Valores Morales En La Biblia. Ejemplos, Y Bases Bíblicas

Los valores morales que se enseñan en la Biblia son a menudo lo opuesto a lo que se ve en el mundo día a día: amabilidad y respeto por todas las personas en lugar de poder, humildad en lugar de estatus, honestidad y generosidad en lugar de riqueza, autocontrol en lugar de autocomplacencia, perdón en lugar de venganza.

Los valores cristianos promueven la paz y la buena voluntad entre las personas de acuerdo con los propósitos de Dios. Nunca alcanzaremos la perfección en esta vida, ¡pero las personas que se esfuerzan por obedecer a Dios a menudo encuentran una sensación de alegría y paz que ninguna recompensa mundana puede igualar!

Índice De Contenidos()

    ¿Qué son valores morales?

    Valores morales. Ejemplos
    Valores morales. Ejemplos

    Los valores morales están en el núcleo de la identidad individual, grupal u organizacional. Los valores son concepciones o juicios relativamente duraderos sobre lo que consideramos importante.

    La investigación sustancial sugiere que una serie de efectos positivos resultan del acuerdo entre los valores personales y los valores más preciados en la organización en la que trabajamos.

    Existen dos tipos de valores: “valores terminales”, aquellos que tratan con objetivos de por vida; y "valores instrumentales": aquellos que gobiernan los comportamientos que alcanzan valores terminales.

    Entre los valores terminales están la libertad, el respeto propio, el amor maduro, la seguridad familiar, la amistad, la sabiduría, la igualdad y la salvación. Algunos de los instrumentales son ser amoroso, independiente, capaz, honesto, responsable, indulgente, autocontrolado y valiente.

    7 valores morales acentuados en la biblia

    Aquí hay una lista de 7 valores morales o principios para la vida, que se enfatizan más fuertemente en la Biblia:

    1. Amor y respeto

    Después de "Ama al Señor tu Dios" es el más importante de los mandamientos es:

    "Ama a tu prójimo como a ti mismo". No hay mandamiento mayor que estos" (Marcos 12:31)

    La palabra inglesa "amor" tiene muchos significados diferentes, pero la palabra griega, ágape, usada en el Nuevo Testamento, se conoce comúnmente como "amor cristiano". Significa respeto, afecto, benevolencia, buena voluntad y preocupación por el bienestar del ser querido.

    En su parábola del buen samaritano, Jesús hizo hincapié en que debemos extender nuestro amor cristiano a todas las personas del mundo, independientemente de su raza, religión, nacionalidad o cualquier otra distinción artificial. ¡Debemos practicar ese amor cristiano incluso hacia nuestros enemigos! (Mateo 5: 43-48)

    La regla de oro que inculca Jesús es que hagas con los demás lo que te gustaría que se hiciera contigo. No debemos decir ni hacer nada a menos que podamos responder "Sí" a la pregunta, "¿Me gustaría que me dijeran o hicieran eso?" Tampoco debemos dejar de hacer las cosas buenas que esperaríamos de los demás.

    Referencias bíblicas: Levítico 19:18, Mateo 7:12, 22: 34-40 , Marcos 12: 28-31 , Lucas 6:31 , 10: 25-28 , Juan 13: 34-35 , Romanos 13: 8-10 , 15: 1-2 , Santiago 2: 8

    2. Humildad

    La humildad o ser humilde es uno de los valores morales más importantes. Se trata de una cualidad que implica ser cortésmente respetuoso con los demás. Es lo opuesto a la agresividad, la arrogancia, la jactancia y la vanidad.

    Actuar con humildad no niega de ninguna manera nuestra propia valía. Más bien, afirma el valor inherente de todas las personas. La humildad es exactamente lo que se necesitas para vivir en paz y armonía con todas las personas.

    Disipa la ira y cura viejas heridas. Nos permite ver la dignidad y el valor de todo el pueblo de Dios. La humildad distingue al líder sabio del arrogante buscador de poder (Proverbios 17: 7, Mateo 20: 20-28). El mejor ejemplo de humildad es Jesús; Él lavo los pies de sus discípulos, a pesar de que sabía que era el rey del mundo.

    Referencias bíblicas: Mateo 5: 5-9, 20: 25-28, Marcos 9:35, 1 Corintios 10:24, Efesios 4: 1-6, Filipenses 2: 2-8 , 2 Timoteo 2: 22-25

    3. Honestidad

    La honestidad y la integridad se consideran también valores morales de gran importancia tanto en la biblia como en la sociedad, y cualquier engaño para obtener una ventaja o dañar a otro está prohibido por los Diez Mandamientos (Éxodo 20:16) y otros pasajes de la Biblia.

    El engaño puede ser por declaraciones falsas, medias verdades, insinuaciones, o no decir toda la verdad. Es muy común en publicidad, negocios, política y vida cotidiana. Debemos resistir fuertemente la tentación de participar en cualquier forma de robo, trampa, engaño, insinuación, calumnia o chisme.

    La racionalización es una forma de autoengaño mediante la cual nos convencemos de que las acciones pecaminosas están justificadas para lograr un buen resultado, pero esto es realmente solo otra forma de deshonestidad (Gálatas 6: 7-8, Santiago 1:26, 1 Juan 1: 8).

    La santidad está en vivir según los mandamientos, no en lograr un resultado final (Mateo 4: 8-10, 16:26). ¡En la enseñanza bíblica, los fines no justifican los medios!

    Referencias bíblicas: Éxodo 20:15, Levítico 19: 35-36, Deuteronomio 16: 19-20, 25: 13-16, Salmos 15: 1-5, Proverbios 10: 9, Isaías 33: 15-16, Zacarías 7: 9, Marcos 10:19, Lucas 3: 12-14, 2 Corintios 4: 1-2, 2 Corintios 7: 2, 2 Corintios 8:21, Efesios 4:25, Filipenses 4: 8-9, Colosenses 3: 9, Hebreos 13:18, 1 Pedro 2:12.

    4. Auto-respeto

    ¿No sabes que tu cuerpo es un templo del Espíritu Santo, quién está en ti, a quién has recibido de Dios? No eres tuyo; fuiste comprado a un precio. Por esto, es preciso que honres a Dios con tu cuerpo. (1 Corintios 6: 19-20)

    Jesús dio una lista de acciones que constituyen usos inmorales del cuerpo: pensamientos malvados, asesinato, adulterio, inmoralidad sexual, robo, falso testimonio, calumnia, avaricia, malicia, engaño, lujuria, envidia, arrogancia y necedad. El apóstol Pablo dio listas similares.

    A menudo pensamos en la moralidad en términos de pecados sexuales, pero según Jesús, los pecados como la calumnia, la codicia, el engaño y la arrogancia son igualmente inmorales.

    Referencias bíblicas: Éxodo 20: 1-17, Mateo 5: 27-28, 15: 18-19, Marcos 7: 20-22, 10: 11-12, Romanos 13: 11-14, 1 Corintios 6: 9-11, Gálatas 5: 16-26, Efesios 5: 1-7, Colosenses 3: 5-10, 1 Tesalonicenses 4: 3-9.

    5. Generosidad

    La generosidad es un valor importante
    La generosidad es un valor importante

    La Biblia nos dice que compartamos generosamente con los necesitados, es uno de los valores morales que más se recalcan allí. Cada uno de nosotros tiene algo que ofrecer a alguien que lo necesita.

    Podemos dar nuestro dinero y nuestro tiempo a la caridad, ser amigos de alguien que está enfermo o solo, hacer trabajo voluntario o elegir una ocupación orientada al servicio. Podemos dar desinteresadamente nuestro tiempo a nuestro cónyuge, hijos o padres.

    Esto no significa que estamos obligados a compartir nuestro tiempo o dinero con personas que claramente no las necesitan pero que solo quieren usarnos o abusar de nosotros (2 Tesalonicenses 3: 10-12).

    Referencias bíblicas: Levítico 19: 9-10, Deuteronomio 15: 7-11, Proverbios 14:21, Isaías 58: 10-11, Mateo 5:42, Lucas 6:38, Hechos 20:35, Romanos 12: 6-8, 2 Corintios 9: 5-7, Hebreos 13: 1-3, 1 Timoteo 6: 17-19, 1 Juan 3:17.

    6. Responsabilidad y autocontrol

    Nadie es perfecto; Todos somos pecadores de una forma u otra (Romanos 3:23, 1 Juan 1: 8). Vivir una vida con valores morales significa asumir la responsabilidad de controlar nuestro propio comportamiento. Si decimos o incluso pensamos que somos mejores que las personas que consideramos "pecadores", somos hipócritas.

    No es nuestro derecho despreciar, criticar, juzgar, condenar o tratar de controlar a otras personas. El juicio debe dejarse a Dios. Jesús dijo: No juzgues, para que no puedas ser juzgado. Porque con el juicio que hagas, serás juzgado, y la medida que das será la medida que obtengas.

    ¿Por qué ves la mancha en el ojo de tu vecino, pero no notas el registro en tu propio ojo? ¿O cómo puedes decirle a tu vecino: "Déjame quitarte la mota" mientras el registro está en tu propio ojo? “Hipócrita, limpia primero tu ojo” (Mateo 7: 1-5)

    Referencias bíblicas: Proverbios 26:12, Isaías 5:21, Mateo 7: 1-5, 9: 10-13, 18:10, Lucas 6: 32-42, 7: 36-50, 18: 9-14, Juan 8: 1-8, Romanos 2: 1-4, 3:23, 14: 1, 14: 10-12, 1 Corintios 4: 5, 13: 1-7, 16:14, Gálatas 6: 1-3, Santiago 2: 12-13, 4: 11-12, 1 Juan 1: 8.

    7. Compasión

    Jesús dijo que no hay lugar para el odio, guardar rencor, venganza, represalia o desquite en la vida de un cristiano. Hay quienes dicen que se debe hacer lo de ojo por ojo, diente por diente. Pero Jesús nos llama a la compasión, nos dice que si alguien nos da una cachetada, le coloquemos la otra mejilla, y si una persona quiere nuestra capa, le demos la túnica. (Mateo 5: 38-40)

    Los valores morales de los que habló Cristo tienen una razón de ser, como todo lo que Él dice. ¡Cuántas muertes no se hubieran evitado si en vez de pelear por algo que nos quitaron, nos quedáramos tranquilos y simplemente dejáramos la venganza en las manos de nuestro creador!

    Referencias bíblicas: Levítico 19:18, Salmos 37: 8-9, Proverbios 10:12, 12:16, Mateo 5: 21-26, Romanos 12: 17-21, 1 Corintios 6: 7-8, Efesios 4:26, Colosenses 3: 7-8, Santiago 1: 19-20, 1 Tesalonicenses 5: 15, 1 Pedro 3: 9, 1 Juan 2: 9-11.

    Dios es misericordioso y perdona nuestros pecados y fallas. Del mismo modo, debemos ser misericordiosos y perdonar a otras personas que pecan contra nosotros o nos hacen daño. Referencias bíblicas: Mateo 5: 7, Marcos 11:25, Lucas 17: 3-4, Colosenses 3: 12-14, Efesios 4:32.

    Dios: la fuente de todos los valores morales

    Dios no es responsable ante nadie, y no hay un principio más elevado al que deba ajustarse. Él mismo es el absoluto de la verdad, la belleza, la bondad, el amor y la justicia.

    Su carácter perfecto es la esencia de lo que la Biblia llama "justicia". En un universo sin Dios, lo que llamamos "bueno" no tendría un referente final.

    Habacuc fue un profeta justo en el Antiguo Testamento. Luchó, como todos lo hacemos de vez en cuando, con la bondad de Dios a la luz del hecho de que las personas malvadas a menudo prosperan.

    Sin embargo, a diferencia de muchos de nosotros, Habacuc fue lo suficientemente sabio como para saber que cuando tienes una pregunta o un problema con Dios, lo mejor que puedes hacer es ir a Dios directamente.

    Al mirar la revelación progresiva de la persona de Dios desde el Génesis hasta el Apocalipsis, descubrimos que Él es el fundamento inmutable sobre el cual se basan los valores morales como la bondad, el amor y la justicia.

    Habacuc aprendió que el plan de Dios para la purificación de su pueblo fue mucho más allá de lo que podía entender. Aunque las acciones de Dios parecían injustas y fuera de línea con los valores eternos, este profeta se dio cuenta de que las acciones de Dios eran una pequeña parte de su plan más grande y perfectamente soberano.

    Las estructuras y valores morales de Dios están integrados en el orden creado. La Biblia afirma que incluso aquellos que no han estado expuestos a la ley de Dios tienen una conciencia, una ley moral, dentro de ellos (Romanos 2: 14-16).

    Dios no solo se revela en la naturaleza, sino también en el corazón humano. Nuestros corazones y conciencias revelan las huellas digitales de un Dios moral.

    Hemos podido notar que los valores morales según la biblia, son exactamente los mismos que se nos inculcan en las charlas motivacionales enfocadas a cualquier tema de comportamiento en la sociedad. Esto significa que, si cumplimos las leyes d Dios, no deberíamos tener ninguna clase de problemas, en ningún ámbito.

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir