Top 10 Versículos Bíblicos Para Evangelizar

Versículos bíblicos para evangelizar¿Estás listo para compartir a Jesús en cualquier momento? Compartir las Buenas Nuevas de Jesús con otros puede ser aterrador para muchos de nosotros. Pero, la mitad de la batalla simplemente se está preparando.

Una de las mejores formas de prepararse es memorizar versículos bíblicos para evangelizar. En la biblia puedes encontrar una gran cantidad de citas bíblicas para este fin, pero siempre es recomendable escoger pasajes simples para captar la atención de los nuevos creyentes y llegar de una manera más fácil.

Es posible que ya conozcas muchos de estos pasajes. Si no es así, ¿te comprometerás a memorizar algunos o todos? Aquí hay una lista de ayuda para ti. Es sumamente importante que comprendas lo que quiere decir cada uno de ellos, para que sepas cómo responder a cualquier pregunta.

Quizás te puede interesar: 3 Métodos efectivos para evangelizar

Índice De Contenidos

    Los 10 mejores versículos para evangelizar

    Hay muchos versículos bíblicos para evangelizar. Pero aquí están mis 10 favoritos, sin ningún orden en particular. Échales un vistazo y verás por qué llegaron a mi top 10:

    1. Romanos 3:23

    Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.

    Toda persona ha pecado y, por lo tanto, está separada de Dios.

    2. Romanos 6:23

    Porque la paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro

    Nos hemos ganado una pena de muerte eterna debido a nuestro pecado.

    3. Juan 3: 16-18

    Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

    Estábamos bajo condenación, pero debido a que Dios nos ama tanto, envió a Jesús para proporcionar un camino de salvación.

    4. Romanos 5: 8

    Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

    Dios mostró su amor por nosotros al enviar a Jesús a morir por nosotros.

    5. 2 Corintios 5:21

    Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

    Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios

    6. 1 Pedro 3:18

    Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu.

    Jesús, quien era completamente justo, murió por nosotros, los injustos, para poder llevarnos a Dios.

    7. Efesios 2: 8-9

    Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no es de vosotros, pues es don de Dios. No por obras, para que nadie se gloríe.

    No podemos hacer nada para ganarnos la salvación. Dios nos salva por su gracia mediante la fe en Cristo.

    8. Romanos 10: 9

    Porque si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios levantó de los muertos, serás salvo.

    Somos salvos por la fe en la muerte y resurrección de Jesús.

    9. Juan 14: 6

    Jesús dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al padre, sino por mí.

    Jesús es el camino a Dios el Padre.

    10. Hechos 4:12

    Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

    Jesús es el único nombre que puede salvarnos.

    ¿Qué es evangelizar?

    Evangelizar es hablar sobre lo que Dios ha hecho. Gran parte del Libro de Isaías opera como una profecía doble. Tiene importancia inmediata como profecía sobre Judá, pero también apunta a la venida del Mesías que librará a Israel y, posteriormente, a toda la humanidad.

    En Isaías 12: 4, el mismo habla de un evangelismo que funciona en ambas líneas de tiempo. Judá podrá proclamar lo que el Señor ha hecho para liberar a la nación de su pecado, y el futuro pueblo de Dios podrá exaltar el nombre de Dios por lo que ha hecho por la humanidad.

    Por qué evangelizar

    Estas son las razones por las que no debemos dejar de evangelizar:

    1. El evangelismo apunta a nuestra única fuente de salvación.

    En el capítulo 45 de Isaías, Dios centra su atención en las naciones circundantes de Israel que forman ídolos para adorar. En lugar de adorar a los ídolos que pueden llevar con sus manos, Dios anima a estas naciones a volverse hacia Él, un Dios que puede llevarlos en Sus manos.

    Este es un recordatorio apropiado para todos los que seguimos al Señor. Todavía hay un solo Dios y una salvación. No hay otro. Por más incómodo que se sienta decir esta verdad en un mundo pluralista y tolerante, no es menos cierto.

    2. El evangelismo es una responsabilidad divina.

     En Ezequiel 3: 17-19, Dios le da al profeta Ezequiel la tarea de ser un "atalaya" de Judá. El punto principal de esta comisión es que Ezequiel entregaría fielmente el mensaje y las advertencias de Dios. Un elemento aleccionador de este llamamiento es el conocimiento de que cuando Ezequiel se niega a compartir la advertencia del Señor sobre la iniquidad de Judá, compartirá la responsabilidad.

    Este pasaje debería sacarnos a los seguidores de Cristo de nuestro letargo. Nosotros también somos una especie de vigilantes. Tenemos un mensaje de salvación que entregar, y parte de la responsabilidad recae en el mensajero que se niega a transmitir el mensaje.

    3. El evangelista da a conocer la grandeza de Dios

    Dios reitera a Ezequiel el tema del Antiguo Testamento que Él desea que Israel y los profetas sean el vaso que comunique la maravilla de Dios (Ezequiel 38:23, NVI). Siempre ha sido el deseo de Dios tener un pueblo a través del cual el resto del mundo fuera bendecido.

    4. Compartimos la bondad de Dios con toda la creación

    El Antiguo Testamento cierra con Malaquías reiterando el deseo de Dios de tener fama entre las naciones. La imagen de la bondad de Dios que se conoce en todos los lugares donde toca el sol es conmovedora e importante. Nosotros también tenemos la responsabilidad de compartir la bondad de Dios con cada tribu, lengua y nación, dondequiera que toque el sol.

    Echa un vistazo a: Evangelizando al Mundo sin Cristo : 3 aspectos fundamentales que debemos considerar.

    ¿Cómo podemos prepararnos para compartir el Evangelio?

    Luego de tener algunos versículos bíblicos para evangelizar, debemos estar listos para contar nuestra propia historia. Está preparado para compartir tu “historia” (una palabra menos desalentadora que “testimonio”) en 2 o 3 minutos. ¿Cómo era tu vida antes de Jesús? ¿Cómo entró Jesús en tu corazón y te salvó?

    En segundo lugar, memoriza los versículos de las Escrituras sobre la salvación: nuestra experiencia personal es vital, pero debemos estar preparados para respaldarla con la autoridad de la Palabra de Dios.

    Jesús no es el único camino porque nosotros lo decimos; Dios lo dice y debemos estar armados con esa verdad. Es importante saber de memoria los versículos bíblicos para evangelizar, para que estemos listos en cualquier momento y en cualquier lugar para compartir las Buenas Nuevas de Jesús.

    Consejos para predicar versículos bíblicos bien conocidos

    Todo predicador conoce la dificultad de predicar un versículo o pasaje de la Biblia sobre el que todos han escuchado 100 sermones. Aquí hay algunos consejos para predicar versículos bíblicos bien conocidos de una manera bíblicamente fiel y atractiva.

    1. Utiliza la teología bíblica para mostrarle a tu congregación cómo encaja este versículo dentro de la narrativa redentora

    La teología bíblica revela el desarrollo de una doctrina a medida que avanza a través de la historia de las Escrituras. Cuando predicamos un texto familiar a la luz de este drama que se desarrolla, las personas adquieren un mayor sentido de aprecio por las Escrituras y la gloria de la redención.

    Ejemplo: al predicar la Encarnación de Cristo de Juan 1:14, muéstrales cómo este versículo es un eco del libro de Éxodo. Cuando Dios pasa junto a Moisés, que se esconde en una cueva, se le describe como lleno de amor y fidelidad, tal como se describe a Jesús en el versículo 14.

    2. Ilustra el tema del pasaje antes de leerlo

    La gente tiende a mirarte si piensa que ya sabe todo lo que hay que saber sobre el pasaje que estás predicando. En lugar de comenzar tu sermón pidiéndoles que encuentren el pasaje, bríndales una parábola moderna poderosa o una pregunta provocativa, luego diles que el pasaje que pensaban que conocían tan bien habla de este asunto.

    Ejemplo: comienza un sermón contándole a la congregación acerca de una noticia que has leído la semana anterior. Un hombre alquiló su casa en la playa a unos estudiantes universitarios. Ellos destrozaron el lugar y cuando el hijo del hombre vino a revisar las cosas y cobrar el alquiler, los estudiantes universitarios se enojaron y lo mataron. Luego diles que vayan a Lucas 20 y predica sobre la parábola de los inquilinos malvados.

    3. Dedica más tiempo a reflexionar sobre cómo funciona la verdad del texto en tu vida personal

    Tu gente ha estudiado Biblias, por lo que no los va a impresionar con tus estudios técnicos sobre versículos conocidos. Lo que no tienen es un humilde testimonio personal sobre cómo esta verdad te está cambiando. Diles que sabes que este es un texto que conocen desde hace años, pero saber y creer son dos cosas diferentes. Hazles saber que has estado luchando con esta verdad toda la semana. Ejemplo: Mat. 5:44 dice:

    "Ama a tus enemigos y ora por los que te persiguen".

    Ahora, ¿cómo se ve eso en mi vida como cristiano? Soy propenso a amar y orar por aquellos que desean mi bienestar, pero Cristo quiere que ame y ore por aquellos que no están de acuerdo con mis decisiones. Quiere que ame y ore por aquellos que chismean sobre mí. Quiere que ame y ore por aquellos que activamente tratan de lastimarme.

    Cuanto más medité en este versículo, más me di cuenta de que solo es posible si confío en que el amor y la presencia de Dios son suficientes para sostenerme. Cuando estoy descansando en Él puedo responder como Él.

    4. No lo olvides, son bien conocidos por una razón

    Estos versículos bíblicos para evangelizar, realmente han convencido y consolado a la gente durante mucho tiempo, así que deja que la Palabra haga el trabajo. Evita la tentación de encontrar una nueva versión de un versículo o citas de algún oscuro teólogo. Confía en que el Espíritu usará la Palabra para lograr la redención de los perdidos, el crecimiento del creyente y el consuelo de los quebrantados de corazón.

    Ejemplo: Hace muchos años estuve en el extranjero con mi mentor. Esa noche, cuando íbamos a la iglesia, le pregunté sobre qué estaba predicando. Dijo Juan 3:16. Recuerdo que pensé que era un texto demasiado simple para la ocasión. Estaba convencido de que debería predicar algo más desafiante.

    Esa noche, el poder de Dios se derramó sobre esas personas, mediante la simple proclamación de la verdad más profunda del mundo. En ese instante aprendí la lección de que el poder transformador de vida proviene del Espíritu de Dios a través de la Palabra cuando los predicadores levantan al Hijo de Dios.

    Necesitas aprender: Qué es un decreto bíblico. 10 Aspectos importantes a considerar

    Pensamientos finales

    Puedes encontrar una gran cantidad de versículos bíblicos para evangelizar, sin embargo, no todos están adaptados para las personas que recién están conociendo el evangelio. Las citas que te hemos proporcionado, son muy conocidas y estamos seguros de que captarán la atención de todas las personas.

    Recuerda que siempre es recomendable apoyarse con parábolas para crear una imagen más visible de lo que se está queriendo decir. Que Dios te bendiga, te deseamos éxito con tu evangelización, por supuesto, con la ayuda de Dios; será él el que estará hablando a través de ti.

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir