Las Herramientas De Dios Para La Vida Cristiana

¿Te gustaría saber cuáles son las herramientas de Dios para usar al creyente? Aquí te dejamos algunos ejemplos y pasajes bíblicos que demuestran como Dios usa su poder para la sanidad y otros aspectos importantes para la vida cristiana. Te invitamos a quedarte con nosotros.

Índice De Contenidos

    ¿Cuáles son las herramientas de Dios para la sanidad?

    Las Herramientas De Dios Para La Vida Cristiana
    Las Herramientas De Dios

    Dios usa el proceso de santificación para hacer que los creyentes se ajusten a la imagen de su Hijo. Los escritores de la Biblia han utilizado imágenes para hablar sobre la obra de formación que Dios hace en la vida de los santos.

    También puedes leer sobre: Manifestaciones De La Gloria De Dios En El Creyente

    • Isaías comparó al Señor con un alfarero: "Somos barro, y tú nos formaste, todos somos obra de tus manos" (Isaías 64: 7).

    Estas son algunas de las herramientas que Dios usa:

    • La Biblia. El salmista dice de la Palabra que es “lámpara a mis pies y lumbrera en mi camino” (Sal 119,105). El Espíritu Santo nos ilumina para que comprendamos lo que leemos, que nuestra conciencia se conmueva y nuestra fe crezca.
    • La Iglesia. Aprendemos los caminos de Dios de pastores y maestros. El Padre también llama a sus hijos a fraternizar juntos (Hb 10, 25), en parte para utilizarlos en un proceso de santificación mutua. Además, algunos cristianos en la Iglesia alientan a sus hermanos y hermanas cuando atraviesan tiempos difíciles o los hacen responsables cuando fracasan.
    • El sufrimiento. Dios nos consuela y nos ayuda en tiempos oscuros, pero también usa la prueba para entrenarnos. Cuando nos sometemos a él, salimos de la aflicción más como Cristo.
    • Desde nuestra conversión, Dios comienza y continúa su obra de santificación en nuestra vida. Los hijos del Rey deben desear sinceramente glorificarlo reflejándolo fielmente. Para hacer esto, debemos someternos a las herramientas que él utiliza para que esto suceda.

    Otras herramientas de Dios

    Otra de las herramientas de Dios son los mismo creyente en la fe, por ejemplo, en la carretera, para ir del punto A al punto B, existen varias rutas posibles. En nuestra vida, no siempre es fácil saber a dónde ir cuando no sabemos realmente de dónde venimos, dónde estamos o hacia dónde vamos. Para llegar allí, debes comenzar por establecer una meta.

    Versos bíblicos que muestran a los creyentes como las herramientas de Dios

    • (Mc 10,17-21): aquí la meta es la vida eterna y el signo a seguir para llegar es Jesús.
    • (Sal 119,105): Para viajar con Jesús hay que encender los faros
    • Presta atención a las señales de tráfico: personas que Dios pone en nuestro camino para ayudarnos, animarnos, aconsejarnos, orientarnos. Sus funciones pueden ser advertir, dirigir, prohibir, limitar, aconsejar, proteger. Nos beneficiamos de estos signos y estamos llamados a ser signos para los demás.
    • (1 Samuel 25.23-35)presenta a Abigail como una señal para David.
      • Ella no obliga a David a escucharla, sino que lo pide (1 Sam 25:24 )
      • (no obligue a la gente a escuchar nuestros consejos)
      • le muestra otro camino (1 Sam 25:25)
      • reconoce que es Dios quien lo usa (1 Sam 25:26)
      • hace una donación (1 Sam 25:27) (a veces se nos llama a una acción en particular)
      • bendito David (1 Sa 25,28-29 )
      • profeta (1 Sa 25. 30-31)
      • David reconoce la acción de Dios a través de Abigail, la agradece y la bendice (1 Sam 25: 32-33).
      • David dio un paso atrás para discernir la acción de Dios a través de Abigail.
    • (1 Tes. 5.11-23) nos da formas de animarnos y bendecirnos unos a otros. Es una misión esencial de los adultos con los jóvenes.

    Una herramienta para ponerse "delante de Dios"

    Hay profesores que te marcan más que otros. Su profunda intimidad con el Señor y su total dependencia de él me marcan y animan fuertemente a la personas en el caminar cristiano. Hay que amar las herramientas de Dios que guían a los creyentes en la disciplina personal de cada uno. Veamos algunos preguntas sobre las herramientas de Dios:

    Cómo usa las herramientas de Dios

    1. ¿Cómo utiliza esta herramienta en términos concretos? ¿Haces todas las preguntas? ¿Oras cada pregunta? ¿Y cuándo?

    A lo largo de mi vida de creyente, hay que tener el deseo de conocer con mayor precisión a aquel en quien hemos depositado nuestra confianza. Dios nos da muchas indicaciones en su Palabra que nos permiten saber qué espera de nosotros. Es obedeciendo a sus expectativas que descubrimos una verdadera amistad con él (Jn 15,14).

    Entonces, caminando en la naturaleza, volvemos a “enfrentar a Dios”, y en silencio, debemos leer lentamente una pregunta tras otra. La oración es espontánea: “Señor Jesús, estoy contigo, ilumina mi conciencia, quiero seguirte, hazme entender lo que pasa y lo que no pasa en mí. Y reflexionamos, meditamos... A veces, hay que detenerse en una o dos preguntas... Y donde nos volvemos a llevar en la conciencia, ¡Oramos pidiendo perdón al Señor!

    1. ¿Por qué es importante que se haga estas preguntas de vez en cuando?

    A veces los creyentes tenemos miedo de estancarnos en la vida espiritual, y queremos seguir adelante, conocer mejor a aquel que tanto nos ama. ¡Imagínate, él nos ama tanto como dio su vida por nosotros, para salvarnos para siempre! Entonces, para progresar, las evaluaciones provisionales nos hacen bien.

    Las preguntas para ponerse "delante de Dios"

    Estas son otras preguntas que debemos hacernos acerca de las herramientas de Dios y como usarlas, también debemos reflexionar y ponernos delante de el para que nos ayude en nuestros problemas. Veamos:

    1. ¿Hay algo en tu vida que no aceptas de la mano de Dios? ¿Puedes aceptar completamente tu vida?

    • ¿Mi persona?
    • ¿Mi salud, mi complexión, mis dones?
    • ¿Mi destino, mi trabajo, mi situación social, mi apartamento o mi habitación, mis condiciones de vida, las dificultades de mi vida?
    • ¿Los que me rodean, mi cónyuge o soltero, mis hijos, mi jefe, mis compañeros de trabajo, mis subordinados, los inquilinos, mi arrendador?

    NOTA: Todo "no" a la vida es señal de que no creo en el Padre Eterno. ¡No creemos que Dios lo tenga todo en la mano y que solo quiera nuestro bien!

    2. ¿Hay alguien que no simpatice contigo?

    • ¿No quiero saber nada sobre?
    • Que no quiero conocer
    • ¿A quién no le doy la mano o al que no saludo?
    • ¿Con quién o con quién no puedo hablar sin dejarme llevar?
    • ¿A qué necesito justificarme?
    • ¿No puedo agradecer a Dios por? Si mi respuesta es "sí", ¿cuál es el camino ahora mismo para vencer este pecado?

    NOTA: ¡Lo que te molesta del otro es TU pecado!

    3. ¿Hay alguien más cercano a ti que tu cónyuge?

    • ¿Con quién prefiero hablar?
    • ¿En qué pienso más que en mi cónyuge? Si la respuesta es “sí”, ¿qué debo hacer para volver a encarrilar mi vida familiar ante Dios? Si la respuesta es "sí", ¿qué debo hacer para detener el adulterio?

    NOTA: ¡Tu cónyuge es el vecino más íntimo!

    4. ¿Por qué estás hablando?

    Por egoísmo:

    • ¿Para criarme?
    • ¿Bajar a otros?
    • ¿Para causar una impresión?
    • Para charlar (¿qué pasa por mi cabeza)?
    • ¿Para anunciar las victorias de Satanás?
    • ¿Para evitar el bendito silencio?

    Servir:

    • ¿Tener compañerismo con otros?
    • ¿Alegrarse y animar a los demás?
    • ¿Para enseñar?
    • ¿Hacer crecer a los hermanos en la fe?
    • ¿Para anunciar los triunfos de Cristo?
    • ¿Para construir el Reino de Dios? ¿Cuánto peco con mis palabras?

    NOTA: ¡No digas nada sobre otro que no estés listo para repetir en su presencia!

    5. ¿Cuál es tu disciplina personal?

    • ¿Practico el silencio todos los días?
    • ¿Leo la Biblia a diario?
    • ¿Estoy fácilmente alterado, ansioso, preocupado?
    • ¿Mi trabajo es concienzudo?
    • ¿Cuáles son mis malos hábitos?
    • ¿A qué debo renunciar?
    • ¿Dedico suficiente tiempo a mi cónyuge, a mis hijos?
    • ¿Tengo tiempo suficiente para el descanso necesario?
    • ¿Llego a tiempo cuando me voy a la cama y cuando me despierto?
    • ¿Es mi cuerpo realmente un instrumento de Dios?
    • En mi comida, ¿soy disciplinado?

    NOTA: Cualquiera que trabaje más de lo que Dios quiere está nervioso; el que trabaja menos de lo que Dios quiere, está deprimido.

    6. ¿Cuál es tu disponibilidad para los demás?

    • ¿Me siento responsable de la humanidad?
    • ¿Con quién tengo una responsabilidad específica en este momento?
    • ¿Estoy intercediendo lo suficiente por esta persona?
    • ¿Estoy dispuesto a renunciar a la comodidad, a los hábitos de una vida pacífica?
    • ¿Estoy dispuesto a dejarlo todo para ayudar a mi vecino?
    • ¿Estoy listo para el "cuidado del alma" de los demás?
    • ¿Cuándo fue la última experiencia con Cristo que puedo compartir con otros?
    • ¿Cuándo fue la última vez que guié a alguien a Cristo?
    • ¿Todavía tengo celos en el servicio?
    • ¿Me estoy tomando el tiempo para seguir a los que han aceptado a Cristo?

    NOTA: Para el "cuidado del alma", nunca debes tener prisa. ¡Es una responsabilidad que implica estar dispuesto a darlo todo!

    Aquí puedes aprender sobre: La Fortaleza De Dios Entre La Debilidad Y Límites Del Hombre

    7. ¿Tienes la posición correcta en la iglesia?

    • ¿Estoy orgulloso de ser miembro del grupo en el que participo? (la iglesia es donde todos trabajan).
    • ¿Estoy tentado a formar un clan en el grupo con uno o más?
    • ¿A alguien no le agrado? ¿Odio a alguien? ¿Le tengo miedo a alguien? ¿Cuándo hablaré con esta persona?
    • ¿Me comparo con los demás?
    • ¿Tengo buenos modales o estoy listo para la misión en cualquier momento?
    • ¿Acepto de inmediato cada responsabilidad que Dios me muestra?
    • ¿Estoy listo para burlarme de Cristo?
    • ¿Estoy convencido de que rezar es más importante que hablar?
    • ¿Estoy siempre dispuesto a dejarme de lado?
    • ¿Cuándo soy sensible? ¿Cuándo guardo rencor?
    • ¿Estoy siempre dispuesto a considerar a todos como superiores? ¿Y listo para que otros me vean como su jefe?

    NOTA: En la iglesia solo existe el doble propósito: ¡GLORIFICAR A CRISTO Y AYUDAR AL VECINO! Cualquiera que no esté dispuesto a compartir este objetivo no tiene lugar en la Iglesia.

    Conclusión:

    En diferentes momentos de nuestra vida, Dios puede poner a personas en nuestro camino para ayudarnos y puede colocarnos en el camino de alguien para ayudarles a encontrar su camino. Somos, pues, testigos y siervos de Dios. Por eso las herramientas de Dios son importantes para la vida del creyente. Solo debes pensar lo siguiente:

    • Concretamente, ¿cómo ilumina la Biblia tu camino?
    • ¿A qué debes prestar atención para que el otro reciba mi ayuda para encontrar el camino?
    • ¿Cuál es tu experiencia con las personas que te han ayudado a encontrar tu camino y con las personas a las que has ayudado a encontrar su camino?

    Esperamos haberte ayudado con esta información, Dios siempre está presente y te brinda sus herramientas para que las uses con sabiduría. Dios te bendiga.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información

    logo

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    Ya casi estás suscrito, te hemos enviado un Email. Debes ir a tu correo y dar click en CONFIRMAR, para que todo funcione bien y podamos comunicarnos contigo.

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano