Huye De Las Pasiones Juveniles: 2 Timoteo 2:22

Huye de las pasiones juvenilesHuye de las pasiones juveniles”. Esta es una frase bíblica muy famosa en los cultos para jóvenes. Sin embargo, no es un mensaje solo para adolescentes sino también para adultos. Los deseos carnales no se presentan solamente en la juventud.

Si has llegado hasta aquí, es porque te interesa este pasaje y deseas ahondar en su significado. Tenemos una buena noticia para ti; en este estudio te explicaremos qué quiere decir la expresión.

No obstante, huir de las pasiones juveniles no es suficiente; la mayoría de las personas solo se centran en un fragmento del versículo y no lo investigan en contexto. Aquí te mostraremos la segunda parte del pasaje que te dice cómo puedes huir de estas pasiones

Quizás

 te puede interesar: Qué debemos hacer para cumplir la voluntad de Dios

Índice De Contenidos

    Huye de las pasiones Juveniles: Huir no es suficiente

    Solía pensar que lo era. En la universidad, quería vivir una vida pura, así que encontré algunos versículos para memorizar. Un versículo que siempre escuchaba era 2 Tim. 2:22:

    "Ahora huye de las pasiones juveniles".

    Y entonces traté de hacer eso. La lujuria puede significar muchas cosas. Si bien se usa principalmente para describir un deseo sexual, también significa "Sentir un fuerte deseo por algo". Puedes tener un fuerte deseo de sexo, dinero, comida, reconocimiento, promoción, orden, respeto, estatus, bienes materialistas y mucho más.

    El adjetivo "joven" no significa que este sea un versículo de la Biblia para adolescentes. Significa que no deberías actuar como un niño pensando que debes conseguir lo que quieras cuando quieras.

    Entonces, vivir en santidad significa que necesito huir de todas esas cosas. El problema surge cuando todo lo que hago es concentrarme en huir de algo que realmente me hace sentir desesperación. Es como cuando vas en bicicleta observando a alguien. Puede volverse peligroso porque no ves lo que hay más adelante.

    Huir de esto y perseguir aquello

    Muchas personas se enfocan en una parte del versículo y no en el pasaje completo, cosa que da pie a errores a la hora de la interpretación. A continuación te mostramos la frase que se suele citar siempre y el mensaje que le sigue:

    "Ahora huye de las pasiones juveniles y busca la justicia, la fe, el amor y la paz"

    Más que simplemente huir de algo, necesito perseguir algo en su lugar:

    • Huyo de las pasiones juveniles y busco la justicia. No quiero degradar la santidad en mi vida. Dejaré los placeres momentáneos por una recompensa mayor ( 11:25).
    • Huyo de las pasiones juveniles y busco la fe. Si bien tengo el deseo de tomar todo en mis propias manos, tengo fe y confío en Dios con respecto a su plan y su tiempo ( 118: 8).
    • Huyo de las pasiones juveniles y busco el amor. En lugar de abaratar las relaciones en función de lo que puedo obtener de ellas, les agrego valor con lo que puedo invertir en las mismas (1 Juan 4: 7).
    • Huyo de las pasiones juveniles y busco la paz. Mi conjunto infantil de deseos interminables me deja inquieto y agitado. Elegir confiar en él es experimentar la verdadera paz ( 26: 3).

    El Nuevo Testamento está lleno de ejemplos relacionados con el entrenamiento en justicia. A menudo, instruye a "tomar de esto" y "ponerse aquello". "Deja de hacer esto" y "empieza a hacer aquello".

    En tu búsqueda por huir de las pasiones juveniles, encuentra otro objeto en el que centrar tu atención. Desecha el pecado, pero no te concentres en el mismo, concéntrate en Jesús (Hebreos 12: 1-2).

    A menudo te obsesionas con un pecado que quieres dejar sin darte cuenta de que todavía tiene tu atención. ¡Deja de perseguir esas cosas y comienza a perseguir algo más en su lugar!:

    • No digas simplemente que vas a dejar de ser sarcástico, reemplaza tu boca con cosas buenas.
    • No digas simplemente que vas a dejar de tener pensamientos sexualmente inmorales, busca que tus deseos se cumplan dentro del matrimonio.
    • No te limites a decir que vas a dejar de acumular riquezas con avidez, busca regalar lo que tienes a los necesitados.

    Asegúrate de tener un compañero para correr

    Después de toda esta enseñanza, ¡todavía no hemos llegado al versículo completo! ¿Estás listo para para ver todo lo que tiene que ofrecer?

    "Huye ahora de las pasiones juveniles y sigue la justicia, la fe, el amor y la pureza con los que invocan al Señor con un corazón puro". -2 Tim. 2:22

    Los atletas saben que tener un compañero de entrenamiento es un gran beneficio. Es más difícil presionar el botón de espera cuando tu amigo está esperando que hagas ejercicio. Es más fácil si estás solo. La belleza de este versículo es que te enseña que tienes que correr a algún lado con alguien.

    Para huir de las pasiones juveniles es necesario que no vayas solo. Esto es lo que se supone que es la Iglesia. Huimos de las cosas malas que pondrían a Jesús en la cruz. Corremos hacia las cosas que hacen latir su corazón. Y corremos en esa dirección con aquellos que tienen la misma línea de meta realmente enfocada.

    Si no tienes compañeros de carrera que deseen verte cruzar la línea de meta correcta, probablemente nunca terminarás la carrera que Dios quiso que corrieras. ¿Estás luchando? ¿Sientes que tiene antojos insatisfechos en tu vida? Huye de esas cosas que te roban el cariño. Busca las cosas que son agradables ante los ojos de Dios. Y encuentra algunas personas que quieran lo mismo que tú.

    Tal vez quieras saber: Cuáles son las manifestaciones del Espíritu Santo según la biblia

    13 formas de huir de la lujuria juvenil

    La lujuria juvenil o las obras de la carne abren una gran brecha entre el hombre y Dios. Aquí tienes una agenda de 13 consejos que te ayudarán a huir de estos deseos contrarios a la obra de Dios:

    1. Ten un nuevo nacimiento

    Este es el primer paso que debes dar. Es necesario que te rindas ante el Todopoderoso si quieres vencer la lujuria juvenil. Todo lo que tienes que hacer es aceptar a Jesucristo como tu Señor y salvador personal. Y luego estarás en camino a la vida de la victoria.

    2. Estudia la palabra

    “Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino”. Esta es el arma espiritual número uno si tienes que vencer las obras de la carne. Debes estar siempre conectado con la palabra para ayudarte y dirigir tu camino. Josué 1: 8. Este libro de la ley no se debe apartar de tu boca; es necesario que medites en él día y en la noche, para que cuides de vivir conforme a todo lo que en él está escrito; para que tu camino prospere y tengas éxito.

    3. Mantente alejado de las malas personas

    Muéstrame a tu amigo y te diré quién eres. La mala comunicación corrompe los buenos modales. Si quieres huir de la lujuria juvenil, una de las formas es mantenerte alejado de las malas personas y comenzar a mantener buenas relaciones. Las personas carnales solo te ayudarán a cumplir con las obras de la carne, es mejor que huyas.

    4. Di NO a las inmoralidades sexuales

    El sexo antes del matrimonio contamina el cuerpo, el alma y el espíritu. Cualquier pecado sexual automáticamente nos aparta de la presencia de Dios, porque no solo estás contaminando el cuerpo, sino también el templo de Dios, que es tu cuerpo, alma y espíritu.

    5. Evita asuntos inmorales

    Mantente alejado de cualquier forma de inmoralidad. No inicies una relación si no estás listo para el matrimonio. No dejes que nadie juegue con tu corazón; tu corazón es demasiado precioso para ser manipulado. No experimentes con tu cuerpo para nada práctico; tu cuerpo es el templo del Dios Altísimo.

    6. Vive en santidad

    Sin santidad, nadie verá a Dios. La santidad debe ser tu estilo de vida, no es opcional pero es obligatoria y es imprescindible porque el Señor dice, sed santos porque yo soy santo. Santo significa “apartado para Dios”, es decir, una vez que aceptamos a Cristo debemos intentar vivir como él lo hizo.

    7. Escucha música cristiana

    Lo que escuchas tiene una gran capacidad para afectar tu hombre interior. Por lo tanto, comienza a escuchar música y mensajes de Dios. Esto te ayudará a mantener el ritmo para que no te desconectes.

    8. Vigila lo que miras

    Las cosas que miras pueden penetrar en tu alma y en tu espíritu. Debes vigilar lo que observas con detenimiento. Deja que tu mente y tus ojos se fijen en las cosas espirituales.

    9. Sepárate

    Una de las formas más seguras de superar la lujuria juvenil es separarse de la multitud. No te unas a grupos para hacer lo que no es correcto. Sal de la multitud y huye de las pasiones juveniles.

    10. Sé autodisciplinado

    La autodisciplina es simplemente hacer lo correcto, sea conveniente o no. Si quieres ser uno de los mejores, debes tener autodisciplina. No es necesario que hagas lo que otros están haciendo solo por encajar en un grupo.

    11. Ten el coraje de decir NO

    A muchas personas les resulta difícil rechazar una solicitud. Amigo mío, se está presentando cualquier propuesta en forma de pecado, tu respuesta debe ser NO. ¿Te apetece una bebida? ¿Quieres un cigarrillo? ¿Te importaría seguirme hasta un lugar más solo? ¿Deseas ir al club esta noche? Prueba este alcohol, no te hará daño. Puedes decir NO y ser amable a la vez, así que tranquilo.

    12. Evita cualquier relación impía

    Desconéctate de cualquier relación que no sea rentable para el reino de Dios. Cualquier relación que no glorifique a Dios, por favor huye de ella, huye de las pasiones juveniles y no mires atrás.

    13. Mantente enfocado

    El último pero no menos importante consejo en la lista, es mantenerse enfocado. No te distraigas con nada que no tenga que ver con tu propósito cristiano. Solo mantén la concentración y ciñe tus planes.

    Necesitas aprender: ¿Cómo Sentir La Presencia De Dios Hoy? 4 Maneras De Experimentarla

    Huye de las pasiones juveniles, porque eso te ordena Dios. Hay cristianos que se creen superhéroes, o lo que es peor, súper santos, perfectos o semidioses. Esto hace que muchas veces se metan en “la boca del lobo” y salgan de allí con “las tablas en la cabeza”. Si nuestro señor nos manda a huir, sabe por qué lo hace. Debes huir de la tentación, no quedarte a resistirla, además de ser algo absurdo, además, no tienes necesidad de eso, así que aléjate de ahí.

    Meudys Ochoa

    Nacida en la Colonia Tovar. Iniciada en el cristianismo desde que era una niña y actualmente parte del ministerio de adoración de la iglesia bautista "Pueblo de Dios".

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información