¿Por Qué A Jesús Y A Satanás Se Les Llama Estrella De La Mañana?

Tanto a Jesús como a Satanás se les conoce como “Estrella de la mañana”. En la biblia existen varios pasajes que demuestran cómo desde la antigüedad se les ha llamado así. Esto puede traer confusión en los lectores.

Puede ser algo confuso porque: ¿Esto quiere decir que Jesús es la luz y Satanás también? ¿Cómo es que un ser de la oscuridad puede estar relacionado con el mismo principio que el ser que ha dado salvación ha dado salvación a la humanidad?

No es lo que parece; efectivamente Jesús es conocido como estrella de la mañana al igual que el diablo. Pero una luz es apagada y la otra no. En el siguiente estudio se te proporcionarán bases bíblicas que aclararán tus dudas en cuanto a eso.

Quizás te puede interesar: Venciendo A Satanás: Las 6 Claves Para Derrotar A Satanás Y Sus Mentiras

Índice De Contenidos

    ¿Por qué tanto a Jesús como a Satanás se les llama la estrella de la mañana?

    Se les llama estrella de la mañana porque así lo demuestran las escrituras. Veamos tres versículos que nos dan base para esta afirmación:

    ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la Aurora! ¡Cómo has sido derribado por tierra, tú que humillaste a las naciones! (Isaías 14:12).

    “Yo, Jesús, he enviado a mi ángel para darte testimonio de estas cosas para las iglesias. Yo soy la raíz y el descendiente de David, la estrella resplandeciente de la mañana” (Apocalipsis 22:16).

    Así que tenemos la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una lámpara que brilla en un lugar oscuro, hasta que amanezca y la estrella de la mañana se levante en vuestros corazones (2 Pedro 1:19).

    Dos estrellas, una aun brillando, la otra caída: esta es la imagen de Jesús contra Satanás. Satanás era una estrella, pero su luz se apagó. Jesús es una estrella. Aunque fue asesinado, se levantó de nuevo y volvió a ocupar su lugar en los cielos. Su luz nunca se ha apagado.

    Cómo el nombre de la estrella de la mañana muestra el contraste

    Las Escrituras frecuentemente refuerzan un punto usando el contraste. Satanás trató de tentar a Jesús para que comiera. El enemigo insinuó una mentira, que podía otorgar poder a Jesús, pero Jesús usó la verdad de Dios como defensa contra la tentación. “Está escrito: 'No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4: 4).

    Desde la cima de la montaña donde Satanás le ofreció a Jesús poder sobre todo lo que veían, estaba preparado para disponer del mundo y sus habitantes como elemento esencial en una apuesta. Cristo, desde este elevado punto de vista, miró aún más alto: al Padre. "Adora al Señor tu Dios, y sírvele sólo a él" (Mateo 4:10).

    Satanás tenía el potencial de ser un ángel siervo, de permanecer en la presencia de Dios, no en poder, sino en relación. Pudo haber reflejado la luz de Dios en Adán y Eva y su descendencia. En cambio, usó su poder para llevarlos al pecado.

    Cristo no solo es la luz verdadera y duradera de la mañana, sino que fue la primera luz, con Dios al principio. Satanás ahora representa "la larga y oscura noche de sufrimiento en la tierra", mientras que Cristo representa "gran promesa y esperanza".

    Estrella de la mañana y la astronomía de la Biblia

    El día en que Cristo murió y fue sepultado, fue como si la luz de Satanás eclipsara la de Cristo. ¿Recuerdas la estrella que se elevaba en el este cuando nació Cristo? Una explicación astronómica de la Estrella de Belén proporciona un paralelo científico.

    "Cuando el planeta reaparece de nuevo por primera vez, y se eleva en el cielo en la mañana momentos antes que el sol”. “Los astrólogos conocen ese momento como una salida helíaca". En otras palabras, la estrella de Cristo siempre estuvo ahí, pero se oscureció hasta el momento correcto.

    Luego, resurgió más brillante que nunca. Cuando una estrella enorme muere, hay "una intensa explosión de supernova". Después de esto, "el núcleo de la estrella queda como una estrella de neutrones o implosiona como un agujero negro". Todos los planetas que orbitan esta estrella también son destruidos.

    Satanás cayó. Su luz se extinguió para siempre, así como la luz del sol algún día morirá. Todos los que lo adoren se perderán. La vida de Jesús parecía haberse extinguido como la de una estrella, pero Apocalipsis describe que la luz de Cristo es tan grande que ya ni siquiera necesitaremos la luz del sol. Cristo proporcionará toda la luz y el calor que necesitamos.

    Tal vez quieras conocer: Jesús Es El Camino, La Verdad Y La Vida. Significado

    La estrella de la mañana y el uso de la luz en la Biblia

    Una estrella brilla intensamente en la oscuridad, pero la estrella en el centro de la galaxia cristiana disipa la oscuridad y proporciona luz durante todo el día. Debemos ser ese tipo de luz, una que opere durante cada hora de vigilia para brindar esperanza a quienes nos rodean, reflejando la luz de Cristo. 2 Pedro 2:19 establece esto: Debemos ser una luz para las personas hasta que regrese la luz real.

    Esa luz real será más poderosa que los rayos finitos del sol, como vemos en Apocalipsis 22: 5. No somos el amanecer de la esperanza; incluso el sol de la mañana es sólo una pálida representación de la luz de Cristo. Operamos como linternas espirituales en un mundo oscuro para aquellos que necesitan aliento, ya sean incrédulos o hermanos en Cristo. “Sed imitadores de Dios”, dice Pablo (Efesios 5: 1).

    Debido a nuestra herencia plena en el Reino de los Cielos como hijos e hijas con Cristo, Jesús nos invita a "hacer brillar nuestra luz delante de los demás, para que vean nuestras buenas obras y glorifiquen al Padre que está en los cielos" (Mateo 5:16).

    Aquellos que buscan la luz la encontrarán en Cristo, ya que la ven obrar a través del pueblo de Dios, pero deben experimentar el calor y la esperanza para sentirse atraídos por ella. Él es la estrella de la mañana, pero no una estrella que va y viene según el ciclo de un día o un año. Su estrella será el centro inamovible e inmutable de nuestras vidas.

    Jesús, estrella de la mañana

     

    El Libro de Apocalipsis dice: “He aquí, vengo pronto, trayendo mi recompensa, para pagar a cada uno por lo que ha hecho. Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último, el principio y el fin. Yo Jesús les he enviado mi ángel con este testimonio para las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana” (22: 12-13, 16).

    Jesús como estrella de la mañana

    Si dice que es la estrella de la mañana, lo es. Pero hay una razón por la que se le da un título lleno de metáforas. No es solo un texto de prueba. Refiriéndose específicamente a su regreso, Jesús les dijo a los Apóstoles: “Porque como el relámpago viene del oriente y brilla hasta el occidente, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:27).

    Si podemos mirar hacia el este en busca de la segunda venida de Jesús, y la mañana señala el final de la noche oscura con la salida de la estrella de la mañana en el este, tenemos una imagen magnífica de Jesús como una estrella de la mañana.

    Satanás, lucero de la mañana

     

    Más específicamente, a Lucifer se le conoce como una estrella de la mañana. Es cierto que este es un poco más complicado, pero tiene alguna base en las Escrituras. Para ver a Lucifer como la estrella de la mañana, en realidad tenemos que recurrir a otras traducciones. Versículo es Isaías 14:12:

    Lucifer como estrella de la mañana

    ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana!

    ¡Cómo fuiste derribado a tierra, que debilitabas a las naciones! (KJV)

    ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la Aurora!

    ¡Cómo has sido derribado por tierra, tú que humillaste a las naciones! (RSVCE)

    La RSVCE es más moderna y es una traducción académica sólida porque usa una gramática literal y un método de palabras, y también es legible. Por lo tanto, "estrella de la mañana" es una buena traducción de lo que el hebreo original quería comunicar.

    Como los ángeles son seres de luz, una descripción como "estrella de la mañana" encaja bien. Por lo tanto, obtenemos Lucifer como nombre, que es como se presentó en la traducción latina de la Vulgata.

    Necesitas conocer: 4 Razones por las Cuales la Oscuridad no Tiene Sentido

    “Estrella de la mañana” es una expresión que se utiliza en la biblia en varios escenarios. Si leemos la palabra de Dios, podemos encontrar esta expresión en pasajes relacionados con Jesús y con Satanás. Jesús es una estrella cuya luz es inapagable, pero la luz de Satanás se apagó en el momento en el que fue expulsado de los cielos por su desobediencia.

    Meudys Ochoa

    Nacida en la Colonia Tovar. Iniciada en el cristianismo desde que era una niña y actualmente parte del ministerio de adoración de la iglesia bautista "Pueblo de Dios".

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información