El Significado De La Verdadera Hombría

¿Te gustaría saber cuál es el significado de la verdadera hombría según la biblia? En el mundo secular y en la sociedad actual, se ha mal idealizado la teoría de que la verdadera hombría significa tener muchas mujeres y comportarse como el macho alfa. Pero, a la verdad de la palabra veremos que esta idea está equivocada. Queda con nosotros para que aprendas, cual es el verdadero significado de hombría.

Índice De Contenidos

    La Verdadera hombría: lo que los hombres cristianos deben saber.

    Vivimos en una época en la que se dice que la identidad de género no es binaria. La mayor víctima en la lucha por la igualdad y la equidad de género ha sido el significado de la verdadera hombría. Esto se hizo evidente recientemente cuando Gillette lanzó un comercial en enero de 2019.

    Este tema está relacionado con: Diferencias entre Adán y Jesucristo. Una comparación vital.

    El mensaje de ese comercial fue un desafío para los hombres. Para ser "lo mejor que un hombre puede obtener". Pidió a los hombres que se opusieran al acoso sexual y la intimidación. Pidió una mirada seria a lo que se ha considerado "masculinidad tóxica". 

    Desató una tormenta de fuego en lugar de convertirse en un grito de guerra por lo que es bueno. Como hombres cristianos que representan a Jesucristo (Yahshúa ha Mashiaj), debemos examinarnos más a fondo.

    Verdadera hombría: una perspectiva bíblica

    El Significado De La Verdadera Hombría
    El Significado De La Verdadera Hombría

    Hay muchos ejemplos de hombría bíblica en hombres como José, el rey David y Gedeón. Representan la realidad imperfecta del hombre. Si quieres ver un ejemplo de la verdadera hombría, no necesitamos mirar mucho más allá de Jesucristo (Yahshúa ha Mashiaj) por ahora. Jesús (Yahshúa) representa el ideal que los hombres cristianos deben esforzarse por lograr mientras nos damos la gracia que no somos perfectos.

    ¿Qué dice la Biblia sobre ser hombre? El ejemplo de Jesús (Yahshúa)

    Jesús (Yahshúa) fue gentil con los débiles y marginados: Jesús (Yahshúa) se acercó a aquellos que a menudo eran rechazados por la sociedad.

    Los fariseos se preguntaban por qué Jesús (Yahshúa) comía con recaudadores de impuestos y pecadores (Mateo 9: 9-13). Sanó a muchas personas que tenían lepra y otras dolencias que requerían que fueran separadas del resto de las aldeas que visitaba. Su respuesta fue que eran los enfermos los que necesitaban curarse.

    Los fariseos una vez le presentaron a Jesús (Yahshúa) una mujer que había sido sorprendida en el acto de adulterio. Aparentemente, ¿no atraparon al hombre involucrado? Querían escuchar a Jesús (Yahshúa) decir que debería ser apedreada hasta la muerte según la ley.

    En cambio, la defendió del gobierno de la mafia diciendo que solo aquellos que estaban libres de culpa de cualquier pecado, cualquier maldad, podían lanzar la primera piedra. La multitud se disolvió. ( Juan 7: 53-8: 11 )

    ¿Cómo es eso de la verdadera hombría?

    Veamos como Jesús (Yahshúa) fue el epítome de la verdadera hombría:

    Jesús (Yahshúa) no era débil: Además de enfrentarse a las turbas enojadas como en la historia anterior, Jesús (Yahshúa) volteó las mesas y persiguió a las personas corruptas de los patios del templo con un látigo que hizo en el acto. Un lugar santo se había convertido en un lugar para lucrarse y aprovecharse de aquellos que venían a adorar al Señor. (Juan 2: 13-17)

    A lo largo de los Evangelios, Jesús (Yahshúa) se opone a los fariseos y saduceos legalistas, incluso refiriéndose a ellos como una “generación de víboras” en un momento. Se enfrentó a aquellos que usaban la ley para su propio beneficio personal y no para el bien de la gente.

    Jesús (Yahshúa) mantuvo un alto estándar moral: Los cristianos están de acuerdo en que Jesús (Yahshúa) vivió su vida sin cometer ni un solo acto de pecado. Vemos esto al comienzo de su ministerio cuando fue tentado por Satanás durante 40 días en el desierto hasta el final de su vida en la tierra. 1 Pedro 1:19 se refiere a Jesús (Yahshúa) como un cordero "sin defecto ni defecto". Mientras servía a los oprimidos y marginados, nunca comprometió sus propios valores.

    Jesús (Yahshúa) respetó la dignidad de todas las personas: Todos tenemos dignidad por haber sido creados a semejanza e imagen de Dios (YAHWEH Elohim). Nuestro libre albedrío nunca ha sido comprometido por Dios (YAHWEH Elohim) ni por Jesucristo (Yahshúa ha Mashiaj). A lo largo de toda la Escritura, tenemos la opción de creer en Jesucristo (Yahshúa ha Mashiaj) o no.

    Tenemos la opción de hacer buenas obras o no en nuestra fe. Hemos sido llamados a ir y hacer lo mismo cuando se trata de servir a los pobres, los marginados, los oprimidos, así como compartir las Buenas Nuevas de Jesucristo (Yahshúa ha Mashiaj).

    Aquí puedes leer sobre: No Es Bueno Que El Hombre Esté Solo: Génesis 2:18

    Estamos aquí con un propósito más grande que nosotros mismos y no para vivir una vida de pasiones egoístas.

    Jesús (Yahshúa) vivió con un propósito mayor que él mismo: Si estás buscando las responsabilidades bíblicas de un hombre, Jesús (Yahshúa) también las compartió a través de sus acciones. Jesús (Yahshúa) no vino a la tierra en forma de hombre simplemente para satisfacer su propia curiosidad. Vino a cumplir un propósito que era más grande que él mismo. De manera similar, estamos aquí con un propósito más grande que nosotros mismos y no para vivir una vida de pasiones egoístas.

    Otras características de la verdadera hombría

    Otras características de un buen hombre según la Biblia se pueden encontrar en 1 Timoteo 3: 1-12.

    • Estar por encima de cualquier reproche
    • Fiel a su esposa
    • Templado y autocontrolado
    • Respetable y humilde
    • Hospitalario
    • Suave, no violento y no pendenciero
    • Capaz de enseñar

    Qué significa ser un hombre cristiano

    Nuestro propósito como cristianos es enseñar y modelar la verdadera hombría para otros hombres y para la próxima generación en nuestra sociedad. Ser cristiano se trata de esforzarse por vivir una vida que emule a Jesucristo (Yahshúa ha Mashiaj). Porque somos imperfectos, somos el ejemplo vivo de la gracia de Jesús (Yahshúa).

    Al igual que hierro afila hierro, un hombre afila a otro." Proverbios 27:17

    Por qué el anuncio de Gillette sobre la masculinidad tóxica tocó una fibra sensible

    El comercial de Gillette dio una puñalada a la definición de la sociedad de un hombre varonil, y la sociedad respondió. El video en YouTube en el momento de escribir este artículo pocos dos No me gusta por cada Me gusta con más de 40 millones de visitas. Eso parece muy extraño para un video que en su esencia tiene un mensaje sobre los hombres que terminan con la intimidación, el acoso sexual e incluso la agresión sexual.

    ¿No llamaría el ejemplo de Cristo de la verdadera hombría a los hombres a tomar una posición valiente a favor de los oprimidos?

    No parecemos tener una buena comprensión de la masculinidad tóxica

    El anuncio de Gillette atacaba comportamientos como la intimidación, el acoso sexual, el acoso callejero y la cosificación de las mujeres. También desafió a los hombres a enfrentarse a tal comportamiento. La mención del movimiento #MeToo y las discusiones sobre la masculinidad tóxica hacen que los hombres, al menos las ruedas chirriantes entre nosotros, digan #NotAllMen.

    Parece que es difícil mostrar ejemplos de masculinidad tóxica sin una mayoría (o una minoría vocal) de hombres ofendidos como si acusáramos a todos los hombres del mundo.

    Muchos de nosotros podemos estar de acuerdo en que los problemas presentados en el anuncio de Gillette son realmente incorrectos y nadie merece ser el receptor. Entonces, ¿por qué este anuncio en particular tiene una proporción de 2 a 1 que no me gusta y desencadena una reacción de no todos los hombres? En realidad, debería ser un grito de guerra por la verdadera hombría.

    ¿Cómo se supone que definamos ahora la verdadera hombría?

    La verdadera hombría se ha definido por algunos comportamientos estrechos. En resumen, se espera que yo ejerza mi dominio en el mundo a través de unas pocas arenas egocéntricas.

    Puede ser que este anuncio de Gillette haya servido como un "colmo" en cierto sentido. El hombre hetero-normativo ha sido testigo de cómo tu identidad es atacada por una contracultura que quiere borrar la identidad de género como algo binario en algo mucho más fluido.

    La verdadera hombría es asumir el corazón del ministerio de Jesucristo (Yahshúa ha Mashiaj)

    Como hombres cristianos, recordemos que la verdadera hombría no se trata de deportes, barbacoas y trabajar en automóviles. Si seguimos el modelo que Cristo nos estableció, la verdadera hombría se trata de un liderazgo de servicio, vivir con un propósito mayor que nosotros mismos, ser fuertes y, sin embargo, amables y proteger a los más débiles que nosotros.

    Cuando tomamos esa perspectiva mientras miramos el mensaje del anuncio de Gillette, podemos mirar el ejemplo de Cristo para ser lo mejor que un hombre puede obtener.

    En que consiste la verdadera hombría para los solteros

    La verdadera hombría consiste básicamente en tomar el ejemplo de nos dejó Jesús (Yahshúa) con sus ejemplos demostrados en la biblia. Pero, ¿Cómo puedes identificar la verdadera hombría?

    Muchas veces, a los que somos casados nos cuenta expresar lo que sentimos y lo que cuesta luchar cada día. Pero, cuando comenzamos a entender cómo nos cuesta lograr comprender por completo cómo se vería la verdadera hombría. Bueno, cada uno tiene una perspectiva distinta para esto. Por eso, es necesario leer a fondo lo que dice la biblia acerca de la verdadera hombría.

    A medida que crecemos en comprensión sobre la hombría según los preceptos de la bíblica, comenzamos a descubrir que la verdadera hombría exige mucho más de nosotros. Veamos los ejemplos que nos da Jesús (Yahshúa) en la Biblia:

    El altruismo y el sacrificio de Jesús (Yahshúa)

    La vida de Jesús (Yahshúa) encarnó la verdadera masculinidad. ¿Cómo podría no hacerlo? Sin duda, podríamos producir una larga lista de características que Jesús (Yahshúa) encarnó y que lo convirtieron en un hombre real, pero dos rasgos notables son su abnegación y sacrificio.

    La vida de Jesús (Yahshúa) encarnó la verdadera hombría.

    La enseñanza de Jesús (Yahshúa) en los Evangelios está empapada de estos temas. Cuando se le preguntó: "Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento de la ley?" Jesús (Yahshúa) responde,

    “Amarás a YAHWEH tu Elohim, con todo tu corazón, y con toda tu alma,  y con toda tu mente. Este es el mayor y más importante mitzvah. Y el segundo es similar a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Toda la Toráh y los profetas dependen de estos dos mitzvot". (Mateo 22: 36–40)

    Además, Jesús (Yahshúa) nos enseñó no solo a amar a nuestro prójimo, sino a amar y orar por nuestros enemigos (Mateo 5:44). Es más fácil sacrificarnos y actuar desinteresadamente hacia aquellos que sentimos que son dignos de nuestro afecto, amor y recursos, pero la verdadera hombría se muestra cuando nos sacrificamos libre y desinteresadamente por los indignos.

    El testimonio de la verdadera hombría

    Junto a su enseñanza, Jesús (Yahshúa) añadió un testimonio insuperable de su abnegación y sacrificio: la creciente humildad de su vida, incluso hasta la muerte.

    A lo largo de su ministerio, entregó desinteresadamente su tiempo, energía y recursos por el bien de los demás. Pablo escribe que Cristo "se despojó a sí mismo" y tomó "la misma naturaleza de un siervo".

    Pablo nos advierte que adoptemos esta mentalidad: “Tened entre vosotros este pensamiento, que es el vuestro en Cristo Jesús (Yahshúa)” (Filipenses 2: 5-8). El estilo de vida de Cristo es un modelo no solo para los casados, sino también de cómo deben vivir los hombres (y mujeres) solteros.

    Jesús (Yahshúa) mostró mejor su abnegación y sacrificio cuando fue libremente a la cruz por el bien de su esposa, por la obediencia a su Padre y por el gozo que tenía ante él. Nuestro Salvador perfecto murió por una novia que había demostrado irrefutablemente que no era digna de tal sacrificio. Lo cual presenta una hermosa imagen de cómo los esposos pecadores deben amar y apreciar a sus esposas.

    Los hombres reales dan libremente

    Para muchos, existe una gran desconexión entre lo que decimos y hacemos. Pero como podemos ver, la vida de Jesús (Yahshúa) encarnó su enseñanza completa y perfectamente. A diferencia de nosotros, Jesús (Yahshúa) entendió las implicaciones de su enseñanza mejor que nadie y nunca tomó atajos por el bien de la comodidad y conveniencia personal.

    Aprendemos de Jesús (Yahshúa) que la verdadera hombría no se trata simplemente de mantener nuestras narices limpias y nuestros propios patos en fila. La verdadera hombría significa ir más allá de nosotros mismos para amar a nuestro prójimo, y nuestro prójimo es cualquier persona que encontremos y que esté en necesidad.

    Los hombres de verdad dan libremente su tiempo, recursos, atención, energía y apoyo emocional a quienes lo necesitan sin tener en cuenta lo que puedan dar a cambio. El liderazgo masculino no es una oportunidad para ser servido, sino un llamado a servir con sacrificio.

    Verdadera hombría en la soltería

    Para el cristiano soltero, esto significa dar libremente su tiempo y recursos siendo hospitalario, voluntario en la iglesia, proporcionando a los necesitados, visitando a los enfermos y ayudando a los ancianos. Tiene implicaciones sobre cómo administra su dinero. ¿Podrías dar más a la causa de Cristo ya que tus gastos actuales son menores? ¿Cómo puedes honrar a tus padres en esta temporada? Puedes consultar con más frecuencia para ver si tienen alguna necesidad que pueda satisfacer.

    Verdadera hombría en el matrimonio

    Para el hombre casado, sus vecinos más cercanos son su esposa e hijos. La hombría significa apoyarse en su matrimonio y su familia. Significa proveer para ellos física, financiera, emocional y espiritualmente.

    Significa amar humildemente a tu esposa incluso en los momentos en que sientes que ella es especialmente indigna de ese amor y amar a tus hijos cuando parecen menos merecedores. Y los hombres de verdad honran a su padre ya su madre, y están ansiosos por “hacer volver a sus padres, porque esto agrada a los ojos de Dios (YAHWEH Elohim)” (1 Timoteo 5: 4).

    La alta vocación de la verdadera hombría

    La verdadera hombría es una vocación difícil e incómoda, ya sea que esté soltero o casado. El papel de liderazgo que Dios (YAHWEH Elohim) les ha dado a los hombres no es una oportunidad para ser servidos, sino un llamado a servir con sacrificio. En un mundo que ofrece gratificación inmediata, financiera, emocional y sexualmente, la hombría cristiana puede parecer poco atractiva e incluso inútil a veces.

    ¿Por qué vivir desinteresadamente y con sacrificio cuando puedes hacer lo contrario y disfrutar de un placer instantáneo? Cuando la sociedad nos dice que el liderazgo equivale a un privilegio, ¿por qué aferrarse a la visión bíblica del liderazgo como sacrificio?

    Si no estás sirviendo a otros como Jesús (Yahshúa), no estarás caminando completamente en la hombría bíblica. Los hombres de verdad se niegan a sí mismos los placeres carnales por gozo verdadero en Jesús (Yahshúa).

    Diferencia entre un inmaduro y la verdadera hombría

    Ya sea que estés casado o soltero, si no estás sirviendo a tus vecinos desinteresadamente y con sacrificio, no estás caminando completamente en la hombría bíblica. Los de mentalidad infante dicen: "Soy responsable de mí mismo". Los verdaderos hombres dicen: "Soy responsable de mis vecinos". Los niños se ven obligados a dar, pero los hombres dan gratuitamente porque se les ha dado gratuitamente.

    Los niños esperan que su esposa o mamá lave los platos, pero los hombres se apresuran a agarrar la esponja y el jabón. En última instancia, la virilidad significa servir a los demás tanto y más de lo que te sirves a ti mismo.

    Si bien las recompensas temporales no siempre son inmediatas, las recompensas eternas bien valdrán la espera. Dios (YAHWEH Elohim) el Padre demuestra que ciertamente recompensará a los obedientes y fieles, tal como lo hizo con su Hijo abnegado y sacrificado:

    Dios (YAHWEH Elohim) lo ha exaltado hasta lo sumo y le ha dado el nombre que es sobre todo nombre, para que ante el nombre de Jesús (Yahshúa) se doble toda rodilla, en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra, y toda lengua confiese que Jesucristo (Yahshúa ha Mashiaj) es el Señor, para la gloria de Dios (YAHWEH Elohim) Padre. (Filipenses 2: 9-11)

    Quizás te interese aprender sobre: El tesoro que tenemos en su nombre y en santificarlo, nos abre el camino al cielo

    Conclusión

    Como verás, la verdadera hombría que se muestra en la biblia con el ejemplo de Jesús (Yahshúa) nos demuestra que es un camino para valientes. No depende de cuantas mujeres, a actitud de chico malo, sino de ser responsables y ser entregado. Esperamos haberte ayudado a entender la verdadera hombría bíblica que debes poner en práctica.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información

    logo

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    Ya casi estás suscrito, te hemos enviado un Email. Debes ir a tu correo y dar click en CONFIRMAR, para que todo funcione bien y podamos comunicarnos contigo.

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano

    ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

    Te enviaremos contenido interesante y nuevo en el mundo cristiano