Cuál Es La Meta De Dios Para Tu Vida Y Cómo Encontrarla

Despertarse sintiéndose sin propósito es increíblemente frustrante. Miras a tú alrededor y ves a tus amigos y compañeros de trabajo viviendo vidas apasionadas, comprometidas y significativas. Tienen relaciones profundas y trabajos. Pero ¡¿Sabes que Dios tiene algo bueno para ti?! Aquí te mostramos cuál es la meta de Dios para tu vida.

No crees que él tenga la intención de que vivas una vida de trabajo penoso en el que cada día es una carga total. Después de todo, la Biblia está llena de pasajes sobre la alegría. Si bien esto ciertamente no significa que cada día sea un desfile y un circo, sí quiere decir que una sensación general de alegría debería impregnar tu vida.

En esta publicación, primero vamos a hablar sobre algunas señales clave de que es posible que no estés viviendo en la plenitud el propósito de Dios en tu vida. Luego daremos algunas sugerencias clave sobre cómo comenzar a vivir una vida significativa, entusiasta y alegre.

Cuál es la meta de Dios para tu vida
Cuál es la meta de Dios para tu vida
Índice De Contenidos

    6 Señales de que no estás viviendo en el propósito de dios

    Antes de sumergirnos en este punto, debemos hacer al menos una advertencia. En cierto sentido, siempre estás viviendo la meta de Dios en ti vida. Dios es Dios y Él hace todas las cosas, incluida tu vida, de acuerdo con sus propósitos. Nada puede suceder sin que Dios lo ordene.

    Sin embargo, nuestras elecciones y acciones también son realmente importantes. De alguna manera, este es un misterio que no podemos entender completamente, pero eso no significa que no sea cierto. Podemos elegir hacer cosas que nos traerán más alegría y nos darán más sentido de propósito.

    Ahí es donde nos dirigimos en esta publicación. Queremos ayudarte a identificar esas elecciones que puedes hacer para traer más emoción y propósito dado por Dios a tu vida. Pero primero, aquí hay 6 señales de que no tienes mucho propósito en tu vida.

    1. Estás viviendo descaradamente en pecado

    Comencemos con lo obvio aquí. Si desobedeces descaradamente la Biblia, no estás viviendo la meta de Dios en tu vida y ciertamente experimentarás una sensación de falta de rumbo. Este es bastante sencillo, por lo que no necesitamos pasar mucho tiempo aquí.

    2. Te falta alegría y emoción

    Si te despiertas todos los días lleno de apatía, temor o aburrimiento total, probablemente no estés haciendo lo que estaba destinado que hicieras. Dios te ha creado de manera única, ha planeado cosas realmente buenas para ti y uno de los frutos del Espíritu es la alegría (Gálatas 5:22).

    Claro, habrá cosas difíciles que encontrarás que requerirán paciencia y persistencia, pero en general debes tener una sensación de alegría y emoción que llene tus días, tu trabajo y tus relaciones.

    En su libro " Deseando a Dios ", John Piper dice: la búsqueda de la alegría en Dios no es opcional. No es un "extra" en el que una persona pueda crecer después de llegar a la fe.

    3. No sientes mucha satisfacción en la vida

    Si pasas tus días experimentando poca satisfacción, puede estar separado del propósito de Dios. El cumplimiento proviene de hacer cosas gratificantes, significativas y con un propósito. Sí, tendrás que hacer ciertas cosas que son aburridas e insatisfactorias, pero si toda tu vida es gris, probablemente necesites un cambio.

    4. Trabajas para no tener que trabajar

    Conoces la sensación de trabajo inútil. Vas a la oficina, registras, haces tu trabajo, luego te vas a casa y colapsas frente al televisor. Trabajas los fines de semana y para la jubilación. Toda la verdadera alegría que experimentas proviene de cosas fuera del trabajo. Desde pasatiempos o amigos o trabajos paralelos.

    5. Te sientes atrapado

    Si deseas desesperadamente un cambio pero también se siente totalmente atrapado en tu vida, es casi seguro que es una señal de que no estás caminando de acuerdo con el propósito de Dios. Los que están atrapados quieren ir en una dirección particular pero no saben cómo llegar allí.

    6. No tienes dirección

    Si no conoces la meta de Dios para tu vida, constantemente sientes una sensación de falta de objetivos. Sientes como si estuvieras vagando de una cosa a otra sin ningún progreso hacia adelante.

    Nada te emociona y no tienes ningún objetivo específico en el que estés trabajando. A diferencia de los israelitas, que deambularon durante 40 años y aún tenían un objetivo (la Tierra Prometida), ni siquiera tienes un objetivo en frente de ti.

    7 Maneras de recuperar la meta de Dios para tu vida

    En su libro clásico " El Señor de los Anillos ", JRR Tolkien escribió un poema que incluía la frase: "No todos los que deambulan están perdidos". Lo mismo se aplica a ti.

    Aunque sientas que estás vagando sin ningún propósito verdadero, eso no significa que estés perdido. Puedes recuperar tu sentido de propósito y descubrir lo que Dios tiene para tu vida. Aquí hay 6 maneras de descubrir la meta de Dios para tu vida.

    1. Ve a dios en oración

    Nuevamente, comencemos con lo obvio. Si te sientes sin propósito, pídele a Dios que te dé sabiduría y dirección. Santiago 1: 5 dice: "Si alguno de ustedes carece de sabiduría, que le pregunte a Dios, que da generosamente a todos sin reproche, se le dará".

    Es una noticia increíblemente buena. Dios quiere darte un propósito. Él quiere otorgarte sabiduría divina. No es que Dios te espere para hacerte miserable. Él desea que tengas una vida alegre, ambiciosa y decidida.

    2. Escudriña la palabra de dios

    La forma principal en que Dios nos habla es a través de la Biblia. Esto significa que una de las primeras cosas que debes hacer en tu búsqueda del propósito de Dios es comenzar a investigar las Escrituras. Ahora, no encontrarás versos que te digan que te conviertas en un instructor de danza o pintor, pero comenzarás a entender el corazón de Dios.

    El Salmo 119: 105 dice: "Tu palabra es una lámpara para mis pies y una luz para mi camino". La palabra de Dios trae luz a los caminos que de otro modo parecerían oscuros. En la Biblia aprendes a vivir sabiamente en el mundo de Dios, que es el primer paso para encontrar tu propósito.

    3. Determina tus dones y fortalezas

    Dios te ha dado dones y fortalezas muy específicos. Tal vez eres un genio de las matemáticas o un sabio consejero. Tal vez tengas una mente para la electrónica o los negocios, o eres genial organizando personas y haciendo cosas. El propósito de Dios para ti probablemente involucra las cosas en las que ya eres bueno.

    Aquí es donde la educación puede ser particularmente valiosa. Ir a la universidad o volver a la misma te permite descubrir tus dones y luego determinar cómo los vas a usar. También te conecta con personas que desean ayudarte a encontrar tu propósito.

    4. Determina tus pasiones

    ¿Qué es lo que te apasiona particularmente? Realmente, esto puede ser cualquier cosa. Negocios, arte, economía, alivio de la pobreza, lo que sea.  A menudo se dice que Dios trabaja en la intersección de nuestros dones y nuestras pasiones. ¿Dónde se encuentran tus dones con tus pasiones? Esa puede ser la meta de Dios para tu vida.

    5. Trae a otros a tu vida

    En otras palabras, una de las principales formas en que Dios te ayudará a encontrar su propósito es a través de otros. Una advertencia debe hacerse aquí, tus consejeros deben ser personas de su confianza. Ya sea que se trate de tus profesores, padres o amigos, debe ser gente que te respalde y quiera lo mejor para ti.

    6. Toma un retiro de soledad

    A veces puede ser increíblemente útil alejarse de todo y tomarse un tiempo sin prisas para pensar, orar y escribir un diario. No tienes que pasar una semana en el bosque para que esto sea efectivo. Incluso solo un día lejos del ajetreo puede ser muy gratificante.

    Durante estos retiros, permítete estar quieto, para reflexionar. Pedirle a Dios dirección y escuchar su voz. Esto no necesita ser complicado y no requiere ningún ritual elaborado. Hebreos 11: 6 es un recordatorio de que Dios siempre recompensa a quienes lo buscan.

    7. Confía en dios

    Intentar descubrir el propósito de Dios para tu vida puede ser estresante y abrumador. Puede parecer un tema tan grande, confuso y frustrante. Deseas avanzar, pero no estás seguro de cómo hacerlo. Quieres encontrar su propósito, pero sientes que vagas sin rumbo. Pero puedes confiar en que Dios te llevará a donde él quiere que vayas. Como dice el Salmo 23: 2-3: "Él me guía junto a aguas tranquilas.

    Encontrar la meta de Dios para tu vida es una experiencia bastante gratificante, ya que a pesar de las dificultades que puedas estar pasando, entenderás que allí está inmerso un propósito que el creador tiene para ti. Puedes estar deambulando por el mundo sin un rumbo, pero existen muchas maneras de acercarte a Dios.

    Meudys Ochoa

    Nacida en la Colonia Tovar. Iniciada en el cristianismo desde que era una niña y actualmente parte del ministerio de adoración de la iglesia bautista "Pueblo de Dios".

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información

    Únete a nuestro Boletín informativo

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano