8 Versículos Para El Matrimonio: Citas Bíblicas Para Bodas

Versículos para el matrimonioEn este artículo te mostraremos los mejores versículos para el matrimonio. Son ideales para leerlos en la celebración de una boda, colocarlos en las invitaciones o utilizarlos para los estudios prematrimoniales.

El matrimonio no es algo que se deba tomar a la ligera, porque implica muchas cosas, entre las cuales está el hecho de que se tendrá que convivir (de por vida) con otra persona que quizás tiene muchas costumbres diferentes a las nuestras, y para lograrlo, el ingrediente indispensable es el amor.

Si no hay amor, la unión puede convertirse en un verdadero desastre insoportable. Es por esto que no deben existir las bodas por conveniencia u obligación. Dios ha dejado en la biblia ciertos consejos que los novios deberían tomar en cuenta antes y durante el matrimonio, para que todo vaya bien en su convivencia.

Quizás te puede interesar: Matrimonio Entre el Mismo Sexo. La Posición Bíblica en 4 Argumentos.

Índice De Contenidos

    Versículos para el matrimonio

    Toma en cuenta los siguientes versículos si deseas un matrimonio feliz y duradero:

    1. Mateo 19:5-6

    “Por esto el hombre dejará a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán un solo ser”. Así que ya no son dos, sino un solo ser. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe nadie.

    Mateo 19:5-6 es uno de los mejores versículos para un matrimonio que va a darse en poco tiempo. Hay una frase que llama mucho la atención en esta cita bíblica “dejar a su padre y a su madre”. Recalco esta parte del versículo porque muchos la olvidan, y esta es la razón por la que existen tantos problemas en el matrimonio.

    Claro está, esto no significa que los hijos deban abandonar a sus padres, porque de hecho, en otro versículo se habla de honrarlos y Dios no se va a contradecir. Pero si es conveniente que se abra un seno familiar aparte. De hecho, lo más conveniente (y los ejemplos de la sociedad lo confirman) es que la pareja se mude a vivir sola.

    Esto es conveniente porque generalmente las madres tienen una forma de tratar a sus hijos, forma que siempre tratarán de imponer por encima del esposo o la esposa, y eso ha llegado a destruir muchos más matrimonios de los que se cree. Los cónyuges deben tener su propio espacio para adaptarse el uno al otro, y para solventar los problemas juntos (sin la opinión de un tercero).

    Por otro lado, el versículo dice que los esposos serán uno solo, lo que significa que siempre habrá un acuerdo en su sentir, sus decisiones. El hecho de que uno de los dos esté mal, causará malestar en el otro, y la felicidad de uno, será también la alegría del otro. Además, no podrán ser separados por nadie, lo que confirma que el divorcio no está aprobado por Dios.

    2. Efesios 5:24-25

    Así como la iglesia honra a Cristo, así también las casadas deben honrar a sus esposos en todo. Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella.

    Efesios 5:24-25 es un excelente versículo para el matrimonio porque habla del amor y el trato entre los esposos. Especifica que el amor entre la pareja debe ser similar al de Cristo por la iglesia; debe ser un sentimiento tan grande, que uno sea capaz de dar la vida por el otro sin pensarlo. Honrar significa ayudar tanto económica como emocionalmente, así como respetar y valorar todo lo que es y lo que hace la persona en el día a día.

    Honrar también significa apoyar. Esto lo recalco porque hay muchos hombres y mujeres que buscan la manera de hacer sentir menos a su pareja para sentirse superiores. Por este motivo algunos hombres tratan a sus mujeres como sirvientas sin sueldo. De la misma manera, algunas mujeres tratan a sus esposos como cajeros automáticos y no les dan el trato que merecen.

    3. Corintios 7:3-4

    El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido. La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer.

    Aunque no lo creamos, en la biblia existen versículos para el matrimonio y el sexo, por supuesto, el sexo dentro de una unión nupcial. Algunas personas han creado un tabú con respecto a este tema, por como lo pinta esta sociedad inmoral, pero en realidad, las relaciones sexuales no son algo malo (en el matrimonio). De hecho, Dios manda a que el esposo complazca a la esposa, y viceversa.

    Incluso, la cita bíblica dice que el cuerpo del esposo ahora pertenece a la esposa, y el cuerpo de la mujer, ahora pertenece a su marido. Esto de ninguna manera significa que uno de los dos puede tomar al otro a la fuerza, de lo contrario, deben estar en intimidad en mutuo acuerdo y tratarse con amor y respeto, tomando en cuenta las necesidades de cada uno.

    4. 1 Pedro 3:7

    De la misma manera, ustedes, los esposos, sean comprensivos con ellas en su vida matrimonial. Hónrenlas, pues como mujeres son más delicadas, y además, son coherederas con ustedes del don de la vida. Así las oraciones de ustedes no encontrarán ningún estorbo.

    El comentario social que dice que las mujeres son frágiles también es ratificado en nuestra lista de versículos para el matrimonio. No lo dice cualquier persona, lo ratifica Dios; somos frágiles, y eso no está en discusión. Somos fuertes en muchos aspectos, pero sin duda, más frágiles que los hombres, en lo que tiene que ver con la fuerza.

    Tal vez quieras conocer: Los 11 Fundamentos De Un Matrimonio Feliz

    También somos sensibles en la parte sentimental; es mucho más fácil herir a una mujer sentimentalmente hasta destruirla que a un hombre, y esto lo podemos ver todos los días en la sociedad. Esto no quiere decir que los hombres no tengan sentimientos, sino que Dios les ha dado un poco más de resistencia a algunas cosas, porque su misión es amarnos y protegernos.

    De hecho, Dios nos compara en la biblia con un vaso frágil, dice que así debemos ser tratadas. Somos princesas de Dios, y es así como debemos ser tomadas por nuestros esposos. Por supuesto, es necesario que las mujeres seamos comprensivas y respetemos a nuestros esposos. Todo esto hará que las oraciones a Dios lleguen con un olor fragante.

    5. Hebreos 13:4

    Todos ustedes deben honrar su matrimonio, y ser fieles a sus cónyuges; pero a los libertinos y a los adúlteros los juzgará Dios.

    Este versículo habla de la fidelidad, por lo cual es una de las mejores citas bíblicas para el matrimonio. Ya hablamos anteriormente del sexo (que es un pilar fundamental), y ahora hablaremos de la fidelidad. ¿Por qué relaciono el sexo con la fidelidad, o más bien, con la infidelidad? Porque aunque no se crea, tiene mucho que ver.

    Es una realidad el hecho de que somos humanos y tenemos necesidades sexuales, sí, no debes escandalizarte, no lo digo yo, lo dice Dios. El hecho de que las parejas no compartan en la intimidad, es una de las mayores causas de la infidelidad en el matrimonio, y es algo lógico. No estoy justificando a un hombre o mujer infiel, solamente estoy hablando de consecuencias de ciertos actos.

    Muchas veces, las mujeres no queremos tener relaciones con nuestros esposos por cosas sin importancia, y no nos damos cuenta de que al hacer esto estamos poniendo en peligro nuestra unión. Lo digo como mujer y como esposa, que ha llegado a cometer ciertos errores que le han costado muy caro. Como dice Corintios 7:3-4, es el deber de cada uno cumplir con los deberes conyugales, y debemos hacerlo con amor y entrega total.

    Si sientes que no tienes ganas de estar con tu esposo por un tiempo muy prolongado, es necesario que ores mucho a Dios y busques ayuda de un consejero que te ayude en tu proceso. Dios puede ayudarte a sentir amor por tu esposo y a anhelar estar con él otra vez. Sé que para muchos esto es un tabú, pero realmente es algo sumamente importante en el matrimonio.

    Dios no aprueba ni justifica la infidelidad, de ninguna manera y con ninguna excusa. Por lo que si estás del otro lado, es decir, si tu esposo (a) no desea estar contigo, reconquístalo (o) y pon todo en las manos de Dios en oración. Cuando te vengan pensamientos con otra persona, pide perdón y somete tu mente en clamor a tu Señor, lee la biblia y comparte con gente de buena moral, pero no busques placer en otra persona.

    Las otras causas de la infidelidad son los problemas, los gritos, las injusticias, y la lista sigue. Por este motivo, es importante que nuestra pareja encuentre paz y comprensión con nosotros. Esto no significa que debemos apoyar todo, sino que es necesario un constante diálogo para que cada uno sepa las necesidades y las inquietudes del otro.

    6. Eclesiastés 4:9-12

    Dos son mejor que uno, porque sacan más provecho de sus afanes.  Si uno de ellos se tropieza, el otro lo levanta. ¡Pero ay de aquel que tropieza y no hay quien lo levante!  Si dos se acuestan juntos, mutuamente se calientan; pero uno solo no puede calentarse. Uno solo puede ser vencido, pero dos presentan resistencia. El cordón de tres hilos no se rompe fácilmente.

    Eclesiastés 4:9-12 se encuentra entre los versículos de matrimonio porque habla claramente de cuál es el propósito del mismo. La unión nupcial es una oportunidad para el apoyo físico y emocional, la oportunidad para tener una compañía de por vida. El matrimonio debe estar conformado por dos personas de  buenos principios, para que si uno cae, el otro pueda levantarlo.

    No es bueno que ningún hombre esté solo; Todos necesitamos esa ayuda idónea que es nuestro esposo. Si no, cuando caigamos ¿Quién nos ayudará a levantarnos?, y si estamos en problemas ¿Quién peleará con nosotros? Sin duda, dos pueden más que uno, ofrecen mayor resistencia ante una situación.

    Nuestro esposo (a) puede ser nuestro (a) amigo (a), nuestro (a) cómplice, y en muchas oportunidades, nuestro bastón. Por supuesto, no debe faltar Dios en la relación para que todo vaya bien. La oración es muy importante para lograr que el amor al Señor y los buenos principios se mantengan intactos todo el tiempo.

    7. 1 Corintios 13:7

    Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

    Muchas personas piensan que el amor son las “mariposas en el estómago que se sienten cuando se ve a alguien”, pero cuando se trata de hacer algo por la persona amada, su concepto cambia, y dicen que el amor se acabó. Es importante enfocar esta cita en nuestra lista de versículos para el matrimonio, porque es primordial internalizar estas cuatro frases.

    El que ama es capaz de soportar cualquier cosa, y esto no significa que alguien deba quedarse aguantando golpes y malos tratos en nombre del amor, no, no es la idea. Lo que quiero decir con esto es que el amor hacia una persona, cuando es verdadero, nunca acaba, y es capaz de esperar y tener las ilusiones más hermosas, aún cuando las circunstancias son contradictorias.

    Una persona enamorada, lucha hasta el cansancio por aquella que ama, no solamente para conquistarla, sino para que la misma tenga de ella un apoyo incondicional. Lucha por su felicidad, aun teniendo que hacer sacrificios o pasar por una espera sin esperanzas.

    8. Efesios 4:32

    En vez de eso, sean bondadosos y misericordiosos, y perdónense unos a otros, así como también Dios los perdonó a ustedes en Cristo.

    Por último en este repertorio de versículos para el matrimonio, tenemos Efesios 4:32. Esta cita habla del perdón, que es otro de los pilares fundamentales de un matrimonio sano y feliz. Hay muchas uniones que han terminado por la falta de este factor, porque no somos capaces de entender que somos humanos y nos podemos equivocar, y colocamos el orgullo por encima del amor a nuestra esposa (o).

    Hay muchas situaciones difíciles de manejar, como por ejemplo, los pleitos matrimoniales, los maltratos y la infidelidad. Sin embargo, Dios puede cambiar a las personas y lograr que un matrimonio se restaure, aun estando en las cenizas. Nuestro Señor no creó el matrimonio para que se disuelva, sino para que una de por vida, y Él tiene la solución, así que solo debes dejar tu orgullo y pedir a Dios que te ayude a perdonar y a comenzar de nuevo.

    Te invitamos a leer: Dios Puede Perdonar La Infidelidad Y Restaurar Tu Matrimonio

    Pensamientos finales

    Esperamos que nuestra lista de versículos para matrimonios te haya ayudado en tu matrimonio. Si eres soltero, te recomendamos que analices bien estas citas bíblicas, para que tengas claro lo que Dios desea con la unión nupcial. El matrimonio no es el “final feliz” como lo dicen los cuentos de princesas y príncipes, sino el principio.

    Debes tener en cuenta que tendrás que pasar por muchas situaciones (buenas y malas), y que deberás tener la paciencia y el amor para afrontarlas. Un casamiento no solo te dará a un compañero, sino que también un cómplice y una ayuda idónea para toda la vida. Pero también debes saber que habrá deberes e incluso sacrificios en muchas oportunidades.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información

    logo

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    Ya casi estás suscrito, te hemos enviado un Email. Debes ir a tu correo y dar click en CONFIRMAR, para que todo funcione bien y podamos comunicarnos contigo.

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano