como hombre, tenemos nuestros propios problemas y nuestras propias montañas que escalar. Tenemos que afrontar los propios fracasos y sus consecuencias. Las cosas son aún más difíciles cuando eres pastor.

    Los problemas de los demás pueden incrustarse fácilmente en el tejido de tu vida, porque amas a las personas y quieres verlas vivir una vida plena de acuerdo con Dios.

    • “El Espíritu del Señor está sobre mí. Sí, me eligió para llevar la Buena Nueva a los pobres. Me envió a anunciar a los prisioneros: ¡Están libres! ya los ciegos: ¡Volverán a ver con claridad! Me envió para liberar a los que no pueden defenderse, para anunciar: ¡Este es el año en que verás la bondad del Señor! ”. (Lucas 4.18-19 PDV)

    Cada día que Dios lo hace, debes confío en este pasaje... aunque a veces no puedo hacerlo en absoluto.

    Escucho a Dios decirme: "¡Te envío a sanar el corazón quebrantado!"

    Es por eso que incluso cuando hay que pensar que no estamos equivocados, hacemos todo lo posible para hacer las paces con las personas a las que hemos lastimado (y esto lamentablemente volverá a suceder...) y hay que asegurarse de corregir lo que hacemos.

    A veces las personas se niegan, pero a menudo ven que el amor es el único camino verdadero. ¡Qué bueno ver restauradas las relaciones!

    El verdadero amor solo existe después de una herida.

    El perdón da peso y cierta legitimidad al amor que decimos tener por los demás. Esta es la manera en que Jesús restaura corazones rotos.

    En este momento, debemos pensar en todas las familias rotas. Todos aquellos que han sido destrozados por una tragedia, la pérdida de un ser querido, o un divorcio...

    • El divorcio es capaz de afligir un dolor de extrema violencia y esto, desde hace años.

    En la vida, muchos hemos conocido a menudo a hijos de parejas divorciadas. Hemos conocido a personas divorciadas y su vida no es realmente fácil. Veamos un ejemplo:

    Un muchacho cuando era joven, sus padres casi se divorciaron más de una vez. Y sus amigos le hicieron pensar que no estaba tan mal. Pero, después de indagar un poco, ¡le admitieron que todos lo padecían! “¡Tienes que lidiar con eso”, le dijeron! y dijeron “es durante las vacaciones que es más difícil, sobre todo en Navidad”.

    Durante los últimos años, el joven se acercó en Navidad orando especialmente por las personas de hogares rotos y enfrentándome a la angustia que es el divorcio. A veces, el divorcio es la solución menos peor, pero eso no quita el hecho de que un divorcio sigue siendo muy doloroso.

    Cómo Jesús restaura corazones rotos en el divorcio

    Dios está A FAVOR del matrimonio, más de lo que está en contra del divorcio. El tema aquí no es si está bien o mal, sino aceptar que Jesucristo sabe que el divorcio duele y que Él SIEMPRE está ahí para ayudar... ¡Jesús restaura corazones rotos!

    • En Lucas 4:18, Jesús dijo: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me he ungido a mí mismo para predicar el evangelio a los pobres; Me envió a sanar corazones rotos...”

    La expresión "corazón quebrantado" proviene de la palabra griega tethrasamenous. Es el participio pasivo perfecto de thrauo. Esta palabra describe a una persona que ha sido rota o fracturada por la vida.

    Es la imagen de aquellos cuyas vidas se han dividido y fragmentado continuamente. Si también provienes de una familia dividida, esta palabra podría describirte a ti y a las emociones rotas que podría tener como resultado de las relaciones rotas que has experimentado.

    Si estás pasando por un divorcio, probablemente te sientas fragmentado. El divorcio es una ruptura… y según todos los que han contado sus heridas del divorcio, lo cuentan como un sentimiento de amputación.

    ¡Pero Jesús dijo que vino a “curar” un corazón quebrantado! La palabra “curar” es la palabra griega aphiesi, que significa liberarse de los efectos dañinos de una vida rota.

    • En español se traduce como "aliviar", pero en griego entendemos la idea de "una liberación de los efectos destructivos de la rotura".

    En otras palabras, si bien puede tener todas las razones para experimentar y sentir una ruptura, la unción que está sobre Jesús es más que suficiente para liberarte de sus efectos dañinos. Incluso si ya has sido quebrantado por la vida, la unción del Espíritu Santo tiene el poder de RESTAURARTE y LIBRARTE de todo dolor.

    No tienes que aceptar convertirte en un esclavo del pasado, ni permanecer en el caos emocional.

    Ciertamente, toda curación es gradual, PERO Jesucristo quiere y puede actuar para que tu corazón y tu vida no queden fragmentados. ¡Sí! Es un milagro y su gracia. Incluso si las relaciones no se reparan por completo, Dios puede hacerlas pacíficas.

    La presencia de Dios en nuestro corazón nos permite perdonar y adoptar una actitud que hace todo lo posible por construir y reconstruir sobre ruinas.

    Déjanos insistir: queremos animarte y decirte de todo corazón que la unción de Jesús es suficiente para liberarte del sufrimiento de esta experiencia. No puedes suceder de la noche a la mañana, pero con la gracia de Dios obrando en ti, y cooperando con su gracia, Él puede restaurar lo que el enemigo quería destruir.

    Hoy los animo a abrir sus brazos y recibir la gracia fortalecedora y restauradora de Dios. Te animamos a perdonar y a no cerrar la puerta de tu corazón. ¡No te rindas! No te aísles... pero acepta la ayuda de amigos o novias que te quieran y que te protegerán, sobre todo si son cristianos.

    Siempre hay un futuro en Cristo. SIEMPRE. Siempre hay abundantes alegrías en su presencia. El Espíritu Santo puede sanar y sanará su corazón quebrantado. Déjalo hacerlo, Jesús restaura corazones rotos, es un experto.

    Jesús restaura corazones rotos – otra perspectiva

    • El Espíritu del Señor DIOS está sobre mí; porque el SEÑOR me ha ungido para predicar el evangelio a los afligidos. Me envió a sanar a los quebrantados de corazón, a proclamar la libertad a los cautivos, y a los presos la apertura de la prisión Isaías 61: 1

    Qué maravillosa noticia es saber que el Mesías, Yeshua, fue enviado por ellos, afligidos, por los quebrantados de corazón y para los prisioneros

    Mucha gente está bajo el yugo de la aflicción, el desamor, el sufrimiento, etc. Para estar convencido, basta con mirar a nuestro alrededor: ¿cuántas personas necesitan sanación? ¿Cuántas personas se han sentido frustradas? ¿Cuántas personas viven situaciones difíciles en su relación, en su familia? Estamos en una sociedad donde no hay más que malas noticias.

    Ante todo esto, bueno, Jesús te dice que está ungido para darte una buena noticia. Es cierto que solo hay malas noticias, pero Jesús vino a compartir las buenas nuevas. Jesús te dice que vino a sanar tu corazón quebrantado, vino a sacarte de la prisión y a proclamar tu libertad.

    Entonces las preguntas son:

    1. ¿En qué prisión estás?
    2. ¿Es la culpa?
    3. ¿Falta de perdón?
    4. ¿Los celos?
    5. ¿Odio?
    6. ¿Es un pecado del que sientes que no puedes deshacerte?
    7. ¿Cómo se llama esta prisión?

    La unción de Jesús está disponible para sacarte de esta prisión y hacerte un hombre / mujer libre. Nada es difícil para Dios. ¡Nuestro Dios tiene todas las llaves para abrir cualquier tipo de prisión!

    Jesús restaura corazones rotos y quebrantados

    Nuestros corazones son muy frágiles y muchos tienen heridas profundas en sus corazones. ¿Qué heridas sufre tu corazón? ¿Has sido abusado? ¿Has tenido una decepción sentimental? Recuerda, una persona lesionada siempre tenderá a herir a los demás. Y es también por eso que necesitamos ser sanados de todas estas heridas.

    Deja que Jesús sane tu corazón profundamente porque Él es el especialista en corazones quebrantados. Cuéntale todo y cuéntale sobre el estado de tu corazón. Mejor que nadie, solo Jesús puede intervenir en tu vida y sanar totalmente tu corazón. En el libro de Jeremías 8: 21-22 se nos dice:

    • Estoy quebrantado por el dolor de la hija de mi pueblo, estoy triste, el terror se apodera de mí. ¿No hay bálsamo en Galaad? ¿No hay doctor? Entonces, ¿por qué no se está llevando a cabo la curación de la hija de mi pueblo?

    Jesús restaura corazones rotos - el bálsamo de Galaad

    El bálsamo de Galaad era una verdadera planta curativa que se encontraba en Galaad, una ciudad egipcia. De modo que en ese momento debió haber médicos en el país que fueran expertos en preparar y aplicar el remedio.

    De hecho, ¡el bálsamo de Gilead trató los problemas respiratorios! Jesús posee el verdadero bálsamo de Galaad que es el símbolo de su Espíritu, Su unción. Acércate a Él y Él aplicará el bálsamo en tu corazón y serás sanado.

    Aquí puedes leer sobre: Bienaventurados Los De Limpio Corazón. Mateo 5: 8

    No te dejes engañar, el médico y su informe deprimente nunca podrán cambiar tu corazón, tus padres, tu cónyuge, tu pastor, tu dinero. Nadie puede cambiar tu corazón como lo hace Jesús. Nadie puede liberarte de esta prisión como lo hace Jesús. Clama a Él y su unción te sanará, ¡Clama a Él y Él te librará!

    Conclusión

    Como puedes ver, Jesús restaura corazones rotos por cualquier motivo, el proceso dependerá de ti y de cómo dejes actuar a Jesucristo. Queremos terminar este estudio con una oración modelo que nos gustaría que repitieras.

    Oración: Padre, te alabo por convertirme en una criatura maravillosa. Gracias porque viniste para que yo tenga vida y que la tenga en abundancia. Oro para que tu unción descienda sobre mí y rompa todas las cadenas que me impiden vivir tu libertad. Ven también te ruego y sana profundamente todas las heridas de mi corazón. Creo en tu poder. ¡Amén!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información

    logo

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    Ya casi estás suscrito, te hemos enviado un Email. Debes ir a tu correo y dar click en CONFIRMAR, para que todo funcione bien y podamos comunicarnos contigo.

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano